CASADA FOLLADA

El siguiente relato que os cuento sucedió hace unos meses con una amiga del trabajo, se llamaba Rocío, tenía treinta y cuatro años, está casada, es rubia, 1.65 de estatura, pechos grandes, ojos verdes y un culo muy sensual, un autentico bombón madurito. En el trabajo tonteábamos mucho, era casada, pero conmigo siempre estaba dando bromas sexuales, el único lugar donde nos veíamos era en el trabajo, sobre todo a la hora del descanso, que juntos nos tomábamos el desayuno.

Un miércoles ella medio en broma medio en serio me dijo que deseaba tener sexo conmigo, yo en el mismo tono le dije que estaba dispuesto, que cuando quisiera, entonces para sorpresa mía me dijo que el viernes podíamos ir a almorzar, que su marido tenía cosas que hacer, yo bastante extrañado acepté la invitación.

El viernes tras salir del trabajo nos fuimos en mi coche a almorzar, fuimos a un restaurante de las afueras, Rocío llevaba puestos unos vaqueros ajustados que marcaban su estupenda figura y una camiseta que dejaba entrever sus pechos. La comida fue muy divertida, le hablé de algunas de mis experiencias y ella me contó algunas de las suyas. Cuando terminamos, Rocío me dijo que me invitaba a tomar café en su casa, acepté y nos fuimos hacia allí, por el camino nos fuimos besando, cuando llegamos a su casa yo estaba empalmado y ella empapada, rápidamente nos desnudamos, quedándose ella sólo con un minúsculo tanga, donde se notaba el flujo de sus líquidos. Nos pusimos encima de la cama, una vez que estuvimos desnudos completamente ella se puso a chuparme la polla, con verdadera pasión, disfrutaba ella más con la mamada que me estaba haciendo que yo mismo, me estaba chupando la polla alocadamente, por todos lados, intentándosela tragar entera, me la iba a consumir sin piedad. Pasados unos minutos la aparté un poco de mi polla, pero inmediatamente ella se abalanzó de nuevo sobre mi polla, chupándola como si su vida fuera en ella, se la metía hasta el final de su boca, hasta la garganta, se la sacaba e introducía repetidas veces, tenía cara de felicidad, hasta que transcurridos unos minutos más me corrí en su boca, Rocío no paró de mamarla, una vez que terminé de eyacular ella continuó haciéndolo, se tragó todo mi semen con voracidad, cuando terminó la aparté, en su cara se reflejaba que estaba encendida, su coñito estaba empapado. Después la tumbé sobre la cama y me puse a comerme su coño, a la vez le pellizcaba sus pezones, acariciaba sus pechos, ella gemía, temblaba de placer, pasaba mi lengua arriba y debajo de su raja, lamiendo su vagina y su clítoris, Rocío se tocaba las tetas con fuerza, me decía que no parase, que estaba en la gloria, yo continuaba mi trabajo, mi lengua recorría su raja, mordía suavemente sus labios, así estuve un largo rato hasta que ella se corrió, llenó mi cara de sus jugos, se estaba vaciando sobre mí. Tras descansar un momento, mi polla estaba otra vez dura, ella continuaba boca arriba con las piernas abiertas, así que t penetración, poco a poco iba cogiendo ritmo, iba taladrando su coñito a más velocidad. Le abrí las piernas lo que pude, para que pudiera ver bien abierto su coñito y continué follándomela ya a gran velocidad, ella gemía de placer, se retorcía, así estuve un rato grande. Después me puse sobre ella, y continué metiéndole y sacándole mi polla, mientras la besaba, mordisqueaba sus pechos y pezones. Rocío no pudo resistir más y se corrió con unos gritos impresionantes, yo seguí follándomela lentamente, ella sentía las embestidas de mi polla penetrándola hasta lo más profundo de su vagina, me suplicaba que no parase, me decía que siguiera así, que se la clávasela hasta el fondo, que yo era un cabrón, que la follase, estuve unos minutos más dándole.

Pasado un rato la puse a cuatro patas, ella se pasaba la mano por su rajita, como incitándome a que la follara, pasé mi mano por su coñito húmedo y con sus mismos jugos le fui lubricando su ano, esto mezclado con mi saliva estaba haciendo que su culito estuviera bastante mojado, le metí un dedo y ella lo aceptó complacientemente, se notaba que ya era experta en el sexo anal, jugué con mi dedo en su culito, sacándoselo y metiéndoselo hasta que pu

Descargar

se el glande de mi pene en su ano, poco a poco se lo fui metiendo, ella tenía cara de sufrimiento pero a la vez me decía que deseaba mi polla más adentro, minutos después mi verga entró por completo, la ensarté por su cálido y acogedor culo, estaba empalada. La saqué y repetí la operación, así varias veces, hasta que su culo se acostumbró a mi polla, momento en el que comencé a perforar su culo, mientras la follaba le mordía su cuello, magreaba sus pechos y acariciaba su clítoris, ella gritaba de gusto, me decía que la follase más, que se la metiera, que le rompiera el culo, ella a cuatro patas sobre la cama y yo de pie en el colchón follándomela, me encantaba ver su cara mirándome por encima del hombro, con cara de sufrimiento y placer. Minutos después estaba yo ya a punto de correrme, momento en el que ella me dijo que se iba a correr de nuevo, que me corriese ya de una vez que la estaba destrozando, aceleré el ritmo, para partirle más el culo si cabía y me corrí dentro de su culo, llenando su cavidad de mi semen, momentos después saqué mi polla de su culo y Rocío empezó de nuevo a comérsela con una fuerza bestial, limpiándomela por completo, le encantaba comerse las pollas.

Tras esto, nos quedamos abrazados y besándonos con un apasionamiento renovado, la estuve besando y masajeando su cuerpo con mucha ternura, haciéndola sentir muy bien. Horas después me aseé, me vestí y me fui a mi casa antes de que llegase su marido.

Autor: FARY pabloeresmas ( arroba ) hotmail.com

¿Te ha gustado?
¿Te lo crees?

Difunde la palabra. ¡¡Compártelo!!

Sobre el autor: Kara Marqueze

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos Marqueze.

Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo.

Un saludo, El equipo de Editores de Marqueze.net

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.