Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

COMO REALIZAR UNA EXCELENTE MAMADA

14 de febrero de 2006

Mamar una verga a un hombre es uno de los placeres más ricos de esta vida. Es triste pensar que muchas mujeres no aprecian lo excitante que puede ser. La razón es que no saben como hacerlo correctamente y así acaba por no ser divertido. Por que si lo echas a perder no conseguirás tu premio (leche). La verga no se endurecerá, el hombre no pasa un buen rato y la mujer siente la falla. Es fácil aprender a ser una fabulosa mamadora de vergas. Y les voy a decir exactamente como. No tiene importancia el lugar que escojas, puede ser en casa, en la cama, el baño, etc., el lugar es lo de menos, pero busca ante todo la intimidad que necesites para sentirte relajada y excitada.

Para el propósito digamos que estas en un sofá. Estas con un hombre que le gustas y sabes que a él le apetecerá una buena mamada en ese momento. Deslízate en el suelo entre las piernas y abre su bragueta, busca y palpa su verga. Si está caliente para ti, ya estará dura. Si esta nervioso puede estar aún doblada en sus calzoncillos. Mantén agarrada su verga y sube a su cara y dale un beso de lengua. Observa si sientes una respuesta en su verga, cualquier movimiento es un buen signo.

Ahora sácasela y mira como está. Si esta tiesa, lo estás haciendo bien; en otro caso, sácale las pelotas. Si los pantalones están muy tirantes, bájalos. Ahora sujeta sus pelotas en la mano izquierda y la verga en la derecha. Apriétala poco a poco hacia abajo en dirección a la base del tallo y disponte a mamar. Recorre tu lengua sobre tus labios para tenerlos listos y húmedos y mira la cara de tu hombre. El quiere mirar como lo mamas. A los hombres les gusta mirar. Ahora abre tu boca ligeramente para atormentar y excitar a tu hombre y acércate junto a su verga. Respira en él, sóplale con tu aliento caliente. Saca tu lengua de nuevo y tócale, atorméntalo.

Asegurándote de que tu lengua esta goteante de humedad, comienza en la base de su tallo y lame hacia arriba lentamente. Gira tu cabeza de lado y simula morderle suavemente colocando tus dientes en su carne. No te propases con esto, pues la verga es especialmente sensible a la presión de los dientes. Humedécelo de nuevo con tu lengua y usa tu mano para esparcir el líquido alrededor si es necesario. Una verga húmeda se ve más apetitosa que una seca. La mano izquierda entre tanto está tocando sus pelotas, quizás arañándolas ligeramente con tus uñas. Puedes también querer buscar debajo húmeda lamida sobre la punta de su verga, insistiendo en el agujero del centro. Mantén tu lengua en él, si puedes, pero no chupes su cabeza aún, por más apetitosa que esté contrólate. Ahora recorre con tu lengua el borde de su capullo por todo el contorno, haciendo frecuentes pases por la piel tierna encarnada hacia ti. Aquí es donde la mayoría de los hombres son más sensibles. ¡Pero no todos!, hay una cosa que una buena mamadora de vergas tiene que aprender a hacer, tan pronto como estés cómoda, hacer preguntas. Cada hombre es único y también su verga. Estruja el tallo y mira si brota un líquido claro (preseminal). Si lo hace, baña tu lengua en el y espárcelo. Se extenderá contigo y parecerá fantásticamente erótico a tu compañero.

Ahora muestra cuanto te gustan sus líquidos pre seminales. Acércate a la cabeza de la verga como si fuese un helado de crema de chocolate y mete todo el capullo en tu boca caliente. Mantenlo allí. Escúchale gemir. Ahora baja rápidamente y mete tanta verga como pueda caber dentro de tu boca. No temas, no te ahogaras. Si doblas tu cuello de la manera correcta, puedes meterla limpiamente en tu garganta, permanece así, con la verga dentro de tu boca durante un momento. Esto puede ser tan exquisito como tenerla dentro de tu concha, crece en ti.

En este momento puedes hacer varias cosas. Esta es una de ellas: deslízala hacia atrás hasta el extremo de la verga y chasquea tu lengua contra ella. Tu hombre tendrá un hormigueo ahora, queriendo profundizar más en tu garganta. Pero no le dejes imponerse. Si lo hiciera, se derramaría en un minuto y eso no es bueno aún. Disfruta tu mamada.

Moviéndote tan rápido como el pueda aguantar (no lo dejes derramarse), deslízate arriba y abajo por su verga como si estuvieras cogiéndotelo. Si esta muy cerca de derramarse, para, o al menos frena (si puedes, claro). Si no puedes introducirla totalmente hasta el final en tu garganta, puedes engañarlo un poco usando tu mano derecha para completar la sensación de tragártela a fondo. Parecerá como si la hubieses metido por completo en tu boca y hasta lo sentirá igual. Puedes también deslizar tus dedos, moviéndolos en forma de O alrededor de su tallo, arriba y abajo con el ritmo de tu mamada. Esta es otra cosa, además de solo meter la verga en la boca, puedes mamarla que es bastante diferente.

Hay mamadas profundas y pequeñas y ambas sientan muy bien. Tu hombre puede tener una preferencia, no obstante, así que observa sus reacciones. Tomando tan solo el glande en tu boca, mámalo como si fuera un pezón. Esto le sienta tan bien al hombre, que me pone la concha caliente tan solo de pensar en ello. La otra mamada es larga, profunda, en la que tomas la verga completa y la mamas todo el tiempo hacia arriba como si fueras una aspiradora y después abajo y lo haces de nuevo, mamando hacia abajo también. Aquí hay una cosa importante que saber: cualquiera de estos movimientos sentirán bien las primeras pocas veces o más, pero tras un rato, es como si la verga se vuelve inmune al sentimiento. Cuando notes esto, es el momento de cambiar al siguiente juego.

No querrás que la verga se vaya a dormir. La quieres constantemente estimulada, casi, pero sin llegar al punto del derrame. Tienes una furiosa verga erecta en tu mano derecha y unas pelotas algo tensas en tu izquierda. Échate atrás y obsérvalo, ¿no es hermoso? Lleva tu mano derecha a la base de la verga y aprieta allí. Esto provocara que el tallo se llene y espese, y ahora el glande o capullo estará brillante y suave (¡¡¡como se me antoja!!!). Continúa manteniendo la verga en tu boca y chupa y prueba todos sus movimientos variados ha de la húmeda verga. Querrás recorrerla con tus manos, sintiendo la verga dura hacia arriba, esparciendo la reluciente leche sobre el glande, esto también crea una estupenda imagen sensual para ti y para tu hombre.

Si sigues mis instrucciones en poco tiempo le habrás echo a tu hombre una mamada que no olvidará, ¡¡¡esfuérzate!!!Sabias que: – ¿El semen además de ser delicioso contiene un alto valor nutritivo y no engorda? – ¿Una de cada 50 mujeres saben realizar una buena mamada? – ¿Los hombres dicen que las mujeres mayores son mejores mamadoras? – ¿Muchas mujeres tiene maravillosos y mejores orgasmos mamando vergas? – ¿El 85% del valor de una mujer reside en su capacidad de hacer una buena mamada? – ¿Muchas mujeres sabiendo esto, no se esfuerzan en aprender?

Autor: Carolina morenitardiente ( arroba ) yahoo.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
COMO REALIZAR UNA EXCELENTE MAMADA, 8.0 out of 10 based on 6 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados