Inicios de una mujer que amaría el sexo

Hola a todos, desde hace un buen tiempo he explorado paginas de relatos, disfrutando los momentos que da una buena lectura en estos sitios, jaja… hasta ahora que por fin comparto cómo fueron mis primeras experiencias…

Mi madre nos dejaba al cuidado de unas personas de confianza, ellos tenían una hija unos años mayor que yo, ella, se sentía curiosa sobre la sexualidad.

Read more

Me gusta / No me gusta

Por fin

Por fin vi ayer a mi esposa ser cogida por un chico de 23 años, fue algo digno de contemplar a mi esposa ser penetrada por vez primera por un hombre. Nunca ella había cogido más que conmigo, quien soy su esposo y por supuesto su exmarido. Escribiendo estas líneas y solamente de pensar en las escenas vividas me produce una erección que me la quitare masturbándome, reviviendo lo sucedido hace 24 horas, mi esposa está dormida y no me atrevo a despertarla para cogérmela, prefiero masturbarme junto de ella de pie y descargar mi semen en su carita, esta tan profunda que no se dará cuenta, le limpiare su carita lamiendo mi venida, que no será muy abundante después de todo el sexo que hemos tenido en las últimas hora.

Read more

Me gusta / No me gusta

Los Encantos de Papi (Parte 1)

Tomás y doña Emilia, su difunta esposa y madre de Anne y Estela, formaban parte de importantes comités altruistas, culturales y empresariales en México al tener una posición económica muy holgada. Se trató siempre de una pareja muy sociable y apreciada en su círculo.

Cuando doña Emilia falleció de cáncer, Anne, la mayor de sus dos hijas, vino a ocupar su lugar un tiempo después en casi todas las actividades y eventos.

Anne tenía esa arrolladora facilidad y personalidad de ganarse a la gente, además del inusual parecido físico a su madre de joven.

 

Read more

Me gusta / No me gusta

Fiesta de Año Nuevo

Para festejar el año nuevo quedamos el primer viernes del año varios chicos en el chalet del padre de mi amigo Manuel. La intención era que acudieran varias mujeres y nos la pasáramos bien. Además de Manuel, estábamos yo y mi primo Javi, Carlos, Alexis y Paco. Además, Luis vino con su vecina, Ana una casada de 32 años que se conserva bastante, flaca de cerca de 1.70 mts y pechos no muy grandes. También vino Héctor con la mujer de su padre, Alicia una cincuentona bien putona a la que le va la marcha. Aparte acudieron a la cita Lucia, una profesora de instituto casada de 35 años, nalgona y caderona, de tetas grandes, y estatura mediana y finalmente Lorena, una infaltable, una mujer rubia de 44 años y 1.60 de estatura, con unas tetas naturales voluminosas, unas caderas de fantasía, y nalgas paradas. Lorena está divorciada y es adicta al sexo.

Read more

Me gusta / No me gusta

Sometido por mi primo y su olor a macho

Toqué el timbre del departamento. Acababa de llegar a Mar del Plata, cargado de bolsos. De pronto llegó hasta mí un intenso olor a hombre. Podía sentir esa estela de virilidad, mientras él se acercaba a la puerta. “Pasa”, me ordenó, seco como siempre, aunque no lo veía hacía unos cuantos meses y había recorrido unos 400 km. Él llevaba bermudas, y estaba con el torso y los pies desnudos. Ese cuerpo, que pesaría unos 100 kilos, transpiraba como un toro. Se había dejado una barba tupida, y llevaba la cabeza rapada.

El tipo estaba una vez más medio dado vuelta, según atestiguaban las botellas de cerveza y el cementerio de cigarrillos que, acumulados, se dejaban ver al fondo del ambiente, desparramados sobre la mesa. Ese flaco corpulento era mi primo.  Unos 28 años, el tipo con quien había descubierto la sexualidad. Varios años antes, había cedido a su propuesta de masturbarnos el uno al otro. En la práctica, el apenas tocó mi pene unos segundos, mientras que yo seguí al pie de la letra la consigna de agitar el suyo conscienzudamente hasta que eyaculó.

Read more

Me gusta / No me gusta