Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

EXPERIENCIAS MAS FUERTES

13 de febrero de 2004

Me debo haber masturbado 10 veces durante el día pensando en la experiencia de la noche anterior y ahora queria repetir

Tenia muy poca experiencia, había estado un par de veces con chicas pero la verdad mi suerte con las mujeres escaseaba.

La gran parte de mi currículo yacía en lo virtual, había probado de todo y con todos. Poco a poco me comenzaba a exigir experiencias más fuertes que estimulaban mi imaginación al límite. Por noches enteras buscaba ideales que se ajustaran a mis fantasías, sabiendo lo difícil que era pero sin perder mis esperanzas.

Aun recuerdo la primera vez que me atreví a fantasear con un hombre, me palpitaba el pecho de forma impresionante. Encontré a uno de esos seres sedientos de carne que no preguntan que deseas solo se aprovechan de ti. Me debo haber masturbado 10 veces durante el día pensando en la experiencia de la noche anterior. Fue por esto que decidí repetirla una y otra y otra vez. Parte de fantasía se despegaba a partir del mínimo tamaño de mi pene. Soñaba con miembros grandes como algo ajeno, algo que dominaba sobre mí. Así adopte mi identidad de sumiso sexual. No diferenciaba entre hombres y mujeres solo quería someterme a sus deseos, que me faltaran el respeto y abusaran de mi. Sin darme cuenta estaba haciendo el papel de “puta sexual virtual” para el que lo pidiera.

Nunca tuve la intención de ser gay, no me atrae el tipo de relación. Solo me interesaba el miembro y su voz. Así es como un día, desbordado por mis deseos, decidí dar el paso y atreverme a estar con un hombre de verdad. Ya habíamos tenido infinidad de experiencias sexuales y un encuentro telefónico que no fue del todo gratificante. En fin, ya nos conocíamos.

Todo comenzó bien, sin preámbulos ni conversaciones sobrantes nos desnudamos por primera vez frente a frente. Al fin veía un miembro real frente a mi, no aguanté tuve que tocarlo, era suave y justo como lo imaginaba. Inmediatamente me arrodille y tome aquella postura que tanto había soñado, de rodillas frente a un macho y me lo introduje en la boca.

Toda la pornografía adulterada me había enseñado el trabajo sexual que correspondía, pero no contaba con la erección casi instantánea en mi boca. Esto me excito aun mas, lo tenia grueso, no se si tan largo, pero apenas me entraba su cabeza. En mis fantasías el macho me agarraba de los cabellos y me empujaba a si a el, con fuerza, insultos y brusquedad. Lejos de esto el me estaba acariciando el cabello, suavemente, lo que no dejaba de gustarme pero me molestaba un poco.

Así paso un buen rato, por mi hubiera seguido toda la noche, pero era de perogrullo que lo mejor estaba por venir. Me levante y me puse en esa pose que se hace de broma entre todos los hombres. Me arquee lo más que pude excitándome con mi vergüenza. Por fin iba a sentir un miembro dentro de mí, me iban a hacer puta. Que segundos de éxtasis. Sentí saliva que se deslizaba por mi trasero y dedos que hurgaban. Una mano me acariciaba las nalgas con suavidad. Yo quería pene y me desesperaba por que no lo encontraba. De in instante a otro mi deseo se cumplió, sentí hervir mi ano al tocar con lo desconocido. El introdujo una parte, la cabeza me imagino, como era lógico se presento dolor y mi reacción fue un gemido. Yo ya sabia que tenia que ser asi, el dolor debía pasar a placer en algún momento.

En este momento yo ya me había dejado ir, era el punto culmine de años de interrogantes mal saciadas. Así iba mi sentir hasta que escucho, casi de otro mundo que dicen: “Te duele”. Mi molesta fue evidente, esa no era mi fantasía, el tenia que comportarse como un macho en celo, sentir solo su cuerpo y aprovecharse del mío. Para no arruinar el camino avanzado me comí mi ansia y le dije que siguiera, que no papara.

Cuando el dolor se hizo insoportable, sentí por primera vez su pelvis en mis nalgas. Me estaba mordiendo los labios para soportar. Imaginándome todas aquellas suciedades que hacia noche a noche. Así se acercaba el momento de magia que yo deseaba, ya comenzaba a acostumbrarme y a sentir la morbosidad excitante del sinfín de fantasías. Sin querer estaba gimiendo, lo que me cobro la cabeza, gemía así como lo hacia en mis desveladas y había sido espontáneo. Este momento fue alucinante pero al mismo tiempo me hizo perder noción del que estaba dándome el tiempo.

Al recuperarme de la algarab&iacut

e;a note algo extraño, el era suave, apenas acariciaba mi trasero. Esto estaba muy lejos de los juegos que solíamos hacer noche a noche. Sin darme más tiempo a pensar me dijo que me diera vuelta, puso mis piernas sobre sus hombros y me penetro. El ángulo era totalmente distinto, de nuevo me dolió un poco pero ahora no tarde en acostumbrarme. Se sentía más placentero que antes. Comencé a tocar su pecho, el cerro los ojos y aumento el ritmo. Yo ya no estaba en mi, el gemía y gemía, yo gemía y gemía. Sin mediar mas pensamiento sentí como se llenaba mi interior, era la plenitud del placer.

En ese momento me estremecí, la sensación mas intensa de mi vida, desesperación por el descontrol, emoción de raíz. Se me llenaban los ojos de lágrimas sin ninguna referencia. Había tenido un orgasmo sin siquiera tocar mi pene. Yo sabía que eso se podía lograr pero me imaginaba que era conclusión de la experiencia. Envuelto en la desesperación de vivir placer sentí como unos labios chocaban con los míos. Eso si se salía de todo lo que yo había fantaseado. Besar a un hombre jamás me había excitado, es mas, por momento me repelía. Sin embargo, le devolví el beso con la pasión más grande que pude enhebrar.

Yo había salido de mi casa para cumplir con mis fantasías y en ves de eso me habían hecho el amor.

Autor: Sumisox

sumisox ( arroba ) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados