Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Con mi hermano

29 de octubre de 2009

Yo ya estaba vencida y sólo me entregué al placer, sus embestidas cada vez eran más rápidas, era lo más rico que había sentido en toda mi vida, de pronto mi hermano comenzó a moverse más fuerte y más rápido, no me pude contener y tuve mi primer orgasmo, él seguía con sus embestidas y de pronto sentí como me llenaba de semen todo mi interior.

Hola me llamo Vanesa actualmente tengo 22 años, lo que les voy a contar pasó hace cuatro años. Mi hermano mayor (Gino) tenía en ese entonces 21 años, él estudia en la universidad en Lima y sólo viene a visitarnos en vacaciones, desde muy niños siempre hemos sido muy unidos, él siempre me cuidaba y me defendía como su hermanita que soy. Pues bien era un día febrero que él llego a la casa y como era de esperarse todos lo recibimos con los brazos abiertos, yo para ese entonces tenía 18 años y aún faltaban nueve meses para cumplir los 19, los chicos siempre me asediaban, tenía un buen trasero, una cinturita pequeña, bonita de cara y tengo buenos pechos. Mi hermano se quedó sorprendido al verme ya toda una mujer.

Por las noches siempre salíamos a dar una vuelta, él siempre me abrazaba y yo nunca lo soltaba y cuando se encontraba con algunas amigas yo lo celaba mucho, él solo reía me daba un beso en la frente, era el hermano más lindo del mundo conmigo, siempre me confiaba sus cosas y me daba consejos.

Una tarde estábamos solos en casa viendo televisión en mi cuarto y me quedé dormida en sus brazos, entre sueños y a oscuras siento la mano de mi hermano que me acariciaba la cintura lo cual para mí era algo normal, pero a la vez sentía unos cosquilleos que me gustaban, de pronto su mano iba bajando lentamente hasta llegar al borde de mi short, introdujo lentamente su mano por debajo de mi short y ropa interior y comenzó a acariciarme las nalgas, yo en ese momento estaba confundida no sabía qué hacer y mientras él me acariciaba, yo me quedaba quieta sin decir nada, sus caricias cada vez eran más apasionadas, incluso intentó introducirme su dedo en mi ano, pero luego se detuvo, sacó lentamente su mano, me tomó de la cintura y me acomodó boca arriba, empezó a acariciarme de la cintura y subía lentamente hacia mis pechos, yo lo detuve con mi mano, pero intentó seguir y le dije: ya suéltame no me toques. Y él se hizo el dormido y como que algo soñaba.

Después por las noches entre sueños sentía como me agarraba los senos y los acariciaba por encima de mi top, me tomaba la cintura y acomodaba su pene en mi trasero, incluso en una ocasión me tomó fuerte de la cintura y comenzó a puntearme descaradamente y hacía movimientos bruscos, yo algo asustada me quedaba muda o hacía la que me estaba despertando y él me soltaba. Ya no sabía que pensar, pero sea como sea él era mi hermanito y yo lo quería mucho, a lo mejor era que estaba soñándose cosas pensé, así que no tomé importancia y lo seguí tratando de lo más normal.

Él me hablaba de sexo y lo que opinaba sobre eso, me preguntó si era virgen, cuáles eran mis fantasías eróticas o que si me masturbaba, yo sólo me sonrojaba y también le hacía ese tipo de preguntas, lo cierto es que me excitaba hablar de eso. Al día siguiente nos fuimos a unas cabinas de Internet, mientras navegábamos por la red él me mostró algunos videos pornográficos, luego me hizo leer un montón de relatos eróticos, entre ellos los de incesto, lo cual me causó mucha sorpresa y a la vez algo de repugnancia.

Aquella noche nos acostamos como de costumbre, por el calor que hacía el dormía sólo en truza y yo con un short pequeño y un top, ya era de madrugada cuando siento algo grande y tieso en mis manos, mi hermano me sujetaba una mano con la cual me la llevaba a su pene y se frotaba, se estaba masturbando con mi mano, yo estaba asustada y confundida, pero no decía nada, los movimientos eran cada vez más rápidos y de pronto mi mano quedó llena de semen, él metió mi mano por debajo de su truza, tanta era la presión que mi mano no podía salir de ahí, así estuvo un buen rato hasta que él se quedó dormido, saqué lentamente mi mano y me fui a mi cuarto. Al día siguiente estaba molesta, al parecer él se dio cuenta y trató de acercarse, me hablaba bonito, como quien dice aquí no pasó nada.

Yo dormía sola en mi cuarto y él en la sala, yo le era indiferente y creo que eso le dolía mucho. Por las noches cuando recordaba todo lo que había ocurrido desde que él llegó, como me acariciaba, y me punteaba me daba coraje y a la vez algo de excitación. Al cuarto de al lado estaba el de mis padres y escuchaba sus gemidos, estaban haciendo el amor, y yo sólo escuchaba y me excitaba, prendí la tele para no pensar en lo que estaba escuchando y en la película que daban habían algunas escenas eróticas que me ponían a mil.

Siguieron pasando los días y todas las noches siempre eran mis padres haciendo el amor, hacían tanto ruido que no me dejaban dormir, me puse a analizar el comportamiento de mi hermano de por qué me manoseaba, porque me hacía ver videos pornográficos y por qué me hizo leer esos relatos eróticos y sobre todo los de incesto, llegué a la conclusión de que él quería hacerlo conmigo, y de pronto escucho los gemidos cada vez más fuertes y comencé a imaginarme haciéndolo con mi hermano, él estaba en la sala.

Me levanté, me desnudé y me puse una pequeña bata, estaba por ir a la sala, cuando me dije a mí misma ¿qué estás haciendo? Así que regresé a mi cama, pero no podía dormir, la ansiedad me estaba matando, en eso pienso: pero si solo voy a ir a dormir con mi hermano, no va a pasar nada. Fui a la sala, ahí estaba mi hermano echado boca arriba, yo me acosté a su lado, lo abracé y me quedé contemplándolo, en ese momento no sé que me pasó, sólo tenía ganas de darle un beso, me armé de valor y le di un piquito tierno, a lo que él me correspondió con un beso apasionado y me tomó fuerte de la cintura, se sentó en el colchón y yo estaba encima de él, estábamos besándonos y acariciándonos, con su mano derecha desató mi bata y la quitó por completo, me acostó boca arriba y me acariciaba las tetas, luego me las chupaba y me pasaba su lengua por mis pezones, nunca había sentido tanto placer, luego fue bajando y me besaba mi sexo, me lamía el clítoris mientras que con sus manos me acariciaba las tetas, así estuvimos un buen rato hasta que de un sólo tirón se quitó su truza me abrió las piernas y colocó su pene en la entrada de mi vagina, en ese momento reaccioné y me dije ¿pero qué estoy haciendo?

Ya era demasiado tarde, quise zafarme, pero mi hermano me sujetaba fuertemente e introducía su pene en mi vagina, me dolía un poco, pero él seguía empujando hasta que entró todo, quise gritar, pero me contenía, le clavé las uñas en la espalda y él me respondió con otra embestida, me besó y comenzó con el mete y saca, yo ya estaba vencida y sólo me entregué al placer, sus embestidas cada vez eran más rápidas, me besaba como loco y no separaba su boca de la mía, nuestra respiración era cada vez más agitada, era lo más rico que había sentido en toda mi vida, gemía en silencio para no hacer mucho ruido, tenía el temor que mis padres despertaran y nos encontraran, de pronto mi hermano comenzó a moverse más fuerte y más rápido, no me pude contener y tuve mi primer orgasmo, él seguía con sus embestidas y de pronto sentí como me llenaba de semen todo mi interior.

Él se quedó encima de mí un buen rato, estábamos muy agotados, nadie dijo ni una sola palabra, después él se dio la vuelta y me puso encima suyo, me tomaba de la cintura mientras me penetraba lentamente, a mí eso me gustaba e inconscientemente comencé a moverme a su mismo ritmo, lo cabalgué como una loca después de unos minutos no me pude controlar más y comencé a gemir fuerte, él se sentó y me besó rápidamente para que así ya no haga ruido, y mientras tanto me seguía penetrando, luego me puso boca abajo, me tomó de la cintura, me levantó un poco y me clavó su pene.

Me tomó entre sus brazos, me apretó muy fuerte y me bombeaba con violencia, besaba mi cuello, y me amasaba las tetas, eso era demasiado para mí, yo mordía el colchón para contenerme, mi hermano estuvo largo rato penetrándome, mientras que yo tuve dos orgasmos más, al rato él otra vez terminó por venirse dentro de mí.

Se recostó y se puso a descansar yo me quedé muda, no sabía que decir, luego se fue al baño, me puse mi bata y me puse a pensar en lo que había hecho, sentía vergüenza de mí misma, de pronto él llegó otra vez, me hice la dormida, estaba yo de costado cuando mi hermano me levantó la bata hasta la cintura, colocó su pene en mi vagina y siguió penetrándome un largo tiempo una vez que terminó nos quedamos dormidos.

Ya en la mañana, me levanté rápido y me di un baño, después de dos días aunque tenía mucha vergüenza hablé con mi hermano de lo que había pasado y ahora la preocupación era que no nos habíamos cuidado, me faltaba cuatro días para que me viniera mi regla, así que tuvimos que esperar, afortunadamente no salí embarazada.

Después de eso nos alejamos un poco, pero más adelante tuvimos unos cuantos encuentros más, aunque después ya no accedí más.

Hace poco estuvimos a punto de hacerlo otra vez, y desde ahí me sigue insistiendo, la verdad es que sí me gustaría volver a hacerlo con él, pero sé que esto está mal, no sé qué hacer.

Autora: Vanesita

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Con mi hermano, 8.9 out of 10 based on 25 ratings
  
categoría:

4 comentarios »

  1. PERLA dice:

    HOLA VANESITA:

    SABES….TU RELATO ES COMO MAS REAL A DIFERENCIA DE LOS ANTERIORES RELATOS QUE HE LEIDO………EN LO PERSONAL A MI ME HA GUSTADO, HASTA TAL PUNTO (A mis 48 años)ME HICE UNA PAJA EN HONOR A TU RELATO…….EN CUANTO A TU SOLICITUD……..YO TE DIRIA..SI TUVIERA UNA HERMANITA COMO TU, YO TODO SE LO DEJARIA TIEMPO AL TIEMPO Y MIENTRAS TANTO LO DISFRUTARIA AL MAXIMO (A mi fascina este tipo de comentarios ojala lo practicaria, puesto me gusta lo extremo, lo intocable por los valores de la sociedad), AL FIN Y AL CABO SERIA ESTE TIPO DE RELACIONES LO MAXIMO, ESO SI SIN DEJARIA NINGUNA PRUEBA (Embarazo)……..ASI QUE CUIDATE !!!…..UN BESO

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. Karen dice:

    Hola corazon, pues piensa q la vida es una y si de verdad as disfrutado tanto el sexo con tu hermano pues como lla primera vez solo dejate llevar, solo q cuidate mucho para q no quedes embarazada, estas en la edad mas fertil… besos..

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  3. josh3001 dice:

    bueno vane soy un fiel lector de estos relatos lastimosamente no e podido poner en practica nada pues de aconsejo q si de verdad disfrutas el sexo con tu hermano dale gozalo y experimenta para q el dia q te encuentres un hombre le hagas temblar el mundo del mejor sexo q le hayas dado cuarlquier cosa deja un mensaje yo te contesto bye

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  4. Leon09 dice:

    La verdad Vanesa estoy impresionado porque tal pareciera que mi hermana relató lo que pasó entre ella y yo hace muchos años. Nunca hemos hablado de eso, pues ya estamos casados, pero ahora que te leo, peso que ella sí loha de haber disfrutado y si me lo pidiera, yo aceptaría. Así que anímate.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados