El pollón del tio de mi esposo

Parece una locura pero es así, me enloquecía su polla grande y dura. Un pollon. Mas que la de mi marido.

Así que fuimos de paseo en motocicleta. Mis tetas grandes y lecheras, como veis, siempre atrajeron a los hombres, yo me mojaba viendo como se excitaban, ya de pequeñita.

Por lo tanto, en el momento que mas nos acercábamos a nuestro destino, el calor se hacia mas sofocante, pasaríamos el fin de semana en casa de la familia de Mario, se reunirían para celebrar una fiesta, y así pues no podíamos negarnos, al llegar todo mundo se saludo con alegría, yo me sentía un poco extraña pues había a algunas personas que todavía no conocía muy bien, entre ellos el tío Fabián. El es el hermano menor de mi suegra, un señor muy educado y culto, hacia años que no lo miraba la familia yo no tenia el gusto de conocerle, pues no estuvo en nuestra boda.

Read more

Me gusta / No me gusta