Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

confesiones

14 de marzo de 2012
por narrador

Era verano, mi novia ya había cogido vacaciones en el trabajo así que después de hablarlo conmigo decidió ir a pasar una semana con sus hermanas al apartamento de sus padres.
Al cabo de una semana volvió a casa y la note rara, en una primer instante no le dije nada pero al cabo de dos días mientras estábamos en la cama aproveche para preguntar

-¿Que te pasa? ¿Hay algo que tendría que saber?

Sin dar muchos rodeos confeso que durante esa semana tubo un lió con un amigo de la playa.
Empezó explicándome que la noche antes de volver salieron a tomar algo, ella, sus hermanas y unos amigos de sus hermanas. Cuando vio que era tarde y después de tomarse 2 copas decidió volverse hacia al apartamento y uno de los chicos la acompaño. Al llegar al apartamento que esta justo delante del mar mi novia saco dos toallas y se sentaron en la arena para fumarse un cigarro. Debido a la especial calor que hacia esa noche y a las copas el chico le propuso ir a darse una baño aprovechando que la playa estaba vacía .
Mi novia se saco la ropa quedándose solo en tanga y el chico solo en bóxer, se metieron dentro del mar y después de un rato Christopher abrazo a mi novia.
Me confeso que se empezó a excitar porque noto como poco a poco un bulto le iba apretando mas en el culo, le cogio las manos y se las puso en las tetas.
Yo mientras que lo contaba a mi también me invadía una extraña sensación por una parte estaba enfadado pero por otra al imaginarme la escena con ella me estaba poniendo cachondo y ella sonriendo dijo:

- Te estas excitando al escuchar todo esto verdad?

Le conteste que si y sin pedírselo me saco la polla y me dijo pues escucha con atención que aun queda un poco mas , y mientras que seguía contándome me iba haciendo una paja lentamente como ella sabe que me gusta.
Christopher empezó ahora a tocarle el coño a Patricia mientras que con la otra mano seguía sobandole las tetas.
Ella le pidió que quería ir mejor a la arena a seguir y así fue. Cuando llegaron a la arena ella se sentó se apoyo con los brazos hacia atrás y dejo que Christopher le sacara el tanga y que empezara a jugar con su conejito, primero acariandole el xoxito luego empezó a meterle los dedos en el coño y ella comento que no podía parar de gemir de placer ya que estaba disfrutando como una putita.
Yo ya iba tan cachondo que mi novia se sentó delante de mi y mientras ella también se masturbarla me susurro al oído si quería seguir escuchando.
Cuando el chico ya la había puesto bien caliente ella le puso el culo delante de la cara para así poder comerle bien la polla dejándole a el su dulce conejito para que se lo comiera, me confeso que disfruto mucho comiéndoselo pero lo que mas le gusto es comerle el ano, le encantaba comerle el culito a mi novia.
Ya estaba apunto de correrme y mi novia que ya se masturbaba también sin control acabo la historia explicándome que Christopher al final se corrió en su boca pero que luego la tumbo en la toalla y siguió comiéndole el coño hasta que ella se corriera.
Yo estaba muy caliente así que le pedí que me hiciera una mamada justo como se la había dado a el, que me correría en su boca y que así la perdonaría.
Se puso a cuatro patas delante de mi y me empezó a mamar la polla y mientras yo le metía los deditos por el culo y observaba como se seguia masturbando y gimiendo hasta corrernos los dos.

Espero que hayas disfrutado con la historia y sobretodo imaginando a mi novia, si queréis mas relatos o detalles hacerlo al mail.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
confesiones , 5.6 out of 10 based on 63 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados