Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Ella quería…pero no lo sabía

17 de julio de 2011

Hola a todos. sin ánimo de desmerecer la buena intención de aquellos que escriben experiencias eróticas reales o ficticias, para mi que he sido asiduo lector de ellas, puedo aseverar que son muy pocas las que realmente excitan, ya sea por ser historias mal contadas o porque sencillamente usan un lenguaje vulgar y demasiado directo. Intentaré corregir eso.

Soy Carlos, separado y radico en Venezuela, conocía a María por internet cuando laboraba como seguridad en un país del Medio Oriente. Cuando regresé y nos citamos quedé más que sorprendido por el espectacular cuerpo de esa mujer, 1,65, delgada. con senos pequeños pero un espectacular trasero que se destacaba gracias a una delgada cintura…cuerpo muy propio de las venezolanas.

Yo la verdad no soy mal parecido, alto y delgado de 1.80 metros, de verdad fue un flechazo el verla en persona. mucho he escuchado de los encuentros sexuales fortuitos, pero no hay nada mejor que hacer el amor con una pareja a la que conoces y con la que has compartido momentos que nada tienen que ver con la parte sexual.

Estar con ella en la cama era otra cosa…cuando con toda la paciencia del mundo besaba, lamía y acariciaba su cuerpo, desde los lóbulos de sus orejas, bajando por su cuello, nuca, espalda…recorriendo cada parte de su cuerpo, pezones…yendo más abajo, recorriendo sus piernas con mis labios…rozando su vagina pero no llegando a ella directamente…era tal el grado de excitación al que ella llegaba que ya no quería que le hiciese el amor…quería que la “cogiera”…me lo pedía casi a gritos…imagínense que con solo soplar de cerca sus pezones… o su vagina, se retorcía de placer, es realmente divino hacer el amor con una mujer a la que quieres…por no decir amas.

Sus mamadas eran espectaculares, aunque no le gustaba el sabor de mi semen, a veces lo tomaba porque se lo pedía…y lo compartíamos en eso que se conoce como “beso blanco”…eso me calentaba mucho.

ella me inició en el sexo anal, me comentó que lo practicó con su última pareja, y si bien es cierto es algo que dice que “duele mucho”, aceptó practicarlo conmigo. Era alucinante porque ella me decía que me quedara tranquilo, sacaba saliva de su boca y lo frotaba en mi pene y luego lo dirigía hacia su ano…ella misma lo empujaba lentamente hasta el final y solo entonces me pedía que me moviera lentamente…sus orgasmos eran alucinantes, y esa es una envidia sana que siempre tuve…Mi novia es multiorgásmica, y ellos vienen uno detrás del otro según me cuenta cada vez más intenso, hasta que ya no puede más y me pide que acabe…Era todo un show. Era increíble la forma como lubricaba su vagina.

A medida que pasaron los meses…hasta el primer año, comenzamos a sentir cierta monotonía en la relación, a tal punto que ya nuestros momentos en la cama no eran tan apasionados…por lo menos para mí, porque ella si bien es cierto sentía que ya no era tan detallista como antes. Inventamos algunas cosas como que me introdujese dos y hasta tres dedos en mi ano, cosa que me empezó a gustar (pero no soy gay) ó le decía que me gustaría que me penetrara con un arnés (cosa que la calentaba pero nunca me atreví a comprar), Al final ya no quería que le hiciese sexo anal porque decía que le dolía mucho…entonces es allí donde viene la parte interesante de mi historia.

Un día en un hotel…luego de tener sexo, puse una película porno en la tele donde dos hombres tenían relaciones con una mujer, ella lo veía pero sin mucho interés, yo le pregunté:

-Te gusta lo que ves María?

-Es más de lo mismo…ya las hemos visto antes.

-Si, pero no te excita?

-Para nada – me dijo – son solo actores, no creo que para una mujer normal dos hombres sea cómodo.

-Podemos intentar – le dije

-Dejarías que otro hombre me toque? – Me dijo algo alterada

-Solo si estuvieses de acuerdo, al final sería como un consolador de carne y hueso, un objeto sexual que solo serviría para un propósito y punto.

-Estas loco – Me dijo – Y si tiene un pene más grande que el tuyo y me termina gustando? como le vas a hacer después?

-Nada – Le dije – Lo repetimos cuando quieras y ya.

-Discúlpame pero yo me quiero como mujer, tengo amor propio y no permitiría ese tipo de cosas, tampoco tu me lo propondrías si en realidad me amaras.

-Tranquila mi amor- le dije a manera de disculpas – no me hagas caso, es solo una fantasía…podemos jugar con ese juntos pero sé que es imposible que se haga realidad.

-Mas te vale – Me dijo.

Sin embargo ya la semilla estaba sembrada y solo era cuestión de tiempo…estaba seguro que esa mirada de deseo que ponía en momentos de máximo placer, esa pérdida de control, avizoraban una potencial zorra…por lo menos en la cama. Era solo un asunto de tiempo.

El siguiente fin de semana probé mi teoría, y luego de las caricias, en plena penetración, cuando ella lo único que hacía era pedir más lancé mi ataque:

-Dale mi amor no pares…rico, rico, no aguanto papi, no aguanto, sigue “cogiéndome” (ella nunca decía hazme el amor) entonces yo le dije:

-Si mi amor, te estoy cogiendo rico, me encanta como te pones…quieres que siga?

-Si papi sigue – exclamaba.

-Me dejas que te digas cosas sucias? mis fantasías?

-Si papi, dime lo que quieras pero dame más de ese pene rico que tienes -respondió desesperada

-Y comencé: Te imaginas tu acostadita…y yo te vendo los ojos, y traigo a otra persona a la habitación, y ambos juntos tocamos todo tu cuerpo, tus senos, ambos te besamos, tu sientes labios diferentes, lenguas diferentes, reconoces que unas no son mias y lo disfrutas…

-Coño papi no me digas esas cosas que me excitas demasiado!!!! – me dijo medio desesperada

-Me encanta que te excite, le dije – y que sientes un pene tocando tus labios, y tu abres la boca y lo besas, lo introduces en tu boca lentamente, sientes que tienes que abrirla mas de lo habitual porque es mas gruesa que la mia, mientras yo te penetro…y tu mamas desesperada.

-Papi no asguanto papi!!! sigue papi!!! – Me suplicaba

-Y cambiamos de posición y sientes ese pene grueso ingresando en tu vagina la cual chorrea de placer, te sientes toda llena por un pene que entra más apretado y te pone a gozar de placer,  y sientes su leche caliente acabar dentro de ti mientras me mamas el pene hasta hacerme llegar y te lo tomas todito…

-No aguantoooooo aaaaaaaaahhhhhh!!!! – Y tuvo el orgasmo más espectacular que jamás haya tenido…nunca había gritado de esa forma…me excitó tanto que llegué casi al mismo tiempo.

Era el principio del fin.

Luego ella relajadita, se quedo quietecita, calladita, como meditando lo que había pasado…algo avergonzada por haberse dejado llevar por mis palabras.

-en qué piensas? – Le pregunté

Me miro casi suplicándome:

-Prométeme que nunca me vas a pedir que estemos en la cama con otro tío.

-Dime algo María: Si sólo imaginarlo te produjo ese placer…te imaginas llevándolo a la práctica?

-Si, pero no está bien – me dijo – las relaciones sexuales de pareja son de a dos, lo demás son inventos de gente enferma que solo busca placer sexual sin amor. yo te amo y no podría verte nuevamente a la cara si dejamos que otro me toque.

La besé suavemente en los labios y le dije:

-Quédate tranquila, no vamos a hacer nada que amenace la relación.

EL MOMENTO DE LA VERDAD

no quise forzar las cosas y pasaron 2 meses sin tocar el tema. En Julio, fin del año escolar (no les conté que ella es profe de educación inicial) programamos un viaje a la Isla de Margarita, lugar turístico por excelencia.

Hicimos las reservaciones en un Hotel 5 estrellas, la idea era pasar un fin de semana en santa paz, relajados y olvidándonos de los problemas, de Chávez y el famoso “Porqué no te callas”, Podría hasta decir que olvidé por completo el asunto de los tríos y esas cosas de la gente sin oficio.

Cave destacar que mi novia es fanática de Beckham, ó de su físico porque a ella no le gusta el fútbol, le gusta es el béisbol.

Desempacamos en la habitación y nos dispusimos alistarnos con nuestra ropa de baño para disfrutar de la piscina. Bajamos, nos soleamos, nos bañamos, y hasta ahí todo bien…en eso ella queda tomando sol con su diminuto bikini y yo subí a la habitación pues algo que comí me cayó mal y estaba con el estómago flojo.

Grande fue mi sorpresa cuando luego de una hora batallando en el baño de la habitación, bajo y veo a mi linda novia conversando con un hombre rubio de aproximadamente un metro noventa de estatura, ojos azules y contextura atlética. ambos se reían y de verdad que en ese momento agarré unos celos como nunca los había sentido…más aún cuando el fulano me ve llegar y se para despidiéndose de mi novia con un beso en la mejilla y su traje de baño mostraba un abultado pene semi erecto mucho más grande que el mio…y que mi novia vió con esa mirada de deseo que hasta ese entonces solo había tenido para conmigo.

No le dije nada, ella sin yo preguntarle me dijo que se llamaba Mark,  era un alemán que hablaba muy bien el español y que sus vacaciones siempre las pasaba en paises de américa latina, por lo que su español era bastante fluido.

En la noche fuimos a la discoteca del hotel y luego de bailar un poco ya la calentura se me había pasado, la pasamos chevere y pasada la una de la madrugada subimos a la habitación.

Yo estaba algo picado por el alcohol, soy malo para la bebida, ya en la cama María se puso un sexy baby doll y estuvo particularmente ardiente, sus mamadas fueron duertes, nunca me lo hacía asi, lo lamia como con desesperación, sus lengua parecia que quería llegarla a mi garganta por lo profundo de sus besos…

-cógeme papi, como tu sabes hacerlo – me dijo desesperada – como tú sabes hacerlo!!!

Es allí donde – pensé – Vamos a ver si mi querida novia está haciendo el amor conmigo:

-Si mi amor, quieres que te coja rico? pero no soy Carlos, mi nombre es Mark y soy de alemania, y te voy a coger riquisimo como nunca nadie lo ha hecho!!!

Paso seguido introduje mi pene en su vagina y comencé con el consabido mete y saca…no fué uno esta vez, sino varios los gritos de placer que pegaba María.

-Dame más!!! así coño que ricooooo!!!!! no pares que me vengoooo!!!!

No se en realidad cuantos orgasmos tuvo…pero fueron un viaje y nunca había gritado de esa forma antes…fué el nombre de Mark lo que la calentó tanto?

No lo se… pero nuevamente la espinita la tenía clavada e iba a llegar hasta el final para descubrirlo.

Terminada la cesión de sexo, al parecer luego de tanto placer, María se sintió culpable de haberse imaginado con otro hombre…que me abrazó cual Koala durante toda la noche, yo no le dije nada.

Al día siguiente volvimos a bajar a la piscina y que creen? Mark estaba allí…pareciera que nos estaba esperando, se acercó a nosotros con su bien dotado pene que apenas tapaba su traje de baño y luego de darme la mano le dió a María un beso en la mejilla rosando sus labios…es claro que a él también le gustaba ella…la mesa estaba servida.

Les dije que iba a buscar algo a la habitación y los deje, cuando regresé no los encontré en la piscina y pensé lo peor. Los busqué y los encontré bebiendo una cerveza en el bar muy pegaditos, señores…nace un cornudo.

Le dije a María que necesitaba hablar a solas con ella y subimos a la habitación, le pregunté que pasaba, porqué esa confianza con ese señor que apenas conocía.

-Solo soy amable – respondió

-Estas segura que solo es amabilidad? – Le increpé

-Es solo un turista tontito – Me dijo – al final que puede pasar? él va regresar a su país y nunca lo volveremos a ver.

-Te gusta, verdad?

-No te voy a negar que es lindo, y sí, me atrae, pero es solo eso, atracción física, así como cuando tu vez a una mujer en tus pelis pornos y te excitas ó una en la calle…sientes deseo o no?

-Si – le dije –  si siento deseo, el problema es que a tí nunca te conocí así, y verte ahora coqueteando con ese hombre me pone realmente celoso…y excitado.

-Excitado porque mi amor?

-Porque va ser? ayer tuviste los orgasmos más espectaculares cuando te mencioné su nombre, y te aseguro que si meto la mano debajo de tu pareo estas más mojada que nunca…ó me equivoco?

María se puso roja, y solo atinó a decir:

-Si, ese hombre me ha puesto mal…lo reconozco.

-Que vamos a hacer al respecto? – Le dije

-Nada, que vamos a hacer? nosotros nos vamos mañana y él se va para Alemania y fin de la historia.

-Y si hacemos algo mejor?

-Algo como qué Carlos?

-Invitarlo a la cama

-Tú estas loco!!! como vamos a hacer eso?

-Tú deseas estar con él, eso lo vas a llevar siempre en tu corazón y pensarás en su pene grande y gordo durante mucho tiempo…te doy la oportunidad de experimentarlo y punto…te quedará como un bonito recuerdo, al final para amar a una persona se necesita más que un fin de semana, y dudo que por una noche de placer termines queriéndolo.

-No, no y no…dejate de malos inventos!!! – Me dijo mal humorada.

-Bueno, será como tú quieras – Le dije.

pasada las dos de la madrugada y ya en la cama durmiendo, vino a mi mente una idea, traté de desecharla pero no pude. Me percaté que María estaba durmiendo, me levanté, bajé a la Recepción y pedí el número de habitación de un alemán de nombre Mark. Lo buscarón y me lo dieron. Subí a su habitación y no estaba, tuve que esperar media hora a que el llegara un poco pasado de tragos.

-Hola Mark – Le dije

-Hola, y ese milagro

-Quiero hablar contigo de María

-Le pasa algo a ella – Me dijo extrañado

-No, en realidad no pasa nada, sol oque ella tiene una fijación en tí y no quiero que nos vayamos del hotel sin que solucione su problema…prefiero lidiar con un cuerno de momento que con una fantasía para toda la vida.

-Guardó silencio un minuto para luego decir: Tú estarás allí?

-Es necesario? – Le increpé

-Me gustaría – Dijo en tono pícaro

Miren ustedes…bisexual había salido el alemán…la verdad pensé en abortar el plan, no me veía liado con otro hombre que no solo me vea como camarada de cama si no como alguien a quien quiera encajar esos 20 centímetros de músculo erecto (luego supe que medía eso), al final pensé, qué tan malo puede ser? lo que es bueno para el pavo es bueno para la pava…y lejos de unas tocaditas eventuales no estaba dispuesto a ir a más con ese tio por más lindo que sea.

-Bueno amigo, vamos a la habitación y que la fuerza nos acompañe.

Dicho esto subimos a la habitación, y allí estaba el cuerpo del deseo, durmiendo en posición fetal, con su baby doll que no deja nada para la imaginación mostrando unas nalgas hermosamente formadas.

-Bueno Mark, le dije, dale tú que yo te sigo

-Dicho esto Mark se acercó a la cama iniciando con un beso en sus ricas nalgas…me recordó a mí, es lo primero que hago en las mañanas, comenzó a acariciarla suavemente,  sentir la forma de sus senos. Se quitó la camisa y pude contemplar esos chocolaticos que tanto enloquecen a mi novia, se quitó los pantalones y era evidente que su pene era más largo y grueso que el mio…suerte de algunos, dije para mis adentros, sacó lentamente sus ropa hilo dental, acomodó sus piernas y metio su boca entre sus piernas, lamiendo esos flujos vaginales que saben a miel…(es en serio, he probado varios y ninguno sabe como los de María).

María comienza a sentir placer, gime y se arquea pensando tal vez que soy yo…está pasándo de ese estado de ensoñación a la lucidez, sabe qué le estan haciendo sexo oral y comienza a sentir que son labios diferentes…entonces se sobresalta y…

-Mark, que haces!!!!

-Hola María…dice para luego mirarme con ojos  de complicidad…

-Carlos que hace Mark aquí…no es lo que habíamos acordado….

-Le pedí que viniera porque no quiero el fantasma de un deseo insatisfecho entre nosotros…disfruta el momento y ya mi amor.

-Mark vuelve a introducir su lengua en la vagina de María, hace circulos en su clitoris e introduce dos dedos hasta el fondo…

-Ahhh, no, por favor…no sigas, por favor, no está bien…para Mark!!!!

Mark se levanta y deja ver su enorme miembro a María…se le salían los ojos al contemplar semejante instrumento.

-De verdad no quieres probar que se siente uno asi dentro María – Le dije

-Mark, no lo tomes mal, estás muy lindo y me gustas, pero hasta ahí, no quiero terminar con Carlos por una tontería pasajera.

-Mark acercó su pene al rostro de María

-de verdad no quieres probar? – Le dijo

-María lo miro  a los ojos y luego bajó la mirada a su pene…tenia en ellos ese deseo que le hace perder el control…

ella solo atinaba a mirarlo pero no decía nada…es claro que había dentro de ella es conflicto interno entre el deseo y la razón.

-Me acerqué a ella, tomé su mano y lo puse en el pene de Mark, se lo cerré y comencé a moverlo haciéndole una paja.

-Se siente bien verdad mi amor? al final de eso se trata, de saciar esa curiosidad…al final todo será un recuerdo. Además, Mark no solo quieres estar contigo, quiere compartir la cama con los dos.

María miró a Mark aún con la mano en su pene con extrañeza y le preguntó:

-Eres bisexual Mark?

-Desde que tengo uso de razón

-Y que quieres hacer con Carlos?

-No se…lo que el me deje hacerle, derrepente lo mismo que a tí, derrepente me dejo hacer…disfruto igual.

-Una mezcla de desilusión y deseo se apoderó de María…pensé por un momento que eso sería todo…pero fué todo lo contrario, es como el candado del prejuicio se abriera, al final era eso, algo de momento con lo que no habría que lidiar en el futuro, su temor de enamorarse de Mark desapareció.

Paso seguido acerco con su mano ese gran pene a su boca y comenzó a lamerlo como solo ella lo sabe hacer.

-Quieres acompañarla? – Dijo Mark

-Yo lamiendo un pene? – Pensé

-Eso nunca lo he imaginado…pero bueno…una vez al año no hace daño.

acerqué mi rostro al de María, la cual parecía no estar dispuesta a compartir ese pedazo de carne, estaba concentrada, en eso voltea la mirada y me dice en tono pícaro:

-Que pasó papi…quieres un poquitico? No vaya a ser que después te guste y se pierda esa cosecha!!!

-Solo si no tienes problemas en compartir mi amor…yo estoy claro en mi sexualidad…al final solo estamos disfrutando el momento.

Paso seguido me acercó el pene de Mark a la boca e imitando la forma como ella lo hace lo introduje en mi boca metiendo los labios para no dañarlo con mis dientes…una sensación de morbo nunca antes descrita me invadió al sentirlo entrar y salir de mi boca…comprendí que el sexo oral para una mujer solo tiene el valor de sentir que su pareja disfruta…es una sensación de poder.

-Mark me agarró la cabeza tratando de undirme su pene lo más posible…es claro que disfrutaba más teniéndo mi boca en su pene que la de María…cre oque al final no era tan bi.

Me aparté y le dije:

Bueno amigo, creo que ya esta bueno, la protagonista es María así que dedícate a ella primero.

Mark me cortó la última palabra, se inclinó y me besó de una forma apasionada…debo admitir que fué un gran beso…su lengua se movía por toda mi boca…y me dejé llevar por el placer de sentirlo…Pensé que María estaría desilusionada de él…y de mí…

Pero me equivoqué.

cuando me separé por fin de Mark, María estaba viendo atónita con una mirada de extasis jamás antes vista…mientras se masturbaba introduciendo tres dedos en su vagina…realmente estaba disfrutando el espectáculo!!!!

-Mark la agarró y la beso igual que que a mi…María lo abrazó con por el cuello desesperada con un brazó mientras con el otro lo masturbaba…

-Cogeme Mark…cogeme primero a mí y después si quieres te coges a mi novio…quieres cogerte a mi novio?

-Claro que quiero – dijo Mark

De verdad no sé si quería experimentar eso, un beso y una mamada es una cosa…pero que le rompan a uno el ano tan cerradito y virginal donde las cosas salen y nunca entran me pareció que era un exceso.

Mark introdujo su gran pene en la hasta ese momento apretadita (para mi) vagina de María…por un momento creí que los ojos de María iban a salir disparados…los abrió de tal forma que solo podrían demostrar un asombro por algo que jamás había sentido.

-Coño que ricoooooo….dale papi cojemeeeeee…dame todoooo, hasta el fondooo!!!

Le dijo Papi!!!! bueno, es algo que siempre sospeché…al final estaba claro que cuando una mujer como María está excitada…se olvida de quien para importar el como.

Mark bombeaba mientras besaba apasionadamente a María…de verdad era todo un espectáculo verlos…pero lamentablemente para María…Mark tenía más interés por mí que por ella.

Cambiaron de posición, María se montó encima de Mark y yo aproveché para poder mi pene en su boca…María lo chupaba cuando cual es mi sorpresa, Mark se lo quita de la boca para chuparlo él….Dios mio!!!! que mamada!!! es lo bueno de ser grande y fuerte!!! succionaba con tal fuerza mi pene podría decir que fué la mejor mamada jamás recibida.

Mientras hacía esto, comenzó a introducir un dedo en mi ano… La verdad no sé que buscaba…pero cuando lo encontró…me hizo gemir de placer y eyaculé en su boca en menos de un minuto (el punto G masculino le dicen)

A todas estas María lo beso compartiendo mi semen, cosa de locos pensé.

María cabalgaba desesperadamente el pene de Mark y yo…quede knock out con semejante mamada…pensé que quedaría como observador…me equivoqué.

Mark puso en cuatro a María y la estaba penetrando por detrás cuando me pidió que me acercara…

-Ahí no más Mark…sigan ustedes – le dije

María cual cómplice me dijo entre quejidos de placer:

-Anda mi amor….dejate llevar por el momento…mira que no se va repetir…

Mark me dijo que me quedara tranquilito, que no dolería y tal comentario me hizo temer lo peor…me pidió que me pusiera ne cuatro al lado de María y actp seguido, mientras seguía penetrándola sacó abundante saliva  de sus labios y lo untó en mi ano…introduciendo primero uno…luego dos, y luego tres dedos

Yo aguantaba como macho…una mezcla de dolor y placer…ya algo similar había experimentado con los dedos de María…pero estas eran las ligas mayores.

Mark sacó su pene de la vagina de María…se colocó un preservativo y me lo introdujo lentamente…

-Relajate papi…me dijo María…vas a saber que se siente ser penetrado por el ano…para que lo pienses dos veces cuando me lo quieras pedir…

El dolor en realidad fuá al principio…un asunto de costumbre, le dicen…cuando las paredes de mi ano se acostumbraron a ese miembro…el dolor dió pasp a un placer nunca antes experimentado…era algo viseral…nada que ver con lo que había sentido antes

Mientras esto ocurría, María se puso detrás mio propinándome una mamada que juntó ambos placeres, indescriptible momento.

por la forma como Mark me penetraba, con fuertes embestidas y gemidos, me dió a entender que quería acabar conmigo….pero me armé de valor y saqué fuerzas de flaqueza y saqué su gran pene de mi ano…

-Ya amiguito – Le dije extenuado – Esta bueno conmigo…termina con María, ella es la protagonista de esta historia.

-Mark me miró molesto…y a regañadientes se quitó el preservativo y tomó a María por la cintura…la puso parada…como a ella le gusta y se lo metió hasta el fondo con más rabia que nunca…

-María gritó de placer, Mark se movía muy rapido, como queriendo acelerar el proceso…María tuvo uno, dos, tres…no se cuantos orgasmos antes que Mark sacara su pene y le pidiera que se volteara…

-Voy a llegar…pero los quiero a los dos!!!

-Vente papi – Me dijo María

-Me acerco y Mark nuevamente me agarra de la cabeza, mete su pene en mi boca mientras María le chupa las bolas…y mete uno, dos, tres dedos en su ano…yo le empujo la mano para que se los meta más al fondo…

Mark grita, gime y eyacula en mi boca…casi me ahogo!!!!…tuve que retirar con fuerza su mano de mi cabeza para poder respirar…acto seguido María me besa desesperádamente limpiando el semen que cae de mis labios y buscando más con su lengua dentro de mi boca.

Mark agarra sus cosas, se viste y se va…

Quedamos María y yo en la cama…mirándonos como incrédulos de lo que había pasado…

María me mira compasiva…como queriéndome confesar algo….

Y lo hace:

-Te voy a decir algo…pero no te vayas a molestar conmigo

-Qué será…le digo

-Mark desde un principio me confesó que le gustabas…y quería saber si nosotros eramos de mente abierta, yo le dije que tú tenías tus fantasías, pero que no sabía hasta donde eras capaz de llegar…

-Pero el te gustaba – le dije

-Claro que me gustaba…hasta que me  confesó que era gay…pero me dijo que no tenía problemas de estar con una mujer siempre que le permitiesen coger con un hombre también…eso me calentó mucho, al final creo que tambié tengo mis fantasías y no lo sabía…imaginarte con otro hombre era una de ellas.

-Caray…pensé para mis adentros…fuí por lana…y salí trasquilado.

Fin


GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Ella quería...pero no lo sabía , 9.3 out of 10 based on 110 ratings
  
categoría:

1 comentario »

  1. mauricio25 dice:

    Excelente historia: acá María y Mark son unos cabrones deliciosos. Necesito el email de Mark

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados