Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

ME FOLLARON DOS TRAVESTIS

30 de agosto de 2007

Empecé a disfrutar de la follada que me estaba dando Toni, mi polla se empalmó, y vi como él me agarraba la polla y me pajeaba, agarré la polla de Marc, y empecé a pajearlo

Toda mi vida he sido un terror con las chicas, me he ligado a la que me a dado la gana, y he sido un cabrón con ellas, solo hacía sexo por diversión y se me a dado muy bien siempre darle a la lengua para llevármelas a todas al huerto.

Yo soy un chico guapo (muy guapo, para que caer en la falsa modestia) de cuerpo muy bien definido, y muy buena musculatura (aunque no hinchado, pues mis músculos son naturales) pelo castaño, ojos color miel, 1,85 de altura, 21 años recién cumplidos y unos labios que hacen alucinar a cualquiera que los prueba.

Esto que os voy a contar me sucedió este verano, fue un viernes por la noche que yo había quedado con mis amigos de siempre para tomar algo en una terraza que habían inaugurado hacía nada aquí en Ibiza, así que me vestí bien guapo para ver si podía llevarme a alguna guiri al huerto y explicarle como somos los machos mediterráneos. Se hizo la hora y mis amigos no aparecían así que decidí llamarles, me dijeron que venían todos juntos, pero que se retrasarían aún mucho debido a que habían tenido un pequeño golpe con el coche, pero que estaban bien. Así que me encontré un viernes de verano a las 22:00 de la noche, solito en el puerto de Ibiza, con muchas ganitas de marcha, y compañía femenina.

Me encaminé hacia un Pub que me llamó la atención, al que no solíamos entrar nunca, pero como iba solo pues decidí echar un vistazo. Al entrar me gustó el ambiente, musiquilla house ibicenca, gente guapa, y ¡muchas tías buenas! El temita se presentaba acojonante esta noche caería alguna fijo (pensé yo). Me acerqué a la barra y pedí una copa, cuando me di cuenta de que una preciosidad de lo más femenina me miraba, así que decidí ir a por ella sin perder el tiempo, me acerqué y le pregunté de dónde era. ¿Y eso que más da? – Me dijo ella. -Mira amor, ¿te gustaría hacértelo con dos bellezas amigas mías? Son extranjeras, no hablan, pero tienen ganas de marcha ya me entiendes, y les gustaría hacérselo con un tío guapo como tú… ¿estás dispuesto? Así que yo todo chulo le dije – bueno, si tengo que hacerles el favor, pues se lo haré, pero por ellas que están necesitadas ¿eh? – - OK machote ahora vuelvo con ellas –me dijo ella con sonrisa pícara.

Al momento apareció con dos auténticas bellezas, que iban vestidas como genuinas zorritas, ellas no paraban de mirarme, y su amiga me dijo que las siguiera al hotel y así lo hice, deseoso de montármelo con dos tías y alucinando de lo bien que se me estaba dando la noche, ¡menuda potra! El hotel no era gran cosa, y la habitación estaba desordenada, pero ¡más la íbamos a desordenar! De repente una de ellas me cogió por la barbilla, y me empezó a besar con un desespero bastante importante, yo que no salía de mi asombro, me dejé llevar por su pasión, nuestras lenguas jugaban, y yo me empecé a empalmar, mi polla empezó a tomar un tamaño considerable. De repente la otra chica me abrazó por detrás y me acarició la polla y el culo, me apretaba y se la notaba deseosa de sexo, la primera, sacó su lengua de mi boca, me quitó la camiseta negra, y dejó mi impresionante torso al desnudo, y empezó a comerme el cuello, y a bajar hasta mi escultural pecho, me comía los pezones, y yo levanté la cabeza hacia arriba cerrando los ojos y flipando por la suerte que había tenido, mi amiguita siguió besándome hasta llegar a mi ombligo, mi cuerpo se moría de gusto, y acto final empezó a comerme la polla por encima de mis blancos y finos pantalones de tela.

Yo en ese momento no me daba cuenta, pero su amiga estaba preparando unas esposas en el cabezal de la cama, entre las dos me acostaron, y me esposaron allí tendido hacia arriba, y sin creerme lo que me estaba ocurriendo, ellas se quedaron de pie mirándose, de repente sus sonrisas angelicales se volvieron risotadas perversas, y una de ellas me dijo: -Hola mi am

or ¿que tal?? Yo soy Marc, y mi amigo es Toni, y siempre nos ha apetecido tirarnos a un hetero que esté bien bueno, nos apetece reventarte el culo, y ¡hacerte todas las perrerías posibles!

Me quedé sin saber que decir en ese momento, por eso no hablaban los cerdos, para que no me diera cuenta que ¡tenían voz de tío! Entonces Marc se acercó a mí, y empezó a tocarme mi polla que aún estaba dura, me la descapulló, y me la empezó a besar. Yo le pedía que parara, que eran unos maricones y que me dejaran, pero lo cierto es que aquellos besos que denotaban una cierta práctica me hacían sentir auténticos escalofríos de placer… Empezó a comerme la polla, la lamía, y se la metía en la boca, y yo empezaba a gemir de placer, no quería, pero no podía evitarlo, me moría de gusto, ¡era mejor que cualquiera de las muertas de hambre que me había tirado! Y no podía negar que me gustaba.

Marc se acercó a mí, se desnudó me quedé asombrado al ver esa polla tan dura, era extraño. Se agachó y empezó a besarme la boca, al principio retiré la cara, pero luego me cogió y me metió la lengua, mi polla estaba a reventar, ¡creía que me iba a morir! Marc se sentó en mi pecho y me dijo –se un niño bueno y cómetelo todo, porque si no seremos mucho más crueles contigo- Me metió la polla en la boca, era extraño, pero me gustaba la cosa, sentir aquel rabo dentro de mi boca me gustaba, así que empecé a comérsela, ¡me gustaba, y mucho! Yo estaba apunto de correrme, y cuando ya casi llegué al orgasmo, Toni que hasta ese momento me había estado comiendo el rabo se detuvo, entonces me cogió las piernas y me las levantó, se agachó y empezó a lamerme el culo, aquella sensación era insólita, ¡era un placer desconocido para mí hasta el momento! Sentí que dejaba de hacerlo, y vi que se ponía de rodillas sobre la cama, y fue entonces cuando me di cuenta de lo que iba a hacer. Sentí miedo, y me saqué la polla de Marc de la boca, y grité – no, no, no, por favor ¡para eso no!- entonces empecé a sentir como su capullo rozaba la entrada de mi culo, ¡mi macho y virgen culo iba a ser violado por un tío!, apreté el culo para que no lo hiciera, no quería, me iba a doler, y me sentiría un macho humillado.

Fue cuando Marc que estaba de pie me dijo – te había dicho que si te portabas bien seríamos buenos, pero ¡como no lo haces te voy a castigar!- , entonces acercó su polla a mi cara, y un líquido caliente empezó a caer sobre mi cara y mi pecho, no podía creerlo, estaba orinando encima de mí, yo intenté quejarme, pero su líquido salado penetró en mi boca, me sentí tan mal… bajé la guardia, momento que aprovechó Toni para metérmela de golpe hasta el fondo, me dolió…, y tanto que me dolió, quería llorar… y empezó a bombearme el culo, allí estaba yo, con las piernas en los hombros de Toni, siendo follado por el culo, mientras Marc me meaba entero…

De repente la cosa cambió, y empecé a disfrutar de la follada que me estaba dando Toni, mi polla se empalmó, y vi como Toni me agarraba la polla y me pajeaba. Agarré la polla de Marc, y empecé a pajearle, y él se reía, fue en ese momento cuando comprendí que había salido de casa siendo un macho, y volvería hecho una maricona. Fue en ese momento, cuando sentí que me iba a correr, el placer que sentí fue inmenso, me corrí en la mano de Toni y este empezó a lamer su mano llena de mi leche caliente, tanto gusto no podía ser normal, y de repente sentí el rabo de Toni que daba como pequeños bombeos, y tuve una extraña sensación, su cipote escupía leche dentro de mis entrañas, aquello fue alucinante, tan caliente, me moría de ganas de que me llenara todo el culo, fue tanto el placer que me volví a poner cachondo, oí a Marc reírse, y decir que se notaba que me gustaba, que me iba a follar él, así lo hicieron, Toni se quitó, y Marc me empezó a follar, entonces Toni se sentó sobre mi rabo duro, se lo metió en el culo y se puso a saltar sobre mi verga dura.

Yo allí acostado veía su cara de placer, no tardé nada en correrme en su culo, y sin articular palabra se levantó y puso su culo en mi cara, yo veía a 3 cm. de mi como la leche que acababa de descargar en su

ano goteaba sobre mi cara, y sin pensarlo empecé a lamerla. Al momento Toni se levantó y desapareció tras una puerta, Marc seguía fallándome como a una de esas putitas a las que yo solía trabajarme muy a menudo, de repente Marc se corrió… y tanto que se corrió, más que Toni, lo sentí caliente… que rico joder, me encantaba aquello, Toni apareció tras la puerta y me dijo: -te has portado muy maricón, ahora bébete esto y se bueno-
Me dio a beber de un vaso que por el sabor debía contener cerveza, se me derramó un poco por las comisuras de los labios, pero me la bebí toda. Los dos rieron, pero era demasiado tarde, yo ya veía borroso y de repente cerré los ojos y caí en un profundo sueño. Desperté completamente desnudo tirado en una cala de cristalinas aguas, dolorido y completamente sucio, todo aquello había sido como muy extraño, decidí darme un pequeño baño y salir escopetado hacia casa, humillado y hecho todo un maricón…

Espero que les haya gustado mi relato, esta no fue mi última experiencia con hombres, ya os contaré

Autor: xxx xxx

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
ME FOLLARON DOS TRAVESTIS, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados