Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

El colectivo equivocado

19 de mayo de 2010

Mi nombre es Susana lo que les voy a contar paso hace 2 años cuando trabaja en una estación de servicio como playera.
El trabajo no me gustaba mucho ya que era continuamente acosada por los clientes, recibía invitaciones a tomar algo, propuestas indecentes por dinero, tenía que aguantar todas las barbaridades que me decían incluso a los gritos desde lo autos que pasaban. Esto se debía a la ropa que debía usar para trabajar, una calza roja bien ajustada, que hacia parar aún más mi cola y un top blanco de lycra, que solo hacía que se notara mas mis tetas.
Además mi turno era de 14hs a 22 hs lo que hacía sumado el viaje que llegara a mi casa pasadas las 23 hs.
Un día me tuve que quedarme más tarde por problemas con el sistema, por la tormenta un rayo daño el servidor, una vez que terminamos de hacer la cuenta en forma manual y de entregar el dinero me fui y como aun llovía decidí irme como estaba vestida para no mojar la otra ropa y además para no perder más tiempo ya que era sábado y quería salir como mis amigas.
Después de esperar en la parada media hora completamente mojada, apareció en el colectivo. Una vez arriba, el chofer me dijo que pase sin pagar el boleto porque la maquina no funcionaba, me senté en un asiento de 2, no había muchos pasajeros serian 4 o 5 en los primeros asientos, después de unas cuadras, note que hablaban con el chofer, me miraban y se reían, lo que me pareció muy raro.
Uno de ellos se me acerco y me dijo:
- Hola preciosa, como llueve, esta toda mojadita.
- Por favor no molestes que no tuve un buen día. Le dije
- No te preocupes mamita que vas a tener una muy buena noche.
Cuando lo mire bien, me comencé a asustar era un tipo bien grande y feo que largaba olor a alcohol que no se aguantaba, me pare y le dije al chofer que se detuviera, solo se rio y note como el también estaba tomado del pico de una botella y me dice:
- Quédate tranquila perrita, me parece que te equivocaste de colectivo, pero no te preocupes que la vas a pasar como nunca.

De inmediato siento como el hombre que estaba hablándome me toma desde atrás, del cuello y me dice:

- Ahora vas a ver, andas por la calle así vestida, ¿te gusta calentar puta?
- Déjenme no me lastimen.- Comencé a gritar –
Ya estaba rodeada por los otros 3, uno medio una cachetada tan fuerte, que si no fuera que me estaba agarrado me hubiese tirado contra los asientos. Ahí comprendí que hablan en serio y que no tenía escapatoria.
Comenzaron a manosearme las tetas, el de atrás que ya me hacía notar su bulto, me lamia el cuello, la oreja y con la mano libre me comenzaba a manosear la vagina, mientras me decía cuanto me iban a disfrutar, que nunca había tenido una perra así.
- Que buenas tetas tiene por dios, mira no usa corpiño, se ve que está preparada la muy puta.
Ya con las tetas al aire comenzaron a chuparlas como desenfrenados, me mordían los pezones haciéndome doler.
Me sacaron la calza y me dejaron solo la tanga, lo que le dio vía libre al de atrás para meter la mano y comenzar a recorrer todo mi sexo que ya comenzaba a humedecerse de tanto manoseo.
- Ya empezó a gustarte, no?
- Déjame hijo de puta ¡!!
- Jajajaja , toma cacho chupa que te gusta-
Sin más me levanto en el aire mientras me agarraban y cacho se metía entre ellas y comenzaba a lamerme la conchita, así me bajaron en el suelo mientras cacho seguía chupando y metiendo sus dedos en mi vagina con una habilidad increíble, me seguían sobando las tetas paro ya sin dolor.
Yo solo atinaba a cerrar los ojos y esperar que todo termine. Cuando me dicen
- abrí los ojos.
Al abrirlos veo que uno de ellos tiene su pene en la mano al lado de mi cara, cuando puse la cara de lado, me agarro de los pelos y me dijo – dale que tenes una cara de chupa pija que no se puede creer, abrí la boca, puta de mierda. Ni bien abrí me la metió toda y me dijo dale chúpala bien, si no quieres que te mate.

Comencé a chuparlo como nunca , con el trabajo que estaba haciendo cacho con su lengua, las sobadas en mis tetas ,que ya estaban duras como una piedra y esta pija en mi boca, estaba entrando en un estado de excitación como nunca antes. Cuando el que tenía en mi boca, me dice.
- Si así pitita hermosa, seguí chupando así si así dale que te lo vas a trabar todo. Dale si.
Sentí su leche caliente en mi boca, no pude mas y me venía en un intenso orgasmo, mientras cacho decía mira como acaba la trola, otra pija se metía en mi boca, me comenzaba a penetrar, como estaba lubricada no le costó, pero tenía una pija de buen tamaño. Me decía :
- Te gusta la pija, te gusta perra ¡!!
No podía constar porque estaba mamando , pero me encantaba. La quería adentro mío, se deban cuenta con mis gemidos, mas cuando me levanto las piernas las puso sobre sus hombro y comenzó a bombear fuerte y profundo, ya no podía mamar solo jadeaba de placer y mientras los orgasmos se sucedían, me acabo dentro y me soltó en el piso.
Sin dejarme recuperar el que faltaba me subió a un asiento, me puso en cuatro patas y comenzó a penétrame, no era tan grande como la de cacho pero lo hacía bien y con fuerza, sin perder tiempo uno (no se cual) se puso delante para que se la chupe, lo hizo con gusto.
Me acabaron casi al mismo tiempo, yo ya no daba mas estaba exhausta y llena de leche, así como estaba otro me empalo de a tras, esta era más bien chica, creo que era la segunda que había mamado, pero no dejaba de gustarme, mientras me cogía se ayudaba con los dedos, se nota que sabía muy bien lo que hacía.
Cacho se puso delante y me dijo a ver putita chúpamela bien, no hacía falta que me lo dijera. La chupe bien chupada, me la metía sacaba, saboreaba, lamia los testículos, me encantaba esa pija. Estaba en eso cuando me doy cuenta que el colectivo se detiene y escucho,
-Me van a dejar algo a mí, esta perra me tiene a mil.
- si negro, te la estamos preparando – le dijo uno de ellos
- mira como coge este perra ¡!! Como le gusta la pija, que mmm que tetas hermosas ¡!!
Decía mientras me manoseaba las testas, me recorría las espadas con las manos
- Qué hermoso culo tenes ¡! – me dijo mientras me dio una palmada que hizo acordar que me estaban violando. Pero ya no me importaba solo quería seguir sintiendo placer. Así que mientras mamaba a cacho, otro me cogía de atrás, siento un dejo que entra en mi culo. Nunca lo había hecho por ahí, pero en estado que estaba no me importaba, seguí relajada y comenzó a moverlo al tiempo que el que estaba me llenaba de leche
- Listo negro disfrútala, no sabes como coge ¡! – le dijo
No la vi solo la sentí, sin miramientos y sin aviso sentí como empujaba en mi culo algo que me estaba rompiendo, debía ser enorme. Pensé que me partiría en 2.
- Paraaaaaaa me duele para no no por favor me lastimas ¡!! Gritaba
- Quieta que ya entra, falta poco , quédate quieta.
Y de un nuevo empujón siento que hace tope y que me desvanezco del dolor
- Dale seguí chupando putarraca
Empezó a moverse, mientras alguien me masajeaba el clítoris , con las 2 manos aferrado a mi nalga me penetraba con fuerza, al rato ya no sentía dolor , y empezó el placer. Cacho me lleno la cara de su leche, mientras el negro me empalaba por el culo
- Te gusta así perra, te gusta mi pija, toma. – me decía
- Si dame mas fuerte – Me escuchaba gritar y no lo podía creer
El negro me cogía con furia y yo otra vez acababa, pero esta vez como nunca antes. Me lleno el culo de leche y se quede tendida muerta de cansancio.
Luego de unos minutos de descaso (los primero que tenia después de casi 1 hora de coger sin parar), pensé que todo había terminado que todos habían tenido los suyo, pero me equivocaba.
Cacho me dice.
- putita ven que ahora falta el final feliz, te vamos a llenar todos los agujeros.
Me llevo a donde estaba el negro ya duro de nuevo, me senté sobre él, mientras me penetraba, note que si bien era de buen tamaño no era tan grande como la de cacho.
- Ustedes párense ahí, así se las mama bien
Empecé a mamar de a una por vez las 3 pijas que tenía delante mío, cabalgaba al negro. Esperando a que cacho me ensarte
- Quieta me dijo
Y sentí como empezaba a entrar , no sin esfuerzo y un poco de dolor, hasta que entro todo, y empezó el bombeo, estaba totalmente llena y sentía como me cogían y no paraba de mamar , me sentía la mas puta de todas y me gustaba, quería mas y mas, era un orgasmo continuo.
Me acabaron los dos al mismo tiempo, otros 2 ocuparon su lugar, mitras me dedicaba a mamar una solo pija, la que me acabo en toda la cara.
Me acabaron dentro y quede tirada en el piso correando por todos los agujeros, no podía levantarme.
Me dejaron en la calle tirada y desnuda, me dieron las gracias y se fueron. Yo quería agradecerles a ellos pero no pude.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
El colectivo equivocado, 8.3 out of 10 based on 10 ratings
  
categoría:

2 comentarios »

  1. Roser dice:

    No sé que hubiera hecho en tu caso, Susana, posiblemente también me hubiera entregado a esos cabrones como su putita barata puesto que es una buena fantasia y,ya puesta en la faena, me los hubiera gozado,como tú hiciste, dejándome dominar por tantos bichos con sus sabrosas pijas, peró de ahí a estarles agradecida me parece demasiado.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. persefone dice:

    woow muy erotico relato espero sigs escriviendo

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados