EL BESO DE LA DONNA I

Buenos días le pedí a mi amiga escritora que contara lo que viví como catarsis pues aun me cuesta creer lo que paso y como afectó mi vida compartir con ésta persona parte de mi intimidad.

Comenzare por contar algo de mi, mi nombre será Donna soy una mujer de piel blanca mido uno setenta y tres mas o menos tengo muy buen cuerpo, mis senos son medianos pero paraditos de pezones rosados, con un cabello negro azabache largo hasta la cintura muy liso, me encanta y se que a muchos les gusta, mi cola es redonda se que muchos se quedan mirándome cuando voy caminando y eso siempre me gustó y me encanta coquetear y ver que me miren sin ser mostrona, por el contrario me considero muy elegante y femenina; Soy casada desde muy joven, tuve un hijo y por razones ajena a mi voluntad mi esposo debió salir del país y radicarse en otro, así que me quede aquí viviendo con mi Madre y mi hijo. Me dedique a estudiar y a hacer negocios pues me considero una mujer muy emprendedora y lo que deseo lo consigo, sin embargo el problema de estar separada de mi esposo me ha costado mucho, me ha frutado no poder compartir juntos y a pesar de estar en contacto todo el tiempo a veces no puedo negar sentir que me falta.

Comencé a buscar formas de disfrutar con mi esposo la tecnología nos ayuda muchísimo pues por chat o video llamada todo es mas fácil, duramos horas hablando me cuenta su día, como le va en el trabajo y a veces nos excitamos, me gusta cuando me provoca sin ser vulgar o irrespetuoso y me pide que le muestre mi cuerpo situación que no puedo negar que me excita muchísimo y me consiento para él y el para mi, nos enviamos fotos nos decimos las cosas que nos gustaría hacernos y lo que me gustaría vivir con el, siempre sentimos mucho placer y lo disfruto pero me queda un sinsabor de necesitar algo mas; Si, no me voy a engañar, amo a mi esposo lo adoro y es el hombre mas maravilloso que puedo encontrar, pero extraño sus caricias, que me bese, que me abrace, que explore todos los rincones de mi cuerpo y que se mezclen mi sudor con el suyo, deseo y anhelo tener una familia numerosa tener mas hijos y que Dios me regale una princesa o dos o tres, quien sabe pero eso si intentarlo muchísimas veces jajaja.

La ultima vez que nos vimos debo confesar que sentí que nuestra relación sexual tenía cierto matiz un poco mas erótico, y me explico salimos a cenar nos tomamos unos cocteles el sabe que no me gusta tomar mucho, sin embargo me desinhibo cuando lo hago en el lugar donde estábamos vi que con descaro me frotaba en mas de una ocasión mi cola delante de otros como si me exhibiera, al principio me incomodaba pero después me excitaba me llevo a una discoteca y seguimos tomando cocteles, me sacaba a bailar y me manoseaba en la pista con descaro yo sabia que a pesar de estar la luz bajita los que estuvieran alrededor podías observar plenamente lo que ocurría, en una oportunidad me levanto mi falda al punto de dejar mi cola a la vista de un tipo que desde la barra lo animaba como felicitándolo por la mujer que tenia, la verdad me hice la que no había visto que otro tipo nos observaba pero si le recrimine al oído de que podrían verme me cola, Gabriel muy morboso me respondía tu tienes una cola deliciosa y me siento orgulloso de ella por eso quiero que te la vean y sepan que hoy seré yo quien te penetre por ahí, sentí un escalofrío y voltee a mirarlo fijamente a la cara como preguntándole con la mirada si enserio me acababa de decir lo que oí. Gabriel no me quito la mirada y mientas me volvía a responder me apretó hacia él fuertemente levantándome la falda mientras me decía, – te voy a hacer mía hoy y te are el amor con pasión besando tu cuerpo completo y mi miembro te lo daré por toda tu humanidad hoy quiero hacerte mía penetrándote por tu vagina delicioso por tus labios carnosos y deliciosos y por tu culo de infarto para oírte gemir y pedirme mas placer, así guardaras un recuerdo delicioso hasta la próxima ver que estemos juntos amor, en ese momento sentí un escalofrió recorrerme y mis tangas se humedecieron completas ya ni me importaba que me hubiera levantado la falda solo quería salir de allí y que cumpliera sus palabras una a una.

Salimos de la discoteca y por un momento me asuste al ver que el hombre de la barra que salió con nosotros nos montamos en el carro mientras Gabriel me meso pasionalmente magreando mis senos y metiendo su mano por debajo de mi falda iniciando un delicioso dedeo en mi rica vagina que ya parecía un manantial de mi excitación me dejo respirar un poco mientras mis gemidos se adueñaron del momento estaba disfrutando el momento cuando me percate que el tipo estaba al lado de la ventana del carro observándome y frotándose su miembro, me asuste e intente decirle a Gabriel pero el solo miro y no le importo que estuviera allí siguiendo con su magreo de mis senos inclusive me sal saco comenzando a chupármelas sentí una descarga tan fuerte que mi orgasmo no se hizo espera debiendo abrazarme de la cabeza de mi esposo hasta inundar su mano y la silla, cuando me recupere Gabriel ya se había acomodado y prendido el carro despidiéndose con la mano de nuestro invitado fisgón, no quise decir nada durante el camino pero mi calentura por todo lo vivido no bajaba y por primera vez mientras manejaba le saque su miembro y me metí de lado entre sus piernas realizándole una felación intensa al punto que después de una rato ya habíamos llegado a nuestro apartamento y Gabriel se vino en mi boca mientras parqueaba, la verdad me sorprendió pues jamás lo había hecho y menos dejarlo llegar en mis labios algo avergonzada me limpie mis labios y acomode mi vestido para entrar al edificio y que el portero no sospechara lo ocurrido.

Me avergüenza contarles que no fue sino subir al ascensor y mi esposo me subió el vestido arrancándome mis tangas con violencia allí mismo frotándome su miembro y comenzando a penetrarme dentro del ascensor a horcajadas cualquier vecino que ingresara nos habría sorprendido en pleno acto, se abrió la puerta del ascensor y Gabriel sin sacármela me llevo así alzada hasta nuestra puerta que no entiendo como abrió arrancándome mi vestido o lo que me quedaba puesto de el, y allí mismo en nuestra sala me embistió mas con pasión y deseo que con el amor que me había profesado un hora antes, me recorto en el sofá levantando mis pierna y me empezó a realizar un oral que me tenia descontrolada pues su lengua se cruzaba entre mi vagina y mi ano una y otra vez sintiendo que en mas de una ocasión su lengua penetro mi ano arrancándome escalofríos y gemidos como en mucho tiempo no había sentido; Gabriel me arranco un delicioso orgasmo que me hizo temblar las piernas y mas aun cuando sentí que su miembro enfilo a la entrada de mi ano, mis ojos se abrieron como platos mientras mi respiración se entre corto en la medida que entraba su miembro en mi cola, que hasta ese día solo me había penetrado con sus dedos cuando sentí que su miembro me había ingresado mirándome fijamente me susurro rompiendo el idilio de ese instante, – te dije que hoy tu cola seria mía, como fue de tu admirador el orgasmo que tuviste en el carro, su frase me excito mas que ofenderme deseando su miembro en mi cola, comenzó sus penetraciones fuerte mi esposo haciendo gemir y aferrarme a sus hombros sentía un ardor pero también comenzaba a sentir un placer en sus penetraciones,- te gusto que ese tipo viera como disfrutabas? Me quede solo gimiendo pero si me había gustado ver a ese tipo ahí mirándonos, – te gusto sentirte deseada y exhibida? Esta vez si asentí con la cabeza mientras gemía enloquecida, – te hubiera gustado que lo dejara subirse al carro y te tocara conmigo? No respondí ninguna silaba pero mi orgasmo exploto a chorros en el vientre de mi esposo quien al sentirme llegar así solo atino a decirme, -sabia que te gustaría por eso quiero que cuando nos volvamos a ver vayamos a un bar sw, no podía decir nada uno y otro orgasmo me invadieron los siguientes minutos dejándome completamente rendida, pues fue Gabriel quien me levanto y llevo en los brazos a nuestra habitación dejándome allí tendida y desnuda.

Al día siguiente mi vuelo salía a medio día pero me desperté a las 10 por lo que me toco correr y alistar mi maleta y mis cosas por eso nunca tuvimos la oportunidad de hablar sobre lo que paso y me sentía apenada de que Gabriel pensara que yo normalmente me portaba así y no se si fue por los cocteles o por la excitación del momento que me deje llevar y le permití que me usara a su antojo, no importaba la justificación lo único cierto era que lo había disfrutado como nunca.

Ha raíz de nuestra situación la complicidad con mi esposo se fue haciendo mas fuerte al principio dentro de la caballerosidad y galantería me preguntaba sobre mis deseos o lo que me incitaba a desearlo y yo muy temerosa le contaba que me gustaba o que deseaba, que no era mas que estar con él consentirlo que me acaricie que me haga suya pues para él siempre estaré en la forma que me desee, aunque tengo claro que con el respeto que me tiene siempre me amara o tratara amorosamente; Termine diciéndole que siempre lo necesitaba y que anhelaba poder estar con el pronto. En mi vida personal siempre he atraído a algún hombre, algunos muy respetuosos otros no tanto, pero siempre los he logrado mantener a la raya; Durante mis estudios conocí a un hombre que sin ser un adonis siempre me agrado y me parecía muy interesante, tenia mucho conocimiento y dentro de su forma de ser amable tenia cierto desparpajo y humor negro para hablar en grupo que me gustaba debo decirlo, con el tiempo nos hicimos buenos amigos, charlábamos de diferentes cosas y siempre atinaba a darme el consejo adecuado, me encantaba compartir con él pues me hacia reír y mostraba su complicidad, le podía hablar de todo y me guiaba sin sobre pasarse o faltarme al respeto.

Con mi esposo cada vez era mas especial me enviaba mensajes muy sensuales diciendo que me deseaba y que extrañaba mi aroma cerca de él, que le enviara una prenda mía con mi perfume la cual pondría en la almohada por la noche para dormir y que seria muy estimulante para nuestras sesiones amorosas, al principio su petición me incomodo e hizo que me coloreara, no le respondí me quede callada la verdad, quería seguirle la cuerda pero me incomodaba que me pidiera una prenda con mi olor.

Al pasar los día tuve que ir a saludar a mi amigo a quien llamare Alberto a su oficina por lo que hablamos de todo un poco, me hacia reír muchísimo contando sus ocurrencias y anécdotas y por algún motivo resultamos hablando de mi situación sentimental con mi esposo, yo trate de ser muy general diciéndole que nos veíamos por cámara y que por ahora esperábamos podernos volver a ver; Sin embargo Alberto fue mas allá preguntándome si yo le enviaba fotos o videos para estimularlo, honestamente no pude evitar sonrojarme, pero él tenia una forma de abordarte que una sentía confianza para expresar cosas que normalmente no le contarías a nadie, la verdad le dije que tanto como videos no le mandaba pero que si fotos y una que otra vez cuando nos excitábamos me tacaba para él mientras el hacia lo mismo, me miraba como intentando descubrir lo que pasaba entre los dos, pero con su mirada me estaba haciendo que me pusiera ansiosa a su lado, después de instigarme con su mirada Alberto me dijo que debía ser mas abierta y expresarle todo el deseo que pudiera pues él (mi esposo) estaba en otro País solo y seguramente con muchas mujeres lindas a su alrededor, eso me alcanzo a helar la sangre, siempre lo he pensado pero nadie me lo había dicho tan de frente, me decía Alberto tu debes hacer que él te desee, mándale no solo fotos sino posa insinuante, muéstrale que tu cuerpo es muy deseable, sedúcelo espontáneamente, mándale mensajes diciendo que tienes ganas de tocarte pensando en él, mándale videos masturbándote diciendo su nombre y tu deberías enviarle un conjunto de ropa intima tuya, con un video con esa lencería puesta diciéndole que te acabas de tocar con ella y que te la quitabas y se la empacaste en una bolsa sellada para que conserve tu fragancia, mira… si haces eso lo vas a volver loco y te va a desear.

Me recorrió un frio helado por todo mi cuerpo, debo confesar que mi vagina me hizo erizar mientras escuche como éste hombre me decía casi lo mismo que mi esposo me estaba proponiendo, solo que Alberto había ido mas allá, no fui capaz de mirarlo apenas suspire ansiosa e intente cambiarle el tema contra preguntándole sobre él y su esposa en ese momento como si fuera lo mas natural del mundo me conto que él llevaba un proceso de vario tiempo insinuándole a su esposa que haga cosas morbosas para él, al punto que ya había logrado entrar a un bar sw con ella; En ese momento me quede mirándolo mientras hablaba, creo que mi rostro fue demasiado expresivo pues Alberto me pregunto si yo sabia que era un bar sw, la verdad musite un apenas audible no, en su rostro se veía una sonrisa que me molesto pues pensé que se reía de mí, -mira un bar sw es una discoteca normal solo que allí van parejas y después de media noche el que quiere se desnuda y tiene relaciones delante de otras parejas, otros dejan que su pareja tenga relaciones con otros hombre y él esta con otras mujeres o simplemente van a mirar, eso hicimos con mi esposa fuimos a mirar, me sentía tan caliente y mis mejillas estaban muy coloradas no podía creer que él permitiera que su esposa tuviera sexo con otros hombres y lo peor con personas desconocidas; Mientras pensaba en ello Alberto me aclaro sin pedírselo, nosotros solo hemos ido a mirar y mi esposa se excito tanto que terminamos haciéndolo allí mismo mientras otras dos parejas nos miraban y lo hacían a lado de nosotros créeme fue la experiencia mas excitante de nuestras vidas, ahora ella misma me pide que vayamos y a veces salimos con parejas de amigos nos tomamos algunas cervezas rumbeamos y si hay química vamos a algún motel los cuatro y cada uno con su pareja en presencia de la otra tenemos sexo por ahora sin roces ni intercambio, mi esposa era como tu a todo decía que no y le daba vergüenza pero ahora disfrutamos de nuestra sexualidad mucho mas sobre todo ella.

Yo lo miraba asombrada mientras la decía –no, yo no seria capaz de eso y no creo que a mi esposo le guste verme con otro hombre o mucho menos permitiría que una mujer estuviera con él mientras yo miro ( en ese momento mientras me ponía muy coloraba recordaba nuestra último encuentro y al hablar con Alberto entendía que si era posible que mi esposo deseara verme con otro), mira créeme me decía Alberto que todos pensamos igual pero cuando vas compartiendo con tu pareja con complicidad y respeto entre ambos todo es permitido y se disfruta, pero no pienses en lo que te digo, vívelo tu misma con tu pareja vuélvete mas sexual pensando en él y te aseguro que tu lo disfrutaras muchísimo mas; Nuestra conversación quedo allí, me dejo muy perturbada y sobre todo porque sin reconocerle a Alberto mi esposo me había pedido coquetear en un par de veces con personas conocidas por él y en algunas oportunidades cuando estábamos algo tomados me manoseaba mi cola descaradamente delante de otras personas, yo lo recriminaba muy socarronamente pues también me gustaba que lo hiciera honestamente.

Días después recibí un paquete por correo en mi casa era una caja, cuando la destape había una lencería muy hermosa color fuxia de una empresa guía cereza la etiqueta decía Manzury play, me pareció tan hermoso que no pude resistir entrar al baño y probármelo, me quedaba perfecto me emocione tanto que me tome un par de fotos y se las envié a mi esposo agradeciéndole por su regalo tan lindo y una nota que decía cuando nos veamos me lo pondré para ti; En la noche nos conectamos para hablar como siempre y mi esposo fue muy efusivo, que como me veía de hermosa, que estaba preciosa esa lencería, que le alegraba saber que le estaba siguiendo la corriente y que esa lencería que yo había comprado era de lo más sensual para él, en ese momento mi alegría se me estaba borrando, como así que él no me la mando? Lo mire a la cámara y le pregunte ¿tu no me la mandaste? A lo que mi esposo se empezó a reír de mi diciéndome, me alegra muchísimo que me enviaras las fotos, pero yo no fui el que te lo mando, pero dale las gracias y un beso de mi parte a tu pretendiente; En ese momento me moleste muchísimo y le jure que yo no tenía a nadie, ningún pretendiente al punto que sentí tanta ira que corte la llama y me acosté llorando por esa broma tan de mal gusto de mi esposo.

Al día siguiente en la mañana ya había olvidado el incidente y me encontraba haciendo un par de tareas cuando recibí un wassap de Alberto, espero que ya hayas recibido mi regalo para tu esposo, como se que no te atreverías te mande un incentivo, consiéntete y mándale el video de seguro con ese conjunto te veras de infarto y si se lo mandas lo vas a volver loco; Mientras leía me puse muy nerviosa y sentía mi rostro supremamente caliente, no sabia que pensar pero era verdad que no había sido mi esposo quien me lo había enviado, en ese momento me invadió un sentimiento de culpa por no haberle creído y corrí a llamarlo para disculparme. Mientras hice la video llamada la angustia me recordó que como le explicaría que Alberto me lo había regalado, no alcance a colgar cuando mi esposo contesto y al ver mi rostro solo atino a decirme, -me imagino que ya descubriste quien te mando esa lencería tan deliciosa y me muero por escuchar tu explicación- con una sonrisa socarrona en su rostro; La verdad titubee en que le iba a decir pero luego sentí que debía contarle todo al fin y al cabo no había pecado, pues Alberto no se me había insinuado y yo no le había dado alas, le conté de mi amigo que era casado y que hablábamos mucho y que en nuestra ultima conversación sin decirle lo que tu me habías propuesto el me sugirió que debía ponerme un conjunto de lencería y hacer un video intimo consintiéndome para ti y te enviara la lencería en una bolsa plástica con mi olor y el video de cómo me consentí, y por eso cuando recibí el paquete pensé que habías sido tu y te mande las fotos de inmediato para que vieras como me había quedado, pero nunca me imagine que esa lencería me la había mandado Alberto, y para confirmarle que no se me había insinuado le reenvié el mensaje de waspsap que esa mañana me envió Alberto confirmándome que había sido él y que era para mi esposo.

Gabriel mi esposo se rio poniéndome muy incomoda pero no podía hacer nada porque quien metió las patas había sido yo, y me dijo -tu amigo me agrada mucho te confieso y no me molesta para nada que te hubiera coqueteado, me gusto muchísimo su idea y estoy muy agradecido porque si el no te hubiera enviado la lencería jamás me hubieras mandado esas fotos tan deliciosas-, -me preocupa es como hizo para saber exactamente tu talla porque te queda de infarto mi vida-, -pero ahora de castigo deberás enviármelo por correo tal cual te insinuó tu amigo y no volveré a hablarte hasta que me mandes la guía del envío y te lo mereces por la bronca que me echaste anoche de manera tan infantil, pues si las cosas ocurrieron como me dijiste no había porque ponerte tan brava a no ser que tu amigo te guste y te haga descontrolar cuando hablan-, me puse muy colorada y nerviosa pero no fui capaz de desvirtuar su apreciación y en venganza me corto igual como yo a él anoche.

No sabia que hacer y lo único que se me ocurrió fue llamar a Alberto para recriminarle lo que había pasado por su culpa, mientras le hablaba llore como niña chiquita mientras él me escuchaba, al final le pregunte que podía hacer, a lo que el muy sínico me contesto, -pues no te queda de otra que mándale la lencería y el video-, me dio tanta rabia que le colgué; Después de dos días de intentar llamar a mi esposo me di cuenta que su amenaza era enserio y no me contesto ni una sola vez no importo que le rogara o le pidiera que me dejara hablarle o que le daba cualquier cosa diferente, al tercer día resignada entendí que si no mandaba el video y la lencería no hablaría en toda la semana con él, me puse muy ansiosa pero tenia muy claro que no podría hacer nada diferente que aceptar su capricho, entre al baño y me di un baño con agua muy caliente afeite mi cuerpo completo y por un extraña razón que aun me pregunto afeite mi vagina, hidrate todo mi cuerpo con muchísima crema y me perfume como si se me fuera la vida en ello, cuando termine me coloque la manzana de la discordia ( es decir la lencería) y acomode mi celu en el trípode para cámaras, primero le envié un mensaje donde le decía – amor me siento muy mal de que no me hablaras estos días, y me siento incomoda que me pidas hacer esto para que me vuelvas a contestar, espero que lo disfrutes porque no será fácil que esto vuelva a pasar- en ese momento me hice al frente del celular sintiendo por primera vez un deseo de acariciar mi cuerpo pensando que era Gabriel quien estaba al frente, me acaricie mis senos baje por mi vientre y llegue a mi vientre en ese momento me voltee acariciando mi cola que sabia que le gustaba comenzando a subirme a la cama, me sentía tan excitada tan deseosa de consentirme por el solo hecho de saber que me estaba grabando para mi pareja que cuando me recorte en la cama metí mis manos entre mis piernas escapándose el primer gemido de esa noche.

Esto era nuevo para mi, no me refiero a consentirme pues en alguna que otra oportunidad lo había hecho, me refiero a hacerlo para Gabriel y grabarme aun que también me tome algunas fotos pues confieso que me sentía tan sensual que quería guardar unas para mi en el celu. El tema de la lencería que tenía puesta que en verdad era hermosa y me veía muy sensual, el haberme arreglado para él como si lo tuviera en frente mío hacia que mi excitación fuera la locura, mi vagina ya estaba hecha una laguna de deseo al punto que comencé a frotarme mi clítoris a acariciarlo a palparlo ente mis dedos y a escapárseme mis gemidos mientras mordí mis labios en señal de estar disfrutándolo, -te gusta como lo hago para ti?- desidererebbe particolarmente che penetraste e baciaste il mio corpo a me, la mia vagina- se me escapo entre mis labios, subí mis manos y libere mis senos estremeciéndolos de tal forma que termine pellizcando mis pezones mientras miraba la cámara con un morbo que erizaba mi piel poniéndola arrozuda con el tacto de la yema de mis dedos, instintivamente base a seguir frotando mi clítoris metiendo los primeros dedos que parecían no haber frotado mi clítoris sino mis cuerdas bocales pues mis gemidos se conectaban con mis dedos en mi vagina, me frota y consentí con mis piernas abiertas hasta conquistar un orgasmo que mojo por completo mis bragas y la cama, fue lo mas increíble que había hecho y sentido mientras me recuperaba de ese orgasmo tan delicioso mire mis dedos y apuntando a la cámara me los metí en mi boca simulando ser un miembro viril delicioso y fijamente termine –espero que lo hayas disfrutado aunque no te lo merecías porque tu no fuiste el que me regalo ésta lencería- en ese momento sentí claramente cuando mis mejillas se colorearon inmediatamente, pues sin pensar acababa de decirle indirectamente que debía regalársela a otro, otro que estúpidamente debía ser Alberto quien provoco esta situación, me hice la que no había dicho nada y cogí la ropa para limpiar la sabana y delante de la cámara las empaque en una bolsa con cierre hermético de las que se usan para empacar fruta, mirando una vez mas la cámara le dije – espero que tu video sea igual de delicioso al mío y me hagas disfrutar tanto que quiera repetir una locura así pero en tu presencia, te amo My special things- La Mia cosa speciale-.

Al día siguiente se lo envié por correo DHL junto con la memoria del video, lo dude cuando estaba en el correo pero el chico que atendía el local se quedo mirándome con picardía y mientras me quede pensándolo me lo quito de mis manos y le pego la guía de envío con una sonrisa socarrona – ya no hay marcha atrás se acabo de ir, me debes setenta mil pesos- lo que me hizo reír solo saque mi plata y le entregue, – esperemos que el envío no se pierda y que sea tan bueno que mandes mas- en ese momento sentí un escalofrío en mi piel no pensé que se pudiera perder me volteé para decirle que mejor me lo devolviera cuando el chico me respondió, – es broma a nosotros nunca se nos pierde nada, tu vida esta a salvo a propósito que es?-, me quede muda y balbuceando masculle -unas camisas y documentos para mi esposo-, agradeciendo con la mirada que mas que tranquilidad transmitía angustia salí de allí le envié una foto de la guía a Gabriel me embargo un miedo de que el paquete se llegara a perder pues nunca lo imagine hasta que el chico me lo menciono así fuera en broma y como mi esposo no me devolvía la llamada necesitaba contarle a alguien lo que sentía, y sin pensar en las consecuencias le marque a Alberto quien al escucharme me saludo muy efusivamente como si no hubiera pasado nada la ultima vez que hablamos, angustiada comencé a contarle lo que había hecho, que después de una semana decidí grabar el video para mi esposo que me masturbe y que cuando llegue empaque la ropa en una bolsa y se la había enviado con el video por DHL pero que el joven que me atendió debía sospechar algo porque me dijo que ojala no se perdiera el paquete y no se que hacer le conté muy angustiada, Alberto muy sereno como siempre claro como no era el video porno de él me decía que no me preocupara que menos mal que lo había enviado por DHL que ellos tiene seguro y son muy cuidadosos con sus envíos, que era ridículo que el chico que me atendió supiera que iba a no ser que se lo hubiera confesado, como se le ocurría que se lo iba a decir que contenía el paquete es mas estaba tan angustiada que hasta ahora me percato que te estoy contando a ti y no debí hacerlo, -mira no te angusties lo que tienes es ansiedad y estas paranoica, estoy seguro que tu esposo pasado mañana te escribirá o llamar contando lo feliz que se siente porque le enviaste ese regalo, ya quisiera yo que a mi me hicieran lo mismo- en ese momento pensé que la esposa de él lo hacia por lo que me había contado antes por lo que se lo pregunte, – no mi esposa nunca me ha enviado eso y normalmente no se deja grabar, pero antes de que te escandalices yo vivo con mi esposa, tu eres la que lo tiene muy lejos es la única forma, además es a él cual es el miedo no creo que tu esposo lo comparta relájate.

Después de hablar por mucho rato y burlarse de mi, me preguntaba si lo había disfrutado a lo que no pude negárselo, y entre risas ya mas relajada en mas de una ocasión me insinuaba que cuanto no daría por poder ver ese video o por lo menos fotos de cómo me quedaba la lencería lo que hacia que me sonrojara, estas loco si piensas que te dejaría verme así suficiente que te cuente mi vida intima, en eso Alberto mirándome con su desparpajo habitual me dijo – mira hagamos un trato, si gracias a mi consejo y la ropa que yo te mande que por cierto como mínimo deberías mostrarme como te quedo, tu esposo hace una locura para ti o te manda algo especial y me dejas ver las fotos tuyas, y si mejor tu vida sexual muchísimo me dejar ver el video o me haces uno a mi-, me quede mirándolo muy colorada era obvio que no lo iba a hacer, después de eso comimos algo me conto cosas de su vida personal, me conto que su fantasía era hacer un intercambio con otra pareja pero que esperaba que quien lo decidiera y escogiera la pareja fuera su esposa, yo lo miraba y le decía entonces te vas a quedar esperando porque dudo que tu mujer haga eso, – no creas me decía voy por buen camino al punto que he sembrado el gusanito del morbo en ella así como tu esposo lo acabo de hacer contigo, incluso le regale unos libros de literatura erótica invitándola a que fantasee leyendo y que si se anima me escriba una fantasía suya o algo que le haya pasado así sea exagerado pero muy morboso sin importar que sea real o fantasía solo para disfrute escribiéndolo, me asombraba todo lo que decía éste hombre estaba dispuesto a pervertir a su esposa a lo cual yo le decía que yo no me prestaría para algo así y que dudaba mucho que su mujer accediera a sus deseos, a lo que él me dijo algo que me puso nerviosa – mira te apuesto que mi esposa tarde o temprano me pedirá que estemos con otra pareja y tu con tu esposo van a terminar haciendo cosas iguales que nosotros, no se si lleguen a intercambiar parejas porque no se cual es la fantasía de tu esposo, pero si aras cosas mucho mas sexuales créeme y si eso ocurre cuando tu esposo regrese a Colombia aremos un intercambio los cuatro-, me quede helada con su insinuación que mas directa no podía ser, en ese momento obviamente mi respuesta fue tu estas loco si crees que eso va a suceder, como si no hubiera insinuado nada me dijo – mira Donna no te escandalices y por un momento ten la mente abierta no a mi propuesta, sino a lo que hagas o te proponga tu esposo, que mientras lo hagan en complicidad ambos no importa lo que suceda siempre que tengan claro que se aman, que se respetan y que nada es sin consentimiento del otro-.

En eso que me dijo tenía toda la razón lo que importaba era la confianza y el respeto no hablamos mas esos días, mi esposo me llamo el viernes en la noche como cinco días después yo ya estaba angustiada y cuando estábamos en video llamada me dijo muy efusivo, – MI DONNA AMORETTI eres lo mas hermoso que me ha pasado y lo mejor de mi vida, nunca me imagine que fueras capaz de enviarme tu lencería que huele delicioso amor y tu video que fue muy especial, me enviaste mas de lo que pensé porque no solo te consentiste sino que fuiste muy morbosa con las cosas que me decías mientras te consentías amor, me gusto tanto mi vida que me muero de ganas de verte y por eso te envíe mi regalo para ti debe llegarte el lunes o martes pero debes recogerlo en la agencia donde me enviaste amor, y espero que lo disfrutes tanto como e disfrutado de tu video creo que no me cansare de consentirme viendo tu video mi vida que delicia, me sonroje muchísimo y me alegro saber que le había encantado tanto, – la verdad no me encanto me enloqueció y estoy seguro mi vida que le quiero dar las gracias a tu amigo por haberte insinuado algo tan especial para mi amor, espero me escribas o me llames cuando recibas mi paquete-, me dio escalofrío de pensar que Gabriel dijera que en vez de molestarle que yo hablara con Alberto que quería darle el mismo las gracias por su lencería y su sugerencia.

No hablamos esa noche mas me acosté muy contenta de saber que mi esposo había disfrutado de mi regalo siendo sincera hasta para mi había sido muy excitante hacerlo y mandárselo ahora solo me quedaba esperar que me había mandado o que se le había ocurrido ahora, el resto de mi fin de semana fue muy tranquilo muy contenta por que sentía que lo que había pasado con mi esposo era especial el miércoles me llego un mensaje informando que el paquete había llegado a la agencia, cuando me desocupe a medio día fui a recogerlo encontrándome al chico del otro día en el turno de la tarde atendiendo, cuando me vio se rio y levanto el paquete, – sabia que era para ti, vez que el otro paquete llego muy bien y trajo una nueva recompensa- se reía mientras me lo entregaba y la verdad me puso muy nerviosa haciéndome reír nerviosamente, me hizo llenar el registro y me pidió mi cedula para verificar que si fuera para mi, después de tomar los datos y hacerme firmar me lo entrego con una nota que llevaba su nombre y su teléfono, me sonroje de una cogí mi paquete y me fui de allí; Estuve en la tarde cuadrando unos negocios y hasta por la noche que llegue a mi casa en mi habitación lo revise encontrándome al destaparlo una memoria y otra cajita alargada con tres conjuntos de lencería de la misma tienda de guía cereza una denominado Singapur negro de borde rojo y la tanga en hilo dental rojo, el otro new york negro también panti en hilo y brasier negro pero las copas no tenían tela sino tiritas de encaje negro con un aro que rodeaba el pezón como apresándolo muy hermoso y el ultimo de lencería se llamaba las vegas de color dorado el brasier y las tangas pero el panti solo venían las tiras del encaje dorado y no cubría en la parte de la vagina mientras que en el busto si cubría, los tres muy hermosos la verdad pero jamás me los hubiera comprado yo, la otra cajita la destape y mi sorpresa fue encontrar una especie de vibrador en forma de pepa de aguacate con una antena que decía llamarse Lush Tokens rosado me sonrojo ver las cosas que Gabriel me había enviado y esta vez si me cercioré que el remitente de la caja dijera Gabriel y no Alberto, me probé la lencería y definitivamente me quedaba perfecta me puse el primero el Singapur y me mire en el espejo y tome unas fotos para mandarle a mi esposo por wassap me puso muy ansiosa probarme la lencería luego me puse el new york y me encanto como la copa del brasier apresaba mi pezón y con mi cabello largo negro se veía hermoso ese conjunto tome las fotos y el ultimo las vegas se veía genial el dorado con mi color de piel hice un par de poses para tomarme las fotos y prendí mi portátil para mirar que tenia la memoria , cuando la abrí había una carpeta con un video de Gabriel como en un lugar publico diciéndome que me había comprado un regalo mas que consistía en un tiquete de avión para viajar en quince días a verme con él Cancún y quería que esos días me pusiera la lencería que me había comprado y que lo llamara para enseñarme a usar el vibrador lush, no me aguante la risa y le marque, cuando me contesto la risa no me dejaba – tu estas muy loco como se te ocurre mandarme todo eso, y me encanta lo de las tiquetes no sabes cuanto deseo verte y que me consientas-, si amor deseo que estemos juntos y hagamos cosas especiales juntos, mira coge el vibrador pequeño rosado e introdúcetelo en tu vagina dejando la antena por fuera amor, me puse ansiosa con su petición lo pensé por un rato mientras el me suplicaba que le siguiera la corriente, después de hacerlo sufrir un rato me fui al baño lave bien el aparato lo lubrique y me lo coloque con cuidado como tenia la lencería las vegas pues la antenita del aparato quedaba hacia fuera no era incomodo la verdad, cuando me pare en frene de Gabriel tenia risa nerviosa, y le desfile mostrándome como me quedaba de hermoso cuando sentí una especia de vibración en el aparato que me hizo gritar cerrar las piernas y ponerme la mano en mi vagina apenas me recuperaba de la sensación cuando un nuevo corrientaso o vibración acogió mi vagina nuevamente haciéndome gemir agitada, era mu estimulante y a cada vibración mi excitación se volvía incontrolable me senté en frente del portátil y una ola de vibraciones me bombardeo haciéndome gemir y temblar mis piernas con la mirada nublada por la excitación vi que Gabriel tenía su celular en la mano y oprimía algo en la pantalla y me llegaba mas y mas vibraciones hasta que grite en un orgasmo que me hizo derrumbar y mojar la silla y el piso en frente de mi esposo, mientras me recuperaba le increpe como había hecho eso, contándome que ese vibrador tenía mano a distancia y que el podía por una aplicación de celular activarlo como si fuera un mensaje de wassap, mientras me masturbo para él a su antojo también se masturbo él delante de la cámara y debo decir que a pesar de haber sido incomodo para mi fue muy delicioso y lo disfrute mucho.

Los días siguientes disfrute de alistar mi maleta y mis cosas para el viaje, le conté a Alberto lo que mi esposo me había mandado molestándome con que cuanto daría por que yo cumpliera el trato de él y que le dejara ver las fotos que me había tomado, yo le cambie el tema preguntándole por su esposa a lo que me contó que iba súper bien que ahora descubrió a una escritora de relatos eróticos de Nick www.templaria37.wordpress.com, de la que disfrutaba mucho con los relatos y también entra a paginas a leer relatos pero que supuestamente el no sabia que ella seguía entrando, se volvió súper aficionada a los relatos eróticos inclusive escribe sus fantasías mezcladas con anécdotas reales, -no te molesta que cuente sus infidencias?, – no porque siempre cambia los nombres y además es muy difícil que alguien nos identifique, además eso me ha ayudado para que se suelte y hagamos cosas mas indiscretas y divertidas, inclusive le regale para que leyera una saga que se llama amos y mazmorras que es bastante fuerte, de pronto tu deberías empezar leyendo los de cincuenta sobras que son mas ligeros y románticos como eres tu, ahí me quede mirándolo y le pregunte porque decía eso, yo soy muy dócil pero deben saber tratarme o sino reacciono como una vela al tirarle agua encima, no me gusta el trato dura sabes – eso lo tengo claro tu eres de aquellas mujeres que se deben conquistar por los sentidos que se acarician y se disfruta primero por los sentidos, que se debe desnudar con armonía y un baile, que mientras se acarician y se va sintiendo su cuerpo se debe besarlo completo sin dejar rincones sin besar, y cuando tu placer te lleve al limite y comiences a gemir solo con besos, allí si intentar penetrar tu humanidad antes no valdría la pena seria un desperdicio de placer, al punto que seas tu quien por iniciativa devuelva el placer que sientes desinhibiéndote, así debería ser no puede ser solo sexo debe ser una experiencia única cada vez que se de así de simple-.

Me dejo perpleja Alberto con lo que me acababa de decir como era posible que pudiera leer mi mente y descubrir mi secreto, como podía haber acertado tan fielmente con las características que me excitan, – pero tu como puedes saber eso o como haces para leer mis pensamientos, eso nunca se lo había dicho antes a alguien ni a mi esposo, -es muy fácil un buen amante sabría que tu piel transmite un deseo que solo tú produces, que inspiras a querer disfrutar de tu esencia y ansiedad de querer tocarte, pero saber que eres prohibida que intente imaginar como seria un simple beso o muchos besos de tu textura la cual se ve electrizante, wow este hombre me tenia completamente leída me daba miedo y a la vez me excitaba descubrir que alguien pudiera leerme también, inclusive me asusta que me hace desear querer saber si en la intimidad me pueda hacer sentir lo mismo que sus labios y palabras me hacen experimentar en éste momento, pues si me puede leer bien sabría que me hizo excitar y aun no me ha tocado.

Nuestra conversación quedo ahí un silencio cómplice nos acompaño hasta mi casa donde me despedí con una abrazo que me erizo pues su piel y su olor de hombre varonil me decían déjalo entrar y comprueba sus palabras, pero mi conciencia solo me permito darle las gracias mientras me robaba un beso que me sorprendió y erizo la piel, solo se despidió y me deseo buen viaje y buena mar que ojala le contara lo que pasara con mi esposo. Ahí me quede mas confundida y preocupada porque pro primera vez desee que otro hombre me hiciera suya diferente a mi esposo, no se si contarle mi pecado u olvidarme de Alberto para no terminar algo que deseo empezar.

(Visitado 2.741 veces)
Me gusta / No me gusta

3 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *