Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Follando con mi suegra

15 de septiembre de 2009

Era un sueño realidad, follarme a la mujer que quiero, en un trío, cuando me follaba a mi mujer esta le comía el coño o le metía los dedos a su madre, cuando se la metía a mi suegra esta hacía lo mismo con su hija,  aquello era perfecto, dos coños deliciosos, que me comí, dos coños magníficos que me follé, dos culitos increíbles por donde metí mi polla.

En semana santa, que este año coincidía con fallas, pasamos mi mujer y yo unos días en Valencia, he de decir que por cuestiones laborales, vivimos fuera de la ciudad, como no tenemos domicilio en la capital, no nos queda otra opción que dormir en casa de mi suegra, viuda desde hace cinco años, y con cuarenta y dos años de muy buen ver, imagínense lo que es una semana sin apenas poder follar, poco y mal, por miedo a que nos pillaran, los pocos ratos que nos quedábamos solo.

Era el Viernes Santo, por la mañana temprano, horario, en el cual mi suegra trabaja, cuando la polla se me empezó a subir de manera descomunal, mi mujer que se dio cuenta, y tenía las mismas ganas que yo de pegar un polvazo se abalanzó sobre mi polla, y me bajó el pijama en el sofá, se la metió en la boca, y con un suave sube y baja, me mamaba la polla, que yo notaba a punto de estallar, de dura que la tenía, sería por los días tan malo que habíamos pasado, “de folleteo me refiero” que creo que fue la mejor mamada que nunca antes, nadie me había dado, cuando dejó de mamármela, me reincorporé, y desnudé a mi mujer, besando y chupando todos y cada uno de los centímetros de su cuerpo con mención especial a sus pechos y a su conejito, que me supo a gloria, estaba esa mañana más rico que cualquier otro día…

Cuando nos cansamos de besarnos y de comernos todo nuestros cuerpos, me decidí a follármela, sentado yo en el sofá y ella encima de mí, empezamos con unos vaivenes suavecitos, rozábamos la perfección, en el arte del deseo, pero no pudimos aguantar, como una yegua que galopa, empezó mi mujer a saltarme encima, no sé cuantas veces logramos llegar al orgasmo, no sé cuantas veces nos corrimos, pero aquello duraba, habían sido tantos los días de mal sexo, que aquella era nuestra mañana, me levanté  del sofá, y cogí a mi mujer por detrás, apretándole fuertemente mi polla contra su culito, en cada metida que le daba ella más gritaba, eso me ponía a cien, me temblaban las piernas, cuando al borde de llegar, al orgasmo, me susurraron al oído: “a tu suegra también te la podías follar así” saqué inmediatamente, la polla del culo de mi mujer y cuál fue mi sorpresa, ver al lado mío a mi suegra, no sé cuánto tiempo llevaría, lo cierto y verdad que estaba en ropa interior muy provocativa y muy sexy, y con el tanguita, empezando a notársele mojado.

La hija se sentó en el sofá buscando algo para taparse, los dos pensamos en aquel momento, tierra trágame, porque no arderíamos en la crema de San José, la noche anterior, cuando mi suegra cogió mi mano y se la llevó a su conejo, que cierto era, estaba súper mojado, lejos de amedrentarme, cogí a mi suegra por la cabeza, y llevándola hasta el coño de su hija, le dije: “cómete el coño de tu hija mientras yo embisto tu culo” dicho y hecho, le aparté  el hilito del tanga y le zampé la polla en su trasero, de un solo golpe, solamente se le escuchó un gemido…

Como he dicho al principio mi suegra está de muy buen ver, eran numerosas las pajas, que me había hecho pensando en ella, y viendo fotos de ella, y no me lo podía creer, hoy la tenía montada encima de mi polla, era un sueño hecho realidad, follarme a la mujer que quiero, en un trío, con una mujer de bandera, que estampa era aquella, cuando me follaba a mi mujer esta le comía el coño o le metía los dedos a su madre, cuando se la metía a mi suegra esta hacía lo mismo con su hija,  aquello era perfecto, dos coños deliciosos, que me comí, dos coños magníficos que me follé, dos culitos increíbles por donde metí mi polla.

Cuando ambas se corrieron, intenté, sacar la polla del coño de mi suegra, y me dijo, ni se te ocurra, córrete dentro, que llevo cinco años sin regar de leche mi coño, obedecí y le llené todo el coño de leche, nunca había soltado tanto semen como esa mañana.

Tanto era el calor, tanto habíamos sudado, que los tres nos dimos una ducha juntos en el inmenso plato de duchas de mi suegra, con los consiguientes sobeteos y demás, hasta que llegó a ponerse otra vez muy dura, para rabia mía, por el miedo que tiene mi mujer a la ducha, no hicimos nada, solamente, para que se me bajara el calor, mi suegra cogió mi polla y manoseándola suavemente, me dijo al oído: “ya te la bajaremos, tú tranquilo”.

Salidos de la ducha, y como la comida sólo había que calentarla en el microonda, nos pusimos a comer de inmediato, desnudos en torno a la mesa, a mi derecha mi mujer y a mi izquierda mi suegra, los tres desnudos, la primera vez que yo comía totalmente, desnudo, pensaba yo que era el único caliente, en la mesa, pero me equivocaba, mi suegra cogía el tenedor con la izquierda y con la derecha cogía mi polla, que para medio plato la tenía como el mástil de un velero.

Comiéndonos el postre dijo mi mujer que había quedado a tomar café a casa de una prima de ella, era sabido, que como yo estoy peleado con su prima me tocaba quedarme en casa, aprovechando que mi mujer fue al cuarto de baño mi suegra me dijo, que cuando se marchara entrara en su cuarto y la despertara que teníamos muchas cosas que hacer, que la tarde era muy larga.

Cuando mi suegra se acostó, al ratito mi mujer se fue, me di un momento de tregua, me fumé un cigarro y en cuanto lo acabé entré en el dormitorio de mi suegra, debería de estar la pobre cansada, estaba dormida, no quise despertarla, me metí en la cama sin hacer ruido, me puse detrás de ella, y le eché el brazo por lo alto tocándole los pechos redonditos y duros que tiene, mi verga empezó a subir, y topó con su culo, inconscientemente por mi parte, se ve que al sentir aquello tan duro, mi suegra se despertó, se giró hacia mí, y empezó a masturbarme, acto seguido se puso a cuatro patas, y se metió toda mi polla en su boca, sabiendo cómo se mama una polla…

Sólo puedo decir que esa fue la  mejor mamada que nunca antes me habían hecho, con sus pertinentes bocaditos de rigor, me cabalgó durante un buen rato, sin mediar palabra, lo único que dijo en todo el rato que estuvimos follando fue que nunca antes, ni con su marido, había disfrutado follando con la magnitud como lo hacía hoy. Nos levantamos de la cama, la cogí por el culo, y la subí contra la pared, me la estuve follando, dándole contra la pared, tal era la intensidad que teníamos, que por momentos pensaba que tiraríamos el tabique, instante antes de correrme la bajé para ponerla de espalda y joderla, pero en ese momento ella me la cogió y se la metió en la boca, toda mi leche se la tragó, que no era poca.

Los dos días que nos quedaban en Valencia, fueron del mismo calibre, tanto tuvo que gustarle a mi suegra que a las dos semanas se vino a vivir a Xátiva con nosotros, desde entonces dormimos en la misma cama, una a un lado y otra a otro, yo en medio, si me giro para la izquierda mi suegra me la pone dura, y tenemos que follar, si me giro para la derecha lo mismo hace mi mujer, somos un trío perfecto, jóvenes, ella 42, yo 25 y mi mujer 20, jóvenes con muchas ganas de joder, y lo hacemos, somos muy felices…

Al poco tiempo  de llegar mi suegra nos enteramos de que estaba embarazada, así que voy a ser el padre del hermanito de mi mujer, han pasado casi cuatro meses, y tengo a mi suegra de cuatro meses y a mi mujer embarazada de dos meses, así que dentro de siete meses seré, como he dicho el padre del hermanito de mi mujer y el padre del sobrino de mi hijo…

Autor: Nolo Digo

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Follando con mi suegra, 9.0 out of 10 based on 21 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados