Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

ME COGI A MI HERMANA VIRGEN

5 de abril de 2007

Hola mi nombre es Juan tengo 23 años, soy delgado mido 1.70 y me encanta el sexo y todo lo relacionado con el, mi hermana se llama Ana tiene 25 años es muy bonita, tiene bonito cuerpo es delgada, ella mide 1.60 tiene pechos medianos pero duritos, un gran culito durito y paradito.

Todo empezó cuando un día me puse a leer relatos de incesto y me puse muy caliente, después me puse a ver a mi hermana y noté que estaba buena, imaginé varios relatos siendo yo y mi hermana los protagonistas y me causaba mucho morbo haciendo que me masturbara imaginando meterle mi pinga a la conchita de mi hermana.

Ella es muy tranquila hasta la fecha ha tenido solo un par de enamorados y solo se daban besitos, ella era virgen cuando la follé.

Yo sabía que ella era virgen y eso me excitaba más, unida a su inocencia en cuanto al sexo me imaginaba enseñándole todo sobre el sexo.

Desde ese momento es decir desde que la empecé a ver como mujer, empecé a espiarla, trataba de ver cuando se cambiaba de ropa, cuando iba al baño, trataba de rozarla sin que se de cuenta, pero cada día mi deseo crecía y me volvía loco.

Ella era muy descuidada en cuanto a dejarme ver partes intimas suyas, a veces se subía la blusa de casualidad dejaba ver sus ricas tetitas rosaditas ya que muchas veces no usa brassier, son hermosas, las veía y se me paraba al toque y nuevamente me masturbaba.

Ya no podía más, leía relatos de incesto, entraba a chats y planeé como follarla.

Estaba decidido la iba a emborrachar, la iba hacer ver una porno y ya me la follaríaUn día aproveché que mis papás viajaron y traje un vino, y le dije que probara que era rico, ella nunca había tomado y como confiaba en mi aceptó, le servia bastante y yo me servia poquito, le decía que eso no emborracha, cuando la noté borracha, le dije vamos a ver una peli, ella me dijo vamos, puse una porno, ella la estaba viendo, yo me acerqué y la abracé ella, no decía nada, seguía viendo la peli, me dijo que nunca había visto una película así, y se ponía a preguntarme, sobre el pene me decía si así lo tienen todos, yo le decía que si, eso debe doler decía, yo le decía no, eso no duele, eso se siente bien rico.

Conforme seguía la peli le decía que era muy bonita, tratando de no se que, supongo enamorarla, pero ella estaba más pendiente de la peli, de repente me parecía que estaba excitada, así que me dejé de tonterías y le dije que le jugaba cartas a prendas ya que hacia mucho calor, ella acepto, y logré desnudarla, aunque ella parece que quería desnudarse, y también quedé desnudo yo.

Una vez desnudos le dije que era muy bonita, que tenía bonito cuerpo, ella solo sonreía, y se notaba acalorada, sin decir nada la empecé a acariciar le daba besitos en la cara, ella no decía nada, seguí bajando le toqué sus senos, ella suspiraba, mi pene estaba súper parado ya quería reventar, empecé a sobarle su conchita, ella ya gemía, suspiraba, me excitaba mucho escuchar sus gemidos, le decía que estaba muy rica y cosas así, ella solo gemía, no decía nada, de repente se estiró y dio un gran gemido, parece que había terminado, yo continué tocándola a que volviera a ponerse caliente, le lamía su conchita, le chupaba las tetas, ella empezó a hablar, decía: que rico sigue, sigue, se siente muy rico yo seguía lamiéndola, le decía que era muy rica, que era la mejor hembra, ella me decía que rico siento, me gusta sigue, quiero que me metas tu pinga, te quiero dentro de mi, quiero sentirte, no podía creer lo que escuchaba, era alucinante escuchar decir eso a mi hermana, después de haberla deseado tanto era como un sueño hecho realidad.

Puse mi pene a la entrada de su conchita que estaba muy lubricada, salían muchos jugos de su concha a la cual la lamía con pasión, me tomaba todos su jugos, sabían riquísimo no desperdiciaba ni una gota, fui metiendo poco a poco mi pen

e en su conchita, conforme iba metiendo mi pene ella se quejaba de dolor, parecía que ya no quería que se lo meta pero yo la sujetaba fuertemente y seguía metiéndoselo.

Que rico se sentía su conchita apretadita, sentí algo que me impedía seguir entrando, hice fuerza y sentí que algo se rompió, que excitación sentí, le había roto a mi hermanita, sentí algo caliente que salía era su sangre de haber roto su virginidad, ella se quejaba de dolor, yo estaba súper excitado quería seguir dándole, rompiéndola toda la noche, una vez que entró todo mi pene la empecé a bombear primero despacio, luego más rápido, mientras ella aun seguía quejándose de dolor, yo me olvidaba de sus gritos y solo bombeaba, y estaba alucinado con lo rico que se sentía su conchita estrechita, sus paredes de su vagina pegadas a mi pene, era muy rico, no sé cuanto tiempo estuve bombeando sin parar, hasta que escuché que mi hermana gemía de placer, sentía que le gustaba.

Empezó a decir que rico, si que rico, dame duro, sigue así, hazme tuya, solo tuya, esto me excitó muchísimo, esas palabras más las bombeadas hicieron que me viniera al mismo tiempo que mi hermana se venia otra vez. Que rico nunca antes me había venido así parecía que me desmayaba, derramé abundante leche dentro de la conchita de mi hermana, ella seguía retorciéndose de placer, mientras de su conchita salía abundante leche yo la contemplaba y no podía creer que la había cogido.

Estuvimos recostados uno a costado del otro un rato, luego sentí que mi hermana se levantó de la cama y sin decir nada salió de la habitación, yo tampoco le dije nada, me quedé recostado hasta que me quedé dormido.

Al día siguiente me sentía mal de lo que había pasado, por un lado había satisfecho mi deseo, pero ahora las cosas no iban a ser igual con mi hermana, no sabia que iba a hacer, supongo que lo mismo le pasaba a mi hermana. Ese día traté de no encontrarme con mi hermana, creo que ella también trataba de hacer lo mismo.

Pasaron los días yo traté de hablarle pero ella no dejaba que le hablara se notaba molesta no me dirigía la palabra, pasó más o menos un mes hasta que ella me volvió a hablar, pero no hablamos de lo que había pasado nunca, ninguno de los dos lo intentó, pero ya nada volvió a ser lo mismo entre nosotros.

Cualquier comentario escríbanme.

Autor: Tuangelbengador tuangelbengador (arroba) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
ME COGI A MI HERMANA VIRGEN, 8.3 out of 10 based on 14 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados