Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Maniacos sexuales

17 de julio de 2004

Desde antes de casarnos ya eramos unos viciosos del sexo

Hola mi nombre es Sara y el de mi esposo es Carlos, ambos somos mexicanos vivimos en el municipio de tabasco, el es abogado y yo maestra, el es moreno de ojos claros le gusta mantenerse en forma y tiene un buen aparato de 25 cm, bien grueso, desde antes de casarnos ya eramos unos viciosos del sexo, cuando viajábamos de noche en camion aprovechábamos la oscuridad para irnos masturbando mutuamente, siempre que salimos juntos era sin ropa interior para facilitar la tarea. A el siempre le ha gustado exhibirme, me compra ropa de lo mas provocativa minifaldas, shorts que enseñan media nalga, tops, pantalones y faldas a la cadera, blusas superpegadas y con grandes escotes, debo decir que como los grandes escotes no eran mi fuerte por mi busto pequeño, apenas 65 cm, una de las cosas que hicimos después de casarnos fue que me operaran el busto, ahora tengo 110 de pecho, 65 de cintura y 95 de cadera.

En nuestra luna de miel cojimos como locos la primera noche y a la mañana siguiente fuimos a un sex-shop a surtirnos de ideas y juguetes compramos varias películas porno, algunos consoladores, condones, lubricantes, ropa de cuero, un poco de todo y comenzamos a experimentar, quedando de acuerdo en que lo que el me hiciera se lo haria yo a el tambien. Al llegar a casa pusimos algunas películas y nos masturbábamos mientras las veiamos, el mueble donde estabamos sentados termino empapado de semen y fluidos vaginales.

Lo primero que probamos de las películas fue el sexo oral, yo lamia y ensalivaba ese hermoso pene y lo metia dentro de mi boca dándome un hermoso placer mientras el acariciaba mis senos, después chupe sus huevos, estaban bien inchados el se acosto en el sofa y mi coloque encima de el para un 69 tal y como aparecia en la película, el como todo un experto lamio mi concha depilada por el mismo dándome un placer tan grande que cuando llegue al orgasmo no pude mas y le mordi su verga, cosa que en lugar de disgustarlo lo éxito mas y comenzo a eyacular en ese momento, yo trague lo que pude y al terminar me dispuse a limpiarle la verga con la lengua, pero antes de eso el me metio unos dedos en la vagina y me dio a probar de mis propios jugos y me dijo “para que sepas lo deliciosa que eres”, yo para no quedarme atrás tome unas gotas de semen de su verga las puse en su boca y le dije igualmente, chupamos nuestros dedos de manera frenetica, debo admitir que me gusto mi propio sabor era tanta la exitacion que teniamos que cualquier cosa nos parecia poco.

Después de eso descansamos un poco, pero seguiamos viendo películas porno, y aprovechamos a comer algo y comenzamos a tomarnos unas cervezas , ya estando un poco tomados e inspirados por las películas el puso su enorme aparato entre mis tetas y yo con mis manos las aprete para masturbarlo con mis senos, el se vino en una gran corrida que esparci en mis tetas y que el comenzo a limpiar con su lengua.

Después de tanto coger nos quedamos dormidos, a la mañana siguiente nos bañamos juntos, el me enjabonaba la espalda al mismo tiempo que frotaba su pene entre mis nalgas, después me abraso y me enjabono mis senos, yo gire mi cabeza y nos dimos una beso abasionado donde nuestras lenguas se mezclaron, después de eso yo lo enjabone teniendo especial atención en su pene, como pudimos nos dimos un regaderazo para quitarnos el jabon y el de espaldas me metio su miembro por detrás, no tardamos mucho en venirnos pues estabamos muy calientes, al salir de la ducha nos vestimos el me escogio una playera tipo sport y una minifalda plizada que se movia con el aire y nada de ropa interior, al ver eso yo le escogi una playera normal y una bermuda de licra tipo ciclista igual sin ropa interior para que se le notara cuando se le parara, con la ropa que me escogio se me veia todo, al agacharme por detras se veia mi culo expuesto y por delante se me colgaba la playera y se me veian mis tetas desnudas, asi salimos de compras, como ninguno de los dos llevo mucha ropa fuimos a comprar para empezar nuestra nueva vida con ropa nueva el me escogía la mia y yo la de el. Yo le compre pantalones ajustados con los que se le marcara su verga y playeras ajustadas para resaltar sus musculos, el por su parte me esogio tops, blusas transparentes, minifaldas y pantalones ajustados. Aprovechando que me tenia que provar la ropa el aprovecho y se metio en el probador donde estaba yo solo con una minifalda que me estaba probando, se saco su verga y me comenzo a coger como loco, hicimos grandes esfuerzo por hacerlo en silencio, todo esto nos tenia tan calientes que nos venimos al mismo tiempo y fue tanto lo que eyaculo que al salir se me escurria por las piernas, Carlo

s lo noto tambien pero decidi salir asi, todo el mundo nos veia, oliamos a sexo, y el semen seco brillaba en mis muslos, el exhibicionismo que nos teniamos marcado el uno al otro nos mantuvo cachondos todo el tiempo.

Al regresar al hotel pusimos películas con escenas de sexo anal, y comenzamos la practica sacamos el tubo de lubricante, yo me apoye en la mesa de centro y abri mis nalgas para que el jugara con mis ano y lo lubricara, era rico sentirlo jugar con mi ano, cuando metio primero un dedo jugo bastante en mi ano y no parándose ahí me metio tres dedos y una vez que vio mi ano bien dilatado se unto la verga de lubricante y comenzo una impresionante penetración, a mi me dolia un poquito pero era mas la exitacion de sentir ese pedazo de carne que mi ano lo sentía mucho mas grande de lo que se siente en mi vagina, eso mientras enfrente seguían las escenas de las películas porno.

Mientras me cogia por le culo me acariaba el clítoris, ambos terminamos a la vez, fue riquísimo sentir como su semen inundaba mi culo, cuando lo saco, me di vuelta le di un enorme beso y le dije ahora te toca a ti a lo que yo pense que se negaria pero me dijo lo prometido es deuda y saco de una de las bolsas un harnes con consolador y me dijo soy todo tuyo rompeme el culo, esas palabras retumbaron en mi cabeza y elevaron aun mas mi calentura, el se recosto en la mesa en la misma posición y abrio sus nalgas para mi. Yo por mi parte guiándome solo por mi calentura me coloque el harnes y le puse lubricante y asi como lo hizo el comenze a meterle dedos en el ano hasta que me decidi y se lo meti todo el hizo unos gestos de dolor pero dijo siguele amor soy tuyo, yo comenze a bombearlo y el gritaba de placer y dolor, entonces me recoste sobre el y con un mano le comenze a menear la verga, y segui metiendo y sacando el consolador de su culo, con las embestidas mas fuertes el comenzo a venirse y su leche cayo sobre el piso, yo saque el consolador de su trasero y me agache para lamer del piso su rica corrica, cosa que el imito, recogimos el esperma con nuestras lenguas y luego la compartimos en un cachondisimo beso. Al final nos quedamos dormidos extasiados de sexo.

Bueno hasta aquí de nuestra luna de miel espero que les haya gustado, esperen mas porque esto es solo el comienzo.

Autor: bigchiches

bigchiches ( arroba ) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Maniacos sexuales, 8.5 out of 10 based on 2 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados