Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

LA MUJER DE MI AMIGO

20 de junio de 2007

Tenía a mi merced a la mujer de mi amigo. Con mi verga bien tiesa, tocaba también sus piernas y glúteos. La estaba mojando ya que mi polla babeaba de placer

La historia que les voy a contar es totalmente verídica y por miedo no supe aprovecharla suficientemente.

Cómo en todas las pandillas, aún tratándote con todos, con la edad vas cerrando y estrechando el círculo de amistades. De esta forma, mi mujer y yo acabamos teniendo mucha más relación con otra pareja de nuestra pandilla. Pasábamos muchas noches en su casa o en la nuestra con o sin más gente.

Yo poco a poco fuí fijándome más en la mujer de mi amigo. No era guapa, pero la verdad que con la edad y al mantenerse delgadita, iba mejorando.

Cuando ocurrió lo que voy a relatar ella tenía unos treinta años. Su cara se me había ido suavizando con el trato y su cuerpo era espectacular. Siendo delgada tenía unos pechos grandes y firmes y sobre todo un culo perfecto.

Ella se vestía con ropa bastante ceñida y dejaba destacar su canalillo y su culo. Yo había observado que cuando bebía perdía totalmente los papeles, hasta el punto de que si su marido lo notaba se la llevaba rápidamente. Además con la confianza, me había dicho en alguna ocasión que con unos tragos le entraban unas terribles ganas de follar, diciéndome que sería capaz en ese momento de tirarse un cuartel entero.

Bueno pero sin más preámbulos me voy a centrar en lo que con ella me fue ocurriendo.

Un día, hicimos una fiesta en mi casa con esta pareja y más amigos. Yo noté como ella cada vez perdía más el control por la bebida. Acostó a sus hijos en mi casa, al igual que mi mujer y yo habíamos acostado a los nuestros. De esta forma, cuando la fiesta terminó, decidimos entre todos que ella se quedará a dormir en nuestra casa también, ya que su marido trabajaba temprano al día siguiente y no era cuestión de dejarnos a todos los críos para el día siguiente después de una noche de jolgorio.

Cuando todos se habían ido, escuché como mi mujer le indicaba que le correspondía dormir en nuestra habitación, ya que allí se encontraba en una supletoria su hijo menor. Yo me hice el tonto y como todos habíamos bebido bastante pareció muy normal que yo no me enterará de nada.

Mi mujer y la mujer de mi amigo tenían que ayudarse la una a la otra para no caerse debido a todo lo que habían tomado. Escuché también que mi mujer decía que ella y yo dormiríamos en otro dormitorio. Así pues, mi mujer vino a decirme que fuera con ella a la cama y yo le respondí que no me encontraba muy bien y que si me acostaba me iba a dar vueltas la cama. Le pedí que me dejara ver un poco la tele y que después iría a la cama.

Me dijo que ella no aguantaba más y que se acostaba. Yo esperé algo así como media hora. Mis intenciones eran claras. Con el despiste de la fiesta no podía quedar demasiado mal que acabara entrando a acostarme en mi habitación. Era el momento de aprovechar y ver que podía hacer con la mujer de mi amigo.

Una media hora más tarde pensé que ya todos dormirían. Me encaminé hacia nuestro cuarto de matrimonio. Entré sigilosamente y a oscuras. Cerré la puerta tras de mí. A oscuras escuché la respiración del hijo de mis amigos y la de mi víctima. Me sentía excitado pero muy nervioso. Conseguí calmarme pensando que tenía muchas salidas si mi mujer o mi amiga me cogían allí dentro.

A oscuras tanteé mi cama y pude notar como la mujer de mi amigo dormía tumbada boca abajo. Comencé a tocarla por encima de la sábana y comprobé que estaba totalmente dormida. Me encaminé sigilosamente al cuarto de baño de nuestra habitación. Encendí la luz del baño y entorné la puerta de manera que podía ver con claridad como dormían mi amiga y su hijo.

A continuación, me acerqué a la cama y levanté la sábana por encima de la cintura de llamémos

la "Gloria"

Me separé y vi con claridad como Gloria se había quitado los pantalones vaqueros que llevaba para dormir más cómoda. Llevaba un tanga blanco que remarcaba su soberbio culo. el hilillo partía en dos sus glúteos espectaculares. Duros. En la parte de arriba llevaba un top ajustado y corto blanco. La pena es que noté que no se había quitado el sujetador.

Yo no podía dejar de observar su culo. Saqué mi polla totalmente tiesa y comencé a tocarla. Me acerqué a Gloria y comencé a sobarle el culo con mi mano. A estas alturas y con mi calentón la verdad es que ya me daba igual si me pillaban.

Aquello era increíble. Tenía a mi merced a la mujer de mi amigo. Debía hacer algo más. Decidí entonces apagar la luz del baño y meterme en la cama. Al fin y al cabo era mi cama y un despiste cuando uno va tan borracho me pareció de lo más normal.

Volví a taparla y a oscuras me introduje con ella en la cama. Ella al sentirme se tumbó de costado y de espaldas a mí. Yo continué tocándole el culo.

Con mi verga bien tiesa, tocaba también sus piernas y glúteos. La estaba mojando ya que mi polla babeaba de placer. Gloria se sintió incómoda y con sus manos me retiró sin cambiar de posición. Entonces yo pasé un brazo por debajo de ella y otro por encima y desde detrás agarré sus tetas por encima de la ropa. Ella se quejó y se movió insistentemente. Me dijo: déjame dormir, vale ya.

Al oírla me volvió el miedo a ser descubierto. Fui tonto pero eso lo descubrí más adelante y pienso contároslo. Con el ánimo de no despertar a nadie de la casa decidí conformarme con salirme de la cama, volver a encender la luz y hacerme una soberbia paja en su honor. Cuando noté que iba a correrme acerqué la sábana a su culo y me corrí salvajemente en ella. Casi me había corrido en su culo.

No me atreví a más. Salí del cuarto y me fui. Mi mente no hacía más que pensar que encerronas le iba a hacer a partir de ese momento para poderla disfrutar y hay mucho que contar pero eso será en otro relato si queréis que siga.

Autor: Cutecute

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
LA MUJER DE MI AMIGO, 1.0 out of 10 based on 1 rating
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados