Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Me despedí de Amanda antes de que llegara la Tía Nohra. Pasaron varios días y no me atrevía a ir donde ella, aunque la curiosidad me atormentaba. Un día decidí ir donde Amanda.- Hola ingrato, usted si se pierde no, que tal que fuéramos novios, ya lo habría echado. No me atrevía a preguntar por Nohra. Al rato de hablar de varias cosas, Amanda tomó la iniciativa.- ¿No has ido donde tu tía Nohra? Me preguntó con cierta sonrisa.- No, casi no he tenido tiempo. ¿Siiii, pobrecita debe estar esperándote? ¿Por qué? Pregunté. La convencí y quedamos que te iba a seducir, ja, ja, ja -siiii y ¿cómo? pues quedamos que ella te pediría que le ayudaras a medir una ropa y así sería el cuento. ¿Qué opinas?… No se a mi me da pena – uuu así si no, ¿cómo conmigo no te dio pena? es que ella es mi tía materna. .- Pues si, claro que yo creo que ella tampoco no es capaz, – por que no vamos a ver que pasa, me quedé pensando, – vamos que no demora en llegar Mariana y nos daña el plan.

Llegamos donde Nohra, ella abrió y se le notó el nerviosismo, casi no me miraba y yo tampoco, Amanda comenzó a romper el hielo hablando de otras cosas, subimos al segundo piso. Bueno yo aquí con este hombrecito rico a ver que se puede hacer con él.- miro a Nohra, ella sonrió nerviosamente. ? A ver déle las gracias a su tía por habernos prestado la casa, o mejor la cama, ja, ja, ja… Reí tímidamente, miré a Nohra y le dije: Gracias, Nohra ella rió pues la disfrutaron bastante, – Pero te dejamos todo limpio, complementó Amanda, las dos rieron. Bueno me imagino que la pasaron muy bien, dijo Nohra.- Ahora te toca a ti.- afirmó Amanda. Hubo un silencio, las dos se miraron y sonrieron, Nohra me miró, yo le sonreí. Amanda se acercó a mi y me dijo bueno se porta bien, después me cuenta. Miró a Nohra.- no me lo vas a gastar mucho ¿no?, ja, ja, ja. Amanda comenzó a bajar las gradas Nohra me miró, de pronto llamó a Amanda, ¡espérate!, Amanda se devolvió, Nohra fue hacia ella nerviosa, hablaron algo bajito, oí que Amanda le decía: en el cuarto, yo me quedo abajo. Nohra subió, Amanda me miró y me dijo, estoy abajo por si acaso, me guiñó un ojo y bajó las gradas. Amanda puso música abajo con buen volumen, Nohra me miró y me dijo sonriendo, – allí, caminamos hacia la pieza donde habí falda, se sentó nuevamente, me acerqué y le puse la mano en un muslo, comencé a tocarle la pierna, sentí que respiraba nerviosa. Le mandé la mano cerca de su cuca, se la toqué suave y rápido, ella dio un brinquito, subí la mano y le agarré una teta, se la sobé e intenté acercarme para besársela, cuando de pronto, me separó y se puso de pie. ¡No, no!, no puedo, nooo ¿que locura? me miró se cerró la blusa y se salió del cuarto, yo salí atrás. Ella se quedó de pie cerca a las gradas. Amanda se dio cuenta y subió.- ¿Qué pasó? Huy, pero si ya íbamos bien, Nohra la miró._ No brutaaa yo no puedo, noo que pena, yo en estas. Tranquila le dijo Amanda, es solo mientras entras en confianza, Amanda me miró- ¿Qué pasó?, no nada respondí, -Noo nada soy yo dijo Nohra. -¿A ver mamita quiere que le ayude? Le preguntó Amanda. Nohra la miró y le dijo que si con la cabeza.- necesito tomar algo dijo Nohra, Amanda fue por un trago a la cocina, Nohra me miró- ¿usted no está asustado? Un poco respondí y sonreí. Nohra también sonrió. Amanda le dio el trago, me dijo que si quería, también tomé, era Brandy. Amanda también tomo. Venga vamos- dijo Amanda y nos llevó de nuevo al cuarto. Tómense otro.- todos tomamos. _ ¿Querés que te ayude un ratito? Le preguntó Amanda a Nohra, -siiii, yo no se como hacer, dijo Nohra con cara de aflicción. Tranquila mija, vea solo tienes que entrar en calor y concentrarte en lo que estás sintiendo… ni que fuera la primera vez. Las dos rieron. ¿Querés que empiece yo? si dijo Nohra, Amanda se acercó a mi y

me dijo venga, me quitó la camisa y me aflojó la correa me hizo poner de pie y me quitó los pantalones, me hizo parar frente a las dos. Nohra me miraba la verga parada bajo el pantaloncillo, noté deseo en su mirada, – Amanda miro a Nohra- ¿Ya querés? – No dale tú, yo solo te veo un rato- respondió Nohra. Amanda me comenzó a sobar la verga, hasta que me bajó los pantaloncillos, miré a Nohra, se mordió el labio al verme el pene, luego me miró y me sonrió. Amanda miro a Nohra- que tal esta pichota ¿ah?, me la comenzó a mover. Amanda se sacó la blusa y se safó el brassieres. Mira esto es lo que pueden comenzar a hacer: chúpeme las tetas, me agaché y comencé a chupárselas, asiii, así le tiene que chupar las tetas a Nohra, asiii, Nohra reía aún tímida. Se las chupé un rato.- bueno ahora si, les toca a ustedes, se puso de pie y le ayudó a Nohra a quitarse el brassier, le quedaron al aire esas tetas alargadas y caídas, pero con pezones bien marcados y parados.

Me acerqué y se los comencé a chupar, así suavecito me dijo Amanda. Ohhh dijo Nohra en voz baja, cambié de una teta a otra- aahh, uufffff, – Asiii eso, chúpaselas asiii que tú lo haces muy bien, Amanda tenía las manos sobre los hombros de Nohra, – ¿que tal? le preguntó. Mejor, respondió Nohra, bueno sigan así bien rico _ No te vas le dijo Nohra. Bueno los veo un ratito dijo Amanda y se sentó al lado. Nohra se recostó más relajada en la cama, me le puse encima y seguí chupándole las tetas. Me gustaba que Amanda nos viera. Nohra sintió mi verga encima de sus calzones y comenzó a arquear la espalda. Uufffff, ahhhhh, – Bésela por aquí dijo Amanda y señaló los muslos de Nohra, esso, asiii, Le besé la entrepierna y subí lamiéndole la cuca por encima de los calzones. Huuuuuuuuyyyy gritó Nohra, – eso decía Amanda, la miré y vi las tetas de Amanda, subí le había recostado un poco hacia atrás. ¿Qué tal Nohra, ya estás lista para lo bueno? Nohra sonrió, – ahgg no se, me da miedo. Amanda se paró, me miró y me dijo, – bueno la vas a coger, pero suavecito ¿no? yo te ayudo a controlar, se sentó a un lado mirando hacia mi, me subí en Nohra, Amanda me agarró el pene y lo bajó hasta la cuca de Nohra, ella levantó la cabeza y miró, me puso las manos en los hombros, huy, nooo, todavía nooo, – ¿qué pasa? le dijo Amanda. No es que no se como lo sienta- respondió Nohra, Amanda quitó la mano de mi verga, me hice un poco a un lado y vi como le mandó la mano a la raja de Nohra y le metió un poco el dedo.- estás bien lubricada tranquila le dijo, Nohra asintió con la cabeza, Amanda cogió de nuevo mi verga y la dirigió a la raja de Nohra. Despacito no, me dijo. Comencé a metérsela suavecito, sentía esa rajita apretadísima y casi su rugosidad interna, estaba bien mojada, pero aún le faltaba un poco. Nohra tiró la cabeza hacia atrás, luego miró hacia abajo, me apretó fuerte los hombros. AAAAAAAAAAhhhhhhhhh, aahh, yyyyyyyyaaaaaaaaaaa, le metí casi la mitad y la saqué, empujé de nuevo esta vez más hondo.- suave decía Amanda. AAAAAAAAA, ooohhh aaaaayyyy decía Nohra. ¿Cómo estás? Preguntó Amanda, – Siiii bien dijo Nohra. Dale suavecito asiii me dijo Amanda, — déle, déle asiii, me dijo Nohra, Si ves, ¿te gusta el regalito?, le dijo Amanda -uufffff cuanto hacía le dijo Nohra, estoy volando, aghhhh. Bueno asiii pichen bien rico asiii, respondió Amanda. Siiii deeme, demee asiii. Comencé a moverme más fuerte, la verga le entró toda a Nohra que empezó a moverse al mismo ritmo, de pronto vi como Amanda le acariciaba una teta a Nohra, vi a Amanda y la noté muy excitada, vi sus tetas y quise chuparlas, pero no alcanzaba.

Levanté las piernas de Nohra, y me tiré hacia delante, comencé a darle así, -agggyyy, asiii, ummm, unmmm, ufff, quedé al frente de las tetas de Amanda y se las comencé a chupar, ella volteó para ayudarme, – huyyyy papito rico, las solté y me pegué de las de Nohra, Amanda tenía aún su mano en una de ellas y la seguía apretando mientras yo la chupaba. Ayyy, que ricoo decía Nohra, huyyyy, Amanda comenzó a tocarse la cuca por encima de su pantalón con la otra mano. Sentí que me podía venir y mermé el ritmo, – ¿Quieren cam

biar? dijo Amanda, – ¿Cómo? Preguntó Nohra, – Date la vuelta, Nohra se colocó de espaldas, _ Sube un poco más la cadera, Amanda la ayudó a acomodarse, me miró. Dale así, me dijo. Me coloqué detrás de Nohra, se le veía riquísimo ese culito, era más pequeño que el de Amada, pero lo tenía paradito y duró, más debajo de le veía esa rajita con sus labios abiertos. Se la puse en la entrada y empuje. Aaaaggghhh, ayyy, – ¿te gusta así? Le preguntó Amanda.- siiii uuufffyyyy, sssssssssiiiiiiii, Amanda se hizo a mi lado un poco detrás y comenzó a sobarme la espalda, el pecho, me apretaba las nalgas, luego pasó la mano y me la puso en la base del pene, la dejó allí un rato mientras sentía como le daba a Nohra, luego pasó la mano a las nalgas de Nohra y comenzó a apretárselas, era súper excitante ver eso – ayyy que cosssa, decía Nohra. Me di un poco la vuelta y besé en la boca a Amanda, ella se acercó y me comenzó a dar lengua. Al rato se la saqué a Nohra ella se quedó en la misma posición, Amanda me la cogió, de pronto se agachó y se la meti& levantó un poco la cabeza y miraba fijamente, miré de lado y vi su cuca al lado mío, pero apretada con sus piernas cerradas. Le mandé la mano y comencé a tocársela mientras se la chupaba a Amanda, ella abrió las piernas se dejó. -Uufffff le metí el dedo y luego se lo pasé suavecito de arriba a abajo, le miraba la cuca mientras le daba lengua a Amanda que estaba calientísima, me cogía el pelo Huyyyyy papito, aassííí, aassííí, chúpamela, mira Nohra, si ves lo rico, aufgggghhh, diosssssss, – Miré a Nohra no me quitaba los ojos de encima, comenzó a mover su cuca, me solté de Amanda y le abrí más las piernas a Nohra, ella entendió y las abrió más, pero se quedó de lado, le pasé la lengua de arriba a bajo,- aaaaaaaaaaahhhhhhhh, aghhhh, ah, aahh, le comencé a dar lengua en la pepita y a chupársela. Amanda se levantó un poco, Eso, asiii, cómasela, ¿te gusta? Ah, – siiii, uufhhhyyy, decía Nohra. Solté a Nohra y volví donde Amanda, le daba a una y otra alternadamente, las dos gritaban de placer,- huyyyy, que rico, que rico, decía Nohra, -dame esa lengüita amor, dame, asiii cómenos los chochitos, cómete las dos rajitas mi amor, asiii, decía Amanda. En un momento me quedé chupándosela a Nohra, me encantaba sentir esos labios delgados y abiertitos, tenía la pepita un poco más grande que la de Amanda. Sentí que Amanda se levantó un poco, dio un giro y quedó con su cuca hacia la cabeza de Nohra y su cabeza hacia mi pene, al instante lo agarró y comenzó a chuparme, comencé a comérsela más rápido a Nohra, era increíble lo que sentía, Nohra se quedó viendo a Amanda, ¿huyyyy que haces? Uuuummm, este tambiemmmmghhh, estaghhh riquisimoooommmm, le dijo Amanda. Levanté la cabeza y vi que Nohra le miraba fijamente la cuca a Amanda, luego bajaba y miraba como me la chupaba, luego me miraba a mi darle lengüita.- aahh, aghhhh, huyyy que cosssa tan rica, huyyyy. De pronto puso una mano en el muslo de Amanda y comenzó a tocárselo hasta cerca de su cuca, Amanda estiró su mano y empujó la mano de Nohra hacia su raja, – Ummghh dame dedito, – le dijo, Nohra comenzó a tocarle la cuca a Amanda sin dejársela de ver.

Yo sentía que me venía. Creo que Amanda lo presintió, me soltó la verga y se levantó, Nohra le quitó su mano y también se acostó boca arriba. Dejé de chupársela y me quedé mirándolas un rato, se veían bellísimas con sus tetas al aire, su cara de lujuria y sus cucas de distintos pelambres. _ Bueno sigan- dijo Amanda, ¿te gustó? Le preguntó a Nohra.- Siiii uuffffyyy se siente buenísimo. – Pues este hombre ya me ha hecho venir con esa lengüita para que veas, las dos rieron. Nos quedamos relajados así un rato. ¿Viste como se la chupé? Le preguntó Amanda, – ummm, dijo Nohra usted si es, pero el diablo mija, ja, ja, ja. _ es más rico, es que con semejante pollota tan buena, ja, ja, ja dijo Amanda ¿por qué no probas?- huy nooo todo lo que me están haciendo hacer ustedes, dijo Nohra, – ayyy tan tímida- le dijo Amanda y le hizo cosquillas en la cuca, Nohra río, – no más ratito se lo hacemos las dos yo te enseño, le di

jo Amanda, Nohra me miro y sonrió, quiero otra metidita me dijo- -Ven súbete encima de él le dijo Amanda, me acosté y Nohra se trepó, Amanda se hizo atrás, sentí que cogió mi pene y se lo puso en la cuca a Nohra que se agachó hasta que sus tetas tocaron mi pecho, empujé y se la clavé,- auuuuu, ayyy, le cogí las nalgas, me su seguía metiéndosela suavemente. Amanda me comenzó a acariciar el pecho, se acercó y nos dimos lengua, Nohra se agachó un poco, le cogí de nuevo las nalgas y comencé a metérsela. -Ayyy, huyyy, aassííí, déme, _ Amanda le dijo, essso comete esa picha rica, asiii métetela asiii, – huyyy siiii que rica, que pichitaa tan rica dijo Nohra, le chupé las tetas a Nohra, Amanda le agarró una de ellas y comenzó a movérsela duro.- asiii chúpale las tetas a tu tía asiii, chúpaselas. Nohra se levantó y siguió cabalgándome suavemente- ¿Cómo estás? le dijo Amanda bien le respondió Nohra,- ¿y usted? Bien le dije, ¿ya se quiere venir? Ya casi le dije. No todavía no, otro poquito, me pidió Nohra, Amanda me miró y me dijo, – ¿quiere un poquito de torta mi amor?, Se levantó y se sentó sobre mi cara mirando a Nohra y apoyándose hacia atrás. Me puso la cuca en la boca y comencé a chupársela mientras Nohra me cabalgaba nuevamente. Essso cómamela bien rico mi amor, aassííí, essso, uufffff.

De vez en cuando miraba a Nohra y ella miraba como me comía la cuca de Amanda. Esta se bajó de nuevo, miró a Nohra y se rió, le tomó por los hombros y la empujó hacia abajo.- a ver siéntelo, asiii, métetelo, esso era lo que querías mamita, asiii, Nohra mandó la mano y me cogió la verga, se la sacó y comenzó a movérmela.- ufffyy que palo tan rico, – cómetelo le dijo Amanda, mientras se le acercaba al oído, Nohra se lo volvió a meter Amanda comenzó a acariciarle los hombros y luego suavemente las tetas hasta que se las agarró, y comenzó a movérselas al ritmo que ella me cabalgaba, eso se veía muy bien. Le chupé la punta de los pezones a Nohra, Amanda ayudaba a metérselas en mi boca. -¿Huyyyy que me hacen? Decía Nohra, – ¿te gusta mamita rica? Ah, le decía Amanda – Huyyyy siiii, aghhhh, aghh. Amanda la soltó y se dio la vuelta. -Vengan hagamos una cosa, nos dijo. Hizo acostar a Nohra, y a mi me hizo colocarme de lado de ella, le acomodó una pierna de tal forma que el culo de Nohra quedó un poco paradito me hizo colocar detrás, me apoyé en los brazos y se la metí, Amanda se acostó de lado frente a Nohra y comenzó a tocarle las tetas. Se la seguí clavando Amanda me miró.- venga chúpeselas.- me agaché y comencé a chuparle una teta a Nohra.- Huuyuuyyy, aghhhh, aassííí, uufffff. Amanda, se acercó y me pasó la lengua por la mía mientras le chupaba una teta a Nohra. De pronto Amanda también comenzó a lamer el pezón de Nohra, que comenzó a respirar fuerte y aghhhh, aghhhh, aghhhh. Amanda bajó y le agarró la otra teta a Nohra y comenzó a chupársela.—¡¡¡ufff!!! ¿qué haces?, le dijo Nohra, Amanda seguía chupando, yo también mientras se la clavaba fuerte y rápido a Nohra. Se veía riquísimo Amanda chupándole la teta a mi tía Nohra, – Se siente rico, le dijo Amanda a Nohra ¿quieres?, se acercó y le puso una de sus tetas en la boca, Nohra comenzó a chupársela.- ufyyy. Así, ¿ves que rico? Le decía Amanda, yo dejé de chuparle la teta a Nohra y me quedé viendo ese espectáculo. Nohra le agarró una de las tetas con su mano y siguió chupándoselas, cambiaba de una a otra, Amanda se movía casi al mismo ritmo con el que yo me clavaba a Nohra.

Amanda le cogió la mano a Nohra y la llevó hasta su cuca, Nohra comenzó a tocársela, era demasiado para mi, sentí que me levantó la cara para mirarme. Aaaaggghhh, yaaaaaaa, les solté unos chorros como nunca me habían salido. Las tetas de Nohra quedaron llenas y más abajo la cara de Amanda tenía leche por todas partes, como usaba gafas, también las tenía llenas. Nohra miraba perpleja. Amanda comenzó a lamer las tetas de Nohra untadas de mi leche. Huyyy, huy que es esooo, decía Nohra-¡que pocote!, huy, uufffff, Amanda seguía lamiendo, l

legó a mi pene y se lo metió en la boca, lo chupó y miró a Nohra.- Que tal el polvito de este muchachote ¿ah? – ¡Polvito!? Respondió Nohra, que cantidad, ¡¡¡Dios mío!!! Amanda se limpió las gafas, Nos recostamos los tres Nohra en el medio. ¿Que tal ah? ¿Te gustó? Le preguntó Amanda a Nohra. Siiii que rico, ¿te viniste? Le interrumpió Nohra,- siiii con esas cosas que me hacían, respondió Nohra, te gustó lo de las tetas, nunca lo habías hecho, se sentía más rico, dijo Amanda, – huy siiii, nooo que locura, nunca me imagine, respondió Noemí. – A mi me lo enseñó una amiga, un día probamos un ratito y siempre había tenido la curiosidad de volverlo a hacer, si ummm ¿qué tal la amiguita? dijo Noemí. – ella lo que es bien amiga es de mi hija Mariana, claro que como las dos se mandan unas tetotas, para mi que ese par se pegan sus revolcadas. Si, ¿será? Preguntó Nohra. -Pues dicen que el sexo entre dos mujeres se disfruta mucho. Yo me estaba poniendo caliente con esa conversación. Bueno y usted ¿que papito?… me dijo Amanda, ¿cómo la pasó? Muy bien respondí, que tal su tiíta, rica ¿no? Ja, ja, ja. Si muy rica respondí ¿si le gustó? Me preguntó Nohra. Si mucho le dije, sonrió y me acarició el pecho, – a ver mi hombrecito lindo, dijo Amanda, se pasó al otro lado y me dejó entre las dos. Amanda me abrazó y me dio un beso, pasé el brazo por debajo de sus cuellos y la abracé, las dos se recostaron en mi pecho. Era lindo sentir eso. El semen de las tetas de Nohra resbaló y me mojó el pecho, Amanda lo limpió con su dedo y también frotó el de las tetas de Nohra. Amanda me besó de nuevo, voltee y besé a Nohra en la boca, ella se acercó y me besó profundamente, nos dimos lengüita un ratito. Amanda también se acercó y comenzamos a darnos besos alternamente, en un momento las tres lenguas quedaron jugando todas, nos separamos y nos reímos. Con todo eso la verga se me puso dura otra vez. Amanda se dio cuenta y le mostró a Nohra.- viste este hombre se mantiene como un misil, listo disparar a cada rato ja, ja, ja, rieron las dos, Amanda me mandó la mano, -mira ya casi se le acaba de bajar el gorrito le dijo a Nohra mientras me jalaba el prepucio. Bueno ahora si me toca a mi, dijo Amanda, yo también quiero esta cosota aquí adentro y señaló su cuca. ¿O usted quiere más mija? Le preguntó a Nohra. ¿Tú que crees? le respondió, – bueno entonces lo compartimos, la miró ¿empiezas o empiezo? Dale tú le respondió Nohra. Amanda bajó y me cogió el pene y me lo lamió de arriba abajo,- ummm asiii papito la necesito bien, bien durita, asiii, ummm, me chupó suavemente, cuando la sintió bien dura se dio la vuelta se colocó sobre mi mostrándonos el culo a mi y a Nohra y se lo metió.

Uuuuuuuafffffh, huyyyy, como extrañaba esta pollota, comenzó a moverse Nohra seguía pegada a mí, le comencé a tocar las tetas, ella se acercó y me las dejó chupar un rato, se separó y mandó la mano hacia mi pene, me lo tocaba y le tocaba el culo a Amanda que seguía moviéndose riquísimo estás bien arrechita no, le dijo Nohra. Amanda se safó y se bajó, ¿quieres probar así? le dijo a Nohra, te toca. Nohra se levantó y se puso en la misma posición y Amanda manejó el pene y ayudó a clavárselo. Nohra se movía suavecito, Amanda comenzó a pasar su dedo por entre mi pene y sus labios vaginales, luego se lo mojó en la boca y comenzó a metérselo suavecito en el culito de mi tía Nohra, quien retiró el culo un poco, huyyyy, despacio dijo, Amanda se levantó sin sacar el dedo del culo de mi tía, se agachó y comenzó a lamer mi pene mientras salía, me daba cuenta que también le pasaba la lengua por los las orillitas de la cuca a Nohra miraba a hacia atrás. Huyyyy ¿qué haces? Huyyy que mala eres, uufffhhggg, ayyy, Amanda sacó su dedo, tomó el mío y me lo hizo meter en el culito de Nohra, se sentía más estrechito que el de Amanda. Nohra estuvo así un rato, se safó y dio la vuelta. ¡Nooo!, que cosas que me hacen ustedes dos, que malos conmigo. ¿Qué tal? Le preguntó Amanda, ¿es rico no?, se siente una cosa más rara dijo Nohra. Amanda se acostó y me llevó hacia ella. A ver papito rico, ahora es conmigo. Me le subí y

se la clavé. ¿Qué se siente comerse a dos mujeres? ¿Te gusta? ¿Es rico no? Huy siiii están buenísimas respondí, Nohra se acostó a un lado. Vengan chúpenme las tetas dijo Amanda, me bajé y comencé a chuparle una, Nohra le comenzó a chupar la otra, uaaaagffff que bueno así chúpenme las tetas asiii huy que ricoo, que chupada& aghhhh, aghhhh, asiii, métemelaaaa.

Al rato cambiamos, me le subí a Nohra y se la clave, esta vez Amanda le chupaba las tetas, no nos demoramos mucho así, Amanda me dijo, cómesela un ratito, bajé, Amanda se acercó desde arriba, y ayudo a separar los labios de la raja de Nohra, comencé a darle lengua, eso asiii, cómetela bien rico. Me decía Amanda. Uaaghhhh, huyyy que lengüita ricaaaaa, decía Nohra. Amanda me subió el mentón y me chupó la lengua, bajé y se la seguí chupando, vi como Amanda se acercó y le dio besitos y lengüita al borde del pubis de Nohra, que seguía gimiendo como loca. Me separé, Amanda se acercó y comenzó a darle con el dedo a la cuca de Nohra, le metió un dedo y luego lo puso en mi boca. Se levantó la miró y le dijo: se ve más rica, yo quiero probar ¿siiii? Nohra la miró con sorpresa y excitación, yo estaba que volaba. Nohra asintió suavemente con la cabeza mientras respiraba excitadamente. Amanda se agachó y comenzó a darle lengua a Nohra, se veía riquísimo. Huyyy nooo Amandaaaaa, no Amanda, aghhhh, uuufyyyhhh, auuuuhhhh. La lengua de Amanda bajaba de arriba debajo de la raja, se detenía en la pepita y vibraba un rato, me hice a un lado para ver mejor, pensé que sería buenísimo chupársela a Amanda, me pasé atrás a buscarla, de paso le chupé las tetas a Nohra que se arqueó como una poseída. Le tomé una pierna a Amanda y la acomodé de tal forma que Nohra pudiera ver, quedaron haciendo un 69 las dos, me acerqué desde atrás y comencé a darle lengua a Amanda, Nohra miraba mientras gemía de placer Amanda miró hacia atrás.- huyyy esso papito dámela asiii, muéstrale a tu tía como me la comes, asiii. Le comencé a bajar poco a poco el culo a Amanda para acercar su cuca a la cara de Nohra, Amanda entendió mis intenciones y acomodó poco a poco su culo. Bajé y le di lengua a Nohra en la boca la cuca de Amanda ya estaba sobre el mentón de Nohra de nuevo, luego la saqué, Nohra se acercó a chupar, coloqué la punta de mi verga cerca de su boca, comencé a moverla de arriba abajo sobando la raja de Amanda, Nohra comenzó lamerme la punta, hasta que abrió la boca y se metió la cabeza de mi pene, la tuvo así un rato, y siguió chupándosela a Amanda. – Métemela, gritó Amanda, se la metí y comencé a darle, sentía la lengua de Nohra lamiendo mi verga. Aghhhhyyy, yaaa gritó Amanda, levantó la cabeza.- dale, dale, sácamela, aghhhh, yaaaaaaa.

Le saqué la verga, dame esa lengüita asiii dámela, Nohra le dio la lengua. Aghhhh, yaaaaghh, ummghhh, yaaa, wuaaa dios, diosssss, uafhhhh. Me la sacaste ahg. Amanda se dio la vuelta y se colocó encima de Nohra. Huyyy, ¿Qué pasó? le dijo esta con los ojos desorbitados. Nos comimos las chochitas que rico, huyyy no me imaginé que fuera tan rico, me hicieron llegar lo más de bueno, me la sacaron ufff. Amanda se agachó y le dio un beso a Nohra en la boca, ella respondió. Eso era mágico. _ ¿De verdad nunca lo habías hecho? Preguntó Nohra.- No nunca, solo lo de las tetas con la vieja esta que te conté, la amiga de Mariana, ella como que también quería comerme, pero yo me asusté y me fui. Huyyy, pero que rico que es, ¿te gustó? Ufyyy que cosas, se siente muy bueno respondió Nohra. ¿Cómo nos veíamos? Me preguntó Amanda- Huy se veían liadísimas, ¡Gracias!- dijeron las dos al tiempo, Amanda me dio un beso. Nohra me sobó la cara, huy tengo sed dijo Nohra, voy a traer agua, me levanté y me fui a la cocina. Al regresar me quedé afuera escuchando lo que hablaban- o sea que Mariana si debe saber de esto le decía Nohra. Claro, de razón es que le gusta ir tanto donde esa vieja. ¿Y ella como es? preguntó Nohra, – es también gordita como Mariana y también las tiene grandes, debe tener casi la edad de nosotras, pero se conserva bien- y entonces Mariana ¿con los hombres que? Preguntó Nohra, – Nooo, ella es bien, también le gusta

n, las dos nos tenemos mucha confianza y nos contamos cosas, yo le he explicado varias cosas, pero de lo que hace con la vieja esa si no me cuenta nada. – ¿O sea que hablan bastante de sexo entre las dos? Preguntó Nohra.- siiii bastante, ella es muy confianzuda conmigo, a veces hasta que nos vestimos juntas cuando me ve desnuda me dice que estoy muy beuna como para presentarme unos amigos, ja, ja, ja Que tal esa Mariana, a mi también me sale con chistes de esos dijo Nohra- Amanda complementó – El otro día me molestó cuando supo que me había quedado aquí con tu sobrino, creo que esa debe imaginarse algo ya- ¿De verdad? ¿Y no le has contado? No, que pensará, o que tal que después no lo quite, ja, ja, ja. Las dos rieron a coro. Varias veces me ha dicho que está bueno su primo _ bueno deberías preguntarle lo de la amiga le dijo Nohra, a ver que te cuenta.- si le voy a contar lo del otro día con ella para que se anime. Si cuéntale, le dijo Nohra. Que tal que nos pueda enseñar otras cosas, ja, ja, ja.- Huyyy se hizo tarde, yo me tengo que ir dijo Amanda, ¿por qué no te quedas con tu sobrino esta noche y te lo gozas otro rato? No mañana vienen las que me ayudan temprano, tengo varias costuras por entregar. Al oír eso entré, las dos tomaron agua.

Tenía mi verga durísima por lo que había oído, Amanda se estaba comenzando a vestir, -huy este hombre esta todavía como un misil dijo Nohra, Amanda me miró, ay pobrecito, venga lo mandamos a dormir tranquilo, se acercó y me comenzó a chupar la verga, se detuvo luego y miró a Nohra, – vení no la has probado todavía. Se sent como los dos dedos entraban, comencé a movérselos mientras se la metía a Nohra. Huyyyy, papito, me estás calentando el culitoooooo, asiii. Dame esos dedito, que rico, Se la saqué a Nohra y se la metí a Amanda, le dejé los dedos en su culo, aunque no se la podía meter rápido. Le hice lo mismo a Nohra, aunque ella no estaba como tan animada, se dejó meter un dedito. Se lo saqué a Amanda y volví a clavarme a Nohra que se puso más caliente. Le moví los dedos más rápido y más profundo a Amanda. Que estaba súper caliente.- ¡huyyy! Papitooo, asiii, asiii, déme, déme. Me miro. ¿Quieres mi chiquito mi amor?… ah ¿Quieres probar por atrás? La miré con lujuria.- Siiii, si quiero. Venga déle punta a su tía un ratito mientras yo me preparo. ¿Tenés aceite para la piel? Le preguntó a Nohra. Aahh… siiii en el closet, Amanda se fue a buscarlo, le cogí las nalgas a Nohra y se la clavé durísimo. Uuaaaafghhhh, huyyyy, aassííí, ¿que le vas a hacer a Amanda ah? le voy a dar por el culito .- le respondí.- ¿Siiii? Te gusta, – Voy a probar le dije. Uufffff, dame, más, dame, uaafffhhhgg. Amanda regresó y se acostó al lado de Nohra dejando sus piernas fuera de la cama y apoyando los pies en el piso. – A ver, papito, métame esos deditos otro ratito, me los untó de aceite y se puso un poquito en el culito, le entraron más fácil, mientras tanto seguía dándole verga a Nohra, que también se acostó, miro a Amanda y le dijo.- ¿De verdad le vas a dar el chiquito?  Si, respondió Amanda, ya me lo calentó, se lo tenía reservado para después, pero ya que estamos así, además para que tú veas, ¿quieres ver? – ¡huy si!, claro, ¿y ya lo has hecho? -si claro mija eso también es riquísimo, mire para que aprenda.

Me tomó la mano y me comenzó a mover los dedos más duro. -La clave está en calentárselo bien con los deditos para que se abra y se lubrique. Le dijo a Amanda. Me miró, ya venga me la va metiendo despacito, yo le voy diciendo, puso la punta de mi verga en la entrada de su culo. Déle, suave, al principio se resbaló por el aceite, luego ella lo agarró y lo dirigió, empujé un poco y entró la punta. Ummmmhhhg, huyyyy, suavecito, suavecito, Nohra, se había colocado de lado y miraba fijamente, estiró una mano y me ayudó a manejar el pene, pues Amanda ya lo había soltado para agarrarse de la cama con las dos manos.- despacio me dijo Nohra. Empujé otro poquito y entró un tanto más, comencé a moverlo despacito, – aghhhh, ayyy, uufffff, asiii, suave, decía Amanda, – Huyyy como te está entrando de bueno decía Nohra. El culito de Amanda se fue dilatando y se la pude meter más profundo y más rápido. Essso, asiii, mi amor, ya entr&

oacute; rico, asiii, déme por el culo, culéeme asiii, Nohra se acostó al lado de Amanda y comenzó a acariciarle el pelo, – ¿Te gusta verme culear con tu sobrino?…- Siiii, huy te entró que rico le dijo Nohra. – vení, te lo caliento le dijo Amanda, Nohra se subió y se colocó de lado con el culo frente a la cara de Amanda, ésta la jaló un poco, vi como empezó a darle lengua en la raja mientras le metía un dedo en el culito. Ayyy, huyyy, aghhhh, ¿qué me haces? Aghhhh- asiii te gusta Nohrita, asiii déjate calentar ese culo, decía Amanda. Me miró, – asiii culéame, mira que te voy a calentar a tu tía, tienes que aguantar un poco. Era casi imposible no venirse, ver como se lo metía en el culo a Amanda, sentir como le entraba de rico en ese huequito apretadito decía Amanda, comencé a moverla despacio, pero se salió Amanda la tomó nuevamente y la dirigió, empujé y le entró un poco más. Aaahyyy. Yyyaaa, – ¿Cómo estas? Le preguntó Amanda, – suavecito, déme suavecito, uufffff, comencé a moverla despacio, entró casi la mitad de la verga, Amanda le untó un poco más de aceite. Comencé a movérsela un poco más rápido. -Uhhgggggggggg, ummmghhhh, decía Nohra mientras se apretaba contra la almohada. -Asiii desvírgale el culo a tu tía, ¿qué tal está? riquísimo contesté. Traté de pararle un poco el culito a Nohra, pero ésta se movió hacia delante y se salió la verga. Aahh, dijo. Huyyyy no, yaaa, ah. -¿Que pasó? le preguntó Amanda.  Nooo, yaaa, ufggg se siente rarísimo. ¿Pero te gustó? Huyyy pues siiii, pero uufffff es distinto – bueno la primera vez es así, por lo menos ya probaste, la próxima ya te vas a sentir mejor.- le dijo Amanda, me miró y me dijo bueno a ver déme esa lechita, ¿quiere más culito?, se acostó boca abajo, abrió las piernas, venga métamela así, me acerqué se la puse en el culo y le entró bien rico, se veía deliciosa le podía ver esa rajita abierta, sus tetas y su cara de goce. Ufff, déme esa cosota, asiii papito rico, aassííí. Le entraba riquísimo por el culito. Nohra se acercó y comenzó a chuparle las tetas, – ayyy, asiii, chúpamelas mamita asiii, Nohrita rica, asiii chúpamelas mientras tú sobrino me culea, asiii. Me agaché y también se las chupé- ven dame la rajita le dijo Amanda a Nohra, mi tía se subió y se sentó sobre la cara de Amanda quien empezó a darle lengüita, me acerqué y también le di unos buenos lengüetazos. Nos dimos asiii un rato, el culo de Amanda estaba cada vez más dilatado, se me salía y se la volvía a meter facilísimo. Huyyyy que culeadota mi amor. Me decía. Nohra se bajó y de pronto se vino a chuparle la raja a Amanda, me hice hacia atrás para darle más espacio le chupaba la pepita, Amanda le subió las piernas y comenzaron a hacer un 69. Esto ya era mucho pedir, me vengo les dije, me vengoooooooo. Saqué un poco mi polla y se la apunté a la raja de Amanda, Nohra recibió buena parte del chorro en la cara, pero se la seguía chupando a Amanda que a la vez no le soltaba la raja a Nohra que lamía toda mi leche de la raja de Amanda, bajé y se la metí suave en el culo a Amanda, las dos se pusieron frenéticas.- ummmghhh, ahhhmmmmghh, unmmmhhgggg, – Yaaaaummmghhh gritó Amanda , Nohra también aceleró ummmghhhhh, siguieron dándose un rato y me di cuenta que se estaban viniendo, dejé mi pene en el culo de Amanda y acaricié la cabeza de Nohra, – Yaaaaaaa dijeron las dos a coro, uufffff huyyy, – te viniste -dijo Amanda, -yo también.- si lo sentí -dijo Nohra. Huyyy que ricoooo, – nos vinimos los tres que bueno- dijo Amanda, nos paramos, las dos sentadas en la cama y yo de pie al borde de ella sobre el piso.

Nos abrazamos y nos besamos nos dimos lengüita, la boca de Nohra estaba llena de mi leche y de la de Amanda, que también tenía los jugos de Nohra, intercambiamos toda esa lechita. Nos miramos y nos reímos. Nohra tenía leche hasta en los ojos, Amanda se la besó y la limpió. Bueno ahora si me voy es tardísimo dijo Amanda. Que tal les gustó. Hoy nos recomiste por todas partes papito. Hay que volverlo a hacer un día de estos. Salimos juntos nos despedimos de beso en la puerta, Nohra nos dio las gracias a ambos y todos prometimos vernos la próxima semana.

SRC=”

http://www.marqueze.net/barra2.jpg” HEIGHT=5 WIDTH=576 ALT=”AMANDA, MI TIA Y OTRAS MUJERES DE MI FAMILIA III – Comence a metersela suavecito, sentia esa rajita apretadisima y casi su rugosidad interna, estaba bien mojada, pero aun le faltaba un poco, Amanda se hizo a mi lado un poco detras y comenzo a sobarme la espalda, el pecho, me apretaba las nalgas”>

Para hacerme llegar tus comentarios, sugerenciaso si deseas colaborar con esta página, por favor, envíameun E-mail a webmistress (arroba) marqueze.netWeb: http://www.marqueze.net

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
AMANDA, MI TIA Y OTRAS MUJERES DE MI FAMILIA III, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados