Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

sexshop online Marqueze

Conociendo a Isabel

23 de abril de 2014 0 comentarios
Una vez rota mi relación con María Jesús volví a frecuentar el gimnasio donde trabaja mi primo cerca de Valencia. Allí conocí a Isabel. Ella tiene 40 años, está casada, y a su edad podría decirse que es una mujer guapa.  El ejercicio favorito de Isabel es el spinning, cuando lo hace sus pechos se bambolean de una forma muy sensual. Alguna que otra vez yo había elogiado a Isabel por su belleza y hecho alguna insinuación a la que ella respondió con una sonrisa. Un día, estábamos en el gimnasio solamente Isabel, yo y un amigo, Héctor. Cuando terminó el spinning, Isabel se fue a las duchas. Entonces yo cerré la entrada al gimnasio y le dije a Héctor que fuéramos al vestuario de mujeres a visitar a Isabel. Cuando ella salió de la ducha, completamente desnuda, se quedó anonadada al vernos allí.  Nosotros aún estábamos sudados del ejercicio. Nos acercamos a ella, la envolvimos en su toalla y comenzamos a secarla y a acariciarla. Ella resulto ser receptiva a nuestras caricias. Entonces, nos quitamos ... leer más
  
categoría:
Después de nuestro último encuentro con mi familia política, mi mujer y yo convenimos en que nuestra vida se estaba convirtiendo en una película porno. Los dos teníamos claro que queríamos disfrutar de la vida sin problemas, no hacíamos daño a nadie y los dos nos sentíamos cada vez más unidos, más cómplices. Nos propusimos, pues, vivir todas las aventuras que pudiéramos, ya fueran casuales o planes bien urdidos para cumplir nuestras fantasías.   Un domingo de finales de mayo nos despertamos sobresaltados.   -       ¡Joder, Ana! ¡Levántate, nos hemos quedado fritos!- salté de la cama y empecé a vestirme a toda velocidad. Desde hacía un par de meses nos comprometimos con un grupo de amigos del gimnasio en prepararnos para participar en carreras de montaña. Los domingos los dedicábamos a las tiradas más largas y nos levantábamos muy temprano. Ana se estiró y salió perezosa de la cama. Media hora después llegábamos al punto de reunión. Sólo Jovi nos esperaba. -       ¡Venga, remolones! La gente ha salido hace ya 20 minutos. Les he dicho que empezaran, que ya les ... leer más
  
categoría:

por fin lo encontre

21 de abril de 2014 0 comentarios
Por fin la encontré Son ya casi las 10:00 de la noche y como cada viernes llego al motel con Laura. Despacio nos quitamos la ropa en medio de un calor terrible en el cuarto, los besos y las caricias directas casi no me permiten despegarme de ella. Decidido me separo un segundo, enciendo el clima y continuamos en la cama. Ya desnudos los dos, comienzo a acariciar sus piernas, sus pequeñas y blancas tetas, hasta comenzar a besar su cintura, luego su cadera y por fin los vellitos que coronan su vagina. Es delicioso su aroma y comienzo por acariciar por encima de sus labios y encontrar que ya está húmeda y como no si durante todo el camino acaricié sus piernas descubiertas de su faldita hasta rozar su conchita deliciosa. Esta vez tuve un deseo diferente tal vez subconsciente de acariciar su ano, pero primero a lo primero y toque con mi dedo medio su cosita mojada y con el anular comencé a rozar su esfinter también, el jugo que escurre por ... leer más
  
categoría:
por Abuelete
Hace un par de semanas por cuestiones de trabajo volví a mudarme de nuevo a Córdoba, donde había vivido hace unos cuatro años y donde conocí a Marta que había sido mi compañera por aquel entonces. Aunque habíamos roto, seguíamos manteniendo cierto contacto, las típicas felicitaciones de cumpleaños y en año nuevo, pero poco más. Cuando supe que me mudaba lo publiqué por facebook, y ella me mandó un comentario para que la llamara algún día y quedáramos a tomar un café. La verdad es que me apetecía. Marta era morena y esbelta, bastante guapetona, la nariz respingona, igual que el culete. Pero sobre todo la recuerdo por unos pechos perfectos, con unos enormes pezones oscuros que me volvían loco cuando se le ponían duros. La llamé y quedamos en la cafetería de unos grandes almacenes del centro. Llegué un poco pronto, ya que tenía bastante tiempo libre, me senté, pedí un café y me propuse esperarla. Al cabo de un rato la vi acercarse, llevaba botines negros, una minifalda muy corta de color plateado ajustada a ... leer más
  
categoría:
La fiesta del Primero de mayo la pasamos Ana y yo en casa de sus padres. Su hermano vino también pero desgraciadamente su novia no lo pudo acompañar porque preparaba exámenes finales y estaba muy agobiada. Todos coincidimos en expresarle nuestra decepción: teníamos muchas ganas de conocerla.   -       ¿Os creeis que yo no? Me muero porque la iniciemos en nuestros juegos. Aún no le he dicho casi nada...   Después de una opípara comida sacamos los licores y disfrutamos de la sobremesa charlando animadamente. Ana les contó a los demás nuestras últimas aventuras y a mi suegro se le ocurrió algo:   -       Ya que estamos de confesiones, ¿qué tal si cada uno contamos nuestro secreto más íntimo? Con lo que hemos pasado juntos, no será fácil sorprendernos...¿o sí? -       Yo ya os lo conté –dijo Tino- Este verano os confesé las pajas que me hice a la salud de mamá, espiándola por donde podía. ¿Os acordáis, no? -       ¡Nos acordamos, cochino! –le soltó mi suegra junto con una palmotazo a la espalda. Pero cuando acabaron las risas siguió- Pero, ¿por qué ... leer más
  
categoría:

mis hermanas

18 de abril de 2014 0 comentarios
La lluvia caía al otro lado de la ventana, mientras del lado de adentro del salón de clases, Diego veía la nieve caer. Al mediodía, se tapo con su paraguas, y partió a pie hacia su casa. llegando a casa Diego, la lluvia no cesaba y el frío era congelante. Ingreso y se sento en la mesa mientras aguardaban por la comida caliente. Enseguida llegó Fernanda, "Fer" como le decían todos. La hermana de Diego, también arribaba a casa. Así, Angélica, la otra hermana, terminaba de cocinar y servir carne con salsa deliciosas para los tres. Estaban en la mesa comiendo Diego, y sus hermanas mayores, fer y angélica. El padre de los tres hermanos había fallecido hacía unos años. patricia, la madre de los hermanos, estaba trabajando como cada día, de mañana a tarde. A decir verdad, los chicos nunca veían mucho a su madre, sólo un rato a la mañana en el desayuno, y a la tardecita y noche cuando llegaba de su trabajo. A la noche cocinaba mamá, y al mediodía lo hacía angelica ... leer más
  
categoría:
por ErosLover
—Tienes la misma piel suave —comentó él mientras su mano comenzaba a acariciar mi rostro y cuello. La verdad, aquello empezó a excitarme. Nunca nadie me había tocado de aquella manera. Las manos rugosas de mi padre por causa del trabajo estimulaban mi piel tal como había soñado que lo haría un hombre. —¿Te gusta? —preguntó mi padre ingeniándoselas para meter su mano por el cuello de mi playera y alcanzar mi pecho.
  
categoría:
Soy un chico de unos 37 años, estoy casado y tengo una buena posición social, además tengo un físico atlético y soy bastante guapo…y aunque estoy felizmente casado tengo una debilidad por los aromas de mujer, siento pasión por lamer y oler el cuerpo de las mujeres. Fetiche que no comparte mi mujer, por lo que he tenido que buscar otras vías para poder practicarlo... Los que habéis leído mis otros relatos, ya sabéis que este fetiche me llevo a chantajear a mi asistenta para cumplir mis fantasías, pero que finalmente he terminado siendo yo el chantajeado, ya que ahora es ella la que amenaza con contarle todo a mi mujer. De forma que cada vez que mi mujer la llama para que venga a casa a limpiar, planchar etc, debo pagarle el doble de la tarifa o mi mujer se enterara de mi secreto. He pensado despedirla y si le cuenta algo a mi mujer decirle que es mentira, que se lo inventa todo por venganza, aunque es verdad que tiene alguna pruebas que me comprometen, además ... leer más
  
categoría:
Labor de costura en Anaïs modes   Era yo sólo tallo, tren viscoso, que tu ánima de túnel anhelaba, y, a tientas, palpo ciego, se orientaba dentro del laberinto sinuoso.   El embólico glande y el mucoso alveo vaginal que contactaba, cilíndrico apretón, se deslizaba en un ir y venir libidinoso.   Ese ceñido y lubricado abrazo de ambos, carnal aguja y agujero, lanzados al encuentro y desencuentro   iban cosiendo sobre el cañamazo las puntadas del hilo placentero que borda la pasión justo en su centro.   Aquella tarde Severine, de vuelta del burdel, no tenía prisa alguna. Nunca la tenía, pero aquella tarde Serizy daba un curso y se demoraría. La tocaba cenar sola, así que , en esa tarde de comienzos del otoño, decidió sentarse en la terraza de un café y dejar pasar las horas y los transeúntes.   La calle estaba poco animada; Severine pagó la cuenta con intención de marcharse cuando, de una calle lateral, se oyó de pronto un alboroto de voces excitadas: “¡Bandido! ¡A por él”. Carreras, y en la bocacalle apareció, acosado, fugitivo, en busca de escapatoria un chaval muy joven, de no más de diecinueve, delgado, ... leer más
  
categoría:
A esta hora sé cuerpo, aunque tengas un alma; sé reclamo de carne, lúbrica desmesura; sé renuncia implacable a la imposible calma y que, de sexo heraldo, se invista tu hermosura.   A esta hora sé cuerpo con hambre de entregarse, de ser vejada, herida, follada por el feo reptil que de mi cuerpo parece levantarse. Sea o no por amor sé tan solo deseo.   Unce mi orgullo de hombre a la lúbrica sima de tus piernas abiertas, retándome al embate, y siente, aunque te venza mi peso sobre encima, como tu cuerpo gana las mieles del combate …   Luego, al correrte, emite con gañido felino un himno a la lujuria alzada a lo divino.   El umbral de Anaïs Modes tenía para Severine/Belle de jour unas características que se podían entender como mágicas o como las de esos portales de los relatos de ciencia ficción que, al traspasarlos, nos introducen en un lugar completamente distinto y distante sea en el tiempo o en el espacio: un millón de años en el pasado o en el futuro, o a un planeta a miles de años luz de la Tierra. En el ... leer más
  
categoría:
Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 ... 2650 2651 2652 2653 Siguientes »

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados