macho de mujeres macho de hombre

macho de mujeres macho de hombres
Hola, mi nombre es Hugo de 25 años, primero me describo físicamente; mi altura es de 1.80m, de ojos verdes que por cierto me han servido de mucho, y de una complexión delgada.
Como todo adolecente mis hormonas trabajaban a mil y tuve algunas aventuras con chicas, desde besos intensos, hasta caricias atrevidas.

Lo que les voy a contar empezó cuando tenia 20 años, y la novia de aquel entonces tenia unos 18 años recién cumplidos llevamos saliendo unos tres meses, ella era muy hermosa como de mi misma estatura pero con un cuerpo de fabula, unas caderas que resaltaban su redondito y paradito culo, de una piel canela, mas eso si era súper recatada, pero como nada es para siempre, en una tarde mientras nos besábamos en un parque a plena luz del día, nos pusimos tan calientes que no dijo nada cuando puse mi mano en su culo, y despacio fui acariciándolo y ella le gusto más y más, y a dos manos tenia esa nalgas duritas, y al vez suaves como algodones, ya en la tarde paramos y le fui a dejar a su casa, yo quede caliente, a mil un masturbándome no paso la calentura; al día siguiente otra cantidad de besos me lleno de lascivia y metí mi mano en su escote y toque uno de sus pechos, y ella solo cerro sus ojos y siguió gimiendo, no lo podía creer, pero ella mismo tomo mi mano y la llevo por debajo de su vestido hasta su conchita, (ya bastante tiempo que no tocaba una conchita, y estaba tan húmeda que mojaba su ropa interior), me abrazo con fuerza cuando toque su clítoris, mi pene se puso duro como piedra, cuando dijo: – te necesito dentro de mi ¡ahora!.

Salimos casi corriendo a un hotel, ya en la habitación de pie, bese su cuello mientras la apretaba contra mi, y sentía como sus pechos se aplastaban en mi cuerpo, le empecé quitar su blusa, y su sujetador, fue máguico ver ese par de pechos pequeños pero redonditos y apetecibles, no pude sino tomarlos y empezar a pasar mi lengua por sus pezones eran deliciosos, le encantaba cuando pasaba mi lengua entre ellos, entre tanto termine de bajar su vestido y enseguida le quite su panti, estaba totalmente desnuda y era toda mía.

corrió hacia la cama, mientras con voz sexi decía: -ven hazme tuya, toda tuya, se inclino y abrió sus piernas.

Yo me termine de desnudar y recorrí su tobillo y fui avanzando hasta llegar en medio de su piernas, olía exquisito a hembra en celo, necesitando a su macho, con mi lengua reccorri todo su rajita dándole un sexo oral tal que ella tuvo su primer orgasmo y sus líquidos fluían por mi cara, a eso grito: -vamos Hugo hazlo te necesito dentro, es en serio, soy tu felina, tu mujer, tu perra; eso me encanto sentí como mi verga crecía más y más, así abrí un poco más sus piernas puse mi cabezona verga en su conchita, no había entrado ni la mitad de mi glande cuando ya sentí la obstrucción, mire su cara de dolor, mas no me detuve y la traspase. Ella grito, y eso me calento más, estuve un momento hasta que su cuerpo se acostumbre a esta vergota (modestia aparte), empecé el mete y saca, mientras ella mordía la sabana y se agarraba a la cama, y formaba una curva perfecta cada nueva penetración, levantando su pecho y lanzando su cabeza para atras.

-te gusta?, – si me encanta, no pares, dame más adentro, rómpeme por favor, estoy en celo. Me tumbe sobre ella y otra vez mame sus senos, mastique sus pezones, estaban más duritos no aguante más y explote dentro de ella.

me tire aun lado de la cama jadeando y tomado aire. Los dos queríamos más, así que con un gento le indique mi verga y ella fue deslizándose hasta ella, y poco apoco me la fue parando otra vez, primero masturbándome, luego dándolo besos, y finalmente se la empezó a meter en la boca, yo tome su cabeza y con fuerza la hundí para que se trague todo mi verga, que boca mi verga entro entera en su garganta, me estaba follando la boca de mi novia, aunque torpe me dio tanto placer que casi estallo de nuevo, pero pude contenerme, la puse en la posición de perra pues era en lo que se estaba convirtiendo y esta vez sin previo aviso le di en esa rajita que aun emitía esa mezcla se sus jugos y mi semen, finalmente ella agarro confianza y cambiando de posición me cabalgo, y yo veía como sus pechos subían y bajaban mientras lo hacia, terminamos juntos en un estallido de orgasmos… y ya ninguno de los dos era virgen.

Una hora después reaccionamos de lo habíamos hecho, y yo esperando no haberla embarazo.

No paso nada afortunadamente, seguimos tirando y mis amigos se dieron cuenta y festejaban la hazaña menos uno, Eric mi mejor amigo unos 5 años mayor que yo. Ya todos sospechábamos que no era hetero, y un día finalmente confeso, que era gay, y se armo un escándalo en su familia, y llego a la noche a mi casa pidiendo que lo dejara pasarla allí, conversamos, tomamos unas copas y una situación llevo a la otra, sin dar cuenta su mano estaba entre mi entrepierna, entonces me di cuanta que estaba listo para una nueva experiencia pues Eric también era virgen. Lo que paso les contare otro momento.

Atentamente Hugo Flores.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta

One thought on “macho de mujeres macho de hombre

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR