FOLLANDO CON MI PROFESOR

Saludos a todos los lectores de esta maravillosa página que nos permite expresarnos y relatar nuestras experiencias y fantasías de ese placer tan delicioso llamado sexo.

Para comenzar voy a describirme soy un chica de 26 años, morena, cabello negro largo, delgada, con buenas pompas y piernas aunque un poco escasa de pechos, pero bueno, no todo es como uno quisiera; para el momento en que tuve esa experiencia yo estaba cursando el último semestre de mi licenciatura y estaba viendo un curso que siempre había dejado inconcluso, pero que ahora estaba obligada a terminar ya que en pocos meses sería mi graduación, lo cierto es que ese semestre no pude verlo con mi profesor habitual, en su lugar había un profesor de 39 años de edad (cosa que luego me confesaría desnudos en la cama), un poco canoso, blanco, delgado, siempre de punta en blanco, pero a pesar de todo nunca me llamó la atención ni una pizca, pero al parecer el si se había fijado en mí ya que en varias oportunidades me llamaba a su escritorio y me preguntaba como usar su celular y otras estupideces, sin embargo nunca sospeché que lo que quería era otra cosa…

A pesar de que estudiaba y de que mis evaluaciones las hacía con las mejores alumnas, al final mi sorpresa fue que reprobé el curso, yo estaba en shock, no podía permitirme eso, presenté el examen de recuperación y según él saqué menos nota de la que necesitaba, ese día al finalizar ese examen y salir del aula, me dio su número telefónico para que lo llamara y así poder darme la nota.

Así lo hice, una semana después lo llamé y me confirmó que estaba reprobada, yo le supliqué y le expliqué mi situación, pero él estaba duro, lo único que dijo fue: ¿Y qué gano yo si te ayudo? (una pregunta con doble sentido, pero que al principio no comprendí). Solo acerté a decirle que iba a ganar una alumna agradecida y él después de un silencio me dijo: Yo se cómo puedes aprobar la materia, eso si tú quieres. En ese momento comprendí que lo que ese hombre quería era cogerse a su alumna, después de tanto dar largas acepté y quedamos en encontrarnos 2 días después en un hotel discreto de la ciudad, yo ni siquiera se cómo para ese entonces acepté hacer eso, tenía miedo, ese hombre era mucho mayor, mi profesor probablemente casado y de paso ni me atraía, sin embargo, ya estaba resignada a entregarme a él así que decidí que ese día sería suya.

Y así fue, llegó el gran día y yo me arreglé lo más rica que pude porque si iba a follar con mi profesor tendría que estar lo más rica posible así que me puse unos pantis tipo hilo y un brasiere en color negro, me vestí divina y acudí a la cita.

Al verme ese hombre reaccionó como si te pusieran tu platillo favorito en frente, no dejaba de comerme con la mirada y entramos a la habitación, donde inmediatamente y con prisa empezó a desnudarse, yo mientras tanto y con lentitud como quien espera una muerte segura me desnudaba poco a poco hasta que quedé solo con mi ropa interior cuando me di vuelta ya él estaba en la cama desnudo con su gran pija entre las manos, se veía grande, jugosa, brillante porque ya empezaba a botar sus jugos, en ese momento y al ver ese rico manjar me olvidé de temores y me acerqué a él, me senté en la cama y se abalanzó sobre mí, dándome un beso profundo, y prolongado, solo podía sentir sus besos y me entregué por completo al momento, nuestras lenguas se buscaban mientras él soltaba mi brasiere y jugaba con mis tetas, me decía ¡estás divina sabes! Las chupaba, las mamaba y yo ya estaba súper mojada, me acostó quitando poco a poco mi tanga y dejó ver mi sexo muy bien depilado con una mínima línea fina de vellos casi indivisible que tapaba mi rajita.

Con sus dedos la abrió y aunque desesperado, ese hombre me comió como nunca, metía sus dedos, frotaba mi clítoris y yo solo gemía, sentía que ib

a a estallar quería sentirlo dentro, quería que me cogiera como loco, de repente empezó a pasar su palo tieso por mi sexo y mi culo, por ese huequito que luego penetraría… y después de lubricarse me lo metió completo por mi concha duro y sin contemplación tal cual como me gusta a mí, sus bolas chocaban con mi culito hasta que no pude seguir y mis contracciones delataron el placer que estaba sintiendo, me dijo que iba a acabar, lo sacó y llenó mi vientre, tetas y hasta la pierna de ese néctar, mientras le daba golpecitos con él a mi vagina, fue demasiado rico y pensar que yo tenía miedo, pasada la euforia muy delicadamente me limpió, me besó nuevamente en los labios y rematando con un suave y tierno beso en la frente me dijo…

¿Qué calificación quieres que te ponga?

Espero les haya gustado porque la verdad es que yo en ese momento lo pasé divino.

Autor: CHOCOCANDY

(Visited 27 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
Kara Marqueze
Buenas! soy Kara de Relatos.Marqueze.net, vuestra anfitriona. Bajo mi nombre republicamos relatos que, estando incluidos desde hace tiempo en Relatos Marqueze.net, no sabemos su autor. Si eres autor de uno de estos relatos y/o sabes quien es el autor, escríbenos y le daremos el crédito que se merece! Un besito donde quieras...
http://relatos.marqueze.net/

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR