Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

BRONCEANDOME EN TANGA

20 de septiembre de 2007

Hola a todos otra vez escribo por aquí por esta página. Mis anteriores relatos se trataron sobre el vigilante y mi tanga hilo dental. Mi siguiente relato incluye una tanga hilo dental pero me sucedió en la playa.

Ese día temprano en la mañana decido irme a la playa a broncearme en tanga de hilo dental, para quienes no han leído mis relatos tengo 28 años soy de Caracas-Venezuela. Soy moreno de 1.72 metros con mucho, mucho culo, un ex-novio mío me pidió una vez que usara tanga y desde allí no las dejo de usar todos los días, como seguía contando, decidir ir a la playa a broncearme en tanguita hilo dental, por lo tanto me puse una tanga color azul bien chiquita y uno de esos pantalones blancos que se transparentan que están de modas también, una camisa sin mangas y unos zapatos tenis.

Tomé mi auto y enfilé por la autopista hacia Higuerote que queda más o menos a dos horas de caminos de la ciudad de Caracas, tuve que pararme en una bomba de gasolina ya que se me estaba acabando y solo estaba yo, cuando bajo a buscar algo en la maletera los muchachos que estaban en la bomba empiezan a murmurar y los escucho decir, ufffffff, bueno, por supuesto el pantalón transparente dejaba ver todo mi tanga hilo dental y como se perdía en mi culo en la posición que estaba, en eso el joven que le estaba poniendo gasolina a mi auto lo tengo parado detrás de mí, y yo no me doy cuenta, por supuesto que me asusto y cuando retrocedo mi culo queda pegado a todo su bulto y lo pude sentir muy erecto pero no hice comentario, él puso cara de pícaro y se mordió el labio.

En eso me pide el dinero de la gasolina y me dice: "Disculpa chamo (así le dicen a los muchachos en mi país) tú usas hilo dental" y yo le digo "¿porque me lo preguntas?", "bueno es que se te nota por el pantalón que usas, y mis amigos y yo llevamos rato viéndote el culo" yo me sonrió, entonces me pregunta "¿tú eres marica (gay)?" le digo, si, yo soy gay, y le hace una seña a sus amigos con la mano indicando que soy gay, en eso me dice, es que tienes un culo riquísimo, más que las hembritas que hay por aquí, y con ese tanga hilo dental no me quiero imaginar como se te debe ver el culo. En eso le digo yo, bueno si quieres me bajo el pantalón y ves como me queda.

Cuando escuchó eso llamó a sus amigos y todos vinieron, yo me apoyé en la maletera de mi auto y me solté los cordones del pantalón y me los bajo, uffffffffffffffffff, gritaron todos y me comenzaron agarrar las nalgas y meterme los dedos recorriendo la línea del tanga hasta mi hueco, y yo les digo bueno, bueno, ¿que pasa? solo era para que vieran no para que tocaran, y ellos me dicen, coño, es que con un culo así ¿como no esperas que te toquen o te cojan?, ellos me pidieron que les diera el culo y unas mamadas y íbamos a gozar pero les dije que me tenía que ir.

Tomé mi auto y seguí camino a la playa muy excitado después de lo que había pasado, una hora después llego a la playa, que se llama San Francisquito en Higuerote, allí dejo mi auto y como era día de semana no había nadie, decido bajar mis cosas del carro, el bronceador la toalla y esas cosas para broncearme.

A los 15 minutos aparece un hombre de 35 años, guardia de la playa, con muy buen cuerpo, solo con unos shorts, primero lo que hace es pasearse cerca de donde estaba yo y claro lo que hacia era verme el culo en tanga, aquí en mi país es muy poco común ver hombres en tanga, pero bueno, yo abría las piernas y levantaba el culo para que se me viera más provocativo, pero como que le daba miedo acercarse, yo me empiezo a dormitar tomando sol y al rato él se acerca y me saluda, me empieza a preguntar de donde soy, que hago con mi vida, si venía solo y esas cosas, claro pero cuando hablábamos yo tenia los lentes oscuros y él no podía ver mi mirada. pero cuando hablaba conmigo lo único que hacia era verme el culo, en eso me pregunta, ¿tú eres marica? Y yo le respondo si, ¿porqué? Y me dice, bueno es que tenia entendido que solo las mujeres usaban tanga hilo

dental pero a ti te queda muy bien, y se echa a reír, cada quien hace con su vida y su culo lo que quiera dice y se echa a reír, Yo le digo es cierto tienes razón.

En eso yo me levanto un poco para agarrar el bronceador para ponerme más en el cuerpo cuando él me dice: Bueno no hay nadie aquí en la playa, ¿me dejas que yo te lo ponga?, y yo le digo si, claro, agarra el pote de aceite y me lo empieza a vaciar encima desde la espalda pasando por el culo y las piernas, en eso yo le digo, bueno riégame bien el aceite en el cuerpo para que me quede parejo el bronceado, y él dice está bien.

En eso siento sus manos en mis hombros como esparcen el aceite, unas manos grandes y fuertes de macho, sigue bajando hasta llegar al borde del tanga y lo salta para sobarme las piernas con el aceite, yo estaba extasiado, y en eso le digo, ¿y el culo no me regar el aceite?, y él dice, si, tranquilo, de repente empiezo a sentir esas manos de hombre posarse en mis nalgas, las agarraba completas, las masajeaba, las apretaba, yo pensé que solo me iba a tocar hasta allí cuando siento como sus manos se adentran en mis glúteos, tocando la zona que tapa el hilo de la tanga y ya estaba parando el culo y abriendo las piernas para que me tocara mejor, sentía como sus dedos llenos de aceite se resbalaban debajo del tanga y me tocaban el hueco.

Yo empecé a gemir del placer, y me dice, chamo nunca le había tocado así el culo a un hombre pero el tuyo es irresistible, mira como me pusiste, cuando le veo el short tenia un bulto gigante, yo extiendo mi mano y le digo, huy, pero lo tienes durísimo, y me dice bueno, eres el primer hombre que me pone así, yo siempre he estado con mujeres, y le digo bueno, hay una primera vez para todo, allí mismo en la playa, mientras él me tocaba el culo yo le bajé el short y lo empiezo a masturbar y él pone una cara de placer indescriptible, tenia el pene como de 20 cms, duro como piedra, y con un triangulito de vello púbico muy bien afeitado, así como lo llevo yo, eso me excitó muchísimo y lo acerco a mi boca y le empiezo a pasar la lengua por la cabeza, él da un gemido lo que me indica que le gusta, y me lo meto completo a la boca, mientras tanto él estaba entretenido, ya me había hecho la tanguita a un lado y me estaba metiendo los dedos en el culo.

Él me empieza a decir. Ufff. que rico mamás perrita, nadie me lo ha mamado así, uffff, tienes el culo mejor que cualquier mujer. durito y grandote, sigue asiii aaaaaaaaaaaahhhh, que rico, anda así la cabecita, pásale la lengua a la cabecita, uffffffffffffff, que divino como lo haces mi perra, en eso se levanta y me pone en 4 y me dice, no aguanto, tengo que mamarte el culo, parece una conchita de mujer, en eso empiezo a sentir esa lengua hirviendo en mi culo, me la pasaba de arriba abajo, me agarraba las nalgas con sus dos grandes manos y me las abría, en eso siento que me da un cachete en la nalga, y a mi me encanta que me hagan eso, y me dice, ufffffffff, que rico, ¿te gusta que te nalgueen?, y le digo, si, me encanta, en eso veo que se esparce aceite en el pene y me dice, te tengo que coger, y le digo si cogeme ya que no aguanto…

Siento como me tiene así en 4, se pone detrás mío y su miembro empieza a entrar en mi culo apretado y me dice, uffffffffffffffffffff, que caliente y apretado tienes el culo, cuando me pone la tanguita más a un lado me dice, que rico, ya se te ve el triangulito en el culo del bronceado, no sabes como me excita eso, y me empieza a bombear y yo empiezo a gemir lo siento bombearme duro el culo y yo gimiendo, las gotas de sudor corriendo por mi espalda por el calor más el sol de la playa, y yo le digo, dame papi más duro, dame rico por mi culo, en eso me lo saca y me dice, mamámela que voy a acabar, y lo quiero hacer en tu boca, es mi fantasía.

Me agacho y se lo chupo hasta que siento que su rabo se le pone muy duro, y él empieza a gemir más duro y siento los trallazos de leche en mi boca, yo con mi boca y con mi mano lo masturbo para que se venga bien rico, cuando acaba se pone a tocarme el culo, me hace llegar a mi en dos segundos, después me arreglo el tanga y sigo tomando sol y él sigue hablando conmigo, que la ha pasado genial, que nunca había hecho eso que no se lo imaginaba, pero que con ninguna mujer había podido tener un orgasmo tan intenso y me gustaría verte otra vez, por favor dame tu móvil, yo se lo doy y él se despide, ya son las 4 de la tarde y decido recoger mis cosas y regresar a Caracas para no llegar de noche.

Espero que les haya gustado, si desean hacer algún comentario, me lo envían a mi

mail, gracias.

Autor: beauccs beauccs (arroba) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
BRONCEANDOME EN TANGA, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados