EXPERIENCIA REAL. INFIELES POR CONVENIENCIA. PARTE III

Seguimos besándonos y la apoyo hacia la encimera. Y de un tirón la arranque la exigua prenda que llevaba. Ante mí apareció una mujer espectacular. Con curvas ¡Que caderas, que senos!, su ombligo, y un monte de Venus con una pequeña línea morena. Seguí besándola y la subí a la encimera, comí su cuello, sus tetas, su ombligo y vientre, y por fin me encontré con su linda rajita. La comí con avidez; calentito, mojadito, suave; ¡que ganas tenía de comerme un coñito como este! y mientras gemía sonó un:
– Huy, que bien lame mi perrito, Chupa, chupa, cabrón.

Read more

Me gusta / No me gusta

EXPERIENCIA REAL. INFIELES POR CONVENIENCIA. PARTE II

De vuelta al trabajo habitual yo percibía que Regina me esquivaba. Me contestaba siempre con monosílabos y evitaba cualquier encuentro conmigo. Yo entendí que tenía mucha vergüenza después de nuestra conversación. Se habría dado cuenta que había hablado de más con una persona que apenas conocía. Pero no lo tomé en cuenta y lo dejé pasar. Al fin y al cabo la veía cinco minutos al entrar en el trabajo y otros cinco al salir. Así que, ¿para qué preocuparse?
Pero un día de noviembre eso cambió. Salgo del trabajo, voy en mi coche y al llegar a un cruce veo a Regina parada en el semáforo. Estaba lloviendo a cantaros, con viento. Se la había doblado el paraguas y estaba empapada. Paré el vehículo y baje la ventanilla…. “
– Regina, ¿Dónde vas?, venga estás chorreando.
Me dijo que precisamente ese día tenía el coche en el mecánico, y que iba a la estación de Atocha a coger el tren para llegar a casa.

Read more

Me gusta / No me gusta

EXPERIENCIA REAL. INFIELES POR CONVENIENCIA. PARTE I

Hola a tod@s
Esto es una historia real. De cómo me convertí en el amante ocasional de una compañera de trabajo, como iniciamos esa relación… y como terminó.
No he tenido muchas relaciones con mujeres en mi vida, no soy un conquistador, que más quisiera yo, porque siempre me han gustado mucho las mujeres, desde muy niño. Pero siempre las he visto muy inalcanzables. Y siempre tenía miedo al rechazo, a que me dijeran que no. ¿Mejor modo de evitarlo? No exponerte. Me gustaba una chica y no la pedía nada por no escuchar la negativa.
Me hace gracia la expresión pagafantas…. yo soy uno de ellos. Me lo han dicho muchas veces… “dile algo a esa tía, si esta por ti” y yo pensaba, “venga, y si me dice…. te estás equivocando” vaya corte. Así que mejor no arriesgarse y no aguantar la vergüenza.

Vamos, que si no me dice una mujer “hazme tuya” , yo, quieto, parao….
Pero vamos a lo que iba a contar…. como tuve una amante…..

Read more

Me gusta / No me gusta