Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

LA DESVIRGUE A MI HERMANA

6 de septiembre de 2008

Hola a todos los que gustan de este tipo de relatos, además de que los que han tenido alguna experiencia sexual con algún miembro de su familia ya que es una experiencia y sensación exquisita.

Después de haber terminado mis estudios, regresé a mi hogar paterno y no había día que buscara la oportunidad de masturbarme con las prendas intimas de mis hermanas y más me excitaban aquellas que habían sido usadas unos momentos antes por ellas, las cuales aún guardaban el olor de sus conchitas o rajas y era más mi victoria cuando quedaban algunos vellos en ellas, siempre trataba de espiarlas cuando se bañaban, cambiaban, en fin me daba mis mañas para todos estos momentos, como había comentado en relatos anteriores mi familia por parte de las mujeres se caracterizaban por que la mayoría de ellas tenían unas tetas enormes y era algo que me excitaba mucho.

Pues bien mi hermana la mayor, no estaba alejada de esta característica así que mi atención y mis masturbaciones ella era la protagonista principal, cabe mencionar que ella es contadora y trabaja en un despacho contable muy importante en mi ciudad, pues bien había empezado a buscar la forma de tener un acercamiento más con ella y buscar la manera de avanzar un poco más o un mucho en mis intenciones.

Así que empecé a buscar la manera de intimar un poco más con ella con el pretexto que la veía absorta en su trabajo de oficina y que en muchas ocasiones traía a casa, así que un día que se encontraba en el comedor de la casa haciendo un balance de uno de sus clientes comencé a charlar un poco con ella al principio todo giraba en torno a su trabajo, hasta que yo animado toqué el tema de los hombres y le preguntaba que por qué ella siendo tan atractiva no la veía cortejada por algún amigo o compañero de su oficina, a lo que ella me contestó que sí había amigos que la pretendían pero que por su trabajo no podía mantener una relación constante y estable cosa que yo le dije que necesitaba darse más tiempo para ella que era una mujer hermosísima y que muchos hombres les gustaría salir con ella a lo que ella me contestó que sí había salido con algunos pero que la mayoría buscaba algo "más" de ella después de haber salido.

Yo le dije pues claro si yo fuera alguno de esos pues tal vez buscaría lo mismo, a lo que ella rió y me dijo pues sí pero resulta que tú eres mi hermanito… y ya sabes que yo soy de otra manera de pensar respecto al sexo. Así seguimos charlando durante la noche ella me preguntó sobre mí de qué tal mis conquistas y cómo me había portado ahora que estuve fuera en fin llegó la hora de que me dijo sabes ya es tarde tenemos que irnos a descansar, voy a tomar una ducha y a dormir mañana te veo.

Al saber que iba a duchar me fui rápido a mi habitación tratando de buscar la manera de espiarla mientras se duchaba, así que ya en mi cuarto me quité mi ropa y me puse unos slips y esperé que ella entrara al baño cuando escuché el ruido de la ducha me fui a su cuarto a buscar sus pantys para oler su aroma, a pesar que mi hermana era muy reservada, su ropa interior no lo era al entrar a su cuarto vi sus pantys y brasier en la cama cogí sus pantys y los olí y pude disfrutar el olor a hembra de mi hermana, inmediatamente mi verga se puso dura y comencé a tocarme por encima de mis slips, olvidaba decir que para estos mis padres ya estaban dormidos y mis otras dos hermanas dormían en un cuarto diferente.

El sentir el olor de las bragas de mi hermana me llevó a chuparlas de la parte donde daba a su coño para tratar de saborear un poco ese coño, estaba excitándome entonces decidí ir al baño donde ella estaba, toqué a la puerta y le dije que si podía entrar a cepillarme los dientes a lo que ella dijo ok, pero rápido porque ya voy a salir de la ducha, así que entré al baño con mi verga en todo su esplendor y simulé que cepillaba mis dientes tr

atando de tardarme para ver si ella salía de la ducha, al ver que me tardaba ella me dijo, rápido que ya quiero salir a lo que yo le respondí, sal no hay problema, soy tu hermano, qué de malo puede haber en eso.

Ella me dijo lo que pasa es que la toalla está afuera y no tengo con qué salir, entonces le dije no te preocupes, yo te la doy, y al mirar donde estaban las toallas miré que había dos y una de ellas era más pequeña que la otra y lógicamente le di la más pequeña y la otra la escondí en el mueble que hay debajo del lavamanos, al verla ella me dijo, no dame la otra, yo sólo le dije, mira nada más estaba esa, así que no tuvo más que secarse y envolverse con esa, al verla salir mis ojos se clavaron en sus pechos los cuales parecían que iba estallar por la presión que la toalla ejercía sobre ellos.

Así al salir ella y yo estando con mi verga bien parada me puse de frente a ella para que viera mi bulto que era muy notorio y que ella advirtió de inmediato, ya que percibí cómo su mirada se clavó en mi verga, cosa que me animó más para seguir mostrándole mi erección, ella reaccionó cambiando hacia el espejo tratando de disimular lo que había visto y comenzó a cepillar su pelo a lo que yo me ofrecí mientras le dije, déjame hacerlo a mí mientras tú te pones tus cremas de noche, ella dijo está bien, entonces me paro detrás de ella y comencé acariciar su pelo y cepillarlo a la vez le hablaba tras su oído y rozando por momentos mi verga en su trasero, cosa que ella sentía porque se ponía un poco nerviosa y trataba de retirarse, pero yo la tenía por su pelo así estuvimos por un rato hasta que dije ¡viva!

Noté que a través de la toalla sus pezones se marcaban, el hecho de imaginar que debajo de esa toalla no llevaba nada hacía que mi verga su pusiera más y más dura hasta que de pronto ella dijo, sabes, ya déjame, me voy a mi cuarto, al mirar su cara vi que tenía sus mejillas y oídos ruborizados, se había excitado en esos momentos… así que se fue a dormir, durante el trascurso de la semana yo traté de hablar más con ella y cada vez que podía me mostraba en short o slips para que ella viera mi paquete cosa que conseguía, pero ella miraba un momento y después distraía su mirada en otra cosa, yo por mi parte seguía aspirando y saboreando sus pantys…

Llegado el fin de semana mis padres dijeron que iríamos a visitar a mi abuela a lo que mi hermana la mayor dijo que no podía ir pues tenía algo de trabajo que hacer cosa que pensé ésta es mi oportunidad de avanzar un poco más con ella, así que les dije a mis padres que yo me quedaba con ella por si se le ofrecía algo cosa que ellos aceptaron, así que comencé a planear las cosas.

Al irse mis padres y ya por la tarde cuando mi hermana estaba ya en casa le dije oye qué tal si mientras tú haces tu trabajo yo voy a rentar una película para verla por la noche y traigo algo para cenar, ella contestó está bien, para ello salí y fui pero a rentar una película XXX de nombre TABOO I, que tal vez algunos ya hayan visto.

Ya cuando regresé mi hermana ya se había duchado y se encontraba con una camiseta larga que llegaba un poco más arriba de sus rodillas, por la cual se transparentaban su panty y brasier que eran color blanco y se apreciaba su fino encaje, me preguntó qué película había traído, le dije una de suspenso camino a casa había cambiado la caja de la misma por una de suspenso ella vio el editorial y dijo parece ser que va estar buena, yo dentro de mí dije más buena de lo que tú te imaginas.

Ella me dijo que si no quería algo de tomar que había algunas cervezas en la heladera cosa que asentí con la cabeza así que sacamos algunas y nos fuimos a ver la "película de suspenso", antes de ponerla comencé a platicar con ella un poco de su trabajo, tratando que se tomara una cerveza, así que lo conseguí, destapando otra para dársela a lo que ella me dijo, nada más esta, ya ves que no soy muy buena para tomar, y yo le dije, vamos aprovecha que no están nuestros papás y tampoco con uno de tus galanes para que se aproveche, estás con tu hermano, y los dos reímos, entonces puse la película y le dije, mientras inicia voy a ponerme un slips para estar igual de cómodo a ti, vuelvo enseguida.

Era mi intención hacerlo así para ver la reacción de ella al iniciar la película, así que me tardé un poco, cuando escuché que me llamaba y al llegar a la sala de tv me dijo, ¿sabes?, creo que te dieron la película equivocada yo dije, ¿por qué?, me dijo, pues al inicio salieron cortos de películas pornográficas…

Yo "asombrado" dije, no, entonces dejé que siguiera la cinta y comenzó con una escena donde la mamá y el papá tenían relaciones sexuales y ella dice, ¿sabes qué?, quítala, a lo que respondí, espera vamos a ver, al fin estamos solos tú y yo, ¿o tú no tienes curiosidad de verla? a lo que responde, que sí, pero que le daba un poco de vergüenza estar conmigo viéndola ya que éramos hermanos, le contesté, mejor, así si tenemos alguna duda respecto al sexo pues nos la podemos aclarar tú y yo, ¿no crees? ella, tienes razón y dame una cerveza más, sonreí pícaramente y dije pero no te me vayas a emborrachar, ella sonrió y dijo, ¿qué tiene?, estamos en casa y además con mi hermanito, y soltó una carcajada, las cosas iban resultando.

Destapé la cerveza y se la di y comenzamos a ver la película la cual centraba la historia entre las relaciones de una madre y su hijo, claro que salía haciendo sexo con otras personas, pero la trama central era referente al incesto entre madre e hijo, la cinta seguía y la cervezas que tomaba mi hermana también yo veía como sus pezones se hinchaban dentro de su brassier y bajo su camiseta, ella miraba con atención la cinta pero yo cada que le daba una cerveza me paraba frente a ella para que viera mi verga, y al sentarme ella seguía con su mirada mi paquete y después seguía viendo la tv.

Al ver que ya no había cervezas dije, en mi cuarto tengo una botella de vino blanco, déjame ir por ella para seguir tomando, ella no contestó, seguía viendo la cinta, al regresar lo hice en silencio y me paré tras la puerta y pude ver como ella volteaba a ver si no regresaba y al no verme vi como con una mano se la llevaba a su entrepierna y con la otra apretaba uno de sus pezones, al fin estaba donde yo quería y como la quería ¡excitada!

Dejé que se tocara un poco e hice ruido para anunciar mi llegada, ella tomó su postura de cuando me fui, le di una copa de vino, ella sin decir nada la tomó y bebió rápidamente extendiendo su brazo para que le sirviera un poco más, al ver su mano extendida me acerqué y como mirando yo también la tv traté de que su mano tocara mi bulto como en forma accidental cosa que logré, y al sentir ella cómo palpitaba mira a ver qué era aquello que había rozado su mano, yo seguía mirando la tv pero sin perder detalle de la actitud de ella, así que repegué más mi verga en su mano y sentí cómo ella también trataba disimuladamente de rozarlo un poco más según ella también pendiente de la tv, para no prologar más el momento y ella fuera sospechar algo me senté y llené su copa la cual ella bebió rápidamente también.

En ese momento y siendo más atrevido yo le dije, esa película me ha puesto muy caliente, ella volteó y miró mi paquete y después mi cara diciendo, ay hermanito no nada más a ti, yo le dije pues a ti no se te nota, porque lo que es a mí, mira, levantando las caderas le mostré el pedazo de carne que estaba bajo los slips, al mismo tiempo que le dije, a mí esto se me nota pero a ti yo no veo, olvidándonos de la cinta ella me dice, ay hermanito, no sé como quisieras que se me notara pero siento toda mi cara caliente y húmedas mis pantys, al decir esto me excité aún más y le dije, ¿te gustaría ver mi verga? ella me suelta, ¿que dices?, estás loco, ¿cómo crees si somos hermanos? a lo que le respondí, razón de más, hay confianza y nadie lo va a saber, tú podrás ver una sin comprometerte como con uno de tus amigos.

Yo sabía que sólo era cuestión de insistir un poco más, así que me senté junto a ella y tomé su mano llevándola directamente a mi verga, ella al principio dudó un poco pero al mirar de nuevo la tv asintió tocándola por encima de mis slips, yo suspiré y me recosté más en el sillón, ella miraba como mi bulto palpitaba y mis slips se empezaban a mojar ¿te gusta? me dijo, le contesté siiii..

.mmmmmmm, sigue pero mete tu mano dentro, ella no quiso, pero bajé mis slips y brotó mi verga fuera, ella abrió aún más los ojos y comenzó a tocarla desde su punta hasta la base, le pedí que lo hiciera con sus dos manos ella expresó abriendo los ojos, ¡que dura está!…sólo contesté…para tiiiiii…mmmm.

Entonces comencé a acariciar sus tetas por encima de su camiseta, ella cerró sus ojos y pensé, estás donde te quería y en un movimiento rápido saqué su camiseta y pude ver su cuerpo y esas grandes tetas bajo el sujetador, las acaricié y me incorporé, empecé a besar su cuello y ella inclinó su cabeza hacia atrás, así que bajé por su cuello y llegué a sus pechos, esos enormes pechos en los cuales pensé muchas veces al masturbarme…

Con mis manos desabroché su sostén y los tomé entre mis manos para besarlos y chupar sus pezones ella gemía y decía, mmmm siiii, que rico, mmmm, ahhhh…mi hermanito sigue…mmmmm la recosté en el sillón y besé su boca, nuestras lenguas se buscaron como dos peleadores en ardua lucha, bajé por su cuello hasta llegar a sus pechos, los junté para acariciar al mismo tiempo con mi boca sus pezones que estaban duros, los besaba, chupaba y mordía arrancando suspiros de placer en mi hermana…

Ahhhhh…sigue, seguí bajando por su vientre y llegué hasta su sexo…mmmmm…ese olor que había disfrutado antes ahora lo tenía junto a mi boca, por entre los encajes de su pantys salían algunos pelitos, cosa que me excitó al ver que esos pantys blancos eran oscurecidos por una mata de pelo negro, que si bien estaba un poco recortada era bastante abundante, bajé mi boca por encima de sus pantys y comencé a acariciar con mi lengua su raja que ya estaba toda mojada y sus jugos salían a través de ellos, con una de mis manos acariciaba sus pechos y con la otra comencé a hacer a un lado el elástico de su pierna y empecé a introducir uno de mis dedos.

Que ricos los jugos que salían, mejor que aquellos que había aspirado en su panty, ella gemía y se retorcía en el sillón, la puse de espaldas y admiré su culo, unas nalgas redondas y en medio de ella se perdía su panty, al ver el espectáculo de su culo mi verga se puso más dura, ella me pide, ahora déjame a mí tocarte, y comenzó a mamarme la verga como si ya lo hubiera hecho antes, cosa que en ese momento no iba a preguntar, pero sí era una de la mejores mamadas que me habían dado hasta ese momento, recorría con su lengua todo lo largo de mi verga hasta llegar a mis bolas, para meter una y luego la otra en su boca, para después subir por lo largo de mi verga y meter o tratar de tragarse toda.

Sigue así hermana qué rico lo haces, así mámale toda, así chúpala succiónala, muérdela un poco con tus dientes, ahhhh, qué rico lo haces, ella lo metía con desesperación en su boca y a veces con calma, eso me daba un placer enorme sentir como sus dientes y lengua lo recorrían todo, así, así, mámala… mámala toda… ella lo hacía lo mejor, como una auténtica puta… ahhhhh… sí mi hermanita trágala, mámala…chúpala… succiónala…ahhhhhhhh…

Después de esa mamada lo que quería era meterla en su conchita así que la puse recostada en el sillón y pasé mi verga primero de arriba debajo de su raja, ella decía no, Nooo, espera, eso me excitó aún más y puse la punta de mi verga en la entrada de su cueva y comencé a meterla poco a poco, ella enterró sus uñas en mi espalda y me costaba trabajo meterla así que di un empujón fuerte y entré, ahhhhhhhh, estaba calentísima por dentro, sentía que me quemaba la verga, miré su cara y vi que por su mejilla rodaban lágrimas entonces pensé que le había hecho daño.

Al mirar su raja y mi verga entrando y saliendo vi como salía esta embarrada de sus jugos con un poco de sangre, pero ella seguía moviéndose, la había desvirgado y lo estaba gozando la gran puta diciéndome, siiii, dame todo tu pedazo adentrooo, cógeme…ahhhhhhhh…qué rico me lo haces, yo seguía bombeando su concha y a la vez besaba y mordía sus tetas, era riquísimo ver ese par de tetas cómo se movían al compas de mis embestidas, ella seguía diciendo, sí, siii

i, métela hasta el tope, acaricia mi pecho, mámame las tetas, aprieta mi trasero…esa palabra me recordó su otro agujero, entonces la puse en centro en el sillón y la cogía un rato más por su concha, me inclinaba en su espalda para besar y morder su cuello así como para acariciar sus pechos que colgaban y se mecían entre mis manos…

Me salí de su concha y comencé a acariciar su clítoris con mi boca pase mi lengua desde su raja hasta su culo y de su culo hasta su raja, al llegar a su ojito del culo pasaba mi lengua por el, el sabor de sus jugos, con la mezcla de sangre y el sabor de su culo era excitante, era un olor que hacía que la deseara más y mi verga penetrara ese ojito así que comencé a mamárselo y meter mi lengua en el, ella decía…siiiiii, siiiii, quieres meterlo por ahí, hazlo, pero dame todo el placer que quieras, hazme tuya, cógeme, cógeme, quiero sentir tu verga ahí, hazlo, apunté mi cabeza en su ojito y comencé a meterlo lentamente, así… despacio… métemelo…ahhhhhhh qué rico sentirte…ahhhh,

Su culito estaba demasiado estrecho así que conforme lo metía sentía como sus dos grandes nalgas lo apretaban como no queriéndolo soltar y a la vez recibirlo todo adentro, así que comencé el mete y saca poco a poco, hasta que mis bolas tocaron en su raja, era riquísimo estar aprisionado por ese par de nalgas y ese culito estrecho… mis movimientos se hacían más rápidos, con una de mis manos acaricié su clítoris mientras la cogía por el culo eso la hizo tener un orgasmo espectacular, al hacerlo sentí cómo sus piernas se contraían y su culo apretaba aún más mi verga, así que me gustó eso y busqué que tuviera un segundo orgasmo y vaya que la sensación fue mejor.

Su concha chorreaba en cantidades y su culo apretaba más mi verga, ya cuando sentí que me iba a venir salí de su culo y pude ver como quedaba su ojete dilatado para poco a poco volver a su tamaño normal, la volteé y con mi boca comencé a darle otra mamada hasta que se corrió por tercera vez en mi boca sus ricos jugos, saborearlos, el olor que emanaba de su concha y culo era fantástico… así que le dije, quiero correrme en tu boca a lo que ella me respondió, sí dame tu leche, quiero saborear tu leche, la leche de esta verga que me ha dado todo, y comenzó a mamármela con fuerza, primero mis huevos la punta todo…ahhhhhhh…sí…siiiiiii mámamela así— qué rico me la mamas…así…así que corro… me corro…ahhhhhhhh y mi verga empezó a expulsar toda la leche…

Ella seguía mamando y parte de mi leche salía a la vez que ella se lo metía y sacaba, era excitante ver cómo salía mi leche de su boca combinada con su saliva y cómo trataba de tragar la que podía, ver su boca y cara llena de leche era fabuloso… continuó así hasta que mi verga fue perdiendo dureza, ella seguía succionándola tratando de dejarla seca y aprovechar hasta la última gota…ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh…

Quedamos extenuados los dos abrazados y besándonos… después fuimos a la ducha y ahí lo hicimos de nuevo…

Está de sobra mencionar que lo hicimos durante toda la noche y parte de la mañana del domingo, antes de que llegaran nuestros padres. Hablamos de eso después de esos días y ella me dijo que le gustó que yo la haya desvirgado. Trataríamos de buscar una nueva oportunidad…

De mis otras dos hermanas ya les contaré… más delante… ya que con ellas también fue fantástico… ahora estoy pensando en mi madre… pero si tengo algún avance ya se los contaré.

Autor: Eagle

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
LA DESVIRGUE A MI HERMANA, 8.8 out of 10 based on 19 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados