Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

El Sr Taxista II

1 de diciembre de 2011

Bueno este relato continua donde, Jesús, después de tomarse unas cervezas con un compadre recibía un mensaje mío en el que le decía que no se fuese a tardar mucho porque Esteban venia a visitarnos. Así que el terminó su cuarta cerveza y pagaron la cuenta. El me contó que mientras venia en camino pensaba que habría pasado, si por fin yo me había dado cuenta de que Esteban era mi admirador secreto, el que jugaba con nosotros por mensajes de textos diciendo que me deseaba, que quería cojerme bien rico.!!. De solo pensar que hubiese pasado algo lo encendía demasiado, venia en el transporte publico con una tremenda erección de solo imaginarlo. El llego a la casa y noto que la luz de la sala estaba tenue y que había música pero el volumen estaba bastante bajo, tenia unos paquetes y cuando los fue a colocar en el mesón de la cocina se dio cuenta de que en el piso en una esquina estaba un hilo negro que era mío. Lo tomo, lo observo y su pene se le puso bien duro mientras pensaba por que y como habría parado esa prenda que estaba algo húmeda a ese rinconcito de la concina.
Subió a la habitación con mucho cuidado de no hacer ruido. El pensaba que quizás podría encontrarnos en pleno apogeo, y así ver desde una esquina sin que nos diésemos cuenta. Su corazón se aceleraba a medida que se acercaba a la puerta del cuarto que estaba entre abierta. Su respiración se exaltaba de una manera incontrolable, cuando llego a la puerta solo escucho susurros de una conversación y besos, Jesús se medio asomo con mucho cuidado y pudo ver las piernas de Esteban y las mías, Yo estaba en toalla y el en bóxer, a medida que el se asomaba veía mas arriba, así q observo como las manos de esteban recorrían mis piernas, acariciaban mis muslos, paseaban por mis rodillas y se hundían por la parte interna de ellas;… Risas, y de pronto escuchó un gemido profundo, el no aguanto y se asomo un poco mas y pudo ver como los dedos de nuestro amigo entraban y salían de mi coño que estaba tan mojado que salían casi que chorreando mis jugos. El sin darse cuenta, se estaba apretando su pene que estaba descomunal debajo de su jeans. Su corazón y su respiración estaban tan descontroladas que el sentía que temblaba de la excitación, Esteban metía y sacaba los dedos de mi coño, lo hacia lento pero al rato aumentaba la velocidad y yo empezaba a gemir mas fuerte. De verdad que se sentían tan deliciosos esos dedos largos muy dentro de mi que yo le correspondí apretándole su pene y lo meneaba fuertemente. Sentía que me palpitaba en mi suave mano. Jesús se animo y se asomo un poco mas y pudo ver como el me lamia los pezones, los mordisqueaba como tanto me gusta, los chupaba y los apretaba.. Yo estaba muy caliente, pero le solté el pene a Esteban y le saque los dedos empapados de mi coño.. el se quedo perplejo y mirándome fijamente a los ojos me dijo “ Eres mala” yo no aguante y sonreí diciéndole nooo. Vamos a esperar a Jesús. MI esposo se devolvió rápidamente sin hacer ruido, y cuando llego a la escalera dijo en voz alta.. hola Ricura, ya llegue.. y al cabo de un minuto irrumpió en la habitación y nos vio haciéndose el sorprendido. Caramba ustedes como que se estaban divirtiendo mas que yo… Esteban se puso algo incomodo, pensaba que el se iba a poner violento o algo así, yo lo salude y le hice seña de que se bañara para que se refrescara y se uniera a la fiesta, una fiesta que el había propiciado.. así que sonrió y se quito la ropa y fue rápidamente a la ducha. En cuestión de minutos ya estaba entre nosotros, estábamos tomando vino tinto así que tomo un sorbo y se sentó a mi lado, y empezó a acariciar mis senos, me quito la toalla y me beso. Esteban empezó a besarme los senos y a acariciarme y yo quede entre los dos hombres, entre cuatro manos y podía ver esos dos penes bien erectos y duros. Así que solo pude pensar una pequeña frase y les dije, ajaaa y ahora, yo que hago.. y mi esposo me respondió mientras me besaba.. pues solo disfrutar de esta experiencia. De dos penes para ti solita. Esteban se coloco entre mis piernas y rápidamente sentí como su pene se abría paso entre los labios carnosos y bien jugosos de mi coño pude sentir como me lleno rápidamente y no pude sino empezar a disfrutar otra vez de su miembro, Jesús, se arrodillo a mi lado y metió el suyo en mi boca. De verdad que estaba bien grueso, su cabeza estaba rojita y muy suave. Yo la lamía. La saboreaba me la tragaba completa hasta el ultimo pedacito ayudada con su mano, que me agarraba por mis cabellos para hundírmelo en mi boca. No podía creer que estaba experimentando como me estaban cojiendo muy rico por mi coño mientras mi esposo me cojia a su vez por mi boca. el me apretaba los pezones duros y paraditos. Eso me mata waooooo, que delicia yo gemía o intentaba hacerlo por que el miembro de mi marido no me dejaba gesticular mucho.. me tenían súper satisfecha. Al rato Esteban me lo saco. Lo vi bien mojado. Y Jesús se acostó. Yo me le senté encima para cabalgarlo divinamente. Sentí como su pene que estaba bien grueso y grande me iba llenando poco a poco, yo movía mis caderas de adelante hacia atrás y luego en forma circular. Esteban se coloco detrás de mi, el tenia la intención de meterlo por mi culito pero a mi me daba miedo que al tener los dos penes dentro de mi al mismo tiempo me fuese a doler mucho así que Esteban desistió. La cama estaba haciendo mucho escándalo así q nos fuimos al piso. Colocamos una manta y Jesús se acostó nuevamente y yo me le volví a montar encima para seguirlo cabalgando, al cabo de un rato. El se estaba excitando mucho y no quería acabar así q me levante y me dijo para hacer un divino 69. el le hizo señas a Esteban para que me lo metiera por mi coño así el vería muy de cerca el miembro de nuestro amigo entrando y saliendo dentro de mi mientras gozaba de chuparme mi coñito. Y yo me comía su grueso pene. El me confeso que esta posición le daba muchísimo morbo así que la disfruto sobremanera. Esteban se puso en cuclillas para metérmelo totalmente hasta el fondo y me dio durísimo yo no dejaba de gemir y de gozar. me sentía demasiada divina. Luego descansamos un poco y me acosté en la cama en medio de los dos..me dieron un vibrador que yo bautice como pinki por su color rosadito… lo encendí y empecé a frotar mi clítoris mientras los dos me acariciaban.. pero solo cuando escuche la voz de Jesús diciéndome cosas morbosas en mi oído pude explotar en un orgasmo fenomenal que me hizo gritar bastante fuerte de placer.. luego de descansar un rato. Y viendo que ya eran como la una de la mañana y pasada.. le di una mamada muy rica a Esteban para despedirlo y al final de hacerle una picardía el me dijo..”eres mala mami” y se vistió y al rato Jesús también se vistió y lo acompaño hasta el estacionamiento y como si nada se despidió de el. Luego nos acostamos juntitos y comentando al respecto y tocándonos. Lo hicimos otra vez para luego dormir un poco.
Todo esto es muy real. Vivimos esta grandiosa experiencia en el mes de octubre del 2011. Y nos pareció muy excitante publicarla. Espero sea de su agrado. Me gustaría recibir sus comentarios.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
El Sr Taxista II, 9.2 out of 10 based on 42 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados