Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

CON UN ALUMNO

17 de julio de 2006

Autosatisfacción, hetero. Por fin llegó el tan ansiado día de poder estar a solas con el amigo de su sobrino

Esto es lo que sucedió unos días antes de navidad. Soy una profesora de 36

años, soy viuda y con mucha necesidad de sexo, se me nota porque visto ropas

sexy, escotada y minifaldas. Tengo un sobrino de 18 años que a veces viene

a visitarme y se queda a ver la TV, alguna peli o incluso a veces pasa la

noche en mi casa. Con él no he tenido nada por el momento, sé que me mira

pero yo no hago caso, dejo que él dé el primer paso. Tengo estatura normal,

un poco rellenita, con unos pechos digamos grandes, blancos y firmes y un

lindo culo blanquito y durito que cuando no aumento de peso esta muy

sabroso. Mi sobrino va al mismo instituto que un amigo suyo que se llama

Pablo pero a mi sobrino no le doy clase. Así que mi sobrino no sabía como me

miraba Pablo en el aula; siempre cuando escribía en el pizarron me miraba

ese gran culito ceñido en medias negras y bragas semitransparente con faldas

muy cortas, él se deleitaba mirándome, se le salían los ojos de las órbitas;

cuando se me acercaba a preguntarme algo no podía desviar de mirarme mis

labios gruesos y admirar mis sugerentes tetas siempree medio visibles, que

con el frio a veces se me marcaban los pezones y también por la excitación

de sentirme deseada. En la clase yo también a veces llevaba otras ropas muy

provocativas, jeans ajustados, blusas, camisetas; eso creo que le provocaba

mucho a Pablo y a veces me pedía permiso pasa salir al servicio y creo que

allí se la meneaba pensando en mi cuerpo, porque luego venía cansado y

ojeroso. También venía con mi sobrino a mi casa algunas veces, y en alguna

ocasión llegó a pillarme en la ropa interior tan sexy que me gusta llevar,

más pequeña que mi talla para resaltar más mis curvas, ligueros y medias

negras de seda. Una vez estaban acostados en mi cama los dos, mirando tele;

cuando en ese momento entré y sin saber que estaban me había quitado la

blusa con lo que me quedé es sujetador y bragas, cuando me vio se rió y dijo

que no importaba que era como estar en la playa y ya me había visto en

bañador. Siempre que iba al baño buscaba algo y al ver mi ropa íntima usada,

sujetador y bragas o medias, veía que estaba fuera de sitio y con algunas

manchas. Creo que a Pablo le gustaba olerlas y las pasaba por su miembro, y

después se hacia una paja; después varias sucesos como este un dia llego el

momento que mas deseaba. Pablo y mi sobrino se habían quedado a dormir en mi

casa, estábamos en su cuarto, mi sobrino se quedó dormido y Pablo estaba

escuchando música, Decidió bajar a tomar algo y porque no tal vez ver si yo

estaba en ropa interior o en algún camisón sexy, bajó con esa intención sin

saber que iba a obtener mucho mas que eso. Ya había salido de la cocina sin

encontrarme pero en el Salón me contó lo que buscaba, algo para tomar, yo

estaba con un short muy chiquito y una blusita para dormir, entonces le

ofrecí hacerle un sándwich, aceptó con gusto, me miraba muy raro, como con

deseo. Ya en la cocina de nuevo él trataba de rozarme de un modo disimulado,

Noté que empezaba crecerle una erección en el pantalón y pasó por detrás de

mi y finalmente sentí su verga en mis nalgas, yo tuve que lanzar un suspiro

muy suave, casi un gemido, creo que se dio cuenta de mi excitación y puso

tímidamente su mano en mi trasero acariciando en círculos, yo hice como que

no me enteraba de nada; le dije que estaba cansada y que me iba a dormir y

que nos veiamos mañana; Noté que se fue al baño, supuse que a masturbarse

pensando en lo que pudimos hacer y parecia que se quedaba a medias, estaba

muy caliente entonces decidi ir al baño para espiar lo que hacía, vi que

buscaba entre el cesto de la ropa sucia a ver si encontraba unas bragas, un

camisón o algo, encontró un sujetador negro de encaje casi transparente y

muy hermoso, se empezó a masturbar con el, hasta que se corrió en él, empezó

a soltar lefa en gran

cantidad, nervioso trató de quitar la mancha cuando,

de repente abrí la puerta de par en par, entonces vi como trataba de alejar

lo mas posible el sujetador. Se sorprendió de verme, había dejado la puerta

entreabierta por descuido, y al entrar me sonrió y dijo que pensaba que me

había ido a la cama, le dije que no había problema que ya me iba, solo

necesitaba orinar antes de dormir, en eso me quedé mirando a un lado y allí

estaba mi sujetador negro un poco manchado de blanco (ya que algo había

podido lavarlo), : – que hace eso ahí? dije – no se , donde? – mi

sujetador, y esa mancha?… – no se, no se – Pablo te pajeaste con mi ropa?

- lo que?? no – Mira yo me doy cuenta, no es la primera vez que siento mi

ropa con ese olor a verga. Noté que se quedó helado, y no contestó nada, Le

dije la verdad lo que había notado hacía mucho tiempo, que sabia que siempre

me miraba y que me sentía muy sexy cuando lo hacia, y le dije que no era

necesario que me masturbara con su ropa, que si quería podía tenerme y gozar

de mi de verdad. Que yo también deseaba hacerlo y que seguro había oído que

había follado con otros chicos del instituto, que soy muy caliente y me

excita que chicos tan jóvenes y guapos me deseen y quieran que follemos. Se

acerco y me dio un beso cerca del labio y me dijo que si quería hacerlo, que

me deseaba con locura y se hacía pajas pensando en mí, cada día. Dije que me

esperara en mi cuarto. Un poco perdido, pero sin dudarlo, fue al cuarto, Yo

estaba sentada en el borde de la cama, con mis piernas desnudas, y mi

sujetador a punto de estallar, mis pezones estaban muy excitados y me los

acariciaba con una mano, mientras mi lengua asomaba y se relamía de gusto de

lo que me iba a comer. Se acerco, yo tome su mano, le hice agacharse para

estar a mi altura y nos dimos un gran beso, nuestras lenguas se juntaron,

fue increíble, y nos paramos y seguimos besándonos, aprovechó para tocarme

el culo que tantas pajas le había proporcionado, yo tocaba su verga, y me

sorprendía de su tamaño, no estaba mal para 18 años; yo le chupaba la

oreja, y él hacia gemidos chiquitos, me arrodillé y le bajé el pantalón,

acaricié su verga `por arriba del boxer, y se lo bajé, empezé a a darle

besitos con la lengua en el miembro, me decia que se la chupara porfavor, y

encontré la cabeza y jugo con la lengua ahí, después me la metio toda en la

boca y se la succione, mas ferte,y despacio, una mamada genial; antes que se

corriera, saqué la boca y dije. -quiero verte – verme en que? – me excita

mucho saber que te masturbabas con mi ropa interior, me vengo dando cuenta

hace mucho que lo haces, y quiero verte. El me dijo que me quería follar,

pero dije que no iba a seguir haciendo nada más, ni follar ni mamarle hasta

que yo le viera haciendo eso, entonces me dijo que de acuerdo, y me agaché

con mi culo enfrente de su verga para ayudar a su imaginación y fantasías,

me bajé el shortcito y me quité mi braguita blanca, chiquitita, bastante

húmeda por mi excitación. Entonces se empezó a pajear y yo le miraba muy

caliente y excitada, me estaba mojando muy rápido, y me tocaba y acariciaba

con mi mano, estaba gimiendo y suspirando muy fuerte, mi mano bajó hasta mi

concha donde mi clítoris ya se asomaba y era abundante y durito como una

verga, me estaba corriendo de observar una escena tan lúbrica, la verdad

que fue un momento muy morboso y caliente, increíble. Cuando ya iba a

correrse chorreó un poco de leche en las braguitas y otro poco en mi cara,

en eso sentimos que se despierta mi sobrino, seguramente por el ruido que

estábamos haciendo del placer que experimentábamos; me puse a limpiarle su

rabito rapido, y él se sube rápido el pantalón, yo hice como que estaba en

el baño y se fue a su cuarto sin hacer ruido. Salí del baño y me fui a mi

cuarto, me quede con muchas ganas de follarle, y él creo que también, pero

espero que después de esto no pasen muchos días y lo haremos, aparte de la

calentura fue algo increíble. Ahora cuando volvamos a las clases el día 8

aprovecharé la ocasión para qu

edar con él en mi casa para seguir nuestras

explicaciones después de clase. Seguro que encontraré una buena excusa.

Me gustaría recibir comentarios de otras mujeres que hayan tenido

experiencias similares o jovencitos, o lesbianas o bi que quieran compartir

experiencias, o mujeres que quieran recomendar cómo hacerlo con estos

jovencitos o jovencitas que también tengo alumnas golosas. Un beso dulce.

doloresxxx (arroba) hotmail.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados