Él técnico del cable

Jóvenes y Cachondas, Hetero, polvazo en la cocina, anal. Me encontraba toda sudada cansada porque había pasado el día limpiando, me senté en el sofá a descansar un rato cuando escuche el timbre triii-triii, así que procedí a contestar por el intercall.


-hola, quien es
-señorita es el técnico del cable (me contesto del otro lado un hombre con voz gruesa)
-ya le abro de me un momento
Como estaba limpiando tenía un pequeño pantalón de dormir y un body blanco sin sujetador, pero no me preocupo y procedí abrirle la puerta a el técnico, me percate de inmediato q era un hombre fuerte de barba descuidada pero no muy abundante, brazos anchos y de gran tamaño. Le indique le camino asía la tv q estaba en la recamara, me dijo:
-señorita indíqueme el problema
-bueno es el canal porno q no esta presentando (respondí un poco risueña)
-ok, enseguida lo arreglo
y le dije, -ah pues continuo mi limpieza, a la lo que me dijo
-no la política de la compañía no permite q nos que demos solo en las recamara de los clientes, así q debe acompañarme

Pues me senté en la cama y prendí el aire acondicionado, el estaba igual de acalorado q yo, y como delirio de la misma imaginación, me lo imaginada empapado de agua en bóxer, pero mas delira cuando la señal del canal porno empezó a entrar, todavía no se veía las imágenes pero se escuchaban los gemidos.

-quiere algo de tomar le pregunte (para poder desahogar un poco de toda esa excitación q ya poseía sentía como se mojaba mis tanga tanto de sudor cómo de mis jugos vaginales)
-si señorita pero no e puedo quedar aquí solo
-si hombre, quédese q yo confió en usted, usted se ve q es un hombre honesto y no va a tomar nada q no se suyo así le traigo un juguito
-esta bien entonces no se dilate

La verdad es que cuando llegue a la cocina lo pude subirme en la mesay deslizar mi mano por mi vagina q me lo pedía a grito como si hablara, la pobre quería se r tocada y sentir placer eso le estaba dando con mis dedos. Cuando en ese mismo momento llego el técnico, se quedo pasmado y yo sonrojada.

-señorita porque no me presta un cuchillo y disculpe
-ahhhh claro ahora mismo (yo respondí con voz cortada y avergonzada)
-si pero le gustaría ayuda en eso también
Me quede mirándolo y le respondí:
-bueno si porque no

Saco su billetera de los bolsillos gastado de su pantalón, y de su billetera saco un condón, yo procedía apearme de la mesa,  lo besé apasionadamente, mientras  me acariciaba todas las tetas sin sujetador, empecé a sacar su miembro del pantalón, a lo que en me ayudo, lo sacudió en mi nariz y lo puso en mi boca.

Era grande, como de unos 20cm y ancho casi no podía tenerlo en mi boca, tuve que abrirla al máximo.

Lo saboree y lo saboree.

Se abalanzo a mi rescatándome del piso y poniendose sobre mí, en esa posición me besó, me desnudó tanto del body como de los short y el tanga , y colocó su gran miembro en medio de mi piernas.

No se le hizo tan difícil por lo lubricada que ya estaba, pero aún así me forzó un poco. Empezó la ardua tarea de un fuerte vaivén con furia y mientras  me apretaba mis tetas con su mano derecha. Me gustaba. Me provocaba los mas inmensos gemidos (y claro coger en la cocina era algo fantasioso para mí) tuvimos cuatro orgasmos, los cuales los alternamos con diferentes posiciones.

Me puso en cuatro para romperme  mi lindo culito. La verdad q estaba asustada porqué ya antes lo había probado y fue muy doloroso, pero como le negaba ese técnico  a vociferaba, puta te rompo el culo, sonaba excitante, rico, delicioso, pero mejor aun, provocador.

Coloco uno de sus grandes dedos en mi boca y me dijo:

– Conforme vaya doliendo perra lo vas mordiendo.

Así fue cuando empezó a deslizarlo lo mordí, súper duro, pero a él le gustaba. Le provocaba. Suspirábamos como locos y así continuamos hasta que me lo empujó todo y empezó a jugar con su polla dentro de mi, con pequeños entra y saca, lentos. Sacando su miembro completamente luego metiéndolo rápido. Aceleró la marcha. Era delicioso lo mejor del mundo gemía como loca y el me gritaba así perra te gusta calentona, puta.

Cuando me dijo puta fue cuando que tuve mi ultimo y más grande orgasmo.

Se subió su pantalones y terminó con el cable y se marcho, me dejó su numero en la mesa de la cocina en un papel que decía, cuando quieras que un hombre te haga sentir una puta llámame.

Yo duré en el piso de la cocina como una hora tratándome de recuperar de ese tan doloroso y rico encuentro.

(Visited 1.657 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
putita24
hola mi nombre es hanna tengo 18 añitos y un monton de historias para contar.....megustaria q me comenten o sugieran lo que quieren o piensen de mi...besos

One thought on “Él técnico del cable

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR