Intercambio

Mi nombre es José y mi novia se llama María, yo soy moreno, delgado, ella es de tez blanca, delgada, con unas tetas increíbles y un culo redondo como una manzana. Somos novios desde hace 3 años, nuestra relación es de mucha confianza, tenemos sexo constantemente, ella es una diosa en la cama, le gusta hacer todo lo imaginable, es caliente como un carbón encendido, le encanta ser vista desnuda, le encanta ser vista cogiendo, le fascina que la deseen.

Por la candidez de nuestra relación, la confianza con que nos tratábamos y la monotonía, empezamos a incluir a personas de la TV en nuestros encuentros sexuales, miraba como ella imaginaba a su personaje y lo gozaba a morir, ella se imaginaba como la miraba y la deseaba, hacia el amor como nunca imaginándose que otro la acariciaba, le mamaba su conchita y ella recibía la mejor de las cogidas, no abría los ojos para mantener la imagen de esta persona, yo me excitaba pensando como ella deseaba que se la cogiera otra persona, en este caso un personaje de TV.

Esto nos llevó al siguiente paso, el incluir personas conocidas, esto le excitaba mucho más y por ende me excitaba a mi por igual, empezamos llevando a la cama a uno de sus exnovios con el cual nunca pudo tener sexo, y hablábamos de cómo seria, como lo llamaría y como le haría el amor, pero solo era mientras hacíamos el amor, solo para que ella llegara a una excitación total, en uno de estos juegos sexuales que ya nos gustaba mucho, luego que ella llegó al orgasmo, le propuse llevar a termino esta fantasía:
Yo: Estuvo bastante bien el jueguito, no? Vi como deseabas que el te cogiera y ví como deseabas mamarle la verga, no se como el pudo dejarte ir sin probar esa boquita besándosela.
Ella: Nunca tuvimos la oportunidad, solamente una vez estuvimos en mi cuarto solos, él empezó a sacarme la ropa y yo a él, él me acariciaba los pechos y yo le acariciaba su verga, pero la puerta de mi casa nos interrumpió, mi mamá había llegado por lo que no pudimos hacerlo, la siguiente semana el salió de viaje, le ofrecieron un buen trabajo y él decidió quedarse por lo que nos enojamos y terminamos.
Yo: ¿Pero si todavía tienes en tus manos como le agarraste su verga?
Ella: Si,
Vi como en su cara tenia un semblante de deseo. No sé porque me excitaba tanto que ella lo hiciera con otro hombre y más si era conocido o había estado con ella, sentia en mi cuerpo una corriente de adrenalina que me encantaba una mezcla de celos con deseos, algo extraño pero rico. Él estaba en el país desde hacía 1 año, la busco pero ella ya era mi novia por lo que lo rechazó, pero notaba que lo deseaba, notaba que quería sentir que hubiera sido si él se la hubiera cogido así que decidí tirar la pregunta del millón de dólares.
Yo: Y fuera de jueguitos, ¿te gustaría cogertelo?
Ella: No, como crees, (con aire de ofendida) eso jamás no te sería infiel nunca!!!
Tenia que buscar una buena estrategia para que pudiera aceptar. Me temblaban las piernas solo de pensar lo que estaba proponiendo:
Yo: Mi amor, entonces me amas mucho, ¿nunca me dejarías por él? ¿Ni aunque supieras que él es el mas cabrón en la cama, que siempre te ha deseado y que te sigue amando como antes te amó?
Ella. Nunca mi amor, él es pasado, yo he encontrado en ti cosas que jamás me imagine poder encontrar en un hombre y con respecto a la cama, nunca he encontrado a alguien que me haga sentir lo que tu me haces sentir, estos jueguitos son solo adrenalina ya que yo se lo celoso que te pones que yo piense en otro, y se sonrío.
Cuando terminó de hablar, me dije: esta es mi oportunidad, ¿pero que estoy haciendo? No, lo haré porque puedo perderla y no quiero, pero me venció el deseo y la excitación.

Yo: Bueno, eso te lo creo y lo sé, pero (apelando a la confianza que nos teníamos) tienes la curiosidad como sería cogertelo? Yo se que sí!!! Dime la verdad, no puedo enojarme si me lo dices, si lo escondes si podría enojarme.
Ella: no te puedo negar que si siento curiosidad de cómo sería cogermelo, pero por el hecho que siempre quisimos hacerlo pero por situaciones externas a nosotros jamás lo consumamos.
Yo: Bueno si nunca me cambiarías por nada del mundo, quiero que lo llames y te lo cojas!!!
Ella: Nooo, esto es un juego me sentiría mal hacerlo!!!
Yo: Porfavor no me mal interpretes, yo jamás te obligaría a hacer algo que no quieres, solo quisiera preguntarte porque te sentirías mal por ti o por mi?
Ella: Por ti mi amor, no te podría ser infiel.
Yo: Pero no me serías infiel si yo te lo pido, esto lo haríamos como uno de los jueguitos y además me demostrarías que en realidad no me cambiarías por nada en el mundo. Mi amor te digo algo “Yo quiero que tu lo hagas y lo goces hasta el final y cuando regreses me hables y me cuentes que paso, eso me excita mi amor!!!!”
Ella: No puedo creer que me lo estés pidiendo.
Yo: Pero te excita pensar los celos que voy a tener pensando y sabiendo que tu lo estas haciendo con él, como me voy a estar masturbando imaginando como te esta cogiendo al mismo tiempo que los celos me obliguen a parar?
Ella: Si me excita y me excita mucho, no tienes idea de cómo me tienes en este momento, en serio mi amor lo deseas?
Yo: Si mi cielo, lo deseo y lo quiero, de hecho quiero que lo llames en este momento y lo cites a una primera cita.
Ella: No te quiero perder o que esto vaya a afectar nuestra relación, que después de hacerlo hayan reclamos o cualquier cosa que nos haga enojar.
Yo: No mi amor no puede ser ya que si, como  te lo digo, yo te lo estoy pidiendo, y no se hable mas. Ahora cuéntame como tenia la verga tu exnovio?
Ella: (mordiéndose los labios), la tenia blanca grande y gruesa.
Yo: No se hable mas llámalo y haz una cita, quiero que le hables del pasado de lo que no pudieron hacer,  (la agarre entre mis brazos y le dije al oído muy suavemente, para que se excitara más) que le hables como toda una puta que quiere tener sexo con alguien (y quiero oír cuando lo hagas).
Ella: Sonrojada, pero con una risa pícara, esta bien mi amor, hagámoslo.
Ella cogió la guía de teléfono, busco su nombre, los dos temblábamos y sentíamos como la adrenalina corría por nuestros cuerpos, cuando lo encontró, me miro como buscando mi ultima aprobación. Yo asentí con la cabeza y mientras marcaba le indique que lo pusiera en alta voz.
Marcó y respondió una voz grave, “Aló” respondió, hablo con Pablo?, “Si al habla, con quien tengo el gusto?” respondió él. Mientras ella hablaba yo tenia mi mano sobre su conchita para excitarla más, estaba mojada completamente, se sentía en su conchita la excitación que sentía por saber que estaba a punto de portase como toda una puta, llamando a un hombre para que se la cogiera, un hombre que además deseaba.
Siguió la conversación:
Ella: Te habla María, espero que te acuerdes de mi, replicó con voz sexy, adicionalmente que en ese momento estaban mis dedos dentro de su pusita!!!

Él: Como no voy a recordarte, y este milagro, que gusto oír tu voz, aunque sea por teléfono porque nunca quisiste hablar conmigo en persona!!!
Ella: Pues de eso quería hablarte, tengo desde hace mucho tiempo (haciéndome gestos como que si iba muy rápido, a lo que con gestos le negué, diciéndole, sigue, sigue vas bien), una gana de llamarte para verte pero no me había atrevido.

Él: Pues,  esa misma gana tengo yo, tu sabes que siempre estoy para ti.
Ella: He estado pensando que, aún no quiero una relación contigo, porque como sabes estoy con mi pareja desde hace 3 años a quien amo mucho, pero…
Él: Si prosigue por favor. Ya se le notaba algo temblorosa la voy ya que presentía por donde iba la cosa.
Ella: pero dejamos cosas inconclusas, que no quiero dejar sin concluir.
En ese momento yo estaba con la verga parada, pero con los celos a flor de piel, empecé a masturbarme enfrente de ella, como indicándole que estaba de acuerdo con lo que estaba pasando y que me excitaba.
Él: Que cosas, yo se que estas con una relación pero sabes que estoy aquí para lo que quieras!!!
Ella: Nunca pudimos consumar nuestra relación (ella temblaba como una gelatina, y goteaba de su conchita como nunca, estaba realmente excitada), y quisiera que cerráramos ese capítulo.
Él: María sabes que siempre te he tenido en la mente, siempre te desearé, me muero de las ganas (con voz aún más temblorosa).
Ella: Pero quiero que me prometas que nunca me vas a buscar después de esto, que solo una vez y te desapareces de mi vida, solo con esa condición podríamos llegar a eso!
Él: No quisiera pero prefiero quedarme con tu sabor que preguntarme como hubiera sido, tormento que he tenido desde que tuve que dejarte, te lo prometo (replicó).
Ella: Mañana tengo la tarde libre, nos podemos ver en tu casa, si  tu quieres, y pues hacemos lo que hace tiempo dejamos en el tintero.
Él: Ok, mañana en mi casa esta bien, te estaré esperando con muchas ganas de tenerte y hacerte sentir lo que he guardado para ti.
Él le dio la dirección de su casa y colgaron, ella estaba tan excitada que en ese mismo momento me agarro la verga y me pego la mejor mamada del siglo, cogimos toda la noche. Mientras me la cogía le repetía en el oído que era una puta y que me encantaba que fuera así, que me excitaba mucho y que sabía que iba a gozársela a morir.
Siguiente parte, la envío el día de mañana.
Luego de muchos encuentros mas en los cuales ibamos incluyendo mas personas conocidas

(Visited 1 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
Kara Marqueze
Kara Marqueze
Buenas! soy Kara de Relatos.Marqueze.net, vuestra anfitriona. Bajo mi nombre republicamos relatos que, estando incluidos desde hace tiempo en Relatos Marqueze.net, no sabemos su autor. Si eres autor de uno de estos relatos y/o sabes quien es el autor, escríbenos y le daremos el crédito que se merece! Un besito donde quieras...
http://relatos.marqueze.net/

One thought on “Intercambio

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR