No todas las parejas son como las “tradicionales”. Existen parejas con un estilo de vida diferente. El intercambio de pareja o swinging incluye un amplio rango de actividades sexuales realizadas entre parejas.

Te volví a soñar

Sin quererlo te volví a soñar, y es que el inconsciente evidencia nuestros deseos sin que haya ley para reprimirlos, las emociones desbordan, inundando la mente con las más hermosas escenas que en la realidad nunca pasarán.

Pero fue un sueño tan lindo que lo escribo para no olvidar los detalles al levantarme de la cama. En mi sueño estábamos en una fiesta, algo se celebraba pero lo más importante para mí es que tú estabas ahí. No éramos los de la vida real, éramos jóvenes, teníamos algo tú y yo porque buscaba a cada instante tu mirada y tú querías disimular la emoción con una sonrisa entre tímida y confiada y una mirada sostenida y penetrante, como la de los amantes enamorados que son incapaces de ocultar sus sentimientos.

Read more

Me gusta / No me gusta

LA SOBRINA DE MI ESPOSO III

Esa noche no pude conciliar el sueño, pero tampoco quería estar con mi esposo porque mis sentimientos eran contrariados o confusos, por un lado pensaba en la propuesta de mi esposo y que excitada le había dicho que sí pero debía el conseguir a la persona, por el otro lado sentía ansiedad de saber que Sofía le había mostrado fotos intimas mías a Andres y le contaba las cosas que hacíamos con mi esposo, me gustaba saber que Andres decía que mi cuerpo era hermoso y que sería delicioso estar con una mujer como yo, a sabiendas que a pesar de ser quince años menor y que por sus conversaciones observe que se acostaba o se comía a las nenas de su edad con mucha facilidad, como para que el desee acostarse con alguien que le lleva tanta diferencia; pero también me molestaba la forma en que se refería hacia a mí como si fuera una vulgar puta, o fácil sin tener presente que las cosas contadas por Sofía solo las hacía con mi propio esposo y no con diferentes individuos, di vueltas en la cama pensando en todo, al final me quede dormida.

Read more

Me gusta / No me gusta

POR ESPIAR A MAMA DISFRUTAMOS COMO PUTAS III

Salí y me subí a su carro estaba haciendo mucho frio cuando me mire en el carro no me favorecía el frio pues como no me puse brasier mis pezones se pronunciaban sobre la camiseta me puse roja y disimuladamente cerré un poco la chaqueta pero la cremallera no subía mientras hacia esto el se acerco a saludarme dándome un beso muy cerca la comisura de los labios eso me altero mas si se puede decir tenia mi pelo mojado mis pezones hinchados y mi cara roja como tomate no podía ser mas notoria mi situación para salir del apuro rápido le pregunte que necesitaba o que pasaba a ver si me podía entrar rápido antes de que don Alex se pudiera percatar de algo

Read more

Me gusta / No me gusta

Paty el compa y yo

Era una noche en casa, estábamos reunidos mi compadre Toño, su amigo chava, Paty mi mujer y yo, estábamos en el comedor, bebiendo y llevando una agradable velada, mi compadre y yo teníamos las mismas aficiones y gustos; en cada reunión solíamos reunirnos los matrimonios para convivir y pasar momentos agradables, juntos compartimos buenos momentos memorables todos, y como en toda amistad, después de muchos años de confianza, surgieron confesiones y charlas de carácter intimo en donde de alguna manera compartíamos nuestras respectivas fantasías, cada vez que nos reuníamos, las charlas eran cada vez mas alusivas al sexo y esas cosas, de tal suerte que con el paso del tiempo y con la combinación de las copas, nos desinhibiamos mas y mas

Read more

Me gusta / No me gusta

La perversión de Martha II

 Martha parecía un flan, temblaba y me miraba “¡¡¡Pero tu estas loco!!!…. como se te ocurre invitarlos aquí, no sabemos quienes son atino a increparme mientras temblaba y entre mis manos sentía su excitación, esto no esta bien… yo no los voy a dejar entrar” me decía en un tono algo de rabia por haberlos invitado, mi excitación era increíble y no iba a dejar que una oportunidad de esas se me fuera de las manos,

Debía pensar rápido antes de que Martha recobrara su confianza y arruinara el momento; “tienes razón… es una locura”

Read more

Me gusta / No me gusta