Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

unas bellas piernas, un trasero redondito como una cebolla china, y sus pechos generosos

Tengo 38 años, y hace 10 estoy casado con una mujer muy bella, y sobre todo, muy sensual, en esta década he sido la envidia de la gran mayoría de los hombres que pueden apreciar la belleza de mi mujer, menor que yo en 12 años. Es un verdadero ejemplar femenino, 1.68 mt, 89-59-92, y 60 kgrs, blanca rosada, ojos color de la miel, y bello rostro. Sus formas dejan entrever unas bellas piernas, un trasero redondito como una cebolla china, y sus pechos generosos.

Al comienzo me molestaban las miradas lascivas de mis paisanos, sus ojos de llenos de lujuria, y la forma en que literalmente “se la comían” con sólo mirarla.

Luego me fué gustando, y, por lo contrario, llegó a excitarme, lo que estimulaba mi libido, luego de ver a varios de los más atrevidos, la pinga (falo) se me ponía, “a mil”, y ese día mis relaciones sexuales eran de lo más placenteras con mi linda esposa.

En medio de las folladas, las miradas cargadas de deseo fueron apareciendo en mi mente, asociadas a sensaciones placenteras, el bello cuerpo de Alma, mi mujer, no ha cambiado nada, puesto que aún no hemos tenido hijos, la maternidad no ha dejado su huella imborrable en la belleza de ella.

Es así como fué apareciendo la idea de compartir a mi nena con alguien, pero ese alguien no podía ser cualquiera, no me atrevía a ser conocido como "cornudo", motivo por el cual elegí a mi mejor amigo, Alejandro, para que se culeara a mi mujer.

Procedí a desarrollar mi plan, poco a poco, fuí induciendo a mi amigo a contemplar a mi mujer, le hablaba de ella, le contaba como era totalmente desnuda, los detalles de mis coitos, la forma como culeaba, como mamaba la pinga, como se bebía mi semen, etc., etc., preguntándole ¿que tal mi mujer? ¿te parece bien, te gusta?, etc., etc.,.

También me había dado cuenta que a mi mujer le gustaba Alejandro, mejor parecido que yo, y un poco más alto, de manos y pies más grande (y por tanto de pinga más grande también), no era algo abierto, pero la simpatía que le tenía podía significar precisamente eso, que a ella le gustaba, no podía estar seguro, pero……, lo intuía.

La cosa estaba lista, comencé a dejarlos solos: citándolo a él a una hora, y llegando a mi casa, donde lo había citado, 2 horas después, hasta que un día excité a Alma muchísimo, por teléfono, igual que cuando la “preparaba” para una culeada de “padre y señor mío”. A él lo envié a mi casa con una cita para encontrarnos.

Programé una película porno en el VHS de mi TV, para la hora en que Alejandro me estuviera esperando, y cuando habían transcurrido unos 15 minutos, llamé avisando que no llegaba hasta en unas 4 horas. Previamente premuní a Alejandro de una pastilla de “yohimbina” para yeguas, la que le dió a beber a Alma en una bebida que llevó a la casa.

Entonces todo estaba arreglado, preparé tres video-cam para ser accionadas por Alejandro, y poder ver la culeada que se iba a gozar con mi mujercita.

En adelante todo lo ví en las video-cam que dejé estratégicamente instaladas.

Alejandro sentado en mi sala, viendo la porno, mi mujer fué atraída por los gemidos de la actriz porno, se sentó en la sala a expectar la película, luego mi llamada, para lo cual pararon la película, y a los 15 minutos más Alejandro acercándose a ella, abordándola, ella sorprendida por el atrevimiento de Alex.

La falda de Alma voló, su calzón también, Alex dió inicio a una “mineta” fabulosa, Alma gemía con gran placer, lo pude ver nítidamente en los videos, y luego, Alma desnuda, totalmente, mamando la pinga de Alex, quien estaba arrellanado en mi sillón, mientras Alma le propinaba succiones deliciosas.

De pronto, mi mujer se puso “en 4 patas” sobre la alfombra de la sala, mientras que Alex la tomaba de las caderas, iniciando una violenta penetración, Alma gemía con más gusto, con mucho más placer, retrocediendo para el placer de Alex.

En plena follada vaginal, Alex sacó su pinga de la conchita de Alma, y la dirigió, previa metida de lengua al ano de Alma, en medio de sus nalgas, en toda la extensión de su recto. Eso fué una maravilla para Alma, comen

zó a dar gritos, la enculada solía excitarla muchísimo, tenía tremendos orgasmos anales, mucho placer logrado por el culo.

Alex llegó al orgasmo y ella también, moviéndose muy fuertemente, temblando y literalemente convulsionando.

Se “depegaron” para continuar viendo la porno, lo que en breve plazo los puso nuevamente cachondos, esta vez fué Alex quiens e echó en la afombra y Alma se sentó encima de su pichula, totalemente erecta, comenzando a cabalgar a Alex.

El 2º orgasmo llegó rápido, e igualmente delicioso,

¡Y yo, logré una de las mejores pajeadas de mi vida!

Autor: Multiorgásmico

angelbelli ( arroba ) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
De como logre compartir a mi mujer con mi mejor amigo, 7.6 out of 10 based on 14 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados