1 respuesta

  1. Pablo
    09/01/2017

    Hola Gus, me llamo Pablo y acabo de leer tu relato, quiero confesarte que me he sentido identificado y ahora entiendo lo que me pasa. Mira siempre me he comportado como un heterosexual, antes de casarme tuve algunas experiencias con chicas, pero siempre me había masturbado viendo revistas porno o fantaseando con las chicas con las que me juntaba. Cuando me casé tuve buen sexo con mi esposa, pero continué masturbandome, llegando a venirme con mi esposa mientras me pajeaba frotando la punta de mi verga en su coño, a ella le gustaba eso porque también lograba venirse de esa manera, en ocasiones ella misma me pajeaba mientras se frotaba mi verga sobre su clitoris. Con ella aprendí a mamar y a que me mamaran. Después de 25 años de casado nos separamos y yo continué mi vida sexual con otras mujeres, pero con el tiempo me di cuenta que me gustaba ver las vergas en fotos y videos, siento una atracción especial por éstas, no me atraen los hombres pero si las vergas y siempre he tenido la tentación de tener a un transexual y recibir su verba en mi culo. No me he atrevido, pero ahora al leerte he entendido que eso mismo me gustaría experimentar.

     

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio