Arturo logra culear a mi mujer (La puta de mi esposa)

Tal vez por que me di cuenta muy tarde que a ella le gustaba ser dominada y algunas veces malteada y dejar todo en manos del macho que la poseía (como todas las mujeres, les cuesta tomar decisiones) pero esto lo descubrí tarde a pesar de haber vivido muchos años juntos.

Cierto día me llama Arturo, al contestar me dice:

– Cómo estás? Oye necesito que me traigas a Irma este fin de semana

– El fin de semana?

– Si, invéntate algo la vamos a pasar muy rico ya lo veras y colgó!

No bien le había comentado a Irma  y ya estaba organizando todo para pasar el fin de semana con su macho, para no hacer esto demasiado largo, llegada la hora un viernes por la tarde veo bajar a Irma las escaleras con un abrigo el cual le llegaba abajo de la rodilla por lo que no se veía como iba vestida a excepción de sus zapatillas negras con algunos brillantes, sus uñas pintadas con algunos toques de piedras así como las uñas de lo pues y perfectamente maquillada así como el pelo alaciado y un perfume que me enloquecía, llegamos a la casa de Arturo que ya nos esperaba, en cuanto entramos Irma se lanza a abrazarlo, el empieza a sacarle el abrigo y oh sorpresa!!

Irma estaba totalmente desnuda! Esto prendió a Arturo, mientras yo tomaba una silla el la toma por la cintura y la gira hacia mi apoyando las manos de Irma en mis rodillas el la ensarta de una sola estocada, con el empujón quedo la cara de Irma justo frente a mi cara y el empezó a bombear como el sabía hacerlo, Irma me dice:

– Que te parece cornudo? Te gusta ver cómo mi macho me coge ante tus ojos? Mira cómo me tiene aquí a su antojo mientras tú solo nos ves, soy su puta y tú eres un cornudo, mientras me besaba me toma de verga que ya tenía a punto de explotar la saca de mi pantalón y empieza a mamar de manera magistral!! Yo sentía que me venía pero de pronto Arturo la jala dejándome así a punto de venirme y me dice:

– Quítate la ropa y acuéstate en la cama, yo obedecí sin saber por qué, ahora resulta que el me autorizaba a coger a mi esposa en su cama! Me acosté y le ordenó a Irma:

– Súbete en el! Vi en Irma una especie de desilusión y le pregunto,

– No quieres venirte en mi?

– En un rato más….móntalo diciendo esto ya de manera más autoritaria.

Irma se ensarta en mi verga bien parada y veo que Arturo entro a la habitación de al lado regresando en un par de minutos mientras Irma engullía mi verga como las diosas! Arturo de sube a la cama justo detrás de Irma, nosotros seguíamos cogiendo y de pronto otra vez el jala a Irma de las caderas hacia el y la ensarta nuevamente y otra vez me dejo a medias, Irma estaba sobre mi y solo escuchaba como jadeaba cuando el la embestía y mordía mi oreja y me decía al oído….si que rico me coge Arturo, que rica verga tiene mi papacito, se sale nuevamente y sentí que la vulva de Irma quedaba libre lo que aproveche para meterme nuevamente (esto que diré a continuación me lo contó Arturo después, pues de mi posición yo no podía darme cuenta de esto, por lo que algunos pasajes serán palabras de Arturo ya que repito todo esto es totalmente real) Arturo mientras tanto ensalivaba su verga y la pasaba entre las nalgas de Irma por que ella a veces daba pequeños respingos al sentir tal vez que el apuntaba su verga en su ano, seguimos así unos minutos y nuevamente la jala y la ensarta otra vez, Irma en ningún momento se quejaba pues en cuanto el la peneteaba su expresión cambiaba y esta vez me dice, cornudo nunca dejes de tráeme, quiero que me siga cogiendo siempre necesito su verga dentro de mi, a pesar de que mi verga estaba fuera de ella yo sentía que explotaría en cualquier momento mientras sentía todo el pesa de ella sobre mi cada que Arturo empujaba de manera salvaje, se sale otra vez y aprovechó nuevamente para meterme en ella y Arturo nuevamente lubricaba el ano mientras embadurnaba su verga con vaselina ya que Irma siempre cargaba con ella en su bolsa y a eso había ido Arturo al cuarto de al lado, yo podía sentir que Irma ya estaba muy caliente, con el movimiento de caderas de Irma Arturo colocó la cabeza de su mástil en el ano y cada vez que ella se movía entraba de a poco la cabeza pues tanto su ano como la verga de Arturo estaban demasiado lubricados lo que permitía que de apoco entrara la cabeza sin mucho esfuerzo mientras yo como podía intentaba moverme y disfrutar un poco más, una vez que el culo de Irma había hospedado la cabeza de repente Arturo se deja caer sobre nosotros y entonces si Irma lanzó un grito de dolor…aaaaaaaaaaahhhhhhhhhh me dueleeee!!!!

Mientras Arturo decía:

No te muevas, no te muevas…..hasta ese momento me di cuenta que este cabron la había ensartado por el culo, algo que a mi nunca me permitió hacer, y en realidad no era que Irma lo hubiera permitido el simplemente lo hizo por que así lo decidió…..Irma seguía lamentándose y le decía que se saliera que le dolía mucho y empezó a llorar, para esto Arturo se empieza a mover lentamente pero Irma aún decía que le dolía yo estaba muy caliente y seguía moviéndome dentro de ella y ahora podía sentir la verga de Arturo pegada a la mía cada vez que entraba y salía…..Irma no podía moverme pues el estaba totalmente sobre ella y los dos sobre mi y yo menos podía moverme, Arturo aceleró sus movimientos y ahora parecía que a Irma ya no le dolía tanto pues empezó a moverse también a un ritmo lento…..parecía que le empezaba a gustar a la muy puta!! Al ver esto Arturo se levanta permitiendo a Irma también levantarse un poco y ya la tenía….Irma sabía que la estaban culeando, que la tenían ensartada y ahora estaba cooperando como toda una puta! Arturo la toma de las caderas para afianzarse y le empezaba a dar más duro Irma hacia lo mismo y yo en mi posición trataba de acoplarme como podía, sentía las gotas de sudor de Irma caer sobre mi cara mezcladas con algunas lágrimas que rodaban por el dolor, Arturo empezó a gruñir e Irma a jadear desesperada….al parecer los tres nos conectamos al mismo tiempo y nos venimos sincronizadamente con el mejor orgasmo de mi vida, Irma gritaba y  yo escuchaba el choque de los huevos y las nalgas de Irma y Arturo derramó toda su leche en el culo de mi mujer y se deja caer nuevamente sobre ella y ella a su vez sobre mi, los tres respirábamos agitadamente, Irma me da un beso y me dice…..gracias!

Yo me pregunte, gracias? Gracias de que siempre me dijo que no le gustaba que la cogieran por el culo y ahora se lo acababan de romper?

Irma seguía sorprendiéndome o más bien yo no había sabido descubrirla y manejarla como ahora lo hacía Arturo, el se levanto de la cama y al salir del culo de Irma ella vuelve a dar un grito, Arturo se mete al baño y ella se levanta detrás de él y escucho la regadera….después de unos minutos yo me levanto también y voy al baño a limpiarme y al entrar lo primero que veo es a Irma hincada mamandole la verga…..

este relato es muy largo ya que como dije al principio fue todo un fin de semana, en unos días continuaré la segunda y tal vez hasta una tercera parte.

(Visitado 6.065 veces)
Me gusta / No me gusta