Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Después de el primer día que Juan se cogió a mi madre, ella estaba con una mezcla de sensaciones que la hacían estar turbada todo el tiempo, tenía una gran tormenta en su interior, a la tarde siguiente llamó Juan, mi padre se iba a las 6 al trabajo y se ve que este ya sabía porque eran las seis y media cuando llamó. Yo le había dicho a mi madre que a las siete me iba con los chicos al club y volvía cerca de la medianoche, mi mamá trataba de disimular cuando hablaba con Juan delante de mí pero se me hizo obvio que lo estaba citando, cerca de las siete salí y me fui directo al jardín a los pocos momentos llegó Juan y ni bien entró se empezaron a morrear con mi madre en el living y al ratito ya estaban desnudos los dos, esta vez fueron para la pieza y Juan la tiró sobre la cama y se dedicó a cogerla a placer, cuando la tenía culo arriba ensartándola por detrás se la enterró bien al fondo y le dijo te encanta tenerla en el culo bien al fondo, ¿verdad?, me encanta…., contestó mamá, bueno para que la sigas teniendo me vas a dejar que invite un amigo y que te hagamos la fiesta, mi mamá sacudía el culo como si lo quisiera rechazar, Juan la agarró fuerte del pelo y le mordió el cuello, conmigo no juegues puta, mañana viernes vengo con un amigo a enfiestarte así que fijate que no haya nadie en tu casa, mi madre acabó sonoramente y luego de algunos bombazos más Juan se le sumó en su orgasmo.

Mi mamá iba a hablar, pero Juan la miró autoritariamente y se llevó su dedo a la boca indicándole callar. Al día siguiente mi madre se acercó a mi y me preguntó que plan tenía para la noche, le dije que ninguno en especial y me aseguró que había invitado unas amigas y que les gustaría estar solas, si podía yo tratar de no estar en casa así estaban más cómodas. Le prometí hacer lo posible y a la tarde le aseguré que me iba con unos amigos, a la media hora entró Juan con un señor con pinta de albañil, con una prominente barriga y unas manos ásperas y rugosas, muy quemado por el sol, mi madre le estrechó la mano y Juan la apretó contra él para que lo besara, después estuvieron un rato largo en la cocina, cuando salieron Juan y mi madre estaban desnudos, los tres traí sacudiéndose un tiempo más y estaban cada vez más rojas, después le separó los cachetes con una mano y rudamente le metió un dedo en el culo sin ninguna lubricación, mi mamá solo empujó su culo para atrás haciendo que el dedo se metiera aún más. Tenías razón hijo, es toda una puta. Juan en un momento la tomó a mi madre y apretó su nuca contra su pelvis y supe que le estaba llenando la boca de su leche, mi madre ni se movía, su nariz golpeaba contra la pelvis de Juan, después este aflojó un poco la presión y agarrándola de los pelos le levantó la cabeza y la besó en la boca, ¿la estás pasando bien puta, le preguntó?, te va a gustar cuando nos cojamos a tu hija, papá y yo eh, y la miraba a los ojos, vos vas a poder estar con nosotros, ¿qué te parece que las enfiestemos a las dos, eh? Te gusta cerda, mi mamá solo gemía y revolvía su pelvis que aún seguía sobre la pija del viejo.

Juan se puso de pie y agarrándola de los pelos a mamá la puso también de pie, luego la hizo arrodillarse delante de su padre y le dijo: bájale los pantalones, así lo hizo mamá apareciendo una pija igual de gruesa que la del hijo pero quizás un poco más cabezona, mi mamá se la metió en la boca y chupaba como posesa. Juan la acomodó poniéndola en cuatro, ya había recuperado su erección y se la metió bien al fondo de su concha empezando a cogerla, sus manos se fueron a sus pezones que le pellizco violentamente, mi madre cada vez gemía y se retorcía más estaba cada vez más excitada. Juan volvió a tomarla de los pelos y guío su cabeza a la cara de su padre qu

e se besó con mi madre en la boca profundamente, nuevamente tirandole fuerte de los pelos Juan la llevó hasta que quedó acomodada sobre la pija de su padre y la bajó de los pelos para que se la fuera metiendo lentamente, el viejo le mordía los pezones con dureza y mi madre no paraba de gemir y gritar, el viejo se acomodó bien atrás en el asiento y el hijo aprovechó para chuparle el culo a mi madre preparándoselo. Luego tomó su pija y se la fue dejando ir de a poco, se la clavó bien al fondo y agarrándola de nuevo de los pelos y girándolo hacia él mirándolo, le preguntó, ¿te la imaginas a tu hijita en tu lugar? Mi madre sólo se sacudió y alcanzó un profundo orgasmo, Juan se acomodó y le cacheteó el culo duramente, mi mamá estaba en el quinto cielo. Te imaginas, pobrecita es una nenita nada más y con estas dos vergas taladrándola, eh, ¿te la imaginas?.

Mi madre se revolvía cada vez más como una posesa, Juan se salió de su culo y la agarró fuerte de los pelos dejándola arrodillada en el piso y empezó a mearla, jamás había visto algo parecido, pensé que mi madre se molestaría pero habría su boca recibiendo parte de lo que el cerdo le largaba, este empezó a reírse y volvió a tomarla de los pelos acomodándola esta vez sobre la pija de su padre de espaldas hacia este y le dijo a mi madre que se la metiera en el culo de a poco, mi mamá se fue sentando y tuvo un nuevo orgasmo mientras lo hacía, Juan le levantó las piernas forzándola a que se apoyara sobre su padre y se la acomodó esta vez en la concha, le empezó a morder los pezones con dureza, mi madre tenía los ojos cerrados y la boca abierta, Juan escupió en su boca y en su cara y mi madre cada vez gemía más fuerte, ¿sos mi cerda, eh puta?, Siiiii!!! Gritó mi madre, ¿sos incapaz de negarme nada verdad?, lo que vos quieras guacho m&i siguió moviéndole culo. La tomó de los pelos y sentándose en el sillón la acomodó sobre él y le descargó una fuerte serie de golpes que a mi madre la enardecían cada vez más, pensé que quizás le hubieran puesto algo en su bebida, porque mi madre tampoco tenía limites, luego Juan le sacó el pepino del culo y se lo dio a chupar. Juan le dijo después que a su papa le gustaba que le chuparan el culo, mi mamá volvió a arrodillarse en el borde del sillón y el viejo recogió sus piernas hacia el pecho mostrando el agujero de su culo mi madre empezó a chuparlo, estaba realmente sacada, creo que realmente algo le pusieron en su bebida. Se lo chupaba con placer y el viejo empezó a recuperar su erección, le dijo al hijo que quería volver a encularla, este la agarró de los pelos y la acomodó sobre el sillón dejándole el culo ofrecido, el viejo la penetró fácilmente y empezó a serrucharla duramente. Juan se puso de pie en el sillón dándole sus bolas a mi madre para que las chupara. Se inclinó y la besó fuerte en la boca, ya te podes morir tranquila ¿eh, puta?, mi madre parecía estar teniendo otro orgasmo, el viejo la agarró fuerte de las caderas y supuse que nuevamente le estaban llenando su culo de leche. Yo ya había tenido un par de orgasmos y mi pija seguía redura.

El viejo se fue hacia el baño, Juan se masturbó y le dijo a mi madre que abriera la boca arrodillada como estaba y cuando estaba por acabar apunto a la boca de mi madre y la leche volvió a caer en ella. Juan también se fue hacia el baño. Los hombres volvieron se vistieron y luego de apretarle el culo a mi madre se fueron riéndose. Mi mamá cayó sobre el sillón y se quedó dormida. Solo faltaban un par de horas para que llegara mi padre, como no se despertaba, entre por la puerta pero mi madre igual no se despertaba seguro que la habían drogado, la cargué como pude y la llevé arrastrando a su cuarto la acosté boca abajo y la limpié lo mejor que pude con una esponja húmeda sacándole los restos de leche, la tapé pero aún estaba desnuda, no me podía dormir esperando que llegara mi padre. Este llegó y por suerte me pareció que estaba bastante borracho, fue hacia su cuarto y encendió la luz del velador, si bien jamás había espiado a mis padres me acerqué hacia su ventana que yo había preparado para espiar a mi madre. Cuando mi padre levantó las sábanas la vio a mi madre des

nuda y empezó a sobarle los glúteos, ¿me esperabas?, dijo mi padre. Mi madre no contestaba. Por primera vez en mi vida vi la pija de mi padre bien dura y lo vi separarle los glúteos a mamá y empezar a metersela en el culo, empezó a bombearla duro y mamá entre gemidos dijo si Juan dame duro. Mi padre la tomó de los pelos y le levantó la cabeza mientras seguía clavándola, que dijiste hija de puta, mi mamá con una sonrisa en el rostro dijo. Ya sabía que eras vos me encanta tenerte bien caliente, mi padre se apoyó sobre sus brazos y la serruchó hasta que le descargó todo su semen en lo profundo del culo, mi mamá tenía una sonrisa de placer en el rostro, mi padre se salió de ella y acomodándose se quedó dormido en el acto. Suerte que vino borracho pensé, abrí la puerta de calle y me fui a emborrachar por ahí.

Comentarios a mi correo.

Autor: Sebirra2003 sebirra2003 ( arroba ) yahoo.com.ar

Para hacerme llegar tus comentarios, sugerenciaso si deseas colaborar con esta página, por favor, envíameun E-mail a webmistress (arroba) marqueze.netWeb: http://www.marqueze.net

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados