infidelidad

Esto me paso hace poco tiempo.Todo comenzó por una charla en una reunión de tantas que realizan mi marido y sus amigos en mi casa,las cuales son muy habituales y por lo general la únicas mujer que esta soy yo por ser la dueña de casa.En estas reuniones ellos hablan de música toman alcohol y sobre todo hablan de sexo.Como soy bastante abierta sexualmente hablando ellos hablan con total naturalidad.Una de esas noches ya tarde y cansada salgo al patio a fumar un cigarrillo (no suelo fumar dentro de la casa) me siento tranquila en una de las bancas que allí están,de pronto noto que uno de los amigos de mi marido se acerca hacia mi, nos pusimos a charlar y a reírnos de cosas de las cuales habían hablado en dicha reunión.No se como ni por que el termino contándome una experiencia sexual que había tenido, hasta ahora no entiendo como llegamos a ese tema. Por fin la reunión termino todos se fueron y yo pude descansar, o eso intente, me la pase toda la noche pensando en su historia, no era nada del otro mundo, pero en mi país el sexo sigue siendo tabú.La historia se trataba de que una pareja amiga lo habían invitado a participar en un trió, no me dio muchos detalles pero el solo hecho de imaginarlo me excitaba.
Después de dar varias vueltas en la cama me logre dormir.

Por primera vez en mi vida tuve un sueño erótico, soñé que lo hacia con el de una forma tan salvaje que me desperté empapada por mis propios fluidos.

Pasaron varios días y yo no dejaba de pensar en el y su historia, y cada vez que lo hacia me excitaba muchísimo a tal punto de querer salir corriendo a buscarlo para tener sexo.

Una tarde estaba aburrida y decidí abrir mi messeger para distraerme un rato, para mi sorpresa el estaba conectado (vamos a llamarlo Alex).

Alex: Hola como estas
Yo: bien, vos,  acá un poco aburrida
Alex: bien, acá trabajando en la pc un rato, por que estas aburrida, estas sola?
Yo: si estoy sola …por?
Alex: no por nada….que puedo hacer para divertirte ?
En ese instante se me vino su historia ala cabeza y me empece a reír._ ufff _le conteste y no paraba de reírme todo lo que se me cruzaba por la cabeza me había causado mucha tentación
Estuvimos un largo rato charlando, muy divertidos, hasta que me di cuenta de la hora y me tuve que despedir
Yo: me tengo que ir estamos en contacto
Alex: dale, mañana te conectas?
Si, conteste rápidamente no sabia por que pero quería volver a charlar con el.
Yo: mañana hablamos besos
Alex: besos? donde?
Me volví a reír y respondí _ si besos donde mas te guste CHAU !!! y cerré rápidamente la ventana. Todavía nose por que le conteste eso pero fue lo que me salio.

Por un tiempo seguimos así charlando por messenger

Un día charlando de trivialidades me dice _se que te gusta mirar películas para adultos . Largue  una carcajada y le conteste_ si me gustan por?

Quieres mirar una conmigo ? me pregunto a lo que conteste si , no era la primera ves que veía películas para adulto en la pc mientras tenia ciber sexo con algunos de mis contactos mas calientes .

Mientras veíamos la peli cada cual desde su pc nos ivamos escribiendo que cosas nos gustaban y que nos arriamos si pudiéramos , nos dimos una cogida de lo mejor.

Las reuniones en mi casa siguieron como siempre ,pero para mi estas eran un poco incomodas ya que había mantenido ciber sexo con uno de ellos . Trataba de ser lo mas natural posible, trataba de no mirarlo aun que quisiera. Sentía su mirada clavada en mi, y por momentos se que era bastante obvio. Otro de los amigos de mi marido se dio cuenta que me miraba con insistencia, y sin vueltas delante de todos le dijo_te la estas comiendo con la mirada. A lo que todos quedamos en un tremendo silencio. Después de unos minutos de ese tortuoso silencio uno de ellos , corto el silencio diciendo _como no la va a mirar si es una nena. A lo que todos comenzamos a reír.

Siempre me dicen así ya que soy la nena del grupo ellos tienen entre 40 y 48 años y yo unos apenas 27 añitos . Me llevo unos 15 años con mi marido y todo su grupo de amigos es mas o menos de esa edad

El tiempo fue pasando con normalidad, de vez en cuando charlaba con el por messenger no siempre hablábamos de sexo pero algunas veces si.

Llego el verano y comense a trabajar en un restaurant de otro de los amigos de mi marido  por la noche. El cual quedaba a pocas calles del local donde Alex trabajaba. El salia un par de horas antes que yo, terminaba su trabajo y todas las noches pasaba por el local a tomar algo con su amigo. Empezó a esperar que yo saliera para alcanzarme hasta mi casa, diciendo que era demasiado tarde para que anduviese sola por las calles. La tercer noche que me espera para llevarme a casa, frena unas calles antes y comienza hablar de lo que paso, a decirme que tenia unas tremendas ganas de tocarme y besarme, me decía que cada vez que me veía se imaginaba arrancándome la ropa y cogiéndome salvajemente. En ese mismo instante sentí como me subía un inmenso calor y mojaba mi tanga, estaba super excitada quería que ese hombre me arrancara la ropa y me hiciera el amor ahí mismo. Pero no, no podía hacer eso no era correcto, aun que mi cuerpo lo desease no era correcto. Le agradecí los piropos y seguí diciéndole por que no podía pasar nada físico entre nosotros, le dije que lo del ciber sexo era un juego, y que hasta ahí llegaba yo, que lo quería como un amigo pero jamas pasaría algo entre nosotros.

Esa noche o va lo que quedaba de ella me la pase pensando en lo que había pasado me repetía a mi misma jugaste con fuego y te quemaste, que tonta eso me pasa por bocona me repetía una y otra vez.

Las noches trasncurrian tranquilas , Alex seguía llevándome a casa, yo no quería pero si le decía que no todos en el local se darían cuenta que algo paso entre nosotros aun que no fue así. El, noche tras noche no dejaba de insistirme, decía _ es solo sexo no pasa nada no te arrepentirás. La verdad que la idea me estaba volviendo loca, terminaba todas las noches masturbandome mientras pensaba como podria ser una noche con ese hombre.

Había pasado un día de lo peor, solo esperaba que la noche no fuera tan mala. En mi cabeza solo pasaba la imagen de ese hombre haciéndome suya.

Paso el tiempo y ya había terminado mi jornada laboral dos horas antes de lo normal ya que el movimiento de turistas había cambiado por el recambio quincenal. Me fui a cambia dejando a Alex esperando para llevarme a casa como todas las noches. Mientras me sacaba la ropa suave y tierna mente, imaginando que mis manos eran las de Alex, un sudor frió recorio mi cuerpo, ya no podía dejar de reconocer que quería tener sexo con ese hombre. me puse mi vestidito un corto vestido de verano era una noche muy calurosa. Era un vestido que tenia un escote muy pronunciado, ya que mi mejor atributo son mis senos, me gusta mucho usar escote. Apenas si me tapaba la cola de lo corto que era.

Mientras me miraba en el gran espejo del baño decidí que esa era la noche, tendría sexo con Alex mi cuerpo lo pedía mi vagina se mojaba con tan solo verlo pasar. Abroche mis sandalias rápidamente mientras notaba que se me veía  todo al agacharme, mi sexo se cubría tan solo por esa tanguita color blanco inmaculado que tanto me gustaba  , me imagine seduciendo a Alex y comense a mojarme. Salí del local allí estaba el parado contra su coche como todas las noches esperando para abrirme la puerta.Entre en el coche y al sentarme el mini vestido que llevaba  dejo ver mi tanguita, mire a Alex  y note que estaba mirando mi entre pierna, se quedo unos minutos parado a mi lado mirándome.

Ya era demasiado el deseo quería que ya me hiciera suya no podía aguantarme. Detuve su exploración visual por mi cuerpo diciéndole _ Nos vamos o te piensas quedar ahí parado toda la noche. Me miro con esos ojos picaros que tanto me gustan, mordiendo su labio inferior.Cerro la puerta lentamente sin dejar de mirarme y subió al coche.  Emprendió la marcha y con una dulce vos me pregunto _ Donde vamos ? un poco enserio un poco en tono de chiste, le conteste _ Donde quieras. Me miro con una suave sonrisa dibujada en su rostro _quieres ir a tomar algo? pregunto, y de inmediato conteste con un si entre cortado por los nervios. Sabia que esa era la noche, mi cuerpo no paraba de temblar.

Llegamos a su apartamento un mono habiente bastante cómodo. Entramos, me ofreció una copa de vino y tomamos asiento. No podía parar de temblar, era inevitable y cuanto mas intentaba dejar de hacerlo mas lo hacia. El lo noto se acerco y me abrazo me pregunto si estaba nerviosa y acentúe con la cabeza.

Me tomo del rostro me beso dulce mente los labios y me dijo quédate tranquila no te vas a arrepentir.Pero por mas que lo intentara no podía dejar de temblar.

Humedeció sus dedos en su copa de vino y los deslizo suave mente por mi cuello y pecho, limpiando luego el vino de mi cuerpo con su lengua. En ese momento sentí una explosión de fluidos vaginales, estaba totalmente mojada y excitada. Me beso apasionadamente y con un brusco tirón me bajo el vestido al nivel de mi cintura, beso, lamió y mordisqueo mis pechos con mucha fuerza, sentía una mezcla de dolor y excitación.  Sentía la rudeza de sus manos recorriendo mi cuerpo, sus manos temblaban y sudaban.

Deslizo sus manos entre mis piernas separandolas  un poco, sobaba rudamente sus mano entre mis piernas sintiendo la humedad de mi sexo. Me tomo de la cintura así recostarme  en el sofá y de un solo tirón me arranco la tanga y se undio en mi vagina, me besaba y lamia el clítoris con mucha pasión y ganas. Me hacia ver las estrellas nunca me habían besado de esa manera. Acariciaba su pelo entre mis dedos, mientras mi cuerpo se arqueaba de placer, gemía involuntaria mente por el placer que me proporcionaba. Introdujo sus dedos en mi probocandome un orgasmo casi infinito. Se reincorporo con su cara empapada en mis jugos y me beso apasionada mente. Desabroche con rudeza su pantalón para descubrir su pene duro como una piedra y totalmente mojado, suave y deliciosa mente comense a lamerlo como si estuviese tomando el helado mas dulce. Lo introduje en mi boca por completo hasta casi sus testículos el gemía de placer y eso me excitaba aun mas. Lo bese, lamí y succione hasta absorber todo su semen. Nos besamos apasionada mente tocándonos el cuerpo como si fuera el fin del mundo.

Me tomo de la mano y me llevo hasta el baño, nos metimos en la ducha sin dejar nunca de tocarnos, besarnos y mirarnos. De un salto me subió a nivel de su cintura, para así penetrarme de un solo golpe, involuntaria mente pegue un grito mezcla de dolor y excitación. Apretando fuerte mis nalgas, al punto de dejarme moretones, me mecía para que su pene entrara y saliera de mi con mucha rudeza. Tuve un segundo orgasmo igual o mejor que el anterior me sentía en una nube. Me bajo de su cintura y me apretó contra la pared, me giro rápidamente , sentía su pene erecto rosar mi cuerpo, palmeaba mis nalgas al punto de dejar su mano estampada en ellas.

Me giro, para que quedara mirando hacia la pared, con una de sus manos tapo mi boca mientras la otra tomaba su pene para así enfilarle hacia mi ano. Por mas fuerte que apretara mi boca los gemidos escapaban entre sus dedos, trataba de separarlo con mis manos, pero el era mucho mas fuerte. Por momentos el se separaba un poco, pero con mis manos en sus nalgas lo atraía hacia mi. Me dolía , dolía mucho, pero el éxtasis que sentía era mayor que el dolor. Me cogió tan fuerte que el orgasmo que sentí llego hasta mis huesos, sentía como mis jugos se deslizaban entre mis piernas hasta el suelo, mientras sentía el calor de su semen llenando mi ano. Me dolía todo el cuerpo pero a la vez sentía que eran los orgasmos mas maravillosos que había sentido en mi vida .

Nos quedamos unos minutos mas en la ducha mirando nos en silencio. El silencio se corto por un _ disculpa eh sido un animal, te eh lastimado lo siento. Es que te deseaba tanto que no pude contenerme.

Entre risas le dije _ Eres el primer hombre que me pide disculpas por hacerme gozar tanto. Y nos abrazamos fuerte.

Me llevo a mi casa y antes de bajar del coche tomo mi mano y me dijo _ Eres la mejor mujer que eh tenido en la cama, por que no te conosi antes. Lo podremos repetir ?

A lo que rápidamente conteste _ Claro cuando quieras a mi también me a encantado.

No lo emos vuelto hacer pero sabemos que lo deseamos. Desde ya hace un tiempo esta saliendo con una de mis amigas, la única que sabe de nuestro encuentro. Y eso me pone mas caliente se que me desea y se que lo volveremos hacer estando o no con mi amiga. Y cuando eso pase prometo escribirles para contarles.

(Visited 41 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR