Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

FOLLANDO CON LA VIUDA DE UN AMIGO

28 de septiembre de 2007

Mi nombre es Jesús, tengo en la actualidad 35 años, soy moreno, alto, 1.80, me cuido bastante se podría decir, la historia que os cuento sucedió hace poco más de tres semanas y no me puedo resistir a contarla ya que de solo recordarlo me pongo a 100.

Una tarde me encontraba dando una vuelta con mi moto cuando me detuve en la gasolinera a repostar, allí me encontré con Susana, ella es la viuda de una amigo que falleció hace 2 años en un accidente de moto, ella es bajita, medirá 1.60 más o menos, pero con un cuerpo bien proporcionado y una cara lindísima.

-Hola Jesús¡¡ que alegría verte, ¿aún sigues en moto?, me preguntó.

-Si pero tú sabes que no me gusta correr.

-Ya, pero fíjate lo que le pasó a Felipe.

-Si Susana pero es fue mala suerte.

-Bueno que me cuentas? -Nada de otro jueves.

-¿por qué no pasas por casa una tarde a ver a los niños, ellos se acuerdan de ti?, me dijo.

-Claro, mañana a las 5 estaré allí.

Esa tarde estuve pensando lo buena que estaba y lo mucho que me gustaría follármela, al día siguiente llegué a su casa a las cinco. Ella me abrió la puerta, me dio dos besos y me dice:

-Joder que mala suerte, los niños se fueron con su abuelo y no vendrán hasta mañana, pero quédate, tómate un café.

-Ok, gracias.

-Lo tomabas con leche, verdad?

Debo de decir que ella llevaba puesto un vaquero que le hacia un culo perfecto y una camiseta pegada que hacia que se le notasen los pezones, yo por mi parte llevaba unos pantalones cortos de deporte acababa de venir del gimnasio.

-Perdona Susana que venga con esta pinta, es que vengo del Gim y hubo una avería con el agua y no pude ducharme.

-Date una ducha mientras preparo el café.

-No déjalo, solo estaré un momento.

-Insisto, joder para una vez que tengo visita.

-Ok como quieras.

Entré en el baño y me metí en la ducha, ella me pasó una toalla y me pude dar cuenta de cómo miró disimuladamente, eso hizo que se me despertara el deseo por ella. Mi polla se me puso morcillona, y con una ganas locas de follar, pero intenté apartar ese deseo. Salí del baño y Susana me gritó desde la cocina, entra en mi dormitorio, te saqué unos pantalones de Felipe y una camiseta.

-Gracias, eres un amor, ufffff, que bien así.

-Dime Susana, cuéntame, ¿sales con alguien?.

-Que va, no me apetece salir con nadie.

-Ya, pero eres joven y debes distraerte.

-Bueno y tú qué, Como está Pilar, (así se llama mi mujer).

-Bien todo bien.

La conversación se alargó bastante y entramos en temas diversos y cuando ya habíamos terminado los café estábamos tomando unos Wiskis, me dice.

-Sabes, tú siempre me gustastes, jajaaj, y más desde el día que estábamos las amigas en el campo de Oscar y tu mujer decía que eras insaciable en la cama, ella decía que eras capaz de hacerla correrse 5 o 6 veces en cada polvo.

-jajajajaj, jajajajaj, me reí, pero ella se quedó algo seria.

-¿Eso es cierto Jesús? -Bueno si.

-¿Y aún estas así de fuerte? -jajaja… Con una mujer como tú seguro que podrías incluso superarme, le dije poniendo mi mano en su muslo.

Noté como me miraba fijamente y se le hinchaba la nariz al respirar, signo inequívoco de su calentura, me mordí el labio inferior y me acerqué a su boca que se me abrió dándome la lengua, estábamos en el sofá besándonos y mis manos se metieron debajo de su camiseta acariciando tus tetas, mis dedos pellizcaron sus pezones y ella gemía como una gatita mientras su mano me acariciaba la polla por encima del pantalón.

No separamos para tomar aire y me dijo sin soltarme la polla.-

-Que dura la tienes.

-Tú me la has puesto así.

Levanté sus brazos y saqué la camiseta quedándose con las tetas al aire que me lancé a lamer, luego mordía sus pezones y mi mano ya se dedicaba a

desabrocharle el pantalón, pero estaba muy ajustado y no podía, así que ella de levantó y se lo quitó, quedándose con una tanga de encaje blanco, me tendió su mano y me dijo.

-Ven…

Una vez en el dormitorio ella se sentó en la cama y yo me quedé de pie frente a ella mientras me tocaba la polla por encima del pantalón.

-Ya es hora de ver esa polla, me dijo, ¡uhmmm! vi como se relamía y echaba la piel hacia atrás dejando el capullo al aire.

-Que linda es, ¿me la darás toda? -Toda para ti, chúpala entera.

Se la metió hasta la base dándole una arcada y después pasaba su lengua por todo el tronco, se detenía en el capullo, lo lamía con fuerza mientras me hacia ver el cielo.

-Si sigues así me voy a correr.

-Hazlo quiero beberme tu leche.

La agarré del pelo y empecé a lanzar chorros dentro de su boca que ella tragaba, cuando se lo bebió dijo, uuuummm, que rica.

Enseguida la tumbé en la cama y le quité el tanga, pude ver un coño totalmente depilado que me dispuse a lamer, ella se retorcía de placer, se mordía los dedos para no gritar, creo que se corrió tres veces en mi boca y mi polla ya estaba dura de nuevo, abrí sus piernas y le pasé la polla por la raja.

-Métela de una vez no me putees más.

-¿Putearte?, eso vas a ser ahora, mi puta, -Seré lo que quieras pero fóllame.

Se la metí de golpe mientras me decía que me amaba, le inundé el coño de leche y otro día le desvirgué el culo, pero eso será en otra ocasión…

Autor: Varon siglo 21 Varon_siglo_21 (arroba) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
FOLLANDO CON LA VIUDA DE UN AMIGO, 5.7 out of 10 based on 3 ratings
  
categoría:

1 comentario »

  1. vidal romero zamora dice:

    tremendo

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados