EN UN CINE PORNO

Hola:Os voy a relatar una experiencia que me ha pasado recientemente, en primer lugar os diré que soy un chico de 37 años, vivo en Barcelona, casado y con hijos, hará como un par de meses que me estoy aficionando a leer los relatos eróticos que pillo por la red y la verdad es que me caliento bastante tanto si son hetero, como bisex, como sado, como homosexuales.

Yo hasta la fecha me he considerado heterosexual por lo que me he quedado bastante extrañado de mis calenturas con relatos no heteros.

La historia que os voy a contar me pasó hace 2 semanas, decidí que tenía que probar algo diferente en el sexo por lo que había comenzado a poner anuncios en contactos buscando una mujer para practicar solo sexo.

En vista que nadie respondía puse otra tanda buscando parejas a ver si había más suerte, tampoco la hubo, por lo que finalmente decidí ir a un cine porno a ver si encontraba alguna mujer o pareja.

Después de varias vueltas por la calle (nunca había entrado en un cine porno y la verdad me daba mucho corte entrar) decidí entrar una vez comenzada la sesión, cuando entré el acomodador me preguntó donde quería sentarme y le dije que en el centro.

El cine estaba en oscuridad total y no se veía por donde pisabas, me coloqué en una hilera que no había nadie, una vez sentado miré a mi alrededor y mi vi que había poca gente y la poca gente que había eran hombres (mi gozo en un pozo)

Me dispuse a ver la película y conforme avanzaba me empecé a excitar con lo que acabé sacándome la polla para tocármela, ya que con la oscuridad que había no se veía prácticamente lo que estaba haciendo, tan excitado estaba que no me di ni cuenta que a dos butacas de mi se había sentado un chico.

En el otro lado una mujer que debía rozar los 50 más o menos, comencé a mirar a la mujer, que a pesar de que físicamente no era muy agraciada, en mi excitación poco me importaba, ella me miró también y se acercó hasta colocarse a mi lado.

Sin decir palabra me cojió la polla y empezó a tocarla suavemente con una mano mientras con la otra me masajeaba los huevos, creía que me moría de placer y solo me estaban tocando.

Al momento empezó un vaivén de su mano de sube y baja y noté que la mano que me masajeaba los huevos era más grande que la que me manoseaba la polla, es cuando me di cuenta que el chico se había situado en la butaca de al lado y era él el que me masajeaba los huevos.

No lo hice ascos y con mi mano comencé a tocar el pubis de la mujer mientras con la otra comencé sobar la polla del chico, al momento el chico, que tenia un polla enorme, me apartó la mano de su polla y dijo que se iba a correr, sacando un servilleta o pañuelo que llevaba y corriéndose en el.

La verdad que la vista de él corriéndose me puso más cachondo aún, la mujer seguía meneándomela cuando al momento noté que se corría por los espasmos que hacia, hecho lo cual se apartó de mi yéndose a otra fila de butacas y dejándome a medias, por lo que tuve que terminar yo mismo y corriéndome en un pañuelo que llevaba.

Esta es la primera experiencia que tengo aparte de mi mujer y la verdad me gustó bastante a pesar de tener que acabar yo lo que yo había comenzado…

Autor: pope10

(Visited 94 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
Kara Marqueze
Buenas! soy Kara de Relatos.Marqueze.net, vuestra anfitriona. Bajo mi nombre republicamos relatos que, estando incluidos desde hace tiempo en Relatos Marqueze.net, no sabemos su autor. Si eres autor de uno de estos relatos y/o sabes quien es el autor, escríbenos y le daremos el crédito que se merece! Un besito donde quieras...
http://relatos.marqueze.net/

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR