Más travesuras en la casa

Había pasado aproximadamente una hora desde que me había cogido a la señora de la casa dentro de la bañera. No dejaba de pensar con preocupación en la que me metería si quedaba embarazada de mí. ¡Carajo! Yo, siendo un joven de 20 años, ¿cómo podría mantener a esa rubia tan excitante con lo que ganaba? Todavía me costaba trabajo darme a la idea de que su vagina ya la había explorado, algo que en principio me hubiera parecido imposible. Mujeres como ella por lo regular siempre buscan a hombres con dinero que las pueden complacer en cuanto a lujos…, pero en la pasión son peores que aprendices. Yo no me considero un maestro en la materia, pero mi imaginación vuela tanto que a veces me da miedo pensar en cosas tan enfermizas y sucias. También se lo debo gracias a mi querida compañera de preparatoria; mi querida Frida, aquella que me hizo explorar los límites más asquerosos y enfermizos del sexo. Ella me hizo conocer esos territorios que muchos (o por lo menos que estén sanos) no se atreven a explorar por lo repugnantes que son… Pero bueno, esa ya será otra historia que contaré en un futuro. Como iba diciendo, la señora andaba por toda la casa completamente desnuda y tarareando canciones que nunca logré reconocer. A pesar de sus 40 años su cuerpo no tenía arrugas ni sus piernas se veían con celulitis, sin mencionar de que eran muy largas y carnosas. Su piel blanca y bronceada se le veía en condiciones perfectas e incluso aparentaba menos edad.  Era muy alta; estimo que medía como 1.79. Yo mido 1.83 y la verdad es que no se notaba mucho la diferencia. Mientras seguía exhibiéndose, sólo trataba de seguir con lo mío pero cada vez era más difícil al verle su enorme culo y sus pechos rebotando al dar simples pasos. A lo lejos se lograba ver muy bien el pequeño triángulo de vello púbico que le hice  en el pubis, ¡y vaya que le gustaba!

Read more

Me gusta / No me gusta

Varios autores Marqueze se han animado a publicar sus relatos

Desde el equipo Marqueze queremos dar gracias por que en sólo 24 horas, 3 autores de relatos se han animado a utilizar la plataforma para editar y publicar sus propios relatos en Marqueze.

Tienes las instrucciones de cómo convertirte en autor de relatos en la siguiente web

Y puedes acceder al panel de registro y publicación de relatos directamente desde aquí.

Me gusta / No me gusta

Estáis invitados a publicar relatos en Marqueze

Desde el equipo técnico de Marqueze, hemos arreglado el sistema para publicar relatos y estáis invitados a publicar vuestros propios relatos eróticos.

Os explico:

  • En el menú superior aparece “Accede como autor“, podéis entrar en ese menú para publicar vuestros relatos.
  • Si no tenéis usuario puedes crear tu propio usuario como autor de relatos Marqueze.
  • Si tienes usuario como autor pero no te acuerdas de tu contraseña, puedes pedir el re envío de tu contraseña.
  • Una vez dentro del panel de usuario como autor de relatos puedes publicar un “borrador rápido” o entrar en el menú “Entradas” para publicar tu nuevo relato.
  • Al añadir una “Entrada”, tendrás un menú sencillo para publicar tu relato.
Me gusta / No me gusta