Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

EN UNA PLAYA NUDISTA

26 de septiembre de 2007

De las numerosas historias ocurridas en playas nudistas, voy a explicar dos ocurridas en el mismo lugar, la playa conocida como Chernobil, cerca de la ciudad de Barcelona.

La primera ocurrió hace dos años, un domingo de julio, habitualmente me suelo colocar al lado de alguna pareja madura, de alrededor de unos 50 años, por mi experiencia sé que son las más proclives a aventuras morbosas.

Ese día, los elegidos fueron una pareja, donde ella era gordita y él muy delgado, al principio no me hicieron mucho caso, a pesar de mis demostraciones de interés por ellos. Al rato decidí acercarme a orinar a una zona de rocas cercana, y observo como el señor de la pareja me sigue, y se pone a orinar a mi lado, y de reojo miraba como lo hacia yo.

Ya había conseguido saber que morbo tenia al menos él, ahora me faltaba saber si ella era cómplice de ese morbo o tenía otros.

Al volver al lugar donde tenía la toalla, pude observar como los dos me prestaban atención, hablaban entre ellos y me miraban insistentemente, para poder establecer conversación les pedí que me vigilaran las cosas mientras iba a bañarme.

Cuando me dirigía a la playa vi que la señora me seguía y entraba en el agua en la misma zona que yo lo hacía, una vez dentro ella disimuladamente se acercó a mi y con su pie me acarició la entrepierna, me sonrió y a continuación salió afuera, yo tuve que estar un rato dentro, para no salir en situación embarazosa.

Cuando llegué ella me preguntó si era de Barcelona, yo le dije que si, que ellos eran de Manresa, les propuse entonces que vinieran a mi casa a ducharse y aceptaron gustosamente.

Una vez en mi casa ella y yo nos introdujimos directamente en la ducha, tal como habíamos acordado durante el viaje, mientras su marido se quedaba en la puerta mirando.

Allí le acaricié y le pasé la lengua por todo cuerpo especialmente en sus voluminosos pechos y en su jugosa vulva, a continuación ella me hizo lo mismo, incluida una felación.

Después de secarnos pasamos a la habitación, me tumbé en la cama, y entre los dos me practicaron una felación doble, un 69 con ella y al final la monté y la cabalgué largamente, hasta juntar nuestros jugos, mientras su marido se masturbaba.

Alguna vez he subido a Manresa a visitarles.

El otro hecho es reciente, del mes pasado, la playa la han trasladado algunos metros por obras. Era un sábado, poco soleado y hacia el mediodía, en consecuencia habían pocas personas, unos pocos hombres y una pareja de unos 50 años.

Fuera de la playa, una furgoneta con una señora de unos 55 años, leyendo el diario, con su pareja, o sea que no tenía para elegir y me coloqué al lado de la pareja de la playa.

Después de estar un rato esperando sin resultado alguno, observé que la señora de la furgoneta miraba insistentemente hacia la playa.

Al rato su marido se pasea vestido, mirando con descaro a los hombres, que estaban tomando el sol, cuando regresó a la furgoneta estuvo hablando y mirando hacía la playa, y señalando a los hombres.

La señora a continuación se dirigió hacia donde yo estaba, y preguntó si quería estar con ella, en la parte trasera de la furgoneta, acepté sorprendido por la rapidez de la historia.

Al llegar a la furgoneta observé que estaba bien preparada para la ocasión, el suelo era una colchoneta, y en un lateral colgaba un bidón de agua con grifo.

Yo me estiré, mientras ella se quita rápidamente el vestido, quedándose desnuda, puesto que no llevaba ropa interior, se me lanza encima y comienza a repasarme con la lengua todo el cuerpo.

Después le tocó a ella recibir su premio, un 69 acaba de ponernos a cien, la coloqué debajo y la cabalgué hasta que un sonoro orgasmo retumbó en el pequeño espacio.

Cuando la descabalgué vi que en la puerta de la furgoneta, además de su marido estaba la pareja de la playa, sin dar tiempo a reaccionar, la señora se intro

dujo dentro y le pidió sitio a la otra, se introdujo el miembro en su boca, con la clara intención de reanimarlo.

Una vez conseguido su objetivo se coloca para un 69, y al rato se da la vuelta y me cabalga hasta que nuestros jugos se mezclaron, cuando acabamos exhaustos, pude observar que gotas de semen caían de los miembros de sus maridos.

Me quedé a comer con ellos en la playa, y quedamos para otro día.

Autor: Buenrollo

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
EN UNA PLAYA NUDISTA, 6.0 out of 10 based on 3 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados