Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos Marqueze. Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo. Un saludo, Marqueze.net

perfil de relatos

nombre: Relatos Marqueze

email: relatos@marqueze.net

web: http://relatos.marqueze.net/

Ya había pasado algo de tiempo desde la última vez que había tenido sexo, luego de una relación de años con un hombre que dejo todo por sus “adicciones” retome mi vida de soltera pero con poco éxito en las relaciones personales, no veía porque pasaba no soy fea algo delgada de senos pequeños pero no invisibles, una cola que podría ser mi mejor herramienta para conquistar hombres y unas buenas piernas de piel morena como todo mi cuerpo que me gusta exhibir, de estatura media con ojos cafés y un cabello negro muy envidiable, a pesar de esto no tenía éxito en mi vida personal menos en la sexual, no se tal vez soy muy exigente con los hombres que se me acercan y hasta por eso los “asusto”, yo soltera pero con buen empleo así que sin pareja ni hijos mi dinero lo podía gastar en lujos y así fue luego de las festividades me encamine a una ciudad vacacional donde podría despejar la mente y tener opciones de todo el país ya ... leer más
categoría:
Mi cuñada se llama Ana y es morena de pelo largo y ojos azules,la verdad es que es muy guapa. Tiene unos pechos ,que si bien no son grandes están muy bien puestos y un buen trasero,de esos que tienen donde agarrar (como me gustan a mi),en definitiva tiene un buen cuerpo. Yo soy un chico normal tanto de altura como de cuerpo,no destaco en nada en general aunque gusto a las chicas por mi cara y de dotación pues no me quejo la verdad. Nos conocimos hace 8 años ya que el hermano de mi mujer empezó a salir con ella y siguen juntos todavía. No se han casado y viven en una ciudad cercana a la nuestra. Bien,hechas las presentaciones decir que Ana y yo siempre nos hemos llevado muy bien,siempre hubo feeling entre nosotros,hablamos mucho y de unos años para acá hablamos de sexo sin problemas. Yo le cuento a ella mis experiencias extramatrimoniales que por cierto le encantan y hace que pase unos momentos deliciosos tanto en la sauna del gym como en su casa. Yo estoy casado y mi frecuencia de polvos ... leer más
categoría:
Me unté la verga con una crema, se lo emboqué y empecé a empujar, ella se quejaba y lloraba de dolor, lo que me excitó aún más y agarrándola por las caderas se lo empujé de un solo trancazo, comencé a bombearla y ella empezó a disfrutar la culeada que le estaba dando, este placer inmenso me provocó la tercera acabada, cuando se lo saqué noté cómo le salía mi leche de su estirado culo.
La historia que les voy a contar a continuación, ocurrió hace 9 meses. Mi nombre es César, soy un muchacho de 21, estudio economía en mi país, mido 1.78, cabello y ojos negros, piel blanca bronceada porque me gusta ir mucho a la playa y de contextura gruesa. Tengo un amigo al cual conozco desde que teníamos 6 años que entramos juntos al colegio, su nombre es Vicente, nos llevamos muy bien, a pesar que ya no estudiamos juntos ya que él estudia Ingeniería en otra universidad, siempre salimos a rumbear juntos y hemos seguido en contacto, nos vamos de vacaciones ... leer más
categoría:

El ginecólogo

28 de octubre de 2013 0 comentarios
Se desabrochó el pantalón y se bajó los calzoncillos. Ante mi vista apareció el bulto esta vez descubierto. Lo acercó a mí sin dilación y yo cerré los ojos al notar cómo se hundía dentro de mí. Los golpes fueron incesantes, uno tras otro hasta conseguir que yo me corriera. Una fuerte sacudida y un resoplido así como la hinchazón de su glande me advirtieron que él tan bien se estaba corriendo.
Las visitas al ginecólogo no me gustan mucho. Bueno, corrijo, ahora sí me gustan. Os explicaré como se produjo el cambio de opinión. Siempre había tenido una mujer como doctora ginecóloga y confieso, que eso me desagradaba menos, pues para mí, ir al gine es desagradable. Imaginaros el rato que pasamos subidas a ese potro y con las piernas abiertas de par en par un buen rato. Nada agradable, lo dicho. Pedí cita para el ginecólogo en una revisión anual. Me dieron día y hora y lo normal. Me duché, me depilé un poco para estar más presentable y me puse mis braguitas acompañada ... leer más
categoría:

Ricardo

28 de octubre de 2013 1 comentario
Ricardo, mi amor. Ya hazme tuya otra vez. Imagina que es la primera. Tómame, viólame, cógeme, mátame de sexo, inúndame de semen. Destroza este culo que siempre ha sido tuyo. Déjame sentir esa verga que siempre ha sido mía. Esa verga soñada, esa verga matadora, esa verga que es La Verga.
Esa verga inmensa, dura, pulsátil, palpitante que golpeaba mis nalgas y se insinuaba entre ellas, acercándose, acechando mi culo apretado pero ansioso de recibirla; esa verga que ya me había hecho gozar otras veces en el tiempo ya lejano de mi juventud; esa verga que ahora regresaba a sus dominios, que nunca perdió. Algunas veces invadidos, pero nunca perdidos, esos dominios ansiosos siempre de su calor, de su leche tibia que derramaba a caudales, leche rica que yo gozaba, disfrutaba, paladeaba; leche que me alimentó por mis dos vías, que me inundó desde la boca hasta el culo, ese mismo culo que ahora la esperaba recibir una vez más después de tanto tiempo. Verga siempre añorada, verga que ninguna otra pudo llenar ese espacio que ... leer más
categoría:
Chupé su verga una y otra vez, a la vez que él me despojaba de mi parte alta del bikini y liberaba mis pechos. Luego, fue un caballero. Apartó de mi boca su polla y se agachó delante de mí, y me lamió sin descanso. Mordí mis labios, gemí, después de darme placer unos minutos, se levantó y cerró la puerta de la bodeguilla y me despojó de la braga del bikini. Volvió a besarme y lo irremediable llegó.
Mi marido tiene un jefe de lo más original. Cuando se aburre, simplemente se gasta una pasta, organiza una fiesta. Tiene un hermoso chalet a las afueras de Madrid. Le ha costado una pasta. Tiene un montón de millones dentro de el. Objetos de los más variados. Traídos de los lugares más recónditos del mundo. Y no le importa organizar esas fiestas para sus empleados y que ellos mismos campen a sus anchas por su casa. Supongo que no tendrá miedo de que le roben algo, siempre le queda la opción de despedirlos a todos en grupo, ... leer más
categoría:
Deseoso de seguir metiendo y sacando mi verga de su culo aceleré mis movimientos, ella seguía moviendo sus nalgas, me vine apretándola contra mi cuerpo, me quedé acostado a su lado, cuando sentí su mano sobre mi verga, la agarró y la comenzó a limpiar, de inmediato sentí como la metía en su boca con la que divinamente me la chupó, hasta que se me volvió a poner dura.
Cuando joven recién había llegado a la ciudad, dispuesto a trabajar en la misma empresa en la que hoy soy gerente. Por suerte gracias a mis padres, había conseguido ese empleo, pero necesitaba donde vivir. Aunque tenía algo de dinero no era mucho, también gracias a uno de los empleados conseguí una habitación, en casa de una señora. Cuando lo escuché referirse a ella como una vieja rara, me hice la idea de que sería más o menos, como mi abuela materna que era bastante vieja. Pero cuando llegué a la antigua casa, dentro de una las más lujosas urbanizaciones de la ciudad, comencé a llevarme varias ... leer más
categoría:

Trío en playa Margarita

26 de octubre de 2013 3 comentarios
George la había volteado y casi la levantaba por los pies haciendo que su culo estuviera en el aire mientras le seguía dando. Así estuvieron un rato hasta que él ya no pudo más, estaba exhausto, así que seguí yo, le dije a Mary que se preparara y que seguía yo, me dijo que estaba cansada y yo le respondí que después tendría rato para dormir, ahora yo necesitaba follarla.
George estaba cogiendo a Mary, dándole por el culo como hasta hace un momento lo hacía conmigo. Me impresionaba mucho como aunque hacia un par de minutos había acabado y el rabo no se le bajaba. Yo me puse a un lado, aun sentía como me salía semen del culo y Mary no dejaba de jadear y de decirle que la cogiera más duro. George no paraba y cada vez la embestía con más fuerza, la agarró con fuerza por la cintura y la traía a él cuando la embestía, creando un choque brutal de los dos cuerpos. Veía como salía toda su pinga hasta la cabecita ... leer más
categoría:

Quitar el stress II

26 de octubre de 2013 0 comentarios
Las convulsiones de mi orgasmo hicieron que mi culito se contrajera succionando su verga, lo que lo llevó a una acabada impresionante, sentí mi culo llenarse de abundante leche espesa y caliente, su verga no paraba de lanzar leche y yo la exprimía con mi culo, él gritaba de placer, su verga no paraba de convulsionarse en mi culo, la sacó y desparramó sus últimas gotas en mis nalgas.
Continuando el relato, recordaran que quedó mi jefa, Laura, y yo junto a los tres empleados de ella, bañadas en la leche de ellos, pero después de una buena limpiada de verga que les dimos, ya estaban listos para la acción de nuevo. Yo chupaba al chofer y Laura estaba mamando al negro mientras el otro la mamaba a ella, podía ver mientras me devoraba la verga como Laura se comía la verga negra inmensa y gemía por la comida de concha que recibía. El chofer se puso sobre mí, que me recosté en el sillón, y me clavó por la concha, su rica verga se deslizó fácil ... leer más
categoría:

Cura Cachondo

25 de octubre de 2013 2 comentarios
El cura proseguía gozando de Blanca con singular enjundia, cuando hubo un cambio de estrategia, deshicieron su abrazo y ella sin sacarse la polla, apoyándose sobre el escritorio, inició a subir y bajar sus caderas con movimientos cada vez más rápidos, daba gozo el ver las nalgas estrellarse contra los muslos del padre, tragando aquel jugoso coño el pene del sacerdote.
Regresábamos mi novia Blanca y yo en coche hacia Huelva desde Badajoz, era de noche, era la primera vez que hacíamos ese trayecto, el camino resultaba ser muy tortuoso, ya que habíamos cogido para acortar un atajo que nos recomendaron por la sierra, la cual estaba cubierta por vegetación frondosa, que incluso impedía ver normalmente el cielo. Al rato de circular por la sierra, empezamos a sospechar que nos habíamos perdido, estábamos fatigados, y según parecía perdidos. Durante veinte minutos más continuamos en el camino, hasta que se tornó recto y dar a llegar a un monasterio. Al llegar a este, me bajé del coche para ver si en el monasterio había alguien que me pudiera ... leer más
categoría:
Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 ... 2368 2369 2370 2371 Siguientes »

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados