La primera vez que vio a su padre como un hombre y su primera experiencia juntos.

Mis padres, Carlos y Martha, se llevan bien y jamás hubiera pensado que uno pudiera engañar a otro.

Un día, en septiembre del año pasado, mi mamá tuvo que salir de viaje. Normalmente, el que sale de viaje es mi papá por su trabajo. Pero esa vez le tocó a ella. Se fue por una semana y quedamos solos en la casa mi papá y yo.

Mi padre tiene 43 años. Es algo calvo pero muy velludo y se mantiene bastante bien. No es fisicoculturista ni deportista profesional pero aún está firme y hace algo de ejercicio. Leer más

Me gusta / No me gusta

Haz el amor

Soy la bala perdida de la familia, la abuela loca que hay que evitar, la que no existe

Tu abuela adoraba a Pink Floyd y alucinaba en colores, pero sobre todo, engullía vergas, cielo mío. No te sorprendas. Siempre ha habido marcha, Rafa. Eres un torito bravo: Diecisiete años y unas ganas tremendas de comerte el mundo. Me ves gastada y vieja. ¡Vivamos lo imposible! Soy madre de tu madre y me siento jovencísima. No conociste los tiempos mágicos de la Era de Acuario. Los revivo porque siento que, como entonces, la luna ha llegado a la séptima casa y Júpiter se ha alineado con Marte. La prueba es que has venido. Leer más

Me gusta / No me gusta

Durmiendo junto a mi prima

Todo empezo cuando mi prima se acosto a dormir junto a mi….

Esta historia empezó con una travesura, pues siempre he sido curioso , y la verdad tengo una prima que esta como para cualquier cosa, en la casa de mi abuela, para la época de vacaciones todos mis primos nos reunimos ahí para jugar y para pasar todas nuestras vacaciones ahí, pues todo sucedió una noche de lluvia cuando todos íbamos a dormir a mi me toco dormir al lado de mi prima Claudia (CAMBIARE LOS NOMBRES), una prima que siempre me ha gustado , pues ella tenia puesta una faldita bien floja y una tanguita de color rosado, una blusita suelta para dormir, pues ya en la madrugada cuando todos dormían , me acurruque al lado de ella y le comencé a tocar sus nalgas suavemente con mis manos , para no despertarla , y comenzaba a lamer sus nalgas , ya que su tanguita me daba una hermosa vista, cuando de repente sentí que ella se movía y me tenia que hacer el dormido, ella siempre ha tenido un sueño muy pesado o al menos eso parecía, comenzaba a puntearla poco a poco para que ella vaya sintiendo toda mi verga rozar por sus nalgas y las pequeñas gotas de semen que tenia en mi verga se la regaba por el culo y algunas llegaban hasta la tanga, esto paso por una semana eran unos pajasos extraordinarios que me hacia viendo tremendo culazo, para este tiempo mis primos y mi abuela se iban de viaje a la playa , Leer más

Me gusta / No me gusta

Mi querida tia Amalia.

Para empezar presentare a los personajes de la historia (como es de suponer lo nombres los voy a cambiar), la protagonista es mi tía Amalia, ella es prima hermana de mi madre, está casada, tiene alrededor de 50 tacos y dos hijos ya mayores que viven por ahí, es bajita, rubia con un cuerpo un poquito rellenito pero con un culo y un par de tetas que me vuelven loco, ¡¡ vaya tetas que tiene mi tía !!; yo me llamo Fede tengo 22 años y soy moreno y con un buen cuerpo pues me gusta mucho jugar a baloncesto y a tenis en mi pueblo.

Todo empezó un verano, yo vivo en un pueblo de Extremadura y en verano suelo trabajar en una de las piscinas de mi pueblo, bien como camarero o como socorrista. Ese verano fue cuando me empecé a fijar en el cuerpo de mi tía, no era un cuerpo de otra galaxia pero ese par de tetas y ese culo me excitaban demasiado y además me daba ese morbo de que era mi tía, bueno pues los días pasaban y yo no paraba de pajearme en la enfermería de la piscina o en el almacén pensando en mi tía y a veces me hacia pajas mirándola por una de las ventanas del almacén,… me ponía supercachondo mi querida tía. Leer más

Me gusta / No me gusta

Mamita querida

A veces piensa que idiota fue su padre al abandonar a su madre….

Mamita querida

Esta historia me la envió en forma abreviada un amigo por correo electrónico, el cual me pidió que la relatara usando mis recursos literarios, para que la disfruten todos los amigos lectores de la red. Aunque no sé si es real, este amigo me aseguró que es cierta cien por cien, mandándome algunas fotos como pruebas, las cuales me las reservo para mi colección particular. Aquí les va el relato.

“Mi nombre es Iván y vivo en las afueras de la ciudad de Olavarría, provincia de Buenos Aires, en Argentina. Leer más

Me gusta / No me gusta