El tan ansiado momento…

Hola, me llamo Carlos, tengo 41 años, les contaré algo que me sucedió el año pasado.
Soy contador, por trabajo viajo con cierta frecuencia a ciudades como Monterrey y cdmx, desde niño he sentido deseos ocultos de estar con un hombre maduro, de ser poseído, por eso cada que viajó busco contactos con hombres de esas ciudades, muchos intentos fallidos hasta que por fin se me dio.
En abril me asignaron un viaje a cdmx, estaría 4 días por lo que me di a la tarea de buscar maduros en una página de sexo gay, así me pase un buen rato hasta que encontré uno que en su perfil coincidía con lo que yo quería, era activo 58 años y discreto, le escribí y por suerte me contestó de inmediato, empezamos a platicar de nuestros gustos sexuales y coincidimos, parecía que desde ese momento se daba la química, antes de dar el paso definitivo decidimos liberar nuestras fotos desnudos, cuál sería mi sorpresa al ver que estaba muy bien dotado, tenía una verga gruesa y cabezona, con unas venas que la hacían ver preciosa, definitivamente era con lo que desde chico había fantaseado.

Read more

Me gusta / No me gusta