Quería compartir a su mujer, pero al final terminamos cogiendo los 4

Quería compartir a su mujer, pero al final cogimos los 4 (Con fotos)

Hola otra vez!
Siguiendo con los acontecimientos de¨Era nuestra fantasia, pero…¨, el fin de semana pasado Leandro nos invitó a Sol y a mi a pasar el fin de semana en su casa. Él me habia contado las charlas sostenidas con su mujer Laura (una preciosidad con quien estaba casado desde hacia 5 años) sobre hacer un trio con ella, ya que en una de sus calientes charlas le habia contado lo sucedido entre Sol, él y yo. Se ve que esa fantasia estaba mucho mas arraigada en Laura de lo confesado, ya que ante la descripción de detalles, se lo cogió teniendo 7 orgasmos seguidos. Laura era de mediana estatura, morena, de piel tostada y una femeneidad que invitaba a la lujuria. Tenia una sonrisa pícara y unos ojos azules increibles. Sus pechos eran perfectos y su culo un poema. Parado y con forma de corazón. Una simple maravilla de la naturaleza. Tenia puesto un conset, falda suelta a media pierna, medias de red y botas largas de cuero negras. Cuando la vi, mi pija comenzó a reclamar. En fin… que llegamos a su casa (una casona rustica muy bonita, con piscina y un parque con orquideas donde siempre revoloteaba algún tucán y recorrían ardillas) Esta ubicada en el litoral norte de Sao paulo, mas concretamente en Sao Sebastiao. Llegamos antes del mediodía, así que después de los saludos Leandro me llevó hasta la piscina sirviéndome una caipiroska de morango (frutillas)

Read more

Me gusta / No me gusta

Yaz, buen culo, cuñada de mi jefe

Después de mi divorcio, por motivos de trabajo, me trasladé al norte del país, a Monterrey, Nuevo León. Ahí mi patrón abriría oficinas y yo como encargado.
Yaz cursaba en su segundo matrimonio, su esposo también divorciado previamente y, con cuatro adolescentes por mantener (dos cada uno) el trabajar ambos era obligatorio; él, saliendo seguido por su labor, a veces por varios días y ella dando clases en la universidad o asesorías particulares en casa.
Tan entrados ambos en el trabajo que su matrimonio entraba en dificultades, casi no se veían, hababan poco y, del sexo, ni hablar, cero contacto.
Una mañana, esperando en la oficina, la ví entrar, preguntó por el patrón, respondiendo que no estaba. Hizo un gesto de angustia, diciendo que tenía un problema y, sabedor que al jefe le gustaba que atendiésemos bien al cliente, me ofrecí a ayudar después de haberme presentado.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi Amiga Catalina

Hace muchos años atrás, conocí una familia compuesta por una madre y sus dos hijas, la menor llamada Catalina, ella tenia 18 años y yo 21, siempre yo los visitaba porque me gustaba mucho la mayor Olga, pero un día ayudando hacer las tareas a Catalina, me acerque poco a poco atraído por un olor extraño, seductor y todo empezó cuando roce sus pelos del brazo con mi nariz, y me sentí totalmente atraído sexualmente por ella.

Catalina, es morena, pelo largo negro y velluda en sus brazos, axilas y vagina, inclusive  en su ano, al pasar el tiempo, fue aumentado la intensidad en nuestros encuentros y nunca nos dijimos nada, cuando ella cumplía ya los 19 me dijo que le dolía el cuello y yo le empece a masajearlo hasta que ella abrió sus piernas y me dijo que le mordiera el cuello.

Read more

Me gusta / No me gusta

nos fuimos de vacaciones a málaga I

Nos fuimos a malaga de vacaciones I

Yo pensaba que ya nos habíamos convertido en una “familia normal”, pero todo ha dado un giro radical e inesperado para mí.

Somos un matrimonio, ya rondando los 50 años. Tenemos dos hijas de 24 y 18 añazos. De más jóvenes hemos hecho casi todo en lo que se refiere al sexo, nos considerábamos una pareja “pansexual”. Hemos hecho intercambios de parejas, tríos, exhibicionismo, sexo en grupo… y un sinfín de cosas más, pero esa época pasó y ahora ya no estamos dentro del círculo de este tipo de orientaciones sexuales, bueno, eso pensaba yo.

Read more

Me gusta / No me gusta

G, primera vez en su hermoso culito

G era mi novia, delgada, 1.60 de estatura, senos pequeños pero firmes y unas nalgas que antojaban profanarlas por el medio. En ese tiempo yo contaba con 27 años, ella 24.
Pertenecía yo a un cuerpo de rescate y atención prehispitalaria, daba clases de primeros auxilios y, para liberar el estrés, me movía en bici por la ciudad y alrededores. Mi cuerpo en excelente condición física.
Ella recién salida de la facultad de medicina, trabajando en un hospital y dando clases en una preparatoria de la localidad.
Nos conocimos durante una semana en la que se enseñaban primeros auxilios, tecnicas de evacuación y de aeguridas en general, al término de la semana se hacía un simulacro de desastre para evaluar lo aprendido.

Ella salía de una relación de varios años, dónde se prometieron, y cumplieron hasta ese momento, llegar vírganes al matrimonio, pero llegué a su vida y todo cambió.

Read more

Me gusta / No me gusta