Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Culeando con mi papá

28 de abril de 2009

Papá me chupaba las tetas, su pene se introdujo por mis labios vaginales, yo bramaba de placer y levanté mi trasero y me comencé a mover para arriba y para abajo,  sin intercambiar palabras nos pusimos a culear, nada podíamos decirnos el uno al otro, era la mejor culeada que había hecho, mi padre me hizo acabar no sé cuantas veces, me sentía dichosa de tenerlo dentro mío.

Este relato que contaré a continuación comenzó en enero, ya llevamos cuatro meses haciéndolo. Me llamo Cecilia, tengo 18 años, todo comenzó a ocurrir en enero, un día en que papá me convidó a Villa Rica para hacerle aseo a nuestra casa de veraneo. Nos fuimos en auto, cuando llegamos a nuestra casa nos acostamos a descansar, al día siguiente papá me despertó temprano, tomamos desayuno, me duché, me vestí y comenzamos papá y yo a hacerle un profundo aseo a nuestra casa, ya que teníamos mucho miedo por el anta y nuestra familia llegaría el 20 de enero a veranear.

Papá me dijo que yo me encargara de hacerle aseo a 2 baños y él le haría el aseo a los otros 2, comencé a lavar bien los baños con agua de cuba y de repente me fijé que tenía todos blanqueados mis jeans, fui a mostrarle a papá, él estaba detrás de las cortinas del baño que él limpiaba y le comenté que me había manchado todo mi pantalón con agua de cuba.

Papá salió, estaba entero desnudo y me dijo que yo lo hiciera como él, que me desnudara y que de esa manera no me mancharía mi ropa. Bueno, me desnudé y me puse a terminar los 2 baños de limpiarlos. Cuando yo terminé, papá estaba aseando ya la cocina y continuaba desnudo, bueno, yo continué tal cual estaba haciendo la limpieza del living y del comedor, yo todavía no terminaba y papá me dijo que él prepararía el almuerzo, me dijo que si quería me diera una ducha, pero que me quedara sin ropa para que terminando de almorzar continuara aseando la casa.

Me duché, cuando terminé fui donde papá para ver si necesitaba ayuda, papá estaba tan ridículo que al verlo me largué a reír, él estaba desnudo y encima tenía un pequeño delantal de cocinero, le quedaba cortísimo, se le veía todo su miembro y sus piernas peludas, era como para sacarle una fotografía para reinos de su facha. X0X1

Papá me dijo que pusiera la mesa, aún no terminaba cuando papá llegó al comedor con dos platos de bistec con huevos, se veían deliciosos, nos sentamos y comenzamos a almorzar su rico almuerzo preparado por papá, como no teníamos bebidas, papá me ofreció una copa de vino para que no comiera la comida sin algo para tomar, estaba con tanta sed que me lo tomé prácticamente al seco y luego papá nuevamente me llenó la copa. Les contaré que poco menos que lengüeteé el plato, lamentablemente no había más bistec, de lo contrario le habría dicho a papá que me hiciera otro, al parecer a papá se le subió el vino a la cabeza, pues me comenzó a decir que tenía unas hermosas tetas, que él se había dado cuenta que las tenía bonitas, pero que como siempre andaba vestida en casa, no se había percatado que las tenía tan lindas.

Nos sentamos en el living, yo frente a papá y él de repente me comenzó a pasar el dedo gordo de su pie por mi vagina y fue así como comenzó mi historia de amor, eran como las 2 de la tarde y mientras papá me acariciaba mis tetas, a él se le comenzó a parar su miembro, jamás había visto un miembro de tal tamaño, bueno, no es que yo haya sido una experta, pero un par de veces yo había cogido con Esteban, mi único primo hermano varón. Esteban es un chico de 18 años bastante guapo y siempre me había corrido mano hasta que un día, no sé cómo, pero jugando me calentó y culeamos. Bueno, jamás se lo había dicho a nadie, solamente ahora que lo escribo, pero solamente Esteban y yo habíamos culeado 2 veces, bueno, fueron varias veces, pero bien, bien culeadas fueron solamente 2 veces, pero ni comparación con el miembro de papá, papá seguía y seguía acariciándome mi vagina y de repente me dijo “Cecilia, se me subió el vino a la cabeza, mejor que durmamos una siestecita y luego nos levantamos y continuamos haciendo el aseo”.

Papá me dijo que me recostara en su cama, me acosté, me preguntó si quería taparme para el frío con una frazada, yo tenía calor y le dije que así estaba bien. Papá se recostó a mi lado, aun tenía duro su miembro, yo me di vueltas mirando el lago y fue ahí cuando papá me abrazó, se puso a mi lado, yo le sentía como me rozaba con su miembro parte de mi culo, papá como si nada me comenzó a masturbar, fue ahí cuando comencé a excitarme hasta que papá bajó su cabeza hasta llegar a mi vagina y me comenzó a pasar lentamente su lengua por toda mi vagina…

No sé qué me pasó, pero fue tanto lo que me calenté que me puse con mi cuerpo mirando el techo, me abrí de piernas dándole todas las facilidades a papá, él sin preguntarme si deseaba hacer el amor se recostó encima de mi cuerpo y me comenzó a chupar mis pezones.

