Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Basquetbolista, culo pequeño

24 de junio de 2009

Me da vuelta bruscamente y me abre el culo y lentamente empieza a lamérmelo y mientras eufórico y agresivo grita, puto de mierda te amo, hace mucho tiempo tenía ganas de culparte, hace mucho que quería besarte puto exquisito, luego me empieza a meter sus dedos y de repente siento como una dura y gruesa masa me empieza a invadir, el dolor era insoportable, pero me excitaba demasiado.

Mi nombre es Ismael, tengo 18 años, estoy a pocos meses de salir de la escuela. Desde que llegué a mi escuela hay un chico que me ha llamado la atención, es basquetbolista, tiene un físico de dioses y un culo exquisito. Bueno según lo que he visto en nuestra sala de clases cuando él se cambia de ropa para entrenar.

Cuando llegué, él era un típico chico popular, tenía buenos sentimientos etc. Me encanta, la cosa es que desde mucho tiempo yo no se que pensar, él me hace dudar de mi sexualidad, de repente me busca, pero solo para calentarme.

Luego de haber soñado muchas veces con él y haber creado miles de fantasías con este basquetbolista, me decidí a crear la fantasía perfecta. Es hora de almuerzo, estamos en nuestro salón, él se esta cambiando de ropa y de repente el comienza a sonreír, con esa sonrisa perfecta que me mata, le digo:

- ¿Qué te pasa? – Nada, es que es gracioso- me responde. – ¿Qué cosa? pregunto. – El verte deseándome (con su tono irónico medio caliente, el cual lo caracteriza).

En ese instante me quedé pensando que decirle, se acerca con su short y su musculosa y me dice.

- Da igual, me gusta que lo hagas.

Al pronunciar estas palabras me erecto completamente, estoy rojo, me mira y se percata de que lo tenía parado. Me agarra de la cintura y roza sus labios con los míos, yo no se que hacer, estoy en blanco, luego de desearlo y haberlo imaginado en estas circunstancias por muchos años, él estaba a punto de besarme.

Luego de unos segundos sus manos me afirmaban tan fuerte que aunque intentara escaparme no lo hubiera podido hacer, me afirmaba como si yo fuera lo único que a él le importara, al entender y relacionar lo que estaba sucediendo abro mi boca lentamente y guío sus labios a los míos, él saca su lengua y busca descaradamente la mía, le doy el gusto, él me besa apasionadamente, me muerde los labios descontroladamente, a esta altura la tenía completamente parada, era demasiado, el placer en persona.

El se quita la musculosa y queda su torso desnudo, su perfecto y hermoso torso. Luego me saca la polera y el buzo, después le beso el trozo y voy bajando lentamente, hasta que llego a su abdomen, agarro sus short con mis dientes y se los bajo lentamente, el queda solo en bóxers, me para y me besa de nuevo descontroladamente ahora el si que esta excitado, la tiene demasiado parada es algo impresionante, nunca había visto un pene de grande, (y eso que antes había tenido experiencia con otros hombres).

Me dice susurrando que le quite el bóxer con la boca, accedo y su hermoso culo queda enfrente de mis ojos, es demasiado rico, lo quiero chupar y hacer de todo. Luego se da vuelta y su pene queda enfrente de mi cara, y me dice:

-Agárramela y chúpamela como nunca-, se la empiezo a chupar y masturbar, estaba excitado al máximo y yo igual, era el placer en persona, nunca ninguna persona me había hecho sentir tan caliente, me para lentamente y me besa nuevamente y luego me dice:

- Tú vas a ser mi puto favorito.

Me da vuelta bruscamente y me abre el culo y lentamente empieza a lamérmelo y mientras eufórico y agresivo grita, – puto de mierda te amo, hace mucho tiempo tenía ganas de culparte, hace mucho que quería besarte puto exquisito, luego me empieza a meter sus dedos y de repente siento como una dura y gruesa masa me empieza a invadir, el dolor era insoportable, pero me excitaba demasiado, cada penetrada que me daba, mientras más fuerte más se me paraba, él me gritaba a cada rato.

- Puto de mierda, eres solo mío, te juro que si me entero que otro te probó te rompo la cara mierda.

Me excitaba demasiado, de repente saca su pene de mi culo y me da vuelta bruscamente y me la empieza a chupar desenfrenadamente diciendo:

- Puto de mierda, eres lo mejor que he probado.

Me masturbaba y me la chupaba, me metía el dedo y todo. Los últimos minutos fueron los mejores de mi vida, me fui en toda su cara y me la seguía chupando y diciendo – puto de mierda eres mío, te hice mío, ahora me perteneces, eres solo mío-. Mientras me daba palmadas en el culo, finalmente una fantasía se había hecho realidad.

Autor: Ismael

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Basquetbolista, culo pequeño, 8.0 out of 10 based on 5 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados