FAMILIA AMOROSA

Se ve todo desde aqui

1999, a solo unas horas del Milenium, tenia 21 años, y estábamos todos reunidos en casa de mis padres: algunas tías, tíos, algunos primos, mis abuelos, un par de familias muy cercanas a la nuestra y por supuesto mi papa, mama y hermano que tenia 16 en ese entonces. Yo todavía vivía con ellos, pero con muchas ganas de independizarme de una vez por todas. Mi casa es grande, con cuatro habitaciones, 2 baños, amplio comedor y sala de estar y un enorme parque con parrilla incluida para comer sabrosos asados.

A las 22Hs. Estábamos todos sentados en la mesa, comiendo, riendo y por sobre todo bebiendo mucho, mis padres no escatiman en gastos y en toda fiesta lo que mas abunda es la comida y la bebida. La cena trascurrió como todos lo años, hablando de pavadas y los hombres discutiendo de política y otros temas estimulados por el alcohol. Finalmente el reloj dio las 12:00 y todos brindamos y festejamos por la llegada del año nuevo. No paraban de descorchar Champagne, sidras, etc. mientras todos bailábamos y nos divertíamos con el cotillon. Por un momento me di cuenta que estaban casi todos bastante alcoholizados, también bebí, pero solo estaba un poco mareada.

Algunos tíos y primos me abrazaban y bailaban conmigo, aprovechando la ocasión para poder apoyarme. Tengo cabello lacio castaño claro, no soy muy alta, pero tengo medidas interesantes, y para la ocasión me había vestido con una vestidito negro, un poco mas arriba de mis rodillas. Hasta el momento, nada raro, todas las fiestas casi una repetición, algún que otro familiar alcoholizado tratando de bailar conmigo y sentir mi cuerpo.

Transcurrió 1 hora aproximadamente y la gente estaba dispersada por toda la casa, pero siempre con un vaso o botella en mano. Tenia que ir al baño por cuestión de beber tanto liquido. Me dirigí a uno y estaba ocupado, fui al otro y también ocupado, me quede paradita esperando y pude observar como entraba y salía gente de las habitaciones, había una que tenia la puerta arrimada, era la habitación de servicio por lo general siempre vacía. Me acerque a ella, abrí suavemente la puerta, solo asome mi cabeza. No podía creer lo que estaba viendo, era una tía, hermana de mama, haciéndole sexo oral a un amigo de la familia. Pero están las parejas de ellos dos aca mismo!!!. Pensaba, mientras no dejaba de mirar como la tía metía en la boca aquel pene.

Se abrió la puerta del baño, entonces de un salto me metí en el, cerré la puerta, me baje la bombacha, me subí el vestido y comencé a orinar sin tocar el inodoro pues ya a esta altura era bastante asqueroso. A un metro y medio de distancia esta la ducha tapada por la cortina de baño, mientras no paraba de orinar, escuche ruidos tras la cortina, cada vez mas fuertes.

— hooolaaaaaa!!!!!!. Me dijo mi hermanito asomando la cabeza a un costado de la cortina.

— Que haces acá nene!??. Le dije con una leve sonrisa, pues me causaba gracia verlo en esa situación, además seguía bastante mareada por el alcohol, eso ayudaba a divertirme mucho mas.

— nadaaa, estoy escondido para mirar algo!. Me dijo el con voz bastante alegre también.

— jajajaja….Para ver queeee nenito????. Le contestaba mientras me limpiaba y subía mi bombacha y acomodaba mi vestido.

— se ve de todo Silvina!!!. Me contestaba muy entusiasmado. – Veni conmigo..dale?..nos escondemos los dos acá y vas a ver a lo que me refiero..

Parecía divertido, total, tenía ganas de divertirme un poco. Entre risas apague la luz del baño, entreabrí la puerta y rápidamente me acomode con mi hermano tras la cortina de la ducha, estaba muy tentada pues me causaba mucha gracia la situación.

— callate nena, que así nos van a descubrir. Me retaba el.

— jaja..buenooo…ya me calmo..ja. Me coloque una mano en la boca.

No paso un minuto y entra alguien al baño, enciende la luz, cierra la puerta, y escuchamos que esta orinando, es un hombre y mi hermanito pone cara de desilusión, pero yo no puedo evitar asomar levemente la cabeza. Era mi tío Oscar, hermano de papa, estaba parado con su instrumento en la mano. Era un hombre grande ya, gordo, pelado, nada apuesto, pero no podía sacar mis ojos de su pene, no muy largo, pero muy ancho.

— ahhhh… Hizo una especia de gemido cuando salio su último chorrito, comenzó a sacudírsela y la metió dentro de su pant

alón. Apago la luz y se retiro.

— que asqueroso, ni se lavo las manos el tío. Le comentaba a mi hermanito en voz baja.

Escuchamos la puerta nuevamente abrirse, se enciende la luz, los dos nos asomamos, era nuestra prima, hija de oscar, ella tiene 28 años y estaba en la fiesta con su marido.

Se bajo la bombacha, se levanto el vestido, y comenzó a orinar. Suavemente retire mi cabeza, ya que no me interesaba observar a mi prima orinado. Fabián, mi hermanito estaba con la vista fija en nuestra prima. Estábamos muy pegados con el, ya que nos quedábamos casi inmóviles para no hacer ruido alguno. Uno de sus brazos, mas precisamente su codo, comienza a golpear o a rozar mi vientre. Bajo mi mirada, y mi hermanito estaba haciéndose una linda paja mirando a su prima y junto a su hermana. Lo codeo suavemente y el no me presta atención. No puedo evitar observar el pene de mi hermano y si bien no es muy grande tengo mi vista clavada en el. Se apaga la luz señal de que mi prima se retira del baño.

— neneeee..euuu…que estas haciendo?. Le pregunto con voz de reto.

— nada..dejame…. Me contesta el como enojado.

— bueno, no te pongas así, estoy junto a vos… me parece que no se… no esta bien. Le dije.

— no me tocas silvi….por favor. Me dijo mirándome con cara de cordero degollado.

— estas loco nene!, evidentemente estas borrachín. Le conteste.

Escuchamos la puerta nuevamente y los dos nos asomamos, el seguía con su pene fuera de su pantalón. Sorpresa de ambos al ver que cerraba la puerta nuestra prima con …nuestro papaaaaa!!!!!!. El se coloco junto al lavabo y ella rápidamente le desabrocho el pantalón, se los bajo junto a su slip, se agacho y empezó a chupárselo. No podía creer lo que estaba ocurriendo. Otra vez el codo de Fabián rozándome. Mis ojos se abrieron más de lo normal cuando sentí una mano de Fabián en mi cola. Yo estaba inmóvil y el aprovechaba la situación. Bajo mas su mano y la metió por debajo del vestido, comenzó a tocarme los cachetes de mi cola y luego metió los dedos por debajo de mi bombacha, llego a mi vagina y paso sus dedos, inexpertamente pero suficiente para hacerme mojar mucho mas de lo que estaba. Ahí estábamos los dos mirando como nuestra prima le hacia un fellatio a papa, Fabián con una de sus manos en su pene, masturbándose y la otra que no paraba de tocarme la conchita.

— ohhhhhh..ohhhhhhh..sii nena..siiii…toda para vos…ohhhhh. Papa estaba acabando y nuestra prima no sacaba la cabeza de su miembro. Se la esta tragando toda!. Pensaba mas que sorprendida. Se acomodaron los dos. Uno asomo la cabeza por la puerta, primero salio uno luego el otro..y apagaron la luz.

— Que estas haciendo nene!?…please..dejame. Le dije a Fabián pero sin mover mi cuerpo.

— tocame silvina…por favor te lo pido. Me dijo el.

No se que me paso ni por que lo hice, pero lleve una mano a su pija, el saco la de el, la tome con mi mano y comencé a moverla, masturbándolo suavemente. Estábamos parados frente a frente casi pegados, el no dejaba de pasar sus deditos por mis labios vaginales e intentaba meterlos en mi orificio, por la posición no era fácil. Su otra mano se metió por debajo del vestido y no paraba de tocarme los pechos. Sabia que estaba mal esto que estábamos haciendo, no era correcto, pero estaba mas que caliente.

— esto queda acá…se muere aca. Le dije seriamente mirándolo a los ojos, el movió su cabeza asintiendo, le saque la mano de mi entrepiernas y me agache. Me metí toda su pija en la boca, lo agarre de la cola con mis dos manos y lo empujaba hacia mi boca para que se moviera, su tamaño era mas vale chico, entonces no necesitaba poner tope con una de mis manos. El comenzo a moverse. Me encantaba sentir ese olor y como su pija golpeaba dentro de mi boca. Alguien entro al baño, pero seguimos con lo nuestro, intentando no hacer ruido. Pasaron 2 o 3 minutos y esta persona se retiro. La saque de mi boca, me levante.

— Queres ponerla Fabián?. Le dije no reconociéndome a mi misma por lo que estaba haciendo. El nuevamente asintió con la cabeza con cara de alegría y susto al mismo tiempo.

Me saque la bombacha, me levante el vestido y baje mi espalda apoyando una de mis manos en la pared, apuntándole con mi cola.

— Acercate..dale…ojo ..cuando estés por acabar..Ahí la sacas..eh!. Tome su pija con mi otra mano, llevándola a mi conchita, esta entro fácilmente pues estaba empapada.

— ayy siii.

.dale..movete..asi…ayyy. Apoye mis dos manos contra la pared y el empezó a moverse.

— ayy..sii…agarrame de la cola..dale…así me la metes más fuerte. El se tomo de mis caderas y parte de la cola. Y comenzó a moverse con más fuerza. No me había dado cuenta, pero estaba la luz prendida, señal de que alguien había entrado al baño, en ese momento no me importo.

— ayy..acabo silvi..acabo.. Me dijo Fabián sacando su pija. Me di vuelta rápidamente, la tome con mi mano y comenzó a acabar, con mi otra mano le lleve su cabeza sobre mi hombro para evitar que grite.

— siii bebe….siiii…sacala toda…. Le decía al oído. Y sentía como su leche manchaba mi vestido.

— ya esta?..terminaste.?

— siii..que lindo..no lo puedo creer. Me contesto el con cara de felicidad.

— Limpiate y ya sabes…esto muere acá. El salio de la ducha y yo me coloque la bombacha y comencé a arreglarme el vestido, corrí la cortina para ir al lavabo y sacarme las manchas de semen en mi vestido. Cuando coloque un pie fuera de la ducha, lo vi, estaba parado mi tío Oscar, con los brazos cruzados y una sonrisa dibujada en su rostro. Estiro uno de sus brazos y cerro la puerta, mi hermanito ya se había ido.

— hiciste debutar al nene Silvi?. Me dijo con su voz ronca. Me quede muda, no sabia que decir, ni que hacer.

— hace mucho que estas ahí?…hace un rato estuve orinando, también me miraste a mi?. El se me acerco, yo seguía paradita inmóvil, me acaricio una mejilla con el revés de una de sus manos, tomo ambas tiritas de mi vestido que estaba sobre mis hombros y las corrió dejándolas caer, mi vestido amagaba caerse, intente tomármelo con la manos..

— no no chiquita. Me dijo corriéndome las manos. El vestido cayó y quede solo con mi bombacha, pues no tenía sostén.

— que linda nena que sos corazón. Me dijo colocando sus manos sobre mis pechos, acariciándolos y pellizcando mis pezones, trataba de no mirarlo a los ojos pero tampoco hacia nada para detener lo que estaba haciendo.

— sacate la bombachita bebe. Comencé a bajarla, subí una de mis piernas sacándola de la misma y luego la otra.

— uyy bebota. Me tomo con una de sus manos tras la cabeza y me empujo hacia su cara, mis labios chocaron con los suyos y sus bigotes, abrí la boca y su lengua comenzó a explorar toda mi boca. Lo abracé y el apoyo sus dos manos sobre mi cola, tocándola con fuerza. Me excitaba muchísimo que me toque y me bese mi tío, con esa panza, bigotes, pelado, todo lo contrario a un hombre apuesto por eso me calentaba mucho mas, era algo muy bizarro. Me raspaba mucho la cara sus bigotes pero no me importaba, quería que me coma en ese momento.

— dejame chupártela tío. Atine a decirle en unos segundos que saque mi boca de la de el.

— Si..chiquita..dale. Me contesto el.

Baje sus pantalones y slip, y me agache, ahí la tenia, gruesa, dura, con olor, nada de pene limpio y eso me excito mas… la tome con una mano y me la metí en la boca…y se la chupe y me encantaba, le pase la lengua por todo su miembro y en sus bolas también…

— Me vas a cojer tío?. Le dije mirándolo desde abajo.

— si silvinita.. Me dijo el moviendo su cabeza también.

— sentate ahí tío!. Le dije cerrando la tapa del inodoro. El tío se sentó ahí y me senté sobre el, hice una pequeña maniobra, pues con la panza de mi tío no era tan sencillo. Tome su pene y me senté sobre el.

— Ahhhhhh…Ahhhhhhh. Comence a gemir, pues estaba muy caliente y al sentirla entrar con su anchura casi tengo un orgasmo. Tome mis manos por detrás de su cuello y comencé a moverme, arriba y abajo,arriba y abajo.

— Ahhh…siii..Ahhh..te gusta tío…decime..ahhhhhh.

— sii..chiquita..sii..ohhh..movete así..

Lo estaba cojiendo al tío como para que no se olvide nunca, rebotaba en su panza cuando bajaba y todo eso me calentaba mas, paso poco mas de un minuto y alcance mi 1er. Orgasmo.

— Ahhhhhhhhh..Ahhhhhhhhhhhhhhh…mmmmmmmmmmmmmm..siiiiiiiiiiiiiiii, Siiiiiiiiii…ohhhhhhhhhhhh…ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh…te acabe todo tío….

— sii bebota…ahora quiero acabarte yo, me dejas cambiar de posición corazón?.

— si tío..como queres que me ponga?. Le dije dándole un beso de lengua en su boca. Me levante un poco y saque su pija de mi conchita, estaba muy mojada y

el tío estaba lleno de flujo. Me pare, el hizo lo mismo.

— Agachate colocando tus manos sobre el inodoro chiquita. Me dijo el indicándome.

Apoye mis manitos sobre el inodoro y le deje todo mi culito y conchita para que se deleite.

— Uhhhhhhhhhhh…Uhhhhhhhhhhhhhhh. Entro de un tirón, pero a pesar de estar tan mojada, la sentía mucho más en esa posición. La embestidas de mi tío parecían que me iban a hacer estrellar con la pared.

— ohh..ohhh…ohhh. Escuchaba los quejidos de el cada vez que me embestía a mi me pasaba lo mismo al recibirla entre mezcla de placer y algo de dolor.

— uhhh…( embestida )….ohhh… ( embestida)….ahhhhh.

Comenzó a meterme dedos en el orificio del ano, tenía los mismos empapados de mi flujo, lo que facilitaba su entrada en mi culito. Saco su pene y apoyo la cabezota del mismo en mi orificio anal.

— Aguanta chiquita…. Atino a decirme mientras empujaba su pene.

— OHHHHHHHH…OHHHHHHH….pacito..tío…OHHHHH…UHHHHH…me duele…AHHHH…OHHHH. No podía casi hablar cuando sentí su verga dentro de mi cola, me dolió muchísimo pero me calentaba y me gustaba sentir la verga y panza de mi tío chocar con mis glúteos. Cada embestida en mi ano parecía que me iba a desgarrar. Pero quería que siga…mas…mas…mas…

— OHHHHHHHHHhhhhhhhhhhh…siiiiii chiquita…ohhhhhhhhhhh. Mi tío me estaba acabando dentro de mi ano y podía sentir chorros de semen con fuerza casi en mis vísceras.

— ahhhh..siii tío…llename…ahhh…ohhhhhh. Me sentía la más puta del mundo y me gustaba. El saco su pija de mi ano y al hacerlo casi me desmayo, del dolor y las sensaciones extrañas. Me deje caer sobre el inodoro con mis dos brazos sobre el.

— Estas bien chiquita???. Me dijo el tío agachándose y tomándome con sus manos.

— esta bien..esta bien tío…dejame así un ratito. Atiene a decirle con mi cara sobre mis brazos.

Quede sobre el suelo, apoyada en el sanitario, mi tío cerro la puerta y se fue del baño, comencé a hacer fuerza con mi ano, y me salía mucho liquido, me toque con una mano, era leche, mucha leche de mi tío, me la lleve a la boca y me chupe los dedos que chorreaban semen. Estaba caliente todavía y eran apenas las 4:00 a.m.

Autor: Fabiana

(Visited 68 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
Kara Marqueze
Buenas! soy Kara de Relatos.Marqueze.net, vuestra anfitriona. Bajo mi nombre republicamos relatos que, estando incluidos desde hace tiempo en Relatos Marqueze.net, no sabemos su autor. Si eres autor de uno de estos relatos y/o sabes quien es el autor, escríbenos y le daremos el crédito que se merece! Un besito donde quieras...
http://relatos.marqueze.net/

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR