Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

EL DIA DE MI CUMPLEAÑOS

4 de diciembre de 2008

El día de mi cumpleaños fue maravilloso, después de una fiesta en la casa de mi novio aprovechando que su familia se había ido, luego de estar tomando y divirtiéndome con tantos amigos, amigas, “amigas”, luego que se fueron, mi novio me dice un regalo especial hay para ti en mi cuarto, enseguida pensé en el complemento de la noche, o sea una buena culpada, pero lo que había era mucho mejor.

Al subir a su cuarto en la cama había un regalo, lo abrí y era un lindo conjunto de dormir, era un hilo de licra, son los que me gustan porque me permite arreglar mi pequeño pene hacia atrás y me forma una vagina que cualquiera se confundiría.

El resto todo era en tela de seda roja mi color favorito con encaje, me gusta esa tela porque me hace sentir sensual, un cachetero que de por si se veían mis nalgas y más que era transparente, se metía un poco en mi rajita, la blusa de tiras y el escote un poco rescatado, pero para que si todo era transparente, encima venía una tentadora manga larga que se ajustaba un poco más debajo de mis senos con una tira.

Me vestí inmediatamente, luego el vino hacia mí, recién entró cuando le dije que estaba lista, me vio y se quedó pasmado de ver tan rica mujer en su cuarto, me di una vuelta para que admire lo que se iba a comer.

Se acercó y me empezó a besar, nos fundimos en un apasionado beso, luego él empezó a bajar por mi cuello, sus manos jugaban en mi espalda hasta mis nalgas, pero por los filos de los encajes, eso me hacía derretir, mi culito empezó a mojarse, pero él me decía “quieta mi perrita hoy te voy a hacer una perrita obediente, te voy a amaestrar”, me gustó eso, él me sacó los senos al aire por encima de la blusita, me empezó a mamar las tetas despacio, jugaba con mis pezones, yo empecé a gemir “ah, ah, ah, si papi sigue, que rico”.

Bajó por mi vientre y me lamía todo, luego se bajó hasta mi pubis, me lamió por los filos del hilo, acariciaba mis piernas y mis nalgas, con cada caricia me derretía más, yo gemía más, él decía: “quieta perrita”.

Se levantó y me dio vuelta, yo con mis tetas al aire acariciadas por sus juguetonas manos, me empezó a besar la nuca, me mordisqueaba un poco, luego por mi espalda hasta llegar a mi nalga, me lamía, su lengua rozaba mi culito, que estaba protegido por el hilo, el cual estaba mojadito de mi culito que pedía verga a gritos, pero mi novio tenía preparada una noche especial.

Me arrimó hasta el armario, el que tiene un gran espejo, yo lo veía a mi novio todo excitado tocando lo que más podía, cuando me dice: “empina el culito mi perrita, y ábretelo”, inmediatamente obedecí, “bien perrita, se ve que si aprende”, él se agachó y me empezó a lamer el culito, “que rico amo, cómete mi culito, ah, ah, que rico, soy tu perra y aprenderé lo que me enseñes, mama este culito que se derrite por ti”.

Luego de una buena mamada en mi culito, yo seguía en la misma posición mis dos manos abriendo mi culito esperando su verga, él me tomó por las caderas, “perrita quiero que no te muevas yo te voy a meter la verga”, “si amo”.

Pero no hizo eso, me hizo arrodillarme y me puso la verga en mi cara, me decía: “chupa lentamente solo la cabeza luego el resto”, me sostenía la cabeza con sus manos, yo tomé su verga, cuando me dijo: “quieta perra”, quien dijo que se suelte el culo, y me dio con su verga una bofetada, era castigada con un golpe de su verga eso me excitó más, volví a la posición de mis manos en mi culo, empecé a mamar, pero como estaba deseosa de verga me la comí de una, toda su verga, la volvió a sacar y sentí otro golpe con su verga en mi cara, “eres una perra desobediente”, volví a mamar lentamente como me lo decía, pasaba la lengua por la cabeza de su verga, luego chupaba la mitad de su verga y en rato me comía toda la verga, era deliciosa.

Me puso de pie y se colocó atrás de mí, su verga estaba rica, me dijo: “ahora si mi perra vas a comer esta ver

ga”, “dámela amo, soy tu perra”, yo tenía el culo abierto por mis manos, él lentamente me empezó a penetrar sentí cada centímetro de su deliciosa verga entrar en mi mojado culito, yo gemía como perra en celo, hasta que se detuvo en la mitad de la penetración, yo hice mi culito para atrás para comer toda su verga en mi culo, cuando sentí una nalgada en mi culito, “quieta perra no te muevas, coma lo que el amo le de”, era excitante el juego, siguió metiendo hasta que sentí sus bolas en mis nalgas.

Se movía despacio yo estaba deseosa de verga, y realicé tres mete y saca rápidos, yo sabía lo que iba a pasar, sentí de nuevo otro golpe en mis nalgas, claro que eran despacio, pero ese era el juego, “perra mala, coma despacio”, yo gemía y aullaba como perra y rogaba: “amo dame tu verga rómpeme el culo, arrástrame como perra que soy”

Luego él me sujetó fuerte de mi cintura y se sentó en el filo de la cama, yo me movía despacio porque me tenía con sus manos por mis caderas, de rato en rato para seguir con el juego me movía rápido para sentir el golpe en mi nalga y escuchar: “quieta perra comete la verga que el amo da”, se recostó hacia atrás en la cama, y me dejo libre para moverme, pero igual lo hacía despacio: “si mi perra ya esta aprendiendo”, yo disfrutaba de su rica verga entrando y saliendo de mi mojado culo, gemía a más no poder, luego me hizo girar sentada en su verga hasta dar el frente hacia él, me movía igual, “que rica verga metida en mi culo amo”, él se sentó y me hizo apoyar la espalda en la cama, se movía ahora él, luego me alzó mis nalgas y se colocó bien, arregló mis piernas en sus hombros, él era quien controlaba la situación yo lo único que hacía era en cada entrada de su verga subía un poco más mi culo para poder recibir toda la verga.

Él pasó mi pierna izquierda hacia un lado y luego se movió atrás de mí, sus manos todo el tiempo jugaban, yo era la perra más dichosa, todos esos movimientos y aún no me sacaba la verga de mi culo que ya lo que pedía era leche, luego me acostó boca abajo y me montaba, me tomó por la cadera y me levantó hasta ponerme en cuatro, cabalgaba sobre mí, cuando me dijo: “perra dónde quieres la leche”, “donde quieras mi amo, pero lléname el culo de leche” y con un grito de placer de ambos me terminó en mi culito, él se retorcía de placer y cayó exhausto sobre mí, fue una noche de cumpleaños maravillosa.

Espero les haya gustado me escriben a mi correo. Chao un beso a todos los que me escriben.

Autor: Dennisse dennissetv (arroba) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
EL DIA DE MI CUMPLEAÑOS, 10.0 out of 10 based on 3 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados