Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

LA NIÑA BONITA III

17 de marzo de 2006

estaban, lo había presentido, desde que los vi llegar a la puerta de mi pensión, esa criatura preciosa, al andar su cabellera rubia le tapaba el rostro, pero sus ojos azules resaltaban incluso atravesó de su cabello, sus pechos bailaban dentro de su top, sus pezones de punta amenazaban con atravesar la tela que los cubría, la sensualidad natural de su cuerpo al andar me atraía de manera loca. Observé como ese viejo verde tenia una de sus manos en el interior de su minifalda al caminar, “le reclamé los dos días que me debe”. Al pasar por mi lado, lo vi cuando subían las escaleras, vi su culo desnudo, su coñito chorreante de jugos y el brillo de sus fluidos en el interior de sus muslos, mi coño viejo sufrió una sacudida, mi corazón se puso a latir desbocadamente, hoy al fin cumpliría una de mis fantasías. Con una de esas crías que pasan todos los días por delante de mi pensión para coger el autobús que las lleva a la facultad, con sus pantalones apretados y sus ombligos al descubierto, noches y noches de masturbaciones pensando en ellas, al fin tenia una a mi alcance. Subí sigilosamente las escaleras hasta la puerta de mi inquilino y con mi llave maestra abrí su puerta… El espectáculo era increíble la jovencita le estaba chupando el culo a ese viejo verde, metiendo su lengua en lo mas hondo de su ano, vi como sacaba su lengua y con la punta la introducía dentro de ese repugnante ser. Miré su coñito a mi alcance con solo estirar una de mis manos lo podría llegar a tocar, observé como ella se introducía varios de sus dedos dentro de su coño, con dulzura, girando en torno a su clítoris a un ritmo acompasado, hasta que su mano se volvió loca y varios de sus dedos si introducían con rapidez en su vagina y olía su orgasmo, no puede aguantar y mi viejo coño se encharcó. Me acerque a ellos descaradamente…

No la vi llegar, los tres orgasmos que había tenido me dejaron medio ciega, agarró un sillón y se sentó frente a nosotros, sin ninguna vergüenza se terminó de abrir su bata roída y levantó su vestido floreado, apareciendo de pronto un coño enorme, nunca lo habría imaginado, brillante por sus jugos, peludo como nunca había visto. Esa vieja nunca se lo había depilado, sus pelos eran enormes y abarcaban hasta sus ingles, parecía un bosque…

–Hola, casera te gusta esta visión. Al fin dejara de darme la tabarra esta vieja lesbiana, “Vamos putita esto no acabado, sigue chupando, así con suavidad, utiliza los dientes y la punta de la lengua como te he enseñado, chupame la polla en toda su extensión y no olvides mi culo…”

Él quería más, pero como, su polla esta flácida, se había corrido en mi interior y su semen salía por mi vagina, pero yo sabia lo que había que hacer, me introduje su polla flácida en mi boca, y comencé la lamer, chupar, succionar su capullo, bajaba con mi lengua por todo su tronco hasta llegar a sus huevos, jugaba con ellos mientras con mis manos subía y bajaba su piel dejando al descubierto su glande, subía y con a punta de mi lengua acariciaba su punta, volvía a bajar por ella hasta llegar a su culo, ya no hacia falta que él me indicara, ya metía la punta de mi lengua en su interior sin ninguna presión en mi cabellera rubia.

Que bien lo hacia mi puta, la había enseñado muy bien y tan solo en un breve espacio de tiempo, mi polla estaba otra vez en su máximo apogeo. La cojí por la cabeza y la puse a cuatro patas encima de la moqueta sucia de mi habitación, mirando de frente a esa vieja casera, la cual estaba abiertas de piernas de par en par, comenzaba a pasar sus gordos dedos por ese coño peludo que tenia. Con una de mis manos empecé a pajear a mi putita, mientas con la otra le abría su agujero trasero metiendo un dedo primero y después dos, escupía sobre él para facilitar la entrada de mi polla…

Ahí están frente a mí, a cuatro patas y escasos centímetros de mi coño, no puedo aguantar más y comienzo a acariciar mi clítoris, veo sus pechos colgar, la aureola de sus pezones esta contraída y estos están de punta, su melena rubia cayendo por su cabeza y

sus preciosos ojos azules mirando mi coño con un brillo especial. Observo como ese viejo obsceno escupe sobre su ano mientras le introduce hasta tres dedos por su culto estrecho, ella suspira de placer, agacha la cabeza hasta el suelo y la vuelve a levantar, cerrando los ojos de placer.

No puedo más, que me esta haciendo en mi culito, ese, que con mis vaqueros ajustados todos los chicos se vuelven a mirar, no intentara lo que estoy pensando, porque que por ahí soy virgen y esa polla podría destrozarme, noto como escupe sobre mi culo, como mete varios de sus dedos en mi interior, pero no puedo parar, su otra mano a cogido mi clítoris y lo esta retorciendo el dolor, el placer me inunda, miro a mi alrededor y veo esa vieja repugnante masturbándose enfrente a mi, cierro los ojos no quiero verla. Según él me mete los dedos me empuja hacia adelante con brusquedad, cierro los ojos con fuerza, la visión de esa vieja me repugna.

Ya está, la tengo bastante dilatada, pongo la punta de mi capullo sobre su culo y empujo, con rapidez, sin compasión, noto las carnes de su ano abrirse de golpe, el calor que despiden sus carnes al paso de mi miembro por su recto me excitan más si cabe todavía, recuerdo la misma sensación cuando enculaba a su madre, mi ex novia de juventud y eso me excita más. Observo a esa casera con mirada lasciva, como no aparta su mirada de los ojos de mi bombón. – Ehy!! ¿Quieres cobrar todo el mes de alquiler de la habitación hoy mismo? La cabeza de esa vieja bribona asiente y comienzo a empujar a mi putita contra su coño abierto, ella intenta no moverse pero mis embistes son mayores y la arrastro enculada por la habitación, la casera abre más las piernas, pone sus gruesos muslos por encima de los brazos del sillón., su coño abierto al máximo y su culo brillante por sus propios jugos.

No me lo puedo creer él, ese viejo asqueroso y repugnante me a metido su polla de golpe en mi culo el dolor es insoportable, siento como mis entrañas se dilatan y me abandona la conciencia, mi cuerpo es una madeja, no puedo reaccionar, mi cerebro no funciona pero mi coñito estalla, parezco una fuente, con tan solo una embestida me he corrido como nunca, noto el resoplar de sus pulmones en mi espalda, me empuja sobre la moqueta hacia adelante. ¡¡¡No!!! ¡¡¡Eso no!!! Me acerco hacia el coño peludo de esa vieja gorda, estoy pegado a ella noto su olor almizclado, veo los labios vaginales abiertos y observo el oscuro color negro de su ano. Cierro los ojos y mi boca golpea en su coño rítmicamente según las embestidas de mi amante. Ella coge mi cabeza con sus gordas manos y la hunde mi boca dentro de su coño, con sus gordos pulgares abre mis párpados me mira fijamente y comienza a subir y bajar mi cara por todo su coño hasta su agujero negro, yo se lo que hacer, no lo puedo remediar y sacando mi lengua empiezo a comer mi primer coño, su clítoris es más gordo que uno de mis dedos parece la polla de mi novio de grande y su vagina es enorme casi entra mi boca entera por ella, pero yo lo hago con suavidad con dulzura como nos gusta a nosotras sin prisas ,despacio pero sin perder el ritmo, bajo desde su clítoris hasta la entrada del culo, lo ensalivo y meto primero uno y después dos dedos por su culo y otros dos por su vagina mientras con mis labios y lengua chupo su clítoris, Explosión, mi cara se inunda de liquido, por un instante me ciega, abro la boca y comienzo a tragar toda su corrida con glotonería, al momento sufro un calambre, me estoy corriendo otra vez y noto un liquido caliente en mi interior, llenándome el culo de un liquido espeso. Cojo mi ropa y salgo corriendo por la pensión desnuda, bañada en sudor pasando por delante de otros dos viejos, su semen resbala por mis piernas, mis pechos se bambolean al correr, oigo su voz y las risas de la casera de fondo diciéndome “Volverás a por más lo se eres una viciosa”. Me pongo el top la minifalda y llego a mi casa, me encierro en el servicio y comienzo a masturbarme furiosamente… Estoy enloquecida.

Autor: León

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados