Entregando a mi esposa 3

El viernes llamé a mis padres, se iban el fin de semana a un club de campo, no podían cuidar a Jazmín, averigüe con mis suegros y mi cuñada, tampoco podían. Si queríamos podían el domingo. Finalmente decidí llamarla a Débora y hablar con ella.

– Hola amor, vas a tener que suspender, nadie puede cuidar a la nena.

 Se hizo un silencio corto

-Quizás podemos anticipar los tiempos de lo que te dije…

 Haciéndome el tonto le dije no sé a qué te referís…

-Nada amor esto de salir sola con él… me parece que sería ideal… me pongo linda… me visto delante tuyo… me ayudas a arreglarme…

 yo sentía que me iba calentando a medida que iba hablando

Read more

 

Paty tardó años en darme el culo

Por cuestiones de política estudiantil, cuando estudiaba el bachillerato, tenía que hacer labor en planteles diferentes, además del mío, en esas visitas conocí a muchos estudiantes inmersos en el movimiento estudiantil, una de ellas era Paty.

Paty, joven, como todos, es bajita, 1.50 de estatura, cabello negro largo, rizado, senos medianos que lucía con blusas escotadas, cintura esbelta y unas prominentes nalga que, siempre, llevaba enfundadas en pantalones de mezclilla, como la mayoría.
En las asambleas, Paty era muy participativa, siempre hacía propuestas -muchas de ellas extremas- por eso se hizo notar pronto, muy pronto, y yo fui uno de quienes la notamos.

A pesar de tener comisión en la política, nos las arreglábamos para cumplir en clases, pasábamos mucho tiempo juntos dentro y fuera de la escuela. Fue una tarde que cancelaron la asamblea cuando, no por accidente, nos besamos, pasamos toda la tarde con besos y caricias, en la escuela, en la banca de un parque, en el autobús a su casa y debajo de un árbol cerca de la misma, ninguno de los dos era virgen y queríamos disfrutar uno del otro

Read more

 

Tarjetas Black 2

La información es poder, y no faltan mujeres ambiciosas que la desean.

Roberto era un caballero, un hombre como Dios manda que no dejaría que la mujer que acababa de hacerle una mamada como aquella volviera a su casa en bus. La llevo en coche hasta la puerta de su casa y condujo despacio hacia su hotel.

Por suerte gracias a su trabajo viajaba mucho, por desgracia casi siempre solo. Puesto que nadie le esperaba paró de camino en un bar, a cenar y darle vueltas a todo aquel asunto.

Mientras trataba de hacerle frente a aquella ensalada Cesar completa con salsa de yogurt, Roberto no dejaba de darle vueltas a la importancia de mantener alejados a los periodistas carroñeros hijos de puta, aquellos que se ponían medallas al mérito de mierda por desprestigiar a una empresa importante como para la que él trabajaba. La humillación pública era lo principal porque, no nos engañemos, en empresas sólidas que las acciones bajen uno o tres puntos durante un par de semanas no importa un carajo, al menos para quienes tomaban las decisiones. Debían llegar a un acuerdo razonable con el Sr. Hacienda y evitar los tribunales, pero eso ya no dependía de Roberto. Él había mandado aquella misma tarde su informe final al jefe de auditores, quién lo remitiría a su vez al Sr. Hacienda para ser contrastado con lo que ellos tenían.

Read more

 

Cumpleaños de Lorena

Fue el 44 cumpleaños de Lorena, una mujer de 1.60 de estatura, con unas tetas naturales voluminosas, unas caderas de fantasía, y nalgas paradas. Lorena está divorciada y es adicta al sexo en grupo y le va la marcha. Una semana antes del cumpleaños hablamos de que con el pretexto de la celebración podíamos organizar algo especial para ella. Quedamos la tarde del cumpleaños en una habitación de un hotel de cinco estrellas. Invitamos a la celebración a mi primo Javi, y a Carlos y a Manuel. Lorena puso como condición que todos los participantes estuvieran bien dotados. Además me adelanto que traería Viagra para que le respondamos al máximo los cuatro.

Empezamos tomando cava. Enseguida todos comenzamos a chulearla diciendo cosas agradables y adulándole sus tetas. Al rato Lorena se puso de pie y se levantó su falda y se quitó la tanga, yo le di un beso y al mismo tiempo puse mi mano en sus piernas y la subí hasta que su raja rasurada se podía ver, seguí besándola, y ella se comenzó a calentar. Entonces le solté los botones de su blusa y le saque sus tetas.

Read more

 

EL BESO DE LA DONNA I

Buenos días le pedí a mi amiga escritora que contara lo que viví como catarsis pues aun me cuesta creer lo que paso y como afectó mi vida compartir con ésta persona parte de mi intimidad.

Comenzare por contar algo de mi, mi nombre será Donna soy una mujer de piel blanca mido uno setenta y tres mas o menos tengo muy buen cuerpo, mis senos son medianos pero paraditos de pezones rosados, con un cabello negro azabache largo hasta la cintura muy liso, me encanta y se que a muchos les gusta, mi cola es redonda se que muchos se quedan mirándome cuando voy caminando y eso siempre me gustó y me encanta coquetear y ver que me miren sin ser mostrona, por el contrario me considero muy elegante y femenina; Soy casada desde muy joven, tuve un hijo y por razones ajena a mi voluntad mi esposo debió salir del país y radicarse en otro, así que me quede aquí viviendo con mi Madre y mi hijo. Me dedique a estudiar y a hacer negocios pues me considero una mujer muy emprendedora y lo que deseo lo consigo, sin embargo el problema de estar separada de mi esposo me ha costado mucho, me ha frutado no poder compartir juntos y a pesar de estar en contacto todo el tiempo a veces no puedo negar sentir que me falta.

Read more