Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

EXPERIENCIA CON MI TIA

14 de enero de 2005

Con el paso de los años, había tenido varias novias pero cada relación terminaba en engaños y desilusión. Yo buscaba alguien con quien casarme y formar familia, pero todas se portaban para la mierda conmigo. En estos tiempos mis tíos se habían vuelto para la Argentina, y les iba muy bien. Me llamaban con frecuencia y siempre me invitaban a que fuera a veranear con ellos.

Un día decidí aceptar la invitación, armé las valijas y me fui a visitarlos. Hacía mucho tiempo que no los veía. Que sorpresa me di. Mi tío que siempre había sido un poco gordito, había adelgazado y lucía mejor que nunca. El me estaba esperando en el aeropuerto, me abrazó y me dice!" ¿Cómo estás mi negro? Que alegría de verte sobrino! Que te re-parió, que pilcha que tenés puesta! Le podrías haber traído una ropa así a tu tío! Deja de joder, tío, si te vez mejor que yo! Mira que pinta que tenés! Pareces una estrella de cine! Si muchos me confunden con Tom Cruise pero les digo que no soy él, soy el hermano mayor!JAJAJAJAJAJAJAJA!!! ¿Y la tía? Está en la casa esperándonos con el almuerzo. Ahora nos vamos así te cambias, comes y descansas. ¿Te parece? Dale vamos! Cuando llegamos a la casa, mi tía estaba en la puerta. La miré y me sonrió y se vino corriendo a saludarme.

Mi amor, que alegría de verte! Me abrazó y besó la frente. Que lindo que estás! Vos también estas espectacular tía! No has cambiado para nada! Todavía lucís como una chica de 17! Gracias, sobrino! me dice sin quitar su mirada de mis ojos.

La sonrisa no se le iba, como si estuviera nerviosa. Le miraba las tetas que las tenía tan firme como cuando era más joven. Su culo todavía lo tenía bien paradito. Las piernas bien formadas como yo las recordaba. El vestido de verano que tenía puesto dejaba apreciar bien su cuerpo.

¿Viste que supe elegirme una mujer fenomenal? Me pregunta mi tío.

La verdad que si tío. Lo felicito por tener una mujer tan preciosa. Si yo tuviera la misma suerte ¿No me digas que no estás de novio?  No para nada. Todas me han fracasado. Pero mejor no hablemos de eso ahora, solo quiero distraerme un poco. Me parece muy buena idea sobrino! Ahora, vamos a comer algo y te vas a descansar porque esta noche tendremos una gran fiesta y no queremos que estés cansado ¿Fiesta? ¿Y cúal es la ocasión? Mañana cumplimos 30 años de casados! ¿En serio?? Los felicito! Los abracé a los dos y le di un beso a mi tía. Sentí que ella dejó que la punta de sus labios rozaran los míos. Me dio un poco de apuro porque no quer tía yo lo puedo hacer, no te molestes. No es molestia. Sentate mientras yo preparo todo. Me daba la espalda mientras que corría el agua en la bañadera. Ella tenía puesto un par de shorts blanco y un top anaranjado que apenas aguantaban esas tremendas tetas. Se agachó para ajustar la llave del agua caliente, y vi como se le salían las nalgas por debajo de esos shorts. Me sorprendí al darme cuenta que mi tía no usaba esos calzones que acostumbran a usar las mujeres mayores. O tiene una tanga puesta o no tiene nada. Ella conservaba su juventud en todo sentido, hasta en su forma de vestir.

Metía la mano debajo del agua a cada rato hasta que logró encontrar la temperatura deseada. El vapor empezaba acumularse detrás de la mampara. Se dio vuelta y vi que se le había mojado un poco su top. Lo mejor fue que se notaban unos pezones redondos que se podían apreciar mejor detrás de su top mojada. No podía sacarle los ojos de las tetas. Creo que se dio cuenta y como para distraerme, me empezó hablar de cualquier cosa.

Mi hermano pasó a buscar a tu tío y se fueron a comprar vino y también los mandé al centro a que compren otras cosas que faltan para la fiesta. ¿Pero no se les va hacer tarde? La fiesta empieza a las nueve de la noche. Todavía hay bastante tiempo. Tu tío también va a pasar a buscar a una pareja amigos de nosotros para que no tengan que venir en el colectivo. Creo que en dos horas estarán de vuelta. Yo no le podía contestar. Mientras ella me buscaba las toallas, yo le miraba ese

estupendo cuerpo. Con cada movimiento que hacía le notaba algo, sus muslos, sus brazos, las nalgas, las tetas, su estómago que no era redondito como otras mujeres de su edad. No se me ocurrió otra cosa que decirle mas que ¿Tía, haces mucho ejercicio? ¿Porqué me lo preguntas? Porque tenés el cuerpo en buena forma. Estas estupenda! Deja de joder! Me contesta con una sonrisa media pícara y nerviosa a la misma vez. Y me pega con la toalla en el hombro.

Te lo digo en serio, estás fenomenal!Bueno, dale báñate que se te va enfriar el agua! y salió cerrando la puerta detrás de ella.

Me paré y me saqué la bata de baño que tenía puesta. No me había dado cuenta más temprano, pero la verga la tenía dura y erecta como un cañón! Menos mal que todo el tiempo estuve sentado si no la tía se hubiera dado cuenta! Metí la mano en la ducha para asegurarme que estaba bien de temperatura y no alcanzo a mojarme cuando siento que toca la puerta mi tía y entra.

Raúl toma el champú que se me olvidó. No alcancé a reaccionar para alcanzar la bata que estaba en el piso. Mi tía se quedó tiesa al verme totalmente desnudo. Yo no podía moverme. La verga era lo único que palpitaba con esta inesperada situación.

Perdóname Raúl pensé que no te habías metido todavía…por eso entre así…no me imaginé encontrarte en esta condición…discúlpameEra obvio que estaba avergonzada y descontroladamente nerviosa y pegaba la vuelta para salir corriendo. Yo estiré el brazo y la alcancé.

Tía no te pongas así. Esta todo bien. Fue sin querer. Esto le pasa a cualquier persona. En ningún momento intenté taparme, ya convencido que me estaba viendo desnudo. La tía me echaba los ojos a la verga y después al resto de mi cuerpo. Nuestros ojos se encontraron y ella se quedó mirándome con curiosidad. Como que me quería preguntar algo.

¿Qué pasa tía, porque me miras así? Es que… bueno… no se como decírtelo. Vamos tía, háblame con confianza. ¿Acaso no me has dicho si para recibir mi lengua. La verga la tenía apretada entre nuestros cuerpos.

No besamos apasionadamente pero la calentura se fue aumentando y parecíamos dos animales salvajes. Le quité el top y en un instante tenía frente a mi esas tremendas tetas con las cuales yo había soñado casi toda mi vida. Que hermosas eran, mejor de lo que me imaginaba. Carnosas, redondas, con unas areolas rozadas-marrón del tamaño de una moneda. Los pezones eran gruesos y estaban erectos. Me agaché a chuparle una, y después la otra. Ella metía sus dedos en mi pelo mojado, y me acariciaba la cabeza, apretándome contra sus tetas como para que no dejara de chupar. Empezó a soltar gemidos suaves del placer que sentía.

Sobrino, no sabes cuanto tiempo e soñado con estoYo seguía chupando sus tetas, y le pellizcaba los pezones que se endurecían más.

Me soltó y se sacó los shorts. Vi que era como yo sospechaba, ella no usaba tanga. Pero lo que no imaginé es que tiene una conchita verdaderamente bonita. Rasurada perfectamente. Ni siquiera la sombra de un vello. La hice dar vuelta y le miré bien el culo. Se veía espectacular con el agua salpicando por su culo.

¿Te gusta el culito de tu tía?Me encanta La incliné un poco contra la pared para que el culo se le quedara bien parado, y le aparté los cachetes con mi mano izquierda para exponerle el orto. Mojé bien mi mano derecha con el agua caliente y le empecé a masajear el agujerito de su culo. Estaba muy fruncidito al principio, pero con unos minutos de suave masajes noté que empezaba a dilatarse más. Ella gemía de placer, sus ojos cerrados y su boca abierta. Le metí la punta de un dedo, y de a poquito ese orto empezó abrirse. Sus gemidos ya eran un poco más fuertes. Le metí más adentro el dedo y empecé a explorar su culo con mi dedo.

¿Te gusta lo que te hago tía?Si mi vida. Me encanta Ella misma se agarró uno de los cachetes para facilitarme el masaje anal que le estaba dando. Entonces aproveché y extendí mi mano izquierda y le metí un dedo en la boca. Ella empezó a chupármelo como si fuera un chupetín. Eso me ponía más caliente y sentía que la verga se me endurecía más. A la vez la sorprendí y le metí el segundo dedo en el culo. Al reaccionar, ella me mordi&

oacute; el dedo que estaba chupando y yo empecé un mete y saca en su culo con mi mano.

Empezó a moverse como una gata con su cola parada. Aceleré el movimiento y sentí como su orto apretaba mis dedos. Saqué mi mano de su boca y me arrodillé detrás de ella y le empecé a lamer el orto sin aflojar el mete y saca con los dedos. Ella se inclinaba lo máximo que podía para darme su culo. Su brazos estaban abiertos como alas, tratando de balancearse. Sus tetas aplastadas contra la pared. Por fin vi que se dilataba más y le metí el tercer dedo. Ella gimió más fuerte. Le seguí lamiendo el orto hasta que sabía que estaba lista.

Me paré y me puse en posición detrás de ella. Le puse la punta de la verga contra la entrada de su orto. Ella se agarró de la mampara con su mano derecha y como pudo se agarró de la pared con la mano izquierda, para no perder la inclinación perfecta que tenía para darme su culo. La agarré de la cintura y la penetré poco a poco hasta llegar a la mitad de mi verga. Ella gritaba AAAAAAAAHHHHH Era irresistible la sensación de su orto succionando mi verga. Me quería venir ahí nomás, pero me aguanté con toda mi fuerza. Logré controlarme y una vez compuesto, de un solo empujón le metí el resto de mi pene en el culo. Se la cla Ayyy,,, ayyy… no pares por nada…. ayyy que rico dale Raúl meteme hasta el fondo esa verga….. ahhhhhh ahyyyy…….. así….dale más rápido…..me vengo…me vengo….ayyy….. aaaaahhhhhh….. ayyyy…mas duro…… duro…. ¡DURO!Yo ya no aguantaba más y sentía que las pelotas me hervían…el agua caliente nos tenía envueltos en una nube de vapor…era como un sueño…empujé unas veces más y CHAU!Ella gritaba como una loca…. ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAYYYYYY!¡QUE RICO! Sentía como explotaban los chorros de semen de mis huevos, salían como balazos de mi verga llenándole el culo a mi tía. Ella todavía estaba en la misma posición pero se torcía y tenía la cabeza colgada mientras su orgasmo la consumía Yo estaba borracho con placer. No podía creer que esta fantasía se estaba haciendo realidad, y mejor que lo que yo me imaginaba. Los dos respirábamos fuerte, tratando de componernos después de tremendos orgasmos. De repente me dice, como suplicando:No me la saques todavía. Quiero sentirte dentro de mi culo hasta que se te afloje la verga.Yo no la solté. Con mi verga todavía adentro, sentía como mi leche se salía de su culo. Con la otra mano le acariciaba las tetas y el resto de su cuerpo. Le besaba sus hombros y le daba mordisqueadas en la espalda.

Ya la verga se aflojó y se la terminé de sacar. Se dio vuelta y me abrazó, me miró a los ojos y sin decir una palabra me empezó a besar. Después me soltó y me dice, ¿que te parece si terminamos de bañarte antes de que llegue tu tío con los demás? Sin esperar que le contestara, agarró una esponja y empezó a jabonarme los huevos y la verga. Me largaba besitos, y yo a ella. Se puso a silbar una melodía alegre y yo sólo pude sonreír porque veía que su intención era ponerme la verga dura otra vez. Y por lo visto, ya lo había logrado. De repente me soltó y salió de la bañadera.

¿A dónde vas tía? No hay tiempo para más ahora. Eso es para que te quedes con un poco de ganas. Esto lo seguimos esta noche. Se fue y me dejó ahí con la verga parada y una sonrisa en la cara. No me quedó más remedio que masturbarme. Pero satisfecho al saber que le rompí el culo a mi tía y que todavía me esperaba más con ella.

Autor: B. B. Ramones BBRamone67 ( arroba ) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
EXPERIENCIA CON MI TIA, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados