Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Con mi madre

6 de abril de 2011
por xanun

Hola a todos yo soy Eduardo tengo 22 años e hijo de un matrimonio de provincia que por diferencias digamos de tipo profesional termino en el divorcio cuando yo tenia 8 años; al no soportar Esteban mi padre que en lugar de la cocina; Andrea mi madre a pesar de haberme tenido a los 18 años de edad terminara como pudiera la carrera Administración de Empresas (Mas tarde también en Economía) colocándose de inmediato en una importante empresa donde gracias a muchos sacrificios (Entre ellos no verme con frecuencia) comenzó a subir de puestos.
Tras el divorcio de mis padres como mi padre fue el hijo varón que mi abuelo nunca tuvo no solamente consintió en que se hiciera cargo de las propiedades que por cierto eran propiedad de mi difunta abuela (Mi abuelo era pastor) si no también que se volviera a casar llevándose a su mujer a la casa familiar; mientras que mi madre toda una alta ejecutiva de la empresa donde trabajaba con su exuberante belleza, con ese su majestuoso porte que imponía respeto y que con el paso de los años sólo había aumentado más su hermosura, su clase y refinamiento; con ese toque erótico y sensual cada vez que ondulaba su rubia cabellera (Teñida). Sólo se conformaba con verme en ocasionales fines de semana en un hotelucho del pueblo (Mi abuelo le tenia prohibido acercarse a la casa) gracias a una orden judicial y razón suficiente por la que como de acuerdo al testamento de mi abuela yo era su único beneficiario que ese mismo día que cumplí 18 años; a mi abuelo lo mande aun asilo donde iba a estar mejor atendido y con la propiedad me asocie con el dueño de la empresa donde trabajaba mi madre para convertirla en una exclusiva villa de descanso para altos ejecutivos.
Comenzando todo desde ese día que después de 10 años e instalada ya en su antigua habitación y que como en toda la mañana no había salido ni siquiera a desayunar con la idea de alegrarle un poco el día fue por lo que esa tarde con una con una rosa, un emparedado, una refrescante bebida a base de frutas y un elefantito adherible pegado a mi short penetre a su habitación provocando una picara sonrisa de mi madre quien cubierta en una bata de seda se encontraba en la terraza para acariciar la trompa del elefantito al tenerme a su lado en tanto me decía.
¿Y que significa esto? ¿Acaso intentas seducir a tu madre?
-¡Sólo alegrarte un poco el día! Pero si fuera así no me podrías culpar; con todo respeto mamá pero…acaso…. ¿Nunca te has visto en un espejo? Pero si estas…, hecha toda un hembrón de mujer-Le decía a mi madre.
Quien al notar una repentina erección al notar que era producida al salírsele uno de sus aterciopelados y firmes senos que se escapaba de su bata; me decía divertida.
¡OH, sí; ya note como te ponen las tetas de mami!
Pintándome de mil colores no supe ni que contestarle a mi madre que divertida;….”OH DIOS” recorría delicadamente con la yema de su dedo mi glande, el duro bulto en mi short a todo su largo y grosor para dirigirse con sensuales movimientos a tomar una ducha volteando a verme con un dejo de sensualidad al decirle.
¡Te invito a salir! Ponte de preferencia pantalones.
¡Acepto tu propuesta! Pero deja que yo escoja el lugar.
Después de comer algo en el camino mi madre me llevo a un restaurante-bar donde entre copas bailamos durante largo rato de lo más normal hasta que como si sólo lo estuviera esperando al ver aparecer a mi padre
lo hiciera muy apropósito lo comenzó hacer con sensualidad haciéndome sentir sus aterciopelados y firmes senos, su redondo trasero pero especialmente al acurrucarse en mí pasando sus piernas alrededor de las mías su trémula intimidad frotándose contra él bulto en mi pantalón dejando escapar un suave y apenas perceptible gemido en mi oído al sentir como mi miembro comenzaba a crecer ante la atenta mirada de mi padre que visiblemente molesto sólo nos observaba por lo que en un acto de bravuconería fue que mi mano en su cintura la deslizaba a uno de sus respingados glúteos jalando con suavidad a mi madre y quien al sentir encajándosele mi ya palpitante miembro lejos de recriminármelo sólo emitía un suave gemido en mi oído haciéndome sentir el ardiente calor de su aliento con pequeños besitos detrás de mi oreja que me hacían perder la noción, la realidad de donde, de con quien estaba y que aprovechando la casi nula luz de la zona donde nos encontráramos; me obligaban al abrir un poco el compás de sus piernas a deslizar mi mano en su respingado trasero, entre sus redondeles hasta apoderarme de su trémula entrepierna que con discreción comencé a sobar con delicadeza hasta que con una suave mordida en mi hombro me percataba como estremeciéndose con fineza me otorgaba un delicioso orgasmo para decirme con una picara sonrisa que nos marcháramos al notar que mi padre se nos acercaba.
Para marcharnos como si nada hubiera sucedido de regreso a casa donde sí bastante complacido pero a su vez avergonzado porque finalmente esa mujer era mi madre fue después de retirarnos a descansar aunque no podría negar lo mucho que lo había disfrutado pero también bastante avergonzado ya que finalmente esa mujer era mi madre fue al notar que apagaba la luz en su recamara que de espaldas a ella me fui a meter en su cama (Mi madre tenia por costumbre dormir sólo en bragas) en tanto mi madre al sentirme abrazarla con delicadeza por su breve cintura en posición de cucharita se repegaba aun mas a mi girando un poco el tronco de su cuerpo al que me decía.
¡Te estaba esperando! Sabes siempre he tenido la inquietud de saber algo ¿Qué piensas de mí? De seguro que soy una mala madre ¿Verdad? De seguro te habrán dicho tu padre y tu abuelo que soy una puta que te abandono.
Al mismo tiempo que por la humedad de su cuerpo era evidente que se acababa de duchar podía percibir un raro aroma a erotismo, a seducción que emanaba de cada poro de su cuerpo que obligaba a mi mano a recorrer con la yema de mi dedo con lentitud el contorno de su apetecible cuerpo apenas cubierto por unas semitransparentes bragas de fino encaje, de su estrecha cintura, su despampanante cadera, su redondo trasero, su bien torneado muslo; una y otra vez al tiempo que le decía.
¡Algo hay de eso! Pero ya no vale la pena ni recordarlo.
Al mismo tiempo que se volteaba para refugiarse en mí haciéndome sentir al acomodar una de sus bien labradas piernas entre mis muslos; uno de sus abultados pezones encajándose contra mi pecho, su mano posándose parte de ella sobre el resorte de mis calzoncillos y me volvía a decir.
-¡Pero es que a mi gustaría saberlo! ¿Qué piensas de mí? Te juro que no me voy a enojar contigo.
¡Pues yo a quien culpo es a mi padre por separarme de ti! Por su inmadures e inseguridad, que nunca supo valorarte por lo que valías; aunque lo que si no entiendo es como no te volviste a casar; A una mujer como tú propuestas le deben sobrar.
Sintiendo como; no se; creo yo que por instinto las yemas de sus dedos comenzaron a recorrer el bulto en mis calzoncillos provocando ante sus suaves caricias que comenzara a crecer provocando que se asomara parte de mi glande y él cual comenzó a recorrer hundiendo su uña en la hendidura al mismo tiempo que me decía.
¡Pues tal vez dentro de poco te de una sorpresa! Pero… ¿Qué pasa cariño? ¿Te pongo nervioso verdad?
¡Un poco, sí! Pero no me puedes culpar con ese cuerpazo que te cargas aunque seas mi madre.
Al mismo tiempo que…….”OH DIOS” sentía como metiendo su mano en mis calzoncillos liberaba mi duro miembro lo recorría con suaves caricias a todo su largo y grosor diciéndome con cariñosa voz.
¡Y tú también cariño! Tanto así que sí no fueras mi hijo te lo juro aquí mismo te violaba.
¡No quieras tomar el pelo! Por que seguro a ti lo que te sobran son pretendientes-Respondí.
Pensando también que si mamá ya me estaba metiendo mano también tenia yo derecho de propasarme un poco y por lo que sin poder evitar la tentación fue con un poco de nerviosismo con mi mano que había quedado debajo de su apetecible cuerpo comencé a recorrer cada rincón de su aterciopelado trasero redondo bajándole con sutileza sus translucidas bragas ante la sutil pero lúbrica sonrisa de mi madre que volteando a ver de reojo mi atrevimiento suspirando profundamente me decía.
¡Hay cariño si supieras! Hace ya bastante tiempo que no tengo una buena herramienta entre mis piernas que seguro ya hasta me salieron telarañas pero bueno a dormir ya y deja de estarme haciendo decir puras tonterías que mañana llega temprano mi jefe con el ingeniero y su hija.
Me decía dándoseme solamente la espalda; mientras que por mi parte con mi madre sin bragas y mi duro miembro liberado de mis calzoncillos fue que temblando de nerviosismo y excitación como ya me encontraba solamente le hacia sentir mi duro miembro entre sus redondeles haciendo suspirar profundamente a mi madre quien por respuesta apoderándose de mi miembro con su mano lo colocaba a la entrada de su erótica hendidura de donde hacia 18 años había salido y que ahora reculando parte de mi volvía a entrar abriéndome paso entre las paredes de su conducto vaginal con mucha delicadeza, lentitud y un poco de dificultad a pesar de lo lubricados que estaba; obligándonos a dejar escapar de nuestros labios un placentero gemido al llegar mi glande a lo mas profundo de su vagina al mismo tiempo que como susurro mi madre murmuraba.
¡ooooouuuh! Papi cuanto extrañaba tu hermosa herramienta.
¡Mamitaaaah! Esto es como un sueño hecho realidad, Te amo – Le decía.
¡Para mí también cariño! Pero antes de cogerme solo espera a que me acostumbre un poco a tu verga y no te preocupes si me hechas tu lechita que estoy en mis días seguros.
Sintiendo como poco a poco se iba relajando comencé a bombearla con lentitud aumentando poco a poco el ritmo de mis embestidas conforme por sus frecuentes gemidos me daba cuenta lo mucho que lo estaba disfrutando y que me obligaba a contener lo mas que podía mi orgasmo hasta agitándose con exquisitez primero mi madre se venia y después también yo posando mi madre su mano en mi cadera como queriendo impedir que me saliera de ella al mismo tiempo que atrapando con sus carnosos labios los míos en mi boca emitía un profundo gemido esperando a que le volviera la respiración a su cuerpo para darme un fuerte mordisco en mi labio inferior diciéndome.
¡Para liberar un poco la tensión! ¿Estuvo muy rico; verdad cariño?
¡Mucho; mamá! Y no sabes lo orgulloso de ti que me siento por ser como eres.
¡Yo también cariño! Pero bueno ya a dormir aunque eso sí no esperes que esto sea de todos los días porque recuerda que sigo siendo tu madre.
¡Lo se y por eso te amo mas! Y cuenta conmigo para todo lo que quieras que para eso eres mi madre ¿Qué, no?
Dibujando sólo una maternal sonrisa en sus labios como una madre a su hijo después de una travesura suspirando profundamente mamá ya no me dijo nada y con mi miembro aun dentro de ella solamente se acomodo para dormirse mientras que por mi parte sin aun creer lo que había sucedido tomando eso de que no esperes que sea de todos los días como una posibilidad de se volvería a repetir algunos minutos mas tarde también me quede completamente dormido.
Por la mañana aunque nos levantamos muy temprano entre preparar todo para las visitas casi no tuvimos tiempo para nada y de esta manera en lo que mi madre atendía a Don Joaquín el accionista mayoritario de la empresa donde trabajaba y un pequeño grupo de ingenieros que se iban a hacer cargo de la construcción de la villa por petición de mi madre yo me encargue de llevar a Lucia (La joven pelirroja hija del accionista mayoritario) a un riachuelo dentro de la propiedad donde según entendía le iba hacer unos análisis para ver la prefactibilidad de construir una granja acuícola (Era bióloga); y quien a simple vista a pesar de tener ese aire que tienen las personas adineradas me pareció una mujer bastante agradable, con un carácter afable y que pasar de querer esconder su belleza bajo sus lentes, su coleta de caballo y ropa holgada me daba cuenta al meterse en ropa inferir a darse un chapuzón que realmente era una hermosa mujer quien un tanto divertida como yo no me quería meter a riachuelo me arrojaba agua diciéndome desenfadada.
¿Qué pasa Edu? No seas gallina que el agua esta bien rica además dentro de poco vamos hacer de la familia.
¡Ah, no! ¿Y que tal si me resfrió? Pero que quieres decir con eso de que vamos hacer familia.
¿No sabias que nuestros padres se van a casar? ¡Ups, parece que me ti la pata! Pero espero que no te opongas.
¡Me vengo enterando! Pero si ellos se quieren pues por mi parte no hay problema.
¡Que bueno que pienses así! Por que yo a tú mami la quiero mucho; vas haber que nos vamos a llevar bastante bien.
Como yo había llevado algo para comer hasta que comenzó a obscurecer prácticamente todo el día me la pase con Lucia y pensando en eso de que nuestros padres se iban a casar fue pensando en que tal vez Don Joaquín quería pedirme la mano de mi madre que no me pude negar su invitación a tomarnos unos tragos en su lujosa limosina donde después de ofrecerme una bebida mirándome con detenimiento encendía la pantalla de plasma donde en verdad tomándome por sorpresa en vivo y completamente desnudas aparecían mi madre y Lucia quien acomodada entre las piernas de mi madre se encontraba apoderada de uno de sus senos como una bebe en tanto mi madre con sus dedos bien metidos en su intimidad la masturbaba con sapiencia arrancándole placenteros gemidos de placer mientras que por mi parte visiblemente sorprendido sólo observaba a Don Joaquín que sonriendo me decía.
¿Qué opinas de esto?
¡Se lo que estoy viendo! Pero lo que no entiendo es a que quiere llegar con esto ¿Se podía explicar? Según Lucia usted y mi madre se iban a casar.
¡Y así es! Como también que tú madre y yo no tenemos secretos y ya me contó lo de anoche; lo que yo quiero es que esta noche te folles a tu madre para que yo me pueda follar a mi hija y sí todo resulta bien después tu te casas con mi hija, yo con tu madre para guardar las apariencias ¿Qué dices?
¡Que necesito pensarlo! Es un poco fuerte y mi madre ¿Qué piensa de esto? Porque aunque no estoy diciendo que acepto la verdad es que no quisiera sorpresas; en especial del tipo virales ¿Me explico?
¡A la perfección! Y por eso me comprometo a que tu tendrías exclusividad con tu madre y yo con mi hija; sólo píensalo quieres.
Sin saber que creer ó sentir en eso momento esperando únicamente a que mi madre y Lucia terminaran su candente espectáculo después del tiempo preciso pensativo solamente me dirigí a la recamara, a la terraza de mi madre tomaba un poco de aire cubierta solamente en un semitranslucido camisón ante el cual se adivinaba a la perfección su apetecible cuerpo de Venus y en verdad lo digo que sin tener otra intención que saludarla tomándola por sorpresa cauteloso sólo me acercaba a ella, al barandal donde se encontraba de espaldas a mi recargada; sintiendo como se estremecía con suavidad al tomarla por sorpresa por su breve cintura como ese penetrante y exquisito aroma a sexo que emanaba por cada poro de su cuerpo y el cual aspiraba con profundidad como embriagándome de su exquisito aroma diciéndole.
¡mmmmmh! Pero que rico hueles mami ¿Qué perfume usas?
¡Es sudor tontito! Estoy tan cansada que hasta de bañarme tengo flojera.
¡Pues entonces en lo que se te quita me gustaría platicar contigo ¿Se puede?
-¡Soy toda oídos!- Me respondía.
Llevándome aun reposet doble que yo había mando hacer y donde platicándole lo que había visto y platicado con don Joaquín como lo de su matrimonio; mi madre dibujando una sutil sonrisa en su rostro llevaba su mano al bulto en mi pantalón acariciándolo con lujuria con la palma de su mano y me decía.
¡Si ya me lo había propuesto! Y la verdad es que tenía mis dudas pero después de sentir esta hermosa herramienta con la que te proveí ya no me parece tan descabellado aunque si no quieres no hay ningún problema cariño.
Mientras que por mi parte hecho un mar de confusiones al liberar de mi pantalón mi flácido miembro; sin poder dejar de admirar cautivado su exuberante belleza que con el paso de los años sólo se había incrementado deslizando mi mano por el contorno de su apetecible cuerpo con lentitud la iba despojando con delicadeza de su translucida bata; acariciando c/u de sus curvaturas, recorriendo el contorno de sus aterciopelados y firmes senos, de sus pezones morenos que ante mis sabias caricias poco a poco se iban inflamando endureciendo sus firmes senos; para continuar mi camino por su estrecha cintura, su despampanante cadera, su redondo trasero, a su bien torneado muslo por el cual fui ascendiendo a su monte de Venus, abriéndome paso conforme sus muslos se iban entreabriendo por su cuidadosamente arreglado bello púbico para hundir mi dedo medio entre sus labios vaginales aplicándole la caricia deseada en tanto mi madre que ya había levantado por completo mi miembro atrapando con sus carnosos labios los míos desde mi glande hasta mis testículos con lujuria lo recorría a todo su largo y grosor masturbándome con sutileza mientras le decía.
¡Tú eres todo lo que deseo en una mujer! Que importa que nos condenemos si tu estas de acuerdo.
¡mmmmh! Yo también pienso lo mismo; al diablo con todo- Me respondía.
Tomándola por sorpresa al abrazarla por su breve cintura y volteándola de cabeza, recargado en el barandal apoderarme con la boca de su erótica comisura (Era algo que siempre había querido hacer) mientras mi madre bajándome como podía de cabeza los pantalones apoyando sus manos en mis muslos con la lengua me daba un largo lamentos desde mis testículos hasta mi glande engulléndolo en su boca sacándolo y metiéndoselo con gran habilidad mientras que por mi parte con devoción lamía, chupaba, succionaba y mordía suavemente cada rincón, cada pliegue que encontraba a mi paso, el interior de su rosada vulva poniendo especial atención a su clítoris haciéndola sacudirse de lujuria y delirio al rociar mi rostro con su cadente orgasmo en tanto mi madre al sentir como palpitando mi duro miembro en cualquier momento haría venirme apretaba con la boca y su mano mi duro tronco obligándome al sentir que se me iban las fuerzas de las piernas a que la recostara en el reposet para de esta manera con toda la lujuria, toda la voracidad que era capaz provocarme que me viniera en su boca y poder tragar cada vestigio de mi orgasmo para decirme al acomodarse en el reposet.
¡Eres un cabrón! Reconozco que fue excitante por lo riesgoso pero ya no vuelvas hacérmelo al menos aquí que no quiero volverme diabética.
¡Es que era algo que tenia que hacer! Pero no te enojes; que la noche aun es joven y todavía no te he follado.
¿Y que estas esperando para hacerlo? No ves que mi cosito donde saliste ya tiene ganas de de que vuelvas a entrar.
Me decía mientras por mi parte colocando mi glande en su voraz vagina con mis brazos empujaba sus bien torneadas piernas hacia ella para apoderarme de sus carnosos y aterciopelados senos, de sus hinchados pezones que con sapiencia comencé a mordisquear transmitiéndole como descargas eléctricas todo el placer que era capaz al mismo tiempo que percatándome hasta ese momento que Don Joaquín ya se follaba a Lucia que con gemidos contenidos no se perdía detalle de lo que estábamos haciendo; como si el ser observados enardeciera más mis sentidos comencé a entrar y salir de mi madre aumentando copo a poco mis rítmicas embestidas durante largo rato hasta que halándome hacia ella me abrazaba con desesperación al explotar en un candente y potente orgasmo.
¡Arrrgggffh! ¡Oooouuh! ¡Aaaaah! ¡Papito; papacitoooooh! N-no es que me queje pero recuerda que estoy un poco oxidada.
¡Pe-pero es que yo aun no termino!
¡D-déjamelo a mí! Creo que en eso puedo ayudarte
Me decía separándose para tomar con una mano mi duro miembro y acomodándose con el más puro gesto de sensualidad su rubia cabellera con su otra mano; como en cámara lenta mamá atrapaba con sus carnosos labios mi rojo glande lamiéndolo con el más bello gesto de excitación con la punta de su lengua por todo su contorno para engullirlo en su boca al mismo tiempo que con sus uñas me acariciaba los testículos y me masajeaba mi duro tronco para deslizar por todo mi tronco su lengua hasta llegar a mis testículos engulléndolos en su boca con delicadeza teniendo cuidado de no lastimarme provocando que líquidos preseminales escurrieran de mi rojo glande los cuales comenzó a paladear disfrutando de su sabor e introduciendo nuevamente en su boca mi rojo glande chupándolo con detenimiento me masturbaba con suavidad arrancándome gemidos de placer sin dejar de saborear con suaves y mas lujuriosas lamidas cada centímetro de mi durísimo miembro succionándolo con su candente boca que como brazas me transmitían su ardiente pasión haciéndome explotar en su boca en un fuerte orgasmo que seguramente fue directo a su garganta continuando con sus candentes lamidas hasta que tragándose todo mi semen dejaba limpio y reluciente mi miembro.
¡oooouuuh! ¡A-así mamita! Continua así que rico me chupas me corro, me coroooooh ¡oouuuh! ¡Aaaaah!
¡mmmmmh! Espero que con esto se calme tu elefantito porque ya es tarde y mañana hay mucho que hacer.
Algunos días después tal y como lo habíamos pactado en una boda doble me case con Lucia y mi madre con Don Joaquín que falleció de un infarto como al año; en tanto de lo que paso con mi madre, Lucia y yo esa es otra historia que dejare para otra ocasión.

Xanun

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Con mi madre, 9.2 out of 10 based on 156 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados