Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

La Arrecha de la piscina

22 de octubre de 2006

Hetero, orgías-todos contra una. Esta mujer es una verdadera maquina sexual que aloja vergas por todos los sitios y está dispuesta a todo con tal de ser follada.

Era un día soleado y me encontraba tomando el sol junto a la piscina del club, me encontraba acostada en una de las sillas para tomar sol llevaba puesto un pequeño bikini de color fuerte, unas gafas oscuras y me puse un sombrero para proteger mi cara del sol, me había aplicado crema bronceadora en todo mi cuerpo para broncearme, estaba escuchando música y observaba a través de mis lentes dos chicos que estaban sentados al pie de la piscina conversando, eran musculosos, altos y bien parecidos, como soy tan arrecha me imaginaba cómo serían sus trancas pues por encima del pantalón de baño se veía un bulto grande y me imaginaba mamándoselas, sólo de pensar esto mi vagina empezaba a humedecerse y yo apretaba mis piernas pues no aguantaba mi arrechera, para disimular y poder sobarme mi cuca decidí voltearme boca a bajo y disimular que me bronceaba, el pantalón de mi bikini era tan diminuto que apenas si se podía ver la pequeña tira que salía de entre mis grandes nalgas como es tan pequeño podía sentir cómo la tira me tallaba mi culo y esto me ponía aún más arrecha, estaba en esto cuando de pronto sentí que se acercaron a mí los dos chicos, y me dijeron, hola ¿podemos acompañarte o quieres que te ayudemos aplicar bronceador en tu espalda? Yo los miré y me sonreí y al mirar hacía la piscina pude ver que ya no había nadie más sólo los dos , me volteé boca arriba para poder hablar con los chicos, ellos se presentaron y después de hablar algunas cosas de cajón uno de ellos me dijo por qué no te volteas y nosotros te aplicamos bronceador en la espalda yo acepté sólo para provocarlos con mi culo pues ya no aguantaba más mi cuca de ganas de recibir uno de esos enormes y hermosos pedazos de carne, solté la tira de mi brasier para que pudieran echarme crema en toda mi espalda y el chico muy suavemente aplicaba la crema en mi espalda, mientras me decía oye tienes un bonito trasero quieres que también te aplique bronceador allí yo lo mire con una mirada insinuante la cual los dos chicos entendieron, entonces echó un poco de crema en mis nalgas y con movimientos insinuantes acariciaba mis redondas y grandes nalgas lo cual hizo que me encendiera aún más, entonces sin pensarlo más me volteé y quitándome el brasier dejando al descubierto mis enormes tetas la cuales ya se encontraban erectas y mis pezones parecían dos chupos de lo arrecha que estaba le dije a uno de los chicos que me las chupara él no se hizo esperar y metiéndosela a la boca para chuparla y con la lengua acariciaba mi pezón y con la otra mano jalaba mi otro pezón, el otro chico abrió el pantalón con una de sus manos y metió la cabeza entre mis piernas con su lengua acariciaba mi clítoris y humedeciéndola aún más el otro chico me puso su enorme verga en mi cara yo la tomé con mi mano y acariciándola un poco me la lleve a la boca y me la tragué de un solo bocado pues tengo el don de tener una boca bastante grande y una garganta profunda, mientras la chupaba la recorría con mi lengua y acariciaba sus gordas güevas de pronto sentí en mi vagina que me entraba una enorme tranca esto me fascinó pues el chico con su lengua la había lubricado ya el chico con movimientos fuertes metía y sacaba su polla de mi cuca, el chico al que le estaba chupando la verga me decía seguí chupando así perrita que está delicioso me vas a sacar la leche con esa mamadota que me estas dando, uy amigo si vieras cómo mama de rico esta puta, el chico que me estaba dando por la cuca dijo este coño está delicioso, de pronto sentí que cambiaron y el chico al que estaba mamando empezó a darme por la cuca pero tomó mis piernas y abriéndolas lo más que pudo y así clavaba su verga yo mientras sacaba la verga del otro chico para respirar un poco dejaba salir un gemido de placer, estábamos en esto cuando de pronto sentimos la presencia de otro hombre era una amigo de ellos y diciendo ah llegué a tiempo para compartir esta comida, ellos dijeron claro únete a nosotros que esta perra es una arrecha y sin pensarlo más sacó su tranca del pantalón al verla me quedé asombrada de ver cómo era de gruesa , co

mo mi lengua hice gesto de querer comérmela rápida, de pronto sentí en mi boca cómo me llenaba de leche el chico se vino en mi boca yo me tragué todo ese delicioso semen el otro muchacho sacó su verga y disparándola hacia mi vientre me lo inundó de semen , el chico que llegó de último me hizo parar con el pretexto de ver mis nalgas pero en realidad era para sobar su gorda tranca en mi culo, primero me abrió mis nalgas , metiendo su legua en el ano fue lubricándolo , fue algo maravilloso sentir su lengua en mi culo, yo le decía , ah qué rico qué lengua tan rica , cómo la sabes usar de bien y el entrecotado me decía y vos puta arrecha tienes un culo de gloria descomunal mira cómo está de arrecho , mira cómo se abre con sólo tocártelo no necesitas que te lo moje porque él solito se moja putica , yo estaba tan arrecha que hacía movimientos insinuantes y le decía que por favor me metiera rápido la verga que no aguantaba más las ganas de que me abriera el culo con esa verga tan hermosa después sobando la punta de la verga en el huequito de mi ano fue abriéndolo poco a poco hasta tenerla toda dentro sentía su gorda vega cómo tocaba mis intestinos y con movimientos fuertes la metía y la sacaba y de vez en cuando golpeaba mis nalgas mientras esto ocurría yo mamaba las vergas de los otros chicos, después uno de ellos dijo hagámosle por todas partes al tiempo y se tendió en el suelo yo traté de acostarme encima de él sin que se me saliera la verga del culo pues estaba disfrutando al máximo esta culiada y le decía no la deje salir por favor no quiero tenerla fuera tienes una verga deliciosa cuando ya estuve acomodada con la verga del otro chico dentro de mi cuca le dije al que me estaba culiando que se moviera más fuerte para sentir la verga en mi cuca que me excita mucho sentir que me tienen clavada por los dos huecos que más les gusta meter la verga a los hombres y así lo hizo, también le dije que no quería que llegara tan rápido que nunca me habían dado por el culo con una verga tan deliciosa y seguía mamando la verga del otro chico como me daban con tanta fuerza esto hacía que yo chupara rápido la verga del otro chico , esto duró un buen rato cuando el chico al que estaba chupando dijo al que me daba por el culo será que a esta perra le caben dos vergas en ese culo, el hombre dijo esta zorra tiene este culo tan abierto que le caben dos vergas y se las traga hasta la güevas él sacó un poco su verga de mi culo cuando de pronto sentí cómo entró la otra verga en mi culo, sentí un poco de dolor pero como estoy acostumbrada a esto abrí más mis nalgas con mis manos para que entraran las dos vergas y en efecto mi culo es tan profundo que entraron las dos vergas y sentía como las güevas de los dos hombres golpeaban mis nalgas, el otro muchacho que tenía debajo dándome por la cuca mientras me comía por los movimientos rápidos mis tetas le daban en la boca y él me las chupaba, me mordía mis pezones y con sus manos me las retorcía, yo le decía seguí chupándome las tetas que esto me pone más arrecha , de pronto sentí que mis intestinos se llenaban de leche al igual que mi cuca todos nos paramos y yo les dije voy a a la piscina a lavarme un poco, pero yo seguía insaciable y los invité a que me acompañaran a la piscina para seguir culiando en el agua y así lo hicimos los tres hombres se entraron conmigo a la piscina y parados uno me daba por la cuca y otro por el culo era una sensación riquísima sentir como los penes entraban por mis huecos arrrechos y con la ayuda del agua entraban más rico.

Al día siguiente me sentía más arrecha de solo recordar todo lo que había pasado en la piscina , decidí vestirme algo sexy para ver si podía repetir lo sucedido que coloqué un pantalón rojo bien apretado sin tangas para evitar que se me marcara en el pantalón, una blusa diminuta blanca que no permitía que me colocara brasier la verdad no lo necesitaba pues mis senos son grandes redondos y bien parados y se podían ver a través de la blusa , los zapatos eran blancos y bien altos lo que hacía que mi culo se viera aún más parada de lo que ya la tengo el cabello lo llevaba suelto y bien cepillado, decidí darme un paseo por los alrededores de la piscina cuando de pronto venían cuatro negros altos fornidos , con pinta de extranjeros, vestidos deportivamente cuando

vieron que yo venía todos hicieron un gesto de provocación yo me excité al verlos y al imaginarme que podía culiar con estos cuatro negros, cuando pasé al pie de ellos me dijeron uh qué culote tan rico cómo lo movés de bueno y esos teterotes cómo será chuparlos yo les contesté por qué no lo prueban para que vean cómo son de ricos, ellos se miraron y se sonrieron , entonces me dijeron pues qué estamos esperando y me invitaron a una habitación cuando llegamos a la pieza me dijeron:

¿ Estas lista para tu castigo?.- le preguntó el primer negro.

Sí.

¿Te excita saberte azotada?.

Sí.

¿Gozas mucho?.

Sí.

¿Cómo quieres que te azote?.

En la nalgas, con el látigo. Pero no me dejes marcas por favor.

Me lo pensaré , ¿Y después qué harás?.

Les mamaré la verga hasta que gocen en mi boca, podrán disponer de mi culo si así lo desean. Y darme lengua en él toda la que quieran

¿Y te lavaste bien para nosotros?.

Sí, escrupulosamente. Esta listo para que todos cuatro me lo chupen, es un culo muy arrecho

A ver, párate de espaldas al espejo y agáchate para verte bien ese asqueroso ojete. Avancé hasta pararme enfrente de todos ellos, di la vuelta y me agaché mostrando obscenamente mi fabuloso culo. Y para provocarlos aún más metía excitantemente un dedo dentro de él y después lo llevé a mi boca chupándolo como si fuera una de las vergas de ellos .

Bien, bien, veremos si esta limpio-dijo el negro, sacando una vela de gran tamaño, y después de darme con el fuete en las nalgas, me metió la vela en el culo unos 20 centímetros, mientras la movían como si fuera una de las vergas yo lanzaba un pequeño grito. De placer

Dime, ¿Quién es la más puta de las putas?.

Yo, soy la más puta, la que los hombres desean comerse

¿Te gustan las guarrerías?.

Sí, sí.

¿Te limpiaste bien ese culo?.

Sí, lo tengo listo para que todos ustedes me culen

A ver – dijo el negro sacando la vela del culo- Hmmm, esto esta muy limpio, mira puta, chúpala y enseguida me la meti a la boca y empecé a lamer y a chupar como si fuera una polla.

Te tendremos que castigar, –dijo el negro volteándola y dándole con el fuete en las nalgas. ¿Quieres más?.

Sí, sí más, más- sollozaba la chica.

Dime, qué más quieres.

Dame tu verga, lléname, dame tu leche, métemela en el culo, méame…ca…

En ese momento el otro negro se la ensartó en el culo, mientras el jefe de ellos se la metía en la boca.

¿Así te gusta putilla?.

Yo creo que esta puta extraña a Barrabas-dijo el negro dirigiéndose a su compañero.

¿En donde está ese pigmeo de mierda?, —ha de estar cagando como siempre -contestó el otro negro, siguiendo el juego.

En ese momento se abre una puerta del cuarto en donde se ve un retrete, y sale un pigmeo desnudo mostrando una verga completamente desproporcionada a su cuerpo, pues era del tamaño de la de sus compañeros pero más gorda.

Como siempre, te gusta que te lama el culo, él me contestó muéstrame lo que sabes hacer con tu lengua si es igual de arrecha que tu culo.

El pigmeo entonces agarra un fuete y empieza a darme de fuetazos en las nalgas.

¿Vas a limpiar el culo de Barrabás, puta?.

Sí , voy a lamérselo y dejarlo bien arrecho. Sí, sí, quiero limpiar tu culo, pero pégame más.

¿Con qué se lo vas a limpiar?. – Le pregunta el negro.

Con la lengua, sí, quiero lamerle el culo, los huevos, todo…

En ese momento el pigmeo aprovecha para subirse a la cama y ponerse en cuatro con el culo hacia la orilla, yo me arrodillé y separé las nalgas y empecé a lamerlo, mientras el otro negro me hace ponerme en cuatro también para lamer mi culo mientras me gritaban todo tipo de vulgaridades, puta me estás lamiendo el culo delicioso y yo como estaba tan arrecha me movía mientras lamían el mío también.

Los espejos del cuarto permiten ver de todos los ángulos como la verga descomunal del negro penetra mi angosto orificio con la lengua mientras se ve cómo gozosamente yo meto la lengua en el ojete del pi

gmeo y éste a su vez se masturba haciendo crecer todavía más el gigantesco cipote. Después de un tiempo de magreo, los tres tipos se ponen delante mío la verga apuntando a mi boca y despiden sendos chorros de esperma que recibe la joven con la boca sedienta, luego chupo cada verga hasta exprimirle las ultimas gotas.

Muy bien putita, eres realmente una zorra, te portaste bien y te voy a dar un regalo -dijo el negro que hacía de líder, abriendo la puerta y haciendo pasar al vago que había recogido de entre el público, quien ya se había desvestido y se veía aún más desaseado, — Ten esta fusta y dale duro a esta puta si es que esperas algo de ella -le dijo.

No, por favor, ya no mas mi amo, le suplique en el momento que recibí un fuetazo.

¿No quieres obedecer?.- pues venga, –Y diciendo me ató las muñecas una argolla que estaba en la pared y comenzó a darme con la verga en las ya rojas nalgas.-esto, hizo que me encendiera aún más de pronto sentí un dolor intenso en mi culo, cuando miré era un enorme bate de baseball que me lo estaban metiendo por el culo.

NOOO … YA … DIME QUÉ QUIERES QUE HAGA , les dije.

Vas a enseñar a nuestro huésped lo que es una puta sumisa.

Sí, mi amo, dile que me pegue hasta que se canse.

El vago no tardó en redoblar sus cuerazos, y se excitaba cada vez más.

¡Dile a nuestro invitado cómo lo vas a recompensar por los golpes que te atiza!- Le dijo el negro .

Le voy a mamar su verga, le lameré sus huevos y su culo. Me comeré su leche, me beberé sus meados, haré todas las porquerías que quiera. Todo.

Enseguida el negro me desató y poniéndome de rodillas comencé a hacer todo lo que había prometido.

Mientras esto sucedía , los otros negros se estaban pajiando cuando de pronto oí que me dijeron abre la boca perra que te vamos a dar una buena porción de leche y así acostada los dos negros apuntaron con sus vergas a mi boca y derramaron chorros de semen en mi boca Estaba tan caliente por el espectáculo que no tuve empacho en tragarme los chorros de semen.

Volviendo al espectáculo, yo mamaba la verga del vago con un verdadero gusto y recorría el falo en toda su longitud hasta los huevos que agarraba dulcemente, como si se tratara de mi amante, y lengüeteaba lentamente, se alzó y le susurró al oído, pero con los micrófonos ocultos todo el auditorio se enteró.

¿Quieres que te lama el culo?, te lo voy a dejar bien limpio y vas a gozar, anda voltéate y déjame saborearlo, o si quieres siéntate en mi boca. — Dicho esto se acostó boca arriba, mientras el vago de cuclillas encima de ella colocaba el culo directamente a la altura de su boca, y mientras ella glotonamente lengüeteaba el sucio orificio, él se masturbaba.

Vamos, vamos -exclamó el negro-No desperdicies tus energías amigo, o ¿Es que no quieres darle su premio a esta lindura?. Métele ese vergón en el culo hasta el fondo.

Diciendo esto el vago agarró a la chica por la cintura y sin mayor miramiento le metió de un golpe toda la verga en el culo. En el mismo momento el vago lanzó un aullido mientras descargaba en el interior de la chica-

¿Cómo, no le dejaste nada para saciar su sed?.-Dijo el negro. ¡Felipa, Felipa!, traedle su bebida a mi pequeña puta que bien merecido la tiene. Exclamó llamando a la vieja, quien entró en la habitación con la jarra que había circulado entre los espectadores. El negro vació parte del contenido en una copa, y se lo acercó a la boca de la chica. – Ella olió el contenido y volteó sonriendo y con cara de viciosa hacia el negro mientras le decía suavemente.

Mmmm, gracias, mi amo, por darme mi bebida favorita. Y empezó a beber con verdadero gusto el contenido de la copa hasta degustar la ultima gota.

Vaya, vaya que salió glotona esta puta, –A ver, amigos vamos a darle un baño caliente- y poniéndose los cuatro individuos a su alrededor la obligaron a arrodillarse mientras soltaban sendos chorros de orina en todo su cuerpo, mientras yo abría la boca y trataba de atrapar parte del liquido de cada uno con mi boca y les dije estos cabrones si que saben culiar si que saben cogerme por el culo . Fue en ese momento que con los chorros en su cara su antifaz se desprendió y cual fue mi sorpresa al corroborar mis sospechas, la puta guarra era MI NOVIA.

[Indice general] – [Sexo] – [lin

ux] – [humor] – [hard] – [miscelanea] – [Novedades] -

Para hacerme llegar tus comentarios, sugerencias o si deseas colaborar con esta página, por favor, envíame un E-mail a marqueze (arroba) marqueze.net Web: http://www.marqueze.net

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados