Imprevisto en el autobus

-Ya falta poco para llegar – dijo Lorena, amiga mía y compañera de la escuela donde dábamos clases. Había sido el último día del periodo escolar y nos habíamos puesto de acuerdo para tomar un café en su casa y calificar juntas. Ambas rebasando los 35 años, teníamos un año de conocernos y habíamos llegado a compartir muchos buenos momentos en tan poco tiempo, pero no habíamos tenido tiempo para conocernos más a fondo.

Leer más

 

Mi nuevo piso

Hola, me llamo Elisa y este es mi primer relato. Soy una chica de 24 años morena con el pelo largo, delgada, no muy alta 1,65 y según dicen mis amigos tengo un bonito cuerpo.

Esta historia me ocurrió hace un tiempo, cuando me fui a vivir sola a un piso, y a los pocos días de vivir allí vino para echarme una mano con la mudanza Dani, un amigo mío de toda la vida, prácticamente nos hemos criado juntos porque nuestras familias eran amigas y nos hemos llevado casi como hermanos. El tiene dos años menos que yo y es bastante guapo, pero un poco tímido, aunque la verdad, nunca me había fijado mucho en él, ya que como ya os he dicho éramos casi como hermanos.

Leer más

 

Estudiando con Katy

Hola mi nombre es José, fanático asiduo de esta página, tengo tiempo intentando escribir un relato, pero es hoy que por fin me decido a escribirlo.

Esta historia me sucedió cuando recién cumplí mis 18 años, estaba de novio con una niña muy linda, pero gracias a su religión yo no podía acercarme a ella (tener sexo), pasamos más de 6 meses y nada de nada, ella me decía que según sus creencias debía acostarse con alguien solo cuando se case. Esto me fue fastidiando un poco, pero no la dejaba ya que estaba enamorado de ella. En ese tiempo llega a vivir a casa de ella su hermosa prima de 16 años, ella es una chica muy hermosa, un cuerpo increíble, y además era muy sexy, en ese momento mi mente comenzó a tener una disyuntiva, a pesar de querer mucho a mi novia lo sexy de Katy (prima), me traía muchos trastornos, la verdad estaba loco por estar con ella.

Leer más

 

Mostrarse en púlico lleva a caminos inesperados

Quiero narrar lo que me pasó recién hace dos semanas ya que eso me excita y cada vez que lo recuerdo me pongo más caliente.

Soy un chavo de 18 años el menor de la familia, tengo un hermano de 27 y una preciosa hermana de 22, en el vecindario tenemos fama de estar bien dotados, desde hace mucho conocen a mi papá que tuvo sus relaciones con algunas muchachas del barrio, fama que heredamos sus hijos, mi hermano ya se casó y no vive con nosotros, pero todo el mundo lo conocía en la escuela por ser el más cogedor y que no se le resistieran las mujeres por el simple morbo de verlo desnudo.

Leer más

 

Mi morena

Todo ocurrió cuando tenía 18 años. Justo al lado de mi casa vivía mi mejor amigo de ese entonces. Él Iba a la escuela en la tarde y yo en la mañana, pero siempre teníamos espacio a eso de las 7:00 para escuchar música y hablar. Su madre era una morena muy atractiva, cuarenta años, medía como 1.65, cabello rizado, contextura fuerte, un culo grande y redondo y unos pechos maravillosos. Yo por supuesto, me hacia la paja todos los días imaginándola desnuda.

Cuando visitaba a mi amigo (casi a diario), ella siempre nos preguntaba si queríamos algo de comer o simplemente si necesitábamos alguna cosa. Yo aprovechaba esos instantes para admirarla. Usaba vestidos delgados, pues era época de mucho calor, sandalias que mostraban sus hermosos pies al caminar, o poleras escotadas con jeans ajustadísimos, tal vez por esto me calentaba tanto. Como era frecuente que visitara su casa ella me trataba con mucha confianza y tenia relaciones cercanas con mi familia, por lo que era normal habláramos cuando nos encontráramos al salir de nuestras casas o en el barrio donde vivíamos.

Leer más