Yo estaba mojada entera, sentía como se lubricaba mi vagina al sentir el miembro de papá que me pasaba a llevar mi vagina, y al parecer, sin que papá se diera cuenta, pues me estaba chupando mis tetas, de repente, como si nada, el pene de papá, erecto como estaba, se comenzó a introducir por mis labios vaginales, yo bramaba de placer y levanté mi trasero para que el miembro de papá tuviera la posibilidad de entrar hacia el interior de mi vagina, al entrar yo le crucé mis piernas para que no se saliera y me comencé a mover para arriba y para abajo, fue ahí cuando papá tomó la iniciativa también, me agarró con sus manos por mis cachetes y sin intercambiar palabras nos pusimos a culear, nada podíamos decirnos el uno al otro, pues papá cerró mis labios besándolos apasionadamente.
Era la mejor culeada que había hecho, mi padre me hizo acabar no sé cuantas veces, pero yo me sentía dichosa de tener una persona mayor dentro mío.

Fueron unos días espectaculares en los 8 días que estuvimos solos papá y yo, solamente salíamos por las tardes a hacer las compras y a caminar por el lago tomados de la mano como 2 tortolitos, llegábamos a casa, nos desnudábamos, comíamos algo para luego comenzar a coger nuevamente. Papá me decía que jamás en su vida había echado tantos polvos sin parar, cogíamos por horas y raro, papá siempre estaba listo con su miembro parado para metérmelo por la vagina o mi culo, bueno y yo también se lo chupo.

Hasta el día de hoy mamá, cuando llegó, no sé si habrá cachado algo, pero me dijo al verme que estaba bellísima, que al parecer a mi antes me había faltado un hombre, no sé si como padre o como amante, hasta los primeros días de marzo follábamos a diario con papá, él decía que le daba lata la playa y yo le decía a mi madre que el sol me producía alergia. En abril, ya en Santiago, pasé susto, pues había quedado embarazada de papá y papá me llevó al ginecólogo y ese mismo día tuve una perdida, igual papá me llevó al ginecólogo, la cuestión es que me practicaron unos exámenes y finalmente, por suerte, tengo un problema que no puedo mantener al feto y siempre que quede embarazada igualmente volveré a tener pérdidas.

Papá está bastante contento, pues no sería gracia embarazarme de mi padre, además que solamente una vez he usado condón con mi primo, pero es como meterse algo plástico en la vagina, me encanta cuando papá acaba dentro mío y me echa su semen calentito en mi vagina.

El sábado mamá fue a misa yo me quedé en casa, pues estaba cansada, el día viernes había ido a una fiesta y me acosté tarde, bueno, y como era feriado, papá también estaba en casa, me levanté de mi cama y fui a verlo si estaba despierto…

Por suerte él estaba leyendo, me desnudé y nos pusimos a coger encima de la mesa y nuestra empleada, que trabaja muchos años en nuestra casa, nos pilló culeando frenéticamente, no nos dimos cuenta y hoy día en la mañana me llevó un sándwich y me dijo que yo no tendría perdón, que culeaba con mi propio padre, que le quitaba el marido a mi madre, que cuál era el motivo que no salía a putear fuera de casa, que ella me ayudaría, pues tenía una amiga que tenía una casa de putas, pero que no cogiera más con papá.

A la hora de almuerzo llamé a papá nos juntamos en un departamento que él compró donde nos juntamos a follar, y le dije lo que me había dicho Luzmira, nuestra empleada, papá me dijo que no le hiciera caso, que él le pasaría algún dinero y no molestaría más.

Papá antes de que yo viniera al computador le dijo a Luzmira delante mío que luego conversarían, y delante de ella papá me dio un tremendo beso con lengua y me sacó una teta para afuera, después de besarme mi boca me chupó mi pezón, Luzmira solamente observó, nada dijo, bueno, espero que Luzmira pueda quedarse callada para que mi madre no se oponga entre papá y yo.

Papá y yo hacemos una excelente pareja.

No puedo seguir, mamá me está llamando para que vaya al comedor a comer.

Autor: Noqtambulo

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Culeando con mi papá, 8.1 out of 10 based on 14 ratings
  
categoría:

2 comentarios »

  1. minina dice:

    uff que buen relato me gusto mucho pues yo tambien he experimentado relaciones con familiares y me han encantado es muy excitante

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. edgar39 dice:

    hola mi gusto mucho tu relato

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados