Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Manoseando a la empleada

7 de diciembre de 2009
por Pepito

Les comentaré de una empleada que tuve en casa.

En mi país, las empleadas son del campo y son más ‘criadas’ que empleadas.

Cuando llegan, usan su indumentaria propia (pollera) y algunas no la cambian nunca. Son las denominadas ‘cholas’.

Esta es una jovencita que llegó a casa (con 18 recién cumplidos) que no sabía ‘nada de nada’, no sabía leer ni escribir, pero, obviamente, la calentura propia de la edad sí la tenía. Yo, que atravesaba por una edad similar, me calentaba de todo y vivía de la paja.

Un día, ya en vacaciones de verano, decidí esconderme debajo la cama mientras Natalia (así se llamaba) hacía los quehaceres de la habitación, lo que me permitió tener una vista espectacular de todo lo que tenía debajo y ¡sorpresa¿, No llevaba ropa interior (común en la gente de campo), lo que me dio un motivo adicional para sendas y grandes pajas en su nombre.

Poco a poco, el juego sexual con Natalia se fue poniendo más caliente. Luego de lograr que me descubriera escondido bajo la cama, comencé a subirle la pollera con toda sinvergünzura y a tocar ese rico y parado culo que tenía … me encantaba lo duro que tenía el culo.

Ya la manoseaba a mi gusto, cuando pasaba por detrás de ella y no habían ‘moros en la costa’, aprovechaba para meterle la mano por debajo la pollera, tocar su rico culo y pasar la mano adelante, notando que tenía la panocha mojadita producto del toqueteo, continuaba con el juego hasta que los ruidos anunciaban la cercanía de algún miembro de la familia que cortaba el juego.

La lavandería en casa era un lugar escondido ideal para dar rienda suelta a mi morboso juego. Cuando lavaba (a mano), se agachaba y yo aprovechaba para meter mano y poco a poco avanzaba hasta sacarme la verga (que ya estaba por estallar) y comenzar a puntuerla … al principio por el culo, hasta que la acomodaba un poco rumbo a la rajita y ella ‘haciendo lo suyo’ colaboraba inclinando un poco el cuerpo para lograr la penetración. Ahí comenzaba el mete y saca que, por lo general duraba muy poco por la calentura y terminaba con chorros de semen que le manchaban el culo (pues no podía terminar dentro por miedo al embarazo).

Así ocurrió unas cuantas veces, hasta que decidí ‘culearmela’ completa y para ello aproveché una salida de todos en la casa, quedando sólo con la empleada. La llamé a mi cuarto y ni bien entró comencé con el manoseo (más un jugueteo de cosquillas y demás), hasta que la empujé a la cama y cayó de espaldas (ya sin sonreír pues sabía lo que le esperaba), le levanté la pollera y, como era de esperarse, estaba sin calzones. Me desnudé delante de ella ya con la verga parada y que estallaba … me puse el condón y me acomodé encima de ella; tal como lo había planificado, la penetración fue lenta, viéndola a la cara para ver los gestos de gozo que hacía … poco a poco fui apurando el ritmo hasta que terminé y dejé caer mi peso sobre ella.

Natalia no decía una palabra y, de momento en momento, dejaba escapar pequeños quejidos que mostraban la agitación y excitación de mi empleada. Una vez que terminé, me hice a un lado, me saqué el condón y ‘justo’ sonó el timbre, señal de que la familia había retornado, lo que originó que se levante y se retire, no sin antes regalarme una sonrisa como muestra del agradecimiento por el polvazo.

Pasó un tiempo más y culeamos un par de veces más hasta que, sin previo aviso, fue retirada pues, ‘entiendo’, que mi madre se dio cuenta de lo ocurrido pues, aparentemente, mi hermano también se la tiraba.

No volvimos a saber de ella, pero ambos esperamos con ansias la llegada de la nueva empleada …

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Manoseando a la empleada, 7.9 out of 10 based on 9 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados