Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

FILMANDO A ESCONDIDAS

4 de noviembre de 2004

Dos hermanos, hombre y mujer, se ponen de acuerdo para filmar desnudos a sus respectivos compañeros de curso, con el compromiso de intercambiar las cintas

Todo comenzó cuando mi padre nos regaló a mí y a mi hermana, una cámara filmadora. Era muy moderna, pequeña y con control remoto. De inmediato se me vino a la mente utilizarla para hacer algunas travesuras con ella, como grabar a la criada o algo así.

Sin embargo, en el baño no había ningún lugar donde esconderla, a si que mis planes fueron frustrados.

En ese tiempo yo tenía 16 años y pasaba todo el día pensando en sexo.

Mi hermana tenía mi misma edad, éramos mellizos, con la cual, siempre he tenido una muy buena relación, aparte una confianza única. Prácticamente era como un amigo para mi y yo una amiga para ella.

Una tarde en que estabamos en mi pieza, le comenté mis planes con la cámara de vídeo. A ella le gustó la idea, pero me dijo que tenía una idea mejor. Me propuso un trato. Ella se llevaría la cámara a su colegio, y filmaría a sus compañeras de curso mientras se cambiaban ropa o duchaban después de hacer gimnasia, con la condición que yo hiciera lo mismo con mis compañeros de curso.

La idea me pareció fabulosa e inmediatamente buscamos un bolso adecuado, para dejar instalada la cámara y llevar a cabo nuestro plan. La instalación fue todo un éxito, el lente de la cámara pasaba completamente desapercibido y aún estando tapado el censor, se podía hacer funcionar con el control remoto.

Llegó el día miércoles, que era el día en que mi hermana hacía gimnasia en su colegio (sólo de mujeres), yo tenía clases en la mañana y ella en la tarde, a si que estuve ansioso toda la tarde a la espera de que ella llegara del colegio.

Apenas entró a la casa, la llamé a mi habitación. Le pedí que me pasara la cinta, pero ella me dijo que primero tenía que verla ella, ya que tenía que borrar las partes en las que ella salía, y además me dijo que tenía que esperar, ya que traía mucha hambre y quería comer algo primero.

Quedé con la intriga de lo que había filmado y tuve que esperar casi una hora para que me pasara la cámara.

Al fin me la pasó, y me dijo muy picarona que la disfrute.

Me encerré en mi dormitorio y conecté la cámara a mi TV. Lo primero que vi, era como mi hermana acomodaba el bolso con la cámara ya encendida para lograr el mejor enfoque.

Luego entré al paraíso, todas sus compañeras se sacaban sus poleras y conversaban de cualquier cosa, con un gran bullicio. Pronto comenzaron aparecer las primeras tetas. De más esta decir, que yo permanecía sentado en mi cama, a un metro de la Tv, con mi verga ente mis manos, masturbándome como loco con cada imagen que mostraba.

Había una compañera de ella que siempre venía a mi casa, Andrea, que tenía unas grandes tetas y que siempre me había llamado mucho la atención y justamente ella comenzaba a sacarse su brasier, lamentablemente dando la espalda a la cámara. Luego bajó su pantalón, quedando con unas diminutas bragas que se le perdían entre sus ricas nalgas, las que rápidamente se sacó. Ahí estaba completamente desnuda, sacando de su bolso sus elementos de aseo, mientras conversaba con otra compañera que solo estaba en ropa interior.

Luego la cinta queda en negro por un minuto y luego reaparece la imagen. Supuse que mi hermana se desnudó detrás de la cámara y borró la parte cuando ella pasó a través de ella en dirección a las duchas.

Luego comienzan a salir las primeras compañeras, con sus cuerpos todos mojados y comienzan a secarse delante de mis ojos. Realmente era el paraíso. Yo permanecía en mi posición sin perder detalle de cada cuerpo.

Nuevamente la imagen se puso negra y al minuto reapareció. Una de las muchachas se acerca a la cámara, con sus pequeños pechos al aire, muy cerca del lente. Al parecer conversaba con mi hermana, tapando al resto de las compañeras, pero dejándome ver muy detenidamente su físico.

La Cinta dura como 20 minutos. Luego comenzaron a vestirse y a salir.

Volvía a ver la cinta y esta vez acabé viéndola.

Más tarde mi herma

na me preguntó que tal le había parecido la filmación. Le comenté lo buena que estaba. Me preguntó si me había masturbado y yo , muy cara dura le dije que si, dos veces. Incluso comenté del cuerpo de sus compañeras y cuales eran las mejores.

Ahora me tocaba a mi devolverle el favor. Ambos prometimos no mostrar la filmación a nadie, ya que si alguno de nuestros compañeros se llegaba a enterar que los estabamos filmando, ambos nos meteríamos en un tremendo lío.

Llegó el día viernes y me tocó el turno a mi. No tuve ningún problema para colocar el bolso en una posición privilegiada. A diferencia de la filmación de mi hermana, la mía era mucho más divertida, ya que los hombres en los camarines se muestran más, hacen bromas de sus sexos incluso se masturban haciendo competencia etc.

También borré las partes donde salía yo. Ella también la disfrutó mucho y después, al igual que yo me comentó cuales eran mis compañeros que tenía el mejor físico y cuales las más grandes.

Cuando le pregunté si se había masturbado, me dijo que no. Yo no le creí y seguí preguntándole, hasta que terminó diciéndome que si, pero que no era tan caliente como yo, ya que sólo lo había hecho una vez.

Pasaron un par de días y ya la cinta la sabía de memoria. Le dije a mi hermana que me filmara una nueva, ella me dijo que era un caliente y que no lo haría ya que tenía miedo que la fueran a pillar.

Ahí quedé yo, No me costó mucho idear un nuevo plan para utilizar la cámara. Ya que no tenía áas “actrices”, decidí filmar a escondidas a mi hermana y la idea no era nada mala, ya que mi hermana a pesar de sus 16 años, está muy buena. En la tarde cuando ella fue a clases, me metí a su habitación.

La gran cantidad de peluches y otras cosas que tenía ella, me harían fáciles las cosas para esconder la cámara en un buen lugar. Al final decidí esconderla en una repisa donde tenía una gran cantidad de peluches. Hice varias pruebas de filmación hasta que encontré la mejor ubicación donde obtenía la mejor imagen.

El único problema era que la cámara, al llegar al final de la cinta emitía un sonido avisando que la cinta estaba por acabar. Busqué en el manual la forma de desactivar ese sonido y no lo encontré. Así que mi plan era el siguiente:

Compraría una cinta nueva. Cuando mi hermana estuviese por entrar a la habitación, entraría yo, y con el control remoto, activaría la filmación. Después de eso tenía casi una hora para volver a entrar a su habitación , con cualquiera excusa y cuando ella no se diera cuenta, presionaría en el control remoto, el botón de apagado.

Mi plan era excelente. Así que ese mismo día hice mi primera película… …..

Continuará.

Espero sus comentarios

Autor: Ego_72b

ego_72b ( arroba ) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
FILMANDO A ESCONDIDAS, 4.5 out of 10 based on 2 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados