Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

EL VERGON DE MI YERNO

2 de diciembre de 2008

Hola me llamo Leticha, tengo 41 años y tengo hija de 19 años y voy a contaros una experiencia que tuve.

Me gusta mucho tomar el sol en mi patio, allí puedo tomar el sol tranquilamente, sin que nadie me moleste. Me pongo mi bikini preferido, uno que me compró mi ex novio, no me lo suelo poner en la playa por que es muy provocador, es un tanga de color blanco muy pequeño y cubre lo mínimo y despertaría demasiada expectación en un sitio demasiado conocido.

Pero si no hay nadie en casa paso del bikini y me tumbo completamente desnuda al sol, me encanta sentir que todo mi cuerpo expuesto al calor del sol. De vez en cuando me levanto y me doy una ducha en mi casa así me refresco el cuerpo para seguir bronceándome.

Un día, mientras estuve en mi cocina tomando un café, bajó mi hija y me contó que su novio esta muy dormido en su habitación y ella sale para ver un asunto, y se salió. Yo fui a cambiarme a mi bikini y salí a mi patio.

Allí, disfrutaba de un sol magnífico, me fijé que mi prometido yerno, me estuvo observando desde la ventaba de la recámara de mi hija. Así que finjo estar dormida. Pude observar su silueta, eso me incomodó bastante pero no le di importancia ya que pensé que seria por culpa del calor, me sentía observada. Pensé que a lo mejor, no había nada ni nadie mirándome así que seguí sin ningún temor tomando el sol. Yo con mi súper bikini y me lancé a la caza del bronceado perfecto. Se estaba divinamente allí, tumbada en el césped, corría un airecillo fresco que apaciguaba el calor de mi cuerpo.

Después de estar un buen rato de espaldas decidí levantarme y darme la vuelta. Se estaba muy bien allí, levanté la cabeza y me fijé de nuevo en la última ventana de mi casa y de nuevo pude observar esa silueta, me tumbe rápido esta vez pude ver quien me observaba, era mi prometido yerno, es alto, atractivo, de esos hombres guapos con el cabello corto y negro, mirada directa y sensual, bien arreglado y siempre muy educado.

No supe que hacer, me quedé allí tumbada boca arriba, pasaron los minutos y seguía en la ventana y no se movía, yo sabía que mi hija no estaba en casa, me incomodaba, pero el hecho de que ese hombre me mirase me empezó a gustar.

Era un hombre muy atractivo y el hecho de que me estuviese mirando mi cuerpo, casi desnudo, me daba cierto morbo. Empecé a imaginar que a lo mejor estaba allí sentado, mirándome, gozando de mi cuerpo y masturbándose lentamente, observando cada centímetro de mí piel. Empecé a ponerme caliente y no por el sol. Me excitaba esa situación y decidí darle más, así que decidí portarme mal…

Creo que escogí bien mis armas, mi bikini blanco, y aceite, Me dirigí fielmente frente a la ventana de mi hija, me tumbé y esperé a que su silueta se dibujara en el cristal. No tardó mucho, Estuve tumbada unos minutos, me lo imaginé desnudo, con un cuerpo fuerte y varonil, acariciando su polla mirándome, mis pechos parados, mis pezones muy duros, desafiantes…

Llegó la hora de mover el tanga, me lo aflojé lentamente para abajo, y poco se movió, mientras mi mano se deslizaba entre mis piernas llenas de aceite.

Cogí de nuevo el bote de aceite y empecé otra vez ha acariciarme, esta vez mi coño, completamente mojado. Empecé meter mi mano bajo mi tanga y acaricié mis labios de un lado al otro. Era una sensación inexplicable, sentía mis dedos deslizándose por mis labios. Tenía el clítoris durísimo y me lo acariciaba lentamente.

Empecé a mover mi cintura al ritmo que acariciaba mi sexo, sentía sus ojos clavados en mi cuerpo y me volvía loca. Me humedecí los dedos de mi mano y lentamente los fui introduciendo, estaba caliente y mojada y entraron en mí rápidamente. Sin dejar de mover mi cintura empecé ha meterlos en mi tanga y dejarlo que vea mis labios de vez en cuando, me volvía loca, sentía como mi

cuerpo cada vez se ponía más caliente y me volvía aún más loca el hecho de que él me estuviese mirando.

Allí estaba yo, casi desnuda por completo, llena de aceite masturbándome para él, era una sensación muy excitante y no quería parar, quería correrme para él. Cogí de nuevo el bote de aceite que era delgado, (como un tubito) con mi otra mano, imaginé que era su polla, caliente, dura y solo para mí; empecé a jugar con el en mis labios vaginales, que ya los tenia al aire libre después de mover a mi tanga a un lado.

Imaginaba que latía dentro de mí y gemía como una loca, me la metía entera, y me masturbaba sin parar. Decidí que esa polla tan dura y caliente me hiciese el amor, me lo merecía y él también. Cogí fuerte mi "juguete", acaricié mis labios con el y me lo metí hasta el fondo, a la vez levanté mi cintura ofreciéndole mi dulce cuerpo, pero no podía, solo sus ojos lo acercaban a mí.

Estaba tan caliente que empecé a follarme esa polla sin parar, imaginaba su cuerpo sobre mí empujándome fuerte, no dejaba de gemir sintiéndola dentro de mí, me acariciaba el clítoris lentamente mientras me follaba sin parar. Gimiendo y masturbándome seguí pensando en él haciendo lo mismo, volviéndose loco por un cuerpo que no puede ser suyo, estaba disfrutando de lo más y quise obsequiarlo con algo más. Empecé a acariciar mi ano, lentamente, con mis dedos bien húmedos empecé a darme placer por detrás, me gustaba esa sensación y sé que a él le gustaba mi culo, así que seguí metiéndome más los dedos, mmmm, me encantaba tener mi culo ocupado y observado.

Estaba tan cachonda que no me lo pensé dos veces y cogí mi polla y lentamente me la fui metiendo, poco a poco, hasta llegar a metérmela entera, entonces seguí aumentando el ritmo, cada vez más rápido al igual que mi excitación mi culo pedía más, así que empecé a metérmela sin parar. Imaginaba su polla penetrándome por detrás, empujándome fuerte sin parar. Mis gemidos fueron a más, imaginaba su cuerpo detrás del mío follándome, embistiéndome. Estaba muy cachonda, con una mano me metía esa polla por mi culo y la otra acariciaba mi clítoris sin parar, nunca me había masturbado así, pero sabía que él estaba allí masturbándose también, y lo hacia para él, era como estar follando con él.

Era fantástico imaginar que era su polla, casi la notaba de verdad, sentí que el placer aumentaba cada vez más, sentía como un placer enorme, de pronto una silueta se coloca delante de mi, era él, sin dudarlo le saqué su verga, la besé, la saboreé, me la metí en la boca, era un gallardo miembro para mi solita, mil sensaciones recorrían mi piel, mi cuerpo, estaba en la vibración de antes de correrme de un orgasmo enorme, y ese pene tan duro en mi boca…

Lo chupé como nunca lo había hecho, así un rato hasta que él dijo ¿" te gusta mi verga Leticha " ? no pude contestar por que tenía la boca llena y me faltaba el aire, después de un ratito así me dejó el cabello, levantó mis rodillas y puso su gran verga en la entrada de mi cueva, deslizó su verga una vez para arriba y para abajo, mis manos los agarraron y lo puse frente mi entrada caliente, él entró de un golpe y me sacó el aire de mis pulmones, allí ya no aguanté y empecé correrme como una zorra, él me puso de lado, así una pierna de él empujaba el bote de aceite a mi ano mientras empujó su enorme verga en mi cueva. Yo tenía un enorme orgasmo y sentía que él se corría adentro de mi.

Mis manos fueron apagándose lentamente hasta detenerse, solté el bote de aceite y me quedé allí, inmóvil, intentando percibir las sensaciones que había sentido. Él estaba en la misma situación que yo, intentando de agarrar aire le dije… "eso no cambia nada"… y él dijo… "ya lo vamos a ver "… se levantó me puso una toalla encima y se fue, cerré mis ojos y me dormí.

Después de aquello sigo tomando el sol en el jardín, y él sigue mirándome de la ventana, ya no me molesta que esté allí, es más, me gusta que est&e

acute;, yo le ofrezco a ver mi cuerpo pero nunca lo tendrá otra vez, y eso me gusta.

Soy sincera, también me gustaría tener muchos votos de mis amigas y amigos de esta excelente página

Autor: Letich Amanda

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
EL VERGON DE MI YERNO, 8.8 out of 10 based on 33 ratings
  
categoría:

2 comentarios »

  1. beyker dice:

    me gusto tu relato no zabez lo exitado que estoy despues de haberlo leido bueno ai te dejo mi correo espero k me puedas agregar [correos NO permitidos en comentarios - eliminado por la administración R.M.]

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. Chivis dice:

    Verdad que que rico es tirase al yerno y mas cuando ya le traes ganas desde hace tiempo, solo con el he sido infiel.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